ÍNDICE DE ARTÍCULOS:
                                                                                                                                        PARA VOLVER:
LA TECNOLOGÍA

¿TECNOLOGÍA O CIENCIA APLICADA?

TECNOLOGÍA FOCO CULTURAL DE LA ACTUALIDAD

¿QUÉ SE ENTIENDE POR TECNOLOGÍA?

SOBRE CIENCIA TÉCNICA Y TECNOLOGÍA

EL CONOCIMIENTO ... LA NUEVA RIQUEZA

¿SOLO PODEMOS HACER TECNOLOGÍA CON ORDENADOR?

LA TECNOLOGÍA Y EL DESARROLLO

CREATIVIDAD

APRENDIZAJE INNOVADOR
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



LA TECNOLOGÍA
 
 

El hombre desde la época de las cavernas ya hizo tecnología. Entonces el foco cultural de un pueblo pasaba por otras áreas. Asi, el mundo griego tuvo su foco cultural en la filosofía; en el medioevo su foco fue la religión, y en el moderno fue la ciencia. Sin lugar a dudas el mundo actual tiene su foco cultural en la tecnología.

La vida humana transcurre actualmente en un medio más artificial que natural, un hábitat que el hombre ha ido construyendo a lo largo de la historia en su búsqueda por mejorar la calidad de vida, y que en algunos aspectos es equiparable al mundo natural.

El objetivo fundamental de la tecnología es el saber hacer. No se trata sólo de hacer por hacer, sino de saber hacer, saber porqué, cómo y para qué hacer. El conocimiento tecnológico debe estar impregnado por el "deber ser" que se fundamenta en lo ético y en lo ecológico.

Es precisamente en este área donde se han producido cambios tan notables en los últimos años, que han convertido a la Tecnología en el eje en torno al cual se entrelazan todas las actividades del hombre. Siendo una de las características más llamativas, la desactualización u obsolescencia tanto del conocimiento en la materia como en los productos que la industria ofrece.

Esta nueva forma de comunicación del conocimiento llamada Internet, que se impone en el mundo, nos permite crear un espacio virtual de contacto entre quienes somos protagonistas de la Tecnología en la actividad docente y profesional y aquellos que recién comienzan, permitiendo nutrirnos unos a otros con los aportes que todos realicemos, cada uno desde su lugar en el mundo.

Es por eso estas páginas, las que se han de realizado con el fin de sintetizar algunas ideas básicos necesarias para implementar la Tecnología en la Escuela.

He tratado que el contenido de las mismas sea utilizable tanto por alumnos como por docentes
 
 

Ing. Alberto O. Plasencia

VOLVER AL ÍNDICE


)TECNOLOGIA O CIENCIA APLICADA?
 
 

Toda nuestra educación formal tiende a persuadirnos de que la tecnología es un producto derivado de la ciencia: "Sólo un conocimiento exacto de las leyes permite la aplicación de la ciencia". El sabio descubre los principios, y el tecnólogo se sirve de ellos para sus realizaciones prácticas.

Según este esquema, el progreso arranca de los hombres que tuvieron grandes conocimientos generales, como Euclides, Descartes, Newton, Maxwell, Planck y Einstein; y el papel de aquellos como Arquímedes, Galileo, Marconi o Edison se redujo a buscar aplicaciones del conocimiento fundamental de las leyes del Universo. Comprendemos luego actuamos. Pero, semejante esquema no se corresponde con la realidad.

Generalmente, la mayoría de las grandes deducciones del genio científico no han dado lugar a ninguna transformación del medio material en que vivimos, ni contribuido a ningún progreso material, ni al dominio del hombre sobre la Naturaleza. En cambio, la mayoría de los progresos técnicos, que han llevado a nuestro dominio actual de los fenómenos naturales, son resultado de acciones sin alcance filosófico, efectuadas generalmente por hombres carentes de verdadera cultura científica y que han realizado grandes cosas, no porque fuesen sabios, sino porque no lo eran lo bastante para saber que tales cosas eran imposibles. El hombre hace, antes de conocer las leyes que puedan explicar los resultados que obtiene. Desde luego, el conocimiento de las leyes de la Naturaleza permite actuar mejor sobre ésta.

El inventor no pertenece al mundo de las leyes, sino al de los actos. Su fuego interior le impulsa a triunfar, con independencia de que la Ciencia considere realizable o no su proyecto. Simon Newcomb demostró matemáticamente, a fines del siglo XIX, que el vuelo de un objeto más pesado que el aire era imposible. Dos reparadores de bicicletas, los hermanos Wright, construyeron un avión.

A principios del siglo XX, Hertz estaba convencido de que sus ondas no podían servir para transmitir un mensaje a larga distancia. Un italiano ingenioso y sin títulos académicos, Marconi, estableció las primeras comunicaciones inalámbricas.

El HACER no es necesariamente una recompensa del SABER.

La brújula no nació de la aplicación de las leyes del electromagnetismo, sino todo lo contrario.

Descartes planteó las leyes de la óptica mucho tiempo despues de que Galileo fabricase su primera lente y descubriese las montañas de la Luna, los satélites de Júpiter y las fases de Mercurio y de Venus.

El ejemplo más impresionante del distanciamiento entre la Ciencia y la Técnica es la obra de Newton. Sus trabajos inspiraron durante tres siglos el conocimiento de las leyes del Universo. Pero sería imposible citar una sola aplicación práctica de sus descubrimientos hasta el lanzamiento del primer Sputnik. Nada habría cambiado desde el siglo XVIII, en la conquista de la Naturaleza por el hombre, si las leyes de la gravitación hubiesen permanecido envueltas en la ignorancia. Ni la máquina de vapor (inventada mucho antes de que Carnot formulase su teoría), ni la electricidad, ni la química, les deben nada.

Los más fecundos inventores modernos, los que más han contribuído a cambiar el mundo, Watt, Edison, Marconi, los hermanos Lumiere, no eran lo que se ha convenido en llamar sabios. Habríamos podido vivir lo mismo que vivimos hoy, sobre un fondo teórico diferente sobre una visión del Universo y unos conceptos fundamentales no científicos, irracionales o religiosos.

Por otra parte, el desarrollo independiente de la Ciencia y la Tecnica, se ilustra en los griegos, pues ellos que fueron los primeros hombres de ciencia, consideraron siempre la técnica como una habilidad propia de los bárbaros y de esclavos. Si bien los griegos fueron los primeros en vislumbrar la naturaleza del universo y el orden que lo organiza, no les debemos, en cambio, ninguno de los grandes inventos realizados en su época.

Con los romanos, la técnica reemplazó a la Ciencia. Los ingenieros romanos llevaron hasta los confines del Imperio los pequeños inventos que transforman la vida cotidiana (como por ejemplo, los cristales de las ventanas), sin apelar al menor conocimiento científico. En los tiempos de Augusto, los escolares seguían aprendiendo los teoremas de la geomería de Euclides, pero ya no se les enseñaba las demostraciones. Pues, )qué utilidad tenía aprender la demostración, "si Euclides la había hecho ya"? Sin embargo fueron capaces de realizar esas maravillas que aun subsisten en nuestros días, como son los acueductos.

Es muy cierto que en la actualidad nuestro mundo tecnológico está íntimamente ligado con la ciencia, pero no debe confundirse Tecnología con Ciencia Aplicada.

La imagen del "gran sabio", que resplandeció durante el siglo pasado, está perdiendo consistencia. Hoy se sustituye la palabra "sabio" por la de "investigador". Lo que ocurre es que el "investigador" es mas especializado y se orienta por entero hacia el saber hacer. Tampoco hablamos de invención, sino de "innovación" para indicar que el invento debe tener una utilidad económica.

Está profundamente arraigado en nosotros que nuestra civilización es científica. Y en realidad, es tecnológica. No está gobernada por las virtudes del espíritu científico. El empirismo rige las cosas y los hombres, con justificaciones ideológicas vagas.
 
 

Conferencias Varias (extraído de "La Tercera Ola", de Alvin Toffler)

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998
 

VOLVER AL ÍNDICE



 

TECNOLOGIA foco cultural de la actualidad
 

La historia brinda un conocimiento del contexto más amplio en el cual se ubica nuestra vida.

No es simplemente la evolución de la tecnología; es en realidad la evolución del pensamiento.

Esa misma historia nos enseña que el mundo griego tuvo su foco cultural en la filosofía, que en la Edad Media el foco fue la religión, y en el moderno la ciencia. Sin lugar a dudas el mundo actual tiene su foco cultural en la tecnología.

Jamás en la historia la sociedad humana estuvo tan condicionada por la tecnología como el mundo de hoy.

La vida humana transcurre actualmente en un medio más artificial que natural, un hábitat que el hombre ha ido construyendo en su búsqueda por mejorar la calidad de vida, y que en algunos aspectos es equiparable al mundo natural.

En nuestro afán por manipular el mundo en nuestro beneficio nos concentramos en conquistar la Tierra y usar sus recursos para mejorar nuestra situación, y recién ahora, a las puertas del fin del milenio, podemos ver que pasó. Nuestro objetivo se ha convertido poco a poco en una preocupación: trabajar para establecer un estilo de supervivencia más cómodo pasó a ser en sí mismo una razón para vivir.

Todo fue propulsado por la llamada del progreso, el deseo del individuo de proveer a su seguridad, a su comodidad. Creamos una vida más cómoda y placentera para nosotros y nuestros hijos, y en apenas unos pocos cientos de años nuestra preocupación creó un mundo humano donde ahora pueden producirse todas las comodidades de la vida. El problema es que nuestro impulso obsesivamente concentrado en conquistar y transformar la naturaleza contaminó los sistemas naturales del planeta y los dejó al borde del colapso. Hoy nos preguntamos cada vez más porqué lo hemos hecho.

Cotidianamente hacemos tecnología...

Prácticamente casi todo lo que podemos observar a nuestro alrededor son productos tecnológicos hechos por el hombre: la casa, los muebles, la radio, el televisor, el teléfono, etc.

La tecnología en las últimos años a influido más aceleradamente en nuestro quehacer cotidiano: en las compras, el trabajo, el transporte, la salud, las relaciones sociales, en los entretenimientos, en la educación y en todas las actividades diarias, y hasta en nuestros momentos de ocio, produciendo cambios continuos impensables.

La Tecnología modifica nuestra manera de contactarnos con nuestros semejantes, nuestra manera de ver la realidad, y condiciona nuestro comportamiento, el desarrollo social y, consecuentemente, nuestra cultura. Podemos decir que nos encontramos inmersos, rodeados por productos tecnológicos que nos ayudan pero también nos asedian, que facilitan nuestra vida, la hacen mas confortable, pero sin lugar a dudas también la condicionan.

La tecnología es uno de los ingredientes de la cultura.

Debemos cuidar que sus consecuencias en el ámbito de la cultura no se enfrente con la concepción que tenemos del hombre, para ello debemos garantizar que la Tecnología tenga una dimensión humana.

Debemos "humanizar las máquinas y no robotizar a los hombres".

Cuando desarrollamos Tecnología, transformamos, modificamos, no solamente nuestro entorno, sino también a nosotros mismos y a toda nuestra descendencia. Pero lo que es más importante aún, al Planeta en que vivimos.

Los jóvenes muestran una gran diferencia, respecto a las anteriores generaciones, ya que nacieron y crecen en medio de la evolución y nuevo ritmo tecnológico, que se caracteriza por su constante cambio y aceleración. Pero, este movimiento también les acarrea problemas, ya que muchas veces no llegan a entender cómo, dónde y por qué llegan los cambios, sin discernir si los mismos son beneficiosos.

A veces no sólo un desconocimiento de las consecuencias de la evolución tecnológica, sino también el desconocimiento del para qué sirve, puede causar problemas en lugar de brindar soluciones. Adquirir las competencias (esto es, conocimiento, habilidades y actitudes) que nos permitan un desenvolvimiento en este medio nos evitará accidentes, o lo que es más grave, caer en la alienación y la dependencia.

Conferencias Varias (Resistencia, 1998)

VOLVER AL ÍNDICE


)Qué se entiende por TECNOLOGIA?

Un primer acercamiento sería equiparar la tecnología con las máquinas o artefactos. Pero ésto no es suficiente. )Cuales son los ingredientes extras?

Tecnología como "cosas"

No hay consenso acerca de la definición de tecnología. Un primer acercamiento sería equiparar la tecnología con las máquinas o artefactos. Por ejemplo, vemos en cualquier publicidad de sistemas de alta fidelidad, sobre alguna foto de este equipamiento escrito algo así como: ")No es hermosa la tecnología?".

Esta definición de tecnología como maquinaria es de uso cotidiano, y no solo en avisos publicitarios. Por ejemplo, hay autores que hablan sobre la "tecnología del hogar", y se refieren a la casa como una pieza de la tecnología, una "máquina para vivir dentro", como una vez dijo el famoso arquitecto Le Corbusier.

La equiparación de tecnología con maquinaria es válida en cuanto representa un uso comun, pero tiene severas limitaciones. Consideremos, por ej., el proyecto Apolo de los años '60 de los norteamericanos. El éxito del programa fue llamado como la "mayor hazaña de la tecnología moderna". Esta aseveración tiene poco sentido si se define a la tecnología sólo como maquinaria. A pesar de que el programa hace uso de máquinas sofisticadas, la maquinaria por si misma no fue suficiente para lograr la hazaña de colocar un hombre en la luna y retornarlo con seguridad a la tierra. Evidentemente, algo más que la maquinaria estuvo incluida.

Cuales fueron los ingredientes extras?

Primero, hubo una "meta". Esta fue realizada por el presidente J.F. Kennedy al anunciar que el hombre pisaría la luna antes de la finalización de la década del '60. Esta meta fue "bajada" como una serie de "tareas prácticas" (construyendo cohetes, poniendo astronautas en órbita, diseñando y testeando vehiculos lunares, etc.).

Segundo, había "gente", llamados científicos, ingenieros, técnicos y expertos en computación, a menudo, muy especializados y altamente diestros.

Esto implica que un tercer ingrediente fue el "conocimiento" de cierta clase.

En forma individual, sin embargo, ninguna de estas personas (y había más de 40.000 de ellas en la cúspide del proyecto) hubiera realizado la tarea, no importa cuán diestros fueran indivivualmente.

Así, el cuarto ingrediente fue cierta forma de "organización social" para manejar y dirigir el esfuerzo com-binado de toda la gente envuelta; en este caso fue la estructura gerencial de la NASA.

Cómo combinar estos ingredientes para lograr una definición de tecnología que sea más amplia que la de maquinaria?.

La tecnología como una actividad humana

Un primer acercamiento a una definición que satisfaga lo anterior sería:

La tecnología es la aplicación del conocimiento científico en tareas prácticas, por organizaciones que incriminan a personas y máquinas.

De hecho, esta definición es mejor que la anterior, pero no lo suficiente. Mirando la definición, se observa que hay una pequeña trampa. Habiendo identificado originariamente al "conocimiento" como un ingrediente esencial de la tecnología, he especificado una forma especial de conocimiento, llamado "científico". Esta parece ser una manera razonable de aproximar la definición, pero no lo es del todo.
 
 

")Es la tecnología necesariamente la aplicación de solo un tipo de conocimiento (el científico)?"

La respuesta es NO, pues hay muchos ejemplos de actividades que son claramente tecnológicas y que impli can otros tipos de conocimientos distintos al científico. Esto lo analizamos en detalle en el punto anterior.

Los constructores de las antiguas catedrales aplicaron una forma de conocimiento, que podríamos llamar "destreza" logrado en base a la experiencia. En otros casos, por ejemplo para la realizacion del proyecto Apolo, se requiere ademas un conocimiento organizacional y de gerenciamiento para el exito del programa. Estos tipos de conocimiento no podríamos catalogarlos precisamente de científicos.

Podríamos corregir la definición diciendo:

La tecnología es la aplicación de conocimientos tanto científicos como de otro tipo en tareas prácticas en forma organizada que involucra a personas y máquinas.

Algunas implicancias de la definición

Primero, definimos la tecnología como una actividad práctica. Su meta es resolver problemas, o lograr que algo se produzca. En este sentido, la tecnología es muy diferente de la ciencia, puesto que la finalidad de la misma es comprender no accionar.

Segundo, la definición dice que la tecnología involucra la aplicación no solo del conocimiento científico sino tambien de otros conocimientos. Esto sugiere que la tecnología puede no involucrar al tan respetable conocimiento teórico, sino más bien al incierto conocimiento práctico obtenido con la experiencia, destreza, aprendizaje manual y otras fuentes. Pero aunque el conocimiento en cuestión no sea teórico no significa esto que sea menos importante o que neguemos de alguna manera su existencia en la práctica de la tecnología.

La tercer implicancia en la definición de tecnología es que: la tecnología invariblemente involucra gente y organización tanto como maquinaria.

Esto significa que tambien involucra maneras de hacer las cosas. Es una compleja interacción entre gente y estructuras sociales por un lado, y maquinas por el otro.

Las nuevas tecnologías, en este sentido, no solo involucran nuevas máquinas: tambien involucran nuevas maneras de trabajar, y quizas nuevos tipo de organización también.

La esencia de la tecnología

La tecnología es un método práctico que nos permitió crecer por encima de los animales y crear no solo nuestros habitats, nuestras fuentes de alimentos, nuestro confort y nuestros maneras de viajar, comunicarnos y cuidar la salud, sino también expresarnos en el arte (pintura, escultura, música y literatura). Esto es el resultado de la capacidad humana por la acción. La tecnología se emplea siempre que se busca soluciones prácticas a problemas. La tecnología es una parte esencial de la cultura humana pues esta ligada al logro de un amplio rango de propósitos humanos.

De la lectura y análisis de lo dicho hasta ahora, en primer lugar, surge que la tecnología aparece como producto de necesidades y problemas que ha poseído la humanidad a lo largo de su historia. Es decir, la búsqueda de soluciones a distintas contingencias de la vida cotidiana del hombre y la posterior implementación de recursos para darle respuesta a las mismas parece ser el centro del accionar tecnológico.

En segundo lugar, se observa una coincidencia en muchos autores al hablar de una interacción permanente entre el conocimiento científico y el conocimiento tecnológico que permite el perfeccionamiento y el avance dentro de un entorno socio-cultural, temporal y geográfico. Estos vínculos desde la revolución indus-trial y en especial en la actualidad, son inseparables ya que la concepción de la tecnología se profundizó al pasar desde lo artesanal a lo industrial, ampliando su radio de acción de lo familiar y tribal a lo universal.

Uno de los elementos de la tecnología es indiscutiblemente el saber hacer. Actitud creativa que nos posibilita no ser espectadores pasivos del mundo en el que vivimos.

No se trata sólo de hacer por hacer, sino de saber hacer, saber porqué, cómo y para qué hacer. El conocimiento tecnológico debe estar impregnado por el "deber ser" que se fundamenta en lo ético.

La tecnología es una actividad social centrada en el saber hacer que, mediante el uso racional, organizado, planificado y creativo de los recursos materiales y de la información propios de una sociedad y de un tiempo, brinda respuesta a las necesidades y demandas sociales en lo que respecta a la producción, distribución y uso de bienes, procesos y servicios

Tenemos ahora una definición más amplia. Desde este punto de vista, la tecnología nace de necesidades, responde a demandas e implica el planteo y la solución de problemas concretos, que organizan y transforman las sociedades y los países.

La tecnología siempre tiene un fin útil y práctico.

La tecnología debe estar al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la tecnología. Debemos propender a generar tecnólogos, no tecnócratas. Sólo el hombre como integrante de una sociedad podrá aplicar la tecnología para la búsqueda del bien común, promover la solidaridad y la justicia.

Ser un tecnólogo es motivo de orgullo, pues desde esta concepción el hecho tecnológico lleva implícito una profunda función social en tanto debe servir al bien de todos y promover la solidaridad y la justicia. Mientras que, debemos cuidarnos de no caer en lo que vulgar y despectívamente se llama un tecnócrata; esto es, un fanático desmedido por todo lo tecnológico, un obsesivo, que pretende solucionar todo desde la tecnología, sin reparar en los costos sociales.

)Son los adelantos que produce la tecnología la garantía de un mundo feliz?

Millones de habitantes de nuestro planeta no sólo no gozan de las virtudes de los adelantos de la tecnología sino que, incluso la sufren: tecnología de los explosivos; ríos y mares dañados; habitantes hacinados en los suburbios de las grandes ciudades del tercer mundo. No todo lo que es tecnología parece brillar. La tecnología más perfecta no consigue apaciguar las inquietudes humanas. Pero sin duda, se trata de un mundo fascinante, el de las cosas producidas por el hombre.

La historia de la tecnología es, en buena parte, la historia de la evolución humana.

Conferencias Varias

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998

VOLVER AL ÍNDICE


SOBRE TECNICA, CIENCIA Y TECNOLOGIA

Si pensamos en tecnología seguramente en nuestra mente aparecen computadoras, robots, juegos electrónicos y satélites.

Pero la tecnología es mucho mas que eso: es una disciplina que nos permite comprender y desarrollar todo el fascinante mundo de lo artificial, de lo construido por el hombre con algun fin. El ser humano ha producido objetos, servicios, procesos, para los mas diversos fines a lo largo de toda la historia.

Solemos usar la palabra tecnología cada vez que queremos referirnos a las innovaciones que traen algunos productos que aparecen en el mercado y nos sorprenden día a día.

Casi siempre asociamos la tecnología con lo moderno, con lo sofisticado, con las máquinas en general, pero no debemos olvidar que también se la encuentra con lo sencillo y cotidiano. Y también se la asocia con lo bueno. La tecnología parece ser en si misma algo bueno. Quien se opone al desarrollo tecnológico es inmediatamente tildado de antiguo o viejo.

Sobre técnica...

Una técnica es una secuencia de acciones que permite lograr el fin propuesto y que implica un saber hacer.

Por ejemplo, la secuencia de acciones para fabricar una silla. Fabricar una silla es aplicar una técnica.

Las técnicas incluyen:

Las operaciones o acciones a realizar

Los soportes (máquinas, herramientas, instrumentos, etc.)

Las personas (incluyendo sus conocimientos, su saber hacer) que llevan a la producción de un producto tecnológico.
 

No todas las técnicas requieren un soporte. Un ejemplo de ello son las técnicas grupales. También están las técnicas que nos permiten manejar o hacer funcionar un determinado producto: el cepillo de dientes, el televisor, el lavarropas, el reloj, son las técnicas de uso.

La técnica puede ser vista como una característica propia del trabajo humano. Los animales no poseen "técnica" puesto que no pueden modificar las pautas o los instrumentos con los que trabajan.
 
 

Sobre tecnología...

Las técnicas evolucionan de a pequeños pasos, sobre la base de conocimientos implicados en otras anteriores. Van mejorando con el tiempo, permitiendo resolver mejor las mismas necesidades de antes o bien satisfaciéndolas con nuevas respuestas.

Sin embargo, a lo largo de toda la historia de la humanidad, las técnicas han evolucionado enormemente, y han adquirido una enorme capacidad para transformar la naturaleza, con el consiguiente peligro de alterar su delicado equilibrio.

La nota destacada de la técnica moderna es su vinculación con la ciencia, en una relación cada vez mas fuerte de interacción mutua, que dio lugar a una complejización de la técnica y una mayor influencia de las ciencias y que han producido la llamada "revolución tecnológica".

Asimismo, han aparecido nuevas relaciones de producción; nuevas formas de trabajar y producir han modificado las relaciones sociales y la sociedad en su conjunto.

Por lo tanto, el conjunto de todas las realizaciones técnicas conforman hoy una parte significativa de nuestra cultura e influyen sobre ella. Justamente, la tecnología estudia esta evolución y trata de prever cómo se dará en el futuro.

La tecnología es una disciplina que estudia las técnicas, sus características, su desarrollo y evolución y los fenómenos con los que se encuentran vinculados.

)Cuáles son las tareas propias de la tecnología ?:

$ Identificar necesidades y oportunidades

$ Generar un diseño

$ Planificar y realizar

$ Evaluar

La tecnología pone en juego la síntesis de los conocimientos que provienen de las ciencias y de la experiencia, sumados a una actitud creativa e inquisitiva. Es un saber-hacer aplicado a la resolución de problemas técnico-sociales.

La tecnología tiene una finalidad que responde a una necesidad, por lo tanto, el conocimiento tecnológico debe estar impregnado por su "deber ser" que se fundamenta en la ética. No podemos entender a la tecnología como variable autónoma de la sociedad, sino como un instrumento del hombre para vivir en justicia y libertad, en armonía con la naturaleza. La tecnología atiende a un hoy y un ahora. Debe estar al servicio del hombre en tanto le permite atender sus derechos fundamentales, y no el hombre al servicio de la tecnología lo que supone un mundo cada vez más tecnócrata y menos humanizado.

En síntesis:

La ciencia persigue el conocimiento de las cosas por sus principios y sus causas; el fin de la ciencia es el "saber".

La técnica, en cambio, busca el "saber hacer". Puesto que involucra una interacción con el medio, la técnica es un vehículo de la acción creadora del hombre.

La tecnología es una reflexión sobre la técnica y sus relaciones, y su campo de acción es más integrador. Tecnología son los procesos, los conocimientos que los sustentan, así como los productos resultantes de estos procesos, sean artefactos o servicios, que tienen como objetivo o función solucionar problemas técnico-sociales, en otras palabras mejorar la calidad de vida.

Podemos decir, que en la tecnología interviene la suma total de nuestros conocimientos, capacidades, habilidades, creatividad y competencias para resolver problemas.

Una de las cuestiones fundamentales del quehacer tecnológico es lo que podríamos definir como la capacidad de anticipar y expresar una alternativa de solución. Nos referimos concretamente a la capacidad de diseñar o de proyectar. Esta capacidad se debe ir desarrollando y ejercitando permanentemente. Es una actividad creativa que mediante distintos lenguajes (dibujo, planificación escrita o verbal, etc.) anticipa la idea a la realización.
 

Conferencias Varias

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998
 

VOLVER AL ÍNDICE



 

EL CONOCIMIENTO... la nueva riqueza
 
 

Las sociedades primitivas habían descansado en lo que se podría llamar las "invenciones necesarias". Fabricaron cuñas, catapultas, palancas y grúas que fueron utilizadas fundamentalmente para amplificar los músculos humanos o animales.

En esas sociedades la tierra era la base de la economía, la vida, la cultura, la estructura familiar y la política. La tierra, y sus productos derivados, la agricultura y la ganadería, constituían su riqueza.

Hace unos 300 años, la revolución industrial llevó a la tecnología a un nivel completamente nuevo. Creó gigantestas máquinas electromecánicas que movían piezas, correas de transmisión, cojinetes y resortes, en medio de constantes chirridos y martilleos. Y estas nuevas máquinas hicieron algo más que aumentar la fuerza del músculo. La civilización industrial dio órganos sensoriales tecnológicos, creando máquinas que podían oir, ver y tocar con mayor exactitud y precisión que los humanos.

Todo esto llevó a la aparición de las industrias del carbón, textiles, acerías, fábricas de automóviles, del aluminio, productos químicos y utensilios. Surgieron enormes ciudades fabriles -tal como las conocemos hoy-, ferrocarriles, carreteras y canales de navegación.

De estos centros industriales salieron y se distribuyeron millones y millones de productos idénticos, camisas, zapatos, automóviles, relojes, juguetes, jabones, cámaras fotográficas y motores eléctricos. Todo se producía en serie.

La economía se basaba en el trabajo, el capital, la energía y las materias primas, más que la tierra. Y esta era la base de la riqueza de esta sociedad: quienes tenían mayor capacidad para fabricar y distribuir dichos productos eran los dueños de la riqueza.

La mayoría de las personas concibe el mañana como una extensión del hoy.

No sabemos hacia que mundo vamos, pero dentro de la incertidumbre existe alguna certeza: que el mundo que se va a construir no va a estar al margen del conocimiento, de la ciencia y de la tecnologia.

Como señaló el sociólogo Daniel Bell, el capital, en el cual se basa el desarrollo de las sociedades postindustriales, está representado por el conocimiento técnico y científico, por la cualificación de la mano de obra y por la dirección competente que la organiza y la coordina.

Para no perder su puesto de trabajo, el obrero del futuro no sólo tendrá que estar instruido a nivel de enseñanza media superior o universitaria, sino que también tendrá que ser capaz de actualizarse, estudiar y saber cubrir las nuevas competencias en las que se solicitará su intervención.

La tecnología no es algo aislado, es parte de la cultura de un pueblo. Podríamos decir "los pueblos tienen la tecnología que se merecen": su cultura define la aplicación.

Todos los pueblos subdesarrollados se han quedado en el paradigma de Platon: "La ciencia vale por sí misma, sin fines lucrativos". Esta concepción es típica de una sociedad esclavista, machista y aristocrática.

