LIBRO: El poder y sus hombres. nº 95

pag. principal Razón Española

LIBRO: El poder y sus hombres. nº 95

Comentarios de J.L. Núñez al libro de José Manuel Cuenca y Soledad Miranda.

artículo anterior indice artículo siguiente

LIBRO: El poder y sus hombres

Cuenca, José Manuel y Miranda, Soledad: El poder y sus hombres, ed. Actas, Madrid 1998, 894 págs.



Sistematizando artículos anteriores, los autores presentan en este volumen un panorama estadístico de los ministros que han gobernado España desde 1705 hasta 1998. La edad media de acceso a una cartera es la de 49 años, el más joven fue Godoy bajo Carlos IV con 25 años, y el más anciano con 81 fue Lardizábal bajo Fernando VII. Ministros con más de 70 años ha habido 23.

La región que ha dado más ministros es Andalucía con el 19 por 100, seguida por Castilla con el 18 por 100. Una tercera parte de los ministros pertenece a la nobleza, aunque ese porcentaje disminuye durante las repúblicas y durante la era de Franco (sólo el 5 por 100). La inmensa mayoría proceden de la burguesía y de las clases medias, sólo 15 proceden del proletariado. Cursaron estudios universitarios 311 en Madrid, 46 en Sevilla, 44 en Barcelona, 36 en Salamanca y Zaragoza, 35 en Oviedo y Granada, etc. El 72 por 100 juristas.

Isabel II tuvo 103 ministros militares, Fernando VII 71, Alfonso XIII 36 y Franco 33 (sus gobiernos fueron los más civiles). En conjunto, los militares son el 28 por 100 de los ministros. Es la profesión más representada.

La II República en cinco años tuvo 119 ministros, el mismo número que Franco en cuarenta años, lo que significa ocho veces más estabilidad gubernamental. M. Allende Salazar bate un récord al desempeñar seis ministerios diferentes.

La era de Franco es la que registra mayor número de ministros escritores. Aunque de muchos de ellos apenas se citan los títulos de las obras más sobresalientes, el tema ocupa 26 páginas frente a sólo 12 para el periodo 1705-1936. El nivel cultural medio de los ministros de Franco es el más elevado de la historia de España, aunque no lo declaren expresamente los autores.

Una conclusión del libro es la siguiente: «la moralidad es una de sus notas configuradoras», «en pocas ocasiones se enriquecen en el ejercicio de sus cargos» (pág. 303).

Más de la mitad del volumen contiene una «prosopografía» en la que, por orden alfabético, se suceden los ministros y se indican sus lugares de nacimiento y muerte, su adscripción social y sus estudios. Es una información muy escueta, inferior a la de un diccionario manual.

Obra útil para una primera consulta y para una visión estadística global; pero inválida para una aproximación, ni siquiera elemental, a los personajes, muchos de ellos protagonistas destacados de la política y de la cultura españolas.



J.L. Núñez



 

artículo anterior indice artículo siguiente


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.