José Ibáñez-Martín en el centenario de su nacimiento

pag. principal Razón Española

LIBROS: José Ibáñez-Martín en el centenario de su nacimiento. nº 94

Comentarios de e. Rodríguez Saavedra al libro de Rafael Gambra

artículo anterior indice siguiente artículo

LIBROS: José Ibáñez-Martín en el centenario de su nacimiento



Ibáñez-Martín, José Antonio: José Ibáñez