Hoy rige en el mundo el paradigma de Bacon: "El conocimiento es poder". Las relaciones son poder. La ciencia debe producir resultados, debe ser concreta. De cualquier análisis económico que se haga de las naciones más desarrolladas en la actualidad verificaremos que el conocimiento es hoy el recurso más significativo.

Tenemos desafios con miras al siglo XXI: la tecnologia, las comunicaciones, la globalizacion, etc., y todavia no cumplimos con las promesas del siglo XIX. Estamos tratando de entrar en la era tecno-trónica cuando muchos todavia no han entrado en la era de Gutenberg. (Muchos no terminaron la escuela primaria).

)Cual es el elemento central de la actualidad?: El cambio permanente; o la incertidumbre, que se extiende a la idea de incertidumbre frente al trabajo.

)Qué tipo y qué rapidez de cambio? En los paises desarrollados se calcula que cada 5 años cambia la tecnologia.

Pero el cambio no solo implica la adaptacion y el aprendizaje continuo, sino atenerse a la rapidez y al vertigo que se manifiesta en lo cotidiano. Esto produce en muchas personas una parálisis de la imaginación y de la voluntad. Vemos a los chicos que dan respuestas rapidas frente al televisor, al videogame, con las computadoras, al videoclip.

Otra idea acerca de la posmodernidad es la de "diferenciacion". Bajo esta idea subyace el tratar de ofrecer cada vez mas opciones, mas mercaderias, mas productos, cambiarlos mas rapidos para que la gente tenga mas posibilidades de optar. Hoy se trata de producir diferentes objetos para satisfacer a determinado grupo de clientes.

Otra idea importante es la globalizacion del mercado. El signo de estos tiempos es la marginacion. Ya no es más la explotacion. Esta llegando el peligro de cierta forma de aplicacion de las tecnologias que genera una tendencia a la marginacion. En la escuela el lema es: Esfuerzate y triunfaras. Pero fuera de ella, la realidad le dice al chico: toma lo que puedas, porque nadie te va a dar nada.

No sabemos hacia que mundo vamos, pero dentro de la incertidumbre existe alguna certeza: que el mundo que se va a construir no va a estar al margen del conocimiento, de la ciencia y de la tecnologia.

La capacitacion debiera estar armada para ayudar a la gente a trabajar mejor, no para incentivar a que la gente corra atras de los cursos por temor a quedarse sin trabajo.

La innovacion y la creatividad son el instrumento para una educacion de calidad.
 
 

Conferencias Varias (extraído de "La Tercera Ola", de Alvin Toffler)

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998

VOLVER AL ÍNDICE



 

)Sólo podemos hacer tecnología con ordenadores?

Parodiando una conocida frase, podríamos decir, "los pueblos tienen la tecnología que se merecen".
 
 

La tecnología esta fuertemente ligada a la cultura de los pueblos. No sólo referido al uso de lo que ésta genere sino a la generación misma de procesos tecnológicos.

En muchos países existe una fuerte desarticulación en este sentido, de tal modo que la tecnología es un hecho externo que no influye en la manera de ir generando una cultura tecnológica que determine procesos productivos y productos con una visión sociocultural propia.

Esta situación hace que muchas veces se confunda la tecnología con aquellas que hoy se denominan "tecnologías de punta". Sin dejar de lado a éstas, es necesario en nuestro caso tener claro que la tecnología debe servirnos para resolver problemas de nuestra realidad que muchas veces necesitarán de tecnologías de punta pero muchas otras necesitarán de procesos tecnológicos que por simples no dejan de ser los adecuados.

Las herramientas le permitieron al hombre aumentar la eficacia de sus manos y de sus brazos. Los medios de transporte le dieron mayor libertad de locomoción. Los anteojos, el telescopio y el microscopio le posibilitaron ampliar su campo de visión. Los sistemas de amplificación mejoraron sus posibilidades de audición.

Hoy, las computadoras brindan un vastísimo campo de aplicaciones, facilitando su trabajo intelectual. Vemos entonces a la computadora como una extensión de nuestro organismo, en particular en lo que hace a la parte tediosa del trabajo intelectual.

Hemos oído muchas veces que tal o cual escuela ha incorporado una o dos computadoras. Y se piensa entonces, que dicha escuela ya está haciendo tecnología.

Hacer tecnología es mucho más que poseer o utilizar una computadora. Sin computadora también podemos estar haciendo tecnología. Pues, ya hemos visto que la noción de tecnología es mucho más amplia y no se limita al uso de un artefacto en particular.

Tecnología es transformar el medio que nos rodea en función de nuestras necesidades y expectativas, en vez de adaptarnos resignadamente al mismo.

A lo largo de los siglos, por medio de la técnica y la tecnologia, se fueron ampliando nuestras posibilidades y nuestro campo de acción. El hombre en su afán por mejorar la calidad de vida, ha ido modificando su relación con el ambiente en el que transcurre su existencia, transformando la realidad, creando un ambiente tecnológico, un mundo artificial que abarca el conjunto de todo lo hecho por el hombre.

Las tecnologías y lo regional:

Nuestro país no posee una fuerte cultura tecnológica propia, esta se forja a partir del conocimiento, análisis crítico, mejoras de las tecnologías que involucran producciones regionales. El mundo de hoy nos exige mayor cantidad de informaciones acerca del medio, es necesario saber ordenarla, analizarla, jerarquizarla a fin de tomar decisiones más acertadas.
 

Conferencias Varias

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998

VOLVER AL ÍNDICE


LA TECNOLOGIA Y EL DESARROLLO
 
 

La tecnología no es neutra

La tecnología al ser un producto cultural contiene una manera de ver al mundo, una cosmovisión. La expansión del capitalismo con sus rasgos mercantiles, competitivos e individualistas afecta la autonomía de nuestros pueblos, y difunde modelos y estilos de vida que no sólo son cuestionables, sino que son inaccesibles a la mayoría..

Lamentablemente las maravillas de la tecnología no han contribuido a generar un orden internacional mas justo y distributivo; porque se hallan en gran parte orientadas hacia la expansión de un orden económico mundial cuya dinámica es producir bienes en forma masiva, crear nuevas necesidades, ampliar mercados y crear más consumidores para vender más.

Hoy es evidente que un alto grado de la independencia de un país esta condicionada a su desarrollo científico-tecnológico propio, por lo tanto es fundamental construir una "cultura tecnológica" propia.

Muchos problemas actuales como el desempleo, la pobreza y la contaminación tienen un componente tecnológico importante.

Tecnologia y desarrollo

En los últimos dos siglos, la fantástica conquista tecnológica sobre la naturaleza expresó una voluntad de dominio que se amplificó con la creencia en un progreso ilimitado. La técnica parecía haberse convertido en un fin en sí misma. Pero, como consecuencia, el hombre ha perturbado el otrora equilibrio natural de la biosfera, y las consecuencias del avance tecnológico han planteado muchas dudas sobre la sustentabilidad del futuro. El desarrollo tecnológico puede ser un factor de progreso, pero no es suficiente en sí mismo. No siempre el desarrollo produce equidad.

Muchos de los problemas sociales y ambientales actuales son síntomas visibles de los desequilibrios generados por el modelo consumista de producción acelerada. Hoy ya existe un consenso de que la técnica es sólo un medio, y que toda opción tecnológica implica un compromiso, puesto que el uso de la tecnología puede producir, además de los beneficios buscados, graves daños sociales y ecológicos.

De hecho, las nuevas corrientes del pensamiento de este siglo han abandonado la imagen mecanicista de la realidad; el mundo ya no es visto más como una máquina, sino como una totalidad integrada --un sistema "viviente", un cosmos-- en todos sus niveles de complejidad, desde los átomos hasta las galaxias pasando por los organismos vivos y por la sociedad humana.

Aparece el concepto de tecnologías socialmente apropiadas como aquellas que responden a las reales demandas de la comunidad, en el marco de nuestra cultura y con un perfil de desarrollo sustentable.

El concepto de desarrollo sostenible fue definido por Naciones Unidas como aquél "que distribuya más equitativamente los beneficios del progreso económico, proteja al medio ambiente natural y mundial en beneficio de las futuras generaciones y mejore genuinamente la calidad de vida".

El ser humano deberá ser capaz de interactuar adecuadamente con los sistemas naturales, comportándose de forma tal que no perjudique el medio ambiente para las generaciones venideras. Asimismo, en su constante demanda por niveles de la vida más altos, deberá buscar crear un marco de justicia social distributiva y equitativa, que lleve implícito el trabajo (y la plena ocupación) como principal origen de la cultura de nuestras sociedades.

Es por ésto, que en las reformas educativas se afirma que: "La alfabetización en tecnología será por lo tanto una de las prioridades de los sistemas educativos de los países que pretendan un crecimiento económico y un desarrollo socialmente sustentable".

Para que un país entre cómodamente en el siglo XXI, debe estar por encima de un cierto umbral de competencia tecnológica.
 
 

Conferencias Varias

Ing. Alberto Onildo Plasencia

Resistencia, Chaco - Argentina

Setiembre de 1998
 

VOLVER AL ÍNDICE


CREATIVIDAD
 
 

Creatividad... Capacidad creativa... base de todo proceso de desarrollo.

A veces nos preguntamos: )Qué hace que las naciones crezcan? Los fuertes cambios que han traído el desarrollo tecnológico y la globalización han vuelto a poner esta pregunta en el tapete.

Lo que produce el desarrollo es nuestra capacidad para imaginar, experimentar, inventar, organizar, administrar, resolver problemas y hacer cientos de otras cosas con nuestras mentes y manos que contribuyan al progreso del individuo y de la humanidad en general.

Los recursos naturales, el clima, la geografía, la historia, las dimensiones del mercado, la política gubernamental y muchos otros factores influyen en la dirección y ritmo del progreso. Pero el motor es la capacidad creativa humana.

John C. Gowan, un visionario que ha estudiado la creatividad ha dicho:

"Hace 9000 años, el hombre prehistórico fue lanzado hacia la historia como resultado de un sorprendente descubrimiento social. Anteriormente, pequeñas tribus nómadas deambulaban por la geografía terrestre... buscando caza y reuniendo las frutas y los vegetales salvajes. Entonces alguien descubrió que si se domesticaban los animales y las plantas se podía garantizar un abasto continuo de comida. Fue así como nació la agricultura y la civilización...

Por fortuna, estamos en una nueva era de descubrimiento que tendrá un mayor efecto en el avance cultural y personal.

Hasta ahora, se ha "cultivado" la creatividad de una forma "salvaje". Hemos usado la creatividad sólo de aquellas personas que tozudamente han permanecido creativas a pesar de todos los esfuerzos de la familia, la religión, la educación y la política para "pulirlos" y eliminar su creatividad. En estos esfuerzos por "estandarizarlos", muchos seres creativos del pasado han sido castigados, golpeados, silenciados, encarcelados, torturados, aislados y asesinados....

Si aprendemos a popularizar la creatividad, esto es, aumentar su incidencia dentro de la sociedad en vez de rechazarla, podemos aumentar el número de personas creativas entre nosotros varias veces.

De esta forma el porcentaje y número de tales personas rebasaría el punto de "masa crítica". Cuando se rebase este nivel en un grupo social, como sucedió en la Atenas de Pericles, habrá un incremento notable en la resultante creatividad y la civilización dará un gran paso hacia adelante.

Podremos tener una era dorada de este tipo como el mundo nunca la había visto anteriormente y es factible que se presente a principios del próximo siglo. Pero debemos prepararnos desde ahora; la sociedad que salvemos será nuestra propia sociedad".

Para momentos como el presente, de grandes turbulencias y discontinuidades, la necesidad de una respuesta rápida de adaptación puede significar, para un grupo social, su sobrevivencia y continuidad.

Serán los grupos más creativos los que enfrenten con éxito las nuevas situaciones.
 

VOLVER AL ÍNDICE


APRENDIZAJE INNOVADOR
 
 

La historia muestra que, en el pasado, la humanidad se ha adaptado con éxito y ha moldeado su medio ambiente de manera que ha asegurado la supervivencia de la especie y ha aumentado gradualmente el bienestar de cada vez mayor número de personas.

Sin embargo, hechos recientes, tales como el agujero de la capa de ozono, arrojan dudas acerca de la rapidez con que las sociedades se pueden adaptar a los fenómenos.

Se puede argumentar que se tienen dos diferentes ritmos de aprendizaje. El aprendizaje de mantenimiento y el aprendizaje por shock.

Tradicionalmente las sociedades y los individuos adoptan un patrón de un aprendizaje de mantenimiento, que es continuo, interrumpido por breves periodos de innovación estimulada, en gran medida, por el impacto de los eventos externos.

El aprendizaje de mantenimiento consiste en la adquisición de perspectivas, métodos de solución y reglas definidas para tratar con problemas conocidos y recurrentes. Mejora nuestra capacidad de solución de problemas conocidos. Es el tipo de aprendizaje diseñado para mantener un sistema o una forma de vida establecidos. El aprendizaje de mantenimiento es y continuará siendo indispensable para el funcionamiento y estabilidad de las sociedades.

Pero, además de este tipo de aprendizaje y particularmente durante periodos turbulentos, de grandes cambios y discontinuidades, aparece el aprendizaje por shock. Este es el tipo de aprendizaje que puede lograr el cambio, la renovación, la reestructuración y el replanteamiento de los problemas. A través de la historia este tipo de aprendizaje sólo se presenta como respuesta a un evento de gran impacto.

Sin embargo, la creciente complejidad que enfrenta el mundo en general sugiere que probablemente el próximo evento impactante se convierta en un verdadero desastre. Desastre que se puede presentar debido a fenómenos naturales o a condiciones económicas adversas. Para evitar los problemas derivados de la inercia social, la respuesta adecuada para el próximo evento amenazador debe darse antes de que este se presente realmente. No habrá lugar para las equivocaciones inherentes al proceso de aprendizaje por prueba y error. No habrá tiempo para generar la comprensión, cooperación y participación sociales para apoyar las medidas necesarias.

El patrón convencional de aprendizaje de mantenimiento/shock resulta inadecuado y puede dar lugar a una o varias de las siguientes consecuencias:

La pérdida de control sobre los eventos y crisis puede provocar efectos aún más devastadores.

Los largos retrasos debidos al aprendizaje de mantenimiento hacen que se pierdan algunas oportunidades para evitar una serie completa de crisis recurrentes.

Depender de expertos y los cortos periodos implícitos en el aprendizaje por shock molestarán a cada vez más personas.

Incapacidad para conciliar rápidamente los conflictos derivados de diferencias en los valores y que pueden aflorar en condiciones de gran peligro para la sociedad.

El resultado neto de cualquiera de los anteriores problemas es que las sociedades se verán constantemente sobrepasadas por los eventos y quedarán sujetas a los caprichos de la crisis.

Para evitar todo lo anterior, James W. Botkin, Makdi Elmandjra y Mircea Malitza proponen, en su libro: "Sin límites al aprendizaje, un reporte al Club de Roma", el aprendizaje innovador. Aunque no pretenden que este tipo de aprendizaje, por si solo, evite todos los problemas, sí consideran que es un medio necesario para preparar a los individuos y a las sociedades para enfrentarse con éxito a las nuevas situaciones que se puedan presentar.

Entre los aspectos fundamentales que conforman el aprendizaje innovador se tiene la anticipación, que se puede comprender mejor si se le compara con el proceso de adaptación. En tanto que la adaptación sugiere el ajuste reactivo a las presiones externas, la anticipación implica una orientación que prepare a la sociedad para posibles contingencias y considere las opciones a largo plazo.

El aprendizaje anticipativo prepara a la gente en el uso de técnicas tales como la simulación, el pronóstico, los escenarios y los modelos. Les alienta a considerar tendencias, a hacer planes, a evaluar futuras consecuencias y posibles efectos negativos de las decisiones actuales y a reconocer las implicaciones generales de acciones locales, nacionales o regionales. Busca evitar a las sociedades la necesidad de aprender por shock. La esencia de este aprendizaje es la selección de los eventos deseables y su búsqueda. Intenta evitar los eventos indeseables o catastróficos y crear nuevas opciones.

Otra característica importante del aprendizaje innovador es la participación. Una de las tendencias actuales de las sociedades modernas es la casi universal demanda de participación. Un objetivo intrínseco de una participación efectiva deber ser el establecimiento de un adecuado balance entre la concesión de los derechos a que aspiran los grupos sociales con el correspondiente establecimiento de compromisos que dichos grupos sociales deberán cumplir.

Si la participación ha de ser efectiva, será esencial que aquellos que detentan el poder no bloqueen el aprendizaje innovador. La participación es algo más que compartir formalmente las decisiones. Es una actitud caracterizada por la cooperación, el diálogo y la empatía. Significa no sólo mantener abiertos los canales de comunicación, también implica la reevaluación constante de las reglas de operación y valores propios, reteniendo los relevantes y rechazando los que se han vuelto obsoletos.

Ninguno de estos dos conceptos de anticipación y participación son nuevos. Lo que resulta novedoso y vital para el aprendizaje innovador es la insistencia en que se usen juntos. El aprendizaje innovador no puede darse si alguno de los dos elementos falta. Sin participación, los ejercicios de anticipación son estériles. No es suficiente que sólo las élites o tomadores de decisiones se anticipen para resolver los problemas, cuando la solución depende del apoyo social, y la participación sin la anticipación puede quedar mal dirigida o será contraproductiva, dando lugar a la par parálisis o a las acciones reactivas.

VOLVER AL ÍNDICE