Microinquisidor recusado nº 97

pag. principal Razón Española

Microinquisidor recusado nº 97

Por Juana Fernández Silva

artículo anterior indice siguiente artículo

Microinquisidor recusado

El Sr. Tusell arrastra desde hace quince años una fijación contra nuestra revista. Y como, hasta ahora, no ha podido esgrimir ningún argumento académico, presenta insidiosas denuncias acerca de nuestra supuesta financiación. En ocasiones anteriores, la Administración de la revista no ha prestado atención a las denuncias de este publicista. Pero, ante la reiteración, dirigió esta réplica que publicó el diario madrileño «El País» (24-V-1999):



«Señor Director: En el número del día 10 de mayo del diario de su dirección, don Javier Tusell escribe: "No hace poco, grandes Bancos financiaban en parte "Razón Española", la revista de Fernández de la Mora, manifiestamente contraria a la democracia y a la Constitución". Las dos denuncias que formula el señor Tusell son absolutamente falsas. En los 95 números publicados de la revista "Razón Española", que totalizan cerca de 13.000 páginas, no se ha publicado ni un solo editorial en que se juzgue a la Constitución española vigente. Tampoco se ha insertado ninguna colaboración dedicada a calificar en su conjunto la citada Constitución de 1978, sólo ocasionalmente lo relativo a la unidad nacional. Y todas las actividades de la revista se han realizado conforme a Derecho y sin violación de ningún precepto del ordenamiento jurídico español vigente.

Respecto a la otra denuncia formulada por el señor Tusell, la revista, desde su aparición hace 16 años, no ha percibido ni subvención, ni siquiera créditos de un Banco, ni grande ni pequeño, ni nacional ni extranjero. La financiación ordinaria de la revista son las suscripciones, principalmente en España e Hispanoamérica». J. Fernández Silva.



A esto replicó el improvisado fiscal en el mismo diario (27-V-1999):



«Señor Director: Respondo con estas breves líneas a la carta que la administradora de la revista "Razón Española" ha enviado a «"El País" en relación con un artículo mío.

En esta carta se critica mi afirmación de que la citada revista es contraria a la democracia y a la Constitución. Cualquiera que lea sus páginas lo comprobará, pero, si falta hiciera, basta conocer la trayectoria de su inspirador, Gonzalo Fernández de la Mora, que en su día votó contra la primera, para probarlo. Ni siquiera la administradora de "Razón Española" se toma la molestia de decir que suscribe los valores democráticos.

En cuanto a la financiación de la revista, yo me refería, como queda claro en mi texto, a los anuncios que en ella figuran, todo el mundo puede leerlos y llegar a la misma conclusión que yo: hay banqueros que, de forma indirecta, subvencionan aquello que no leen. Si lo hicieran nos encontraríamos en la lamentable situación de que pertenecen a la misma especie. Por eso hay que enfrentarles a esa realidad y esperar a que reaccionen.

Y no vendrá mal que tomen en consideración también otra cosa. Mi artículo se refería a los ultraliberales cuya deriva hacia la extrema derecha me parece cada vez más patente. He aquí que el apellido Jiménez Losantos en las páginas de "Razón Española" me lo acaba de demostrar de forma definitiva». J. Tusell.



Nuestra dúplica aparecía en dicho rotativo (18-VI-1999) y rezaba así:



«Señor Director: He leído, en el número correspondiente al 27 de mayo, la réplica del señor Tusell a mi rectificación aparecida en el número del día 24 de mayo.

El denunciante se ve obligado a retirar su inicial acusación de que la revista bimestral de pensamiento "Razón Española" estuviera "financiada" por grandes bancos; pero se repliega a una segunda línea, "la de los anunciantes" que supone se identifican con los artículos de los colaboradores. La revista "Cuenta y Razón" que inspira el señor Tusell, en su último número de febrero incluye anuncios de tres grandes bancos, de tres comunidades autónomas y de varias grandes empresas. ¿Deduce de ello el señor Tusell que su revista está al servicio del Estado y del gran capital? Absurdo. La argumentación del señor Tusell supone la demolición de la teoría clásica de la publicidad. Y hay mas, el importe de los anuncios que publica "Razón Española" es tan insignificante que resulta despreciable en el conjunto del presupuesto de la revista». J. Fernández Silva.



Nuestro microinquisidor ha tenido que encajar la derrota. Es lo mismo que hizo cuando el editor retiró el libro en que meses antes de la caída del telón de acero y el hundimiento del socialismo real, el señor Tusell anunciaba el esplendoroso futuro de la URSS con su marxismo leninismo. Así escribe la Historia, y anticipa el futuro. Así fiscaliza las cuentas ajenas.

Por cierto, cada vez que el Sr. Tusell intenta sus lanzadas contables se robustece nuestro equilibrio financiero. ¿Es azar o es la «jettatura» que se atribuye al microinquisidor?



Juana Fernández Silva

Administradora



 

artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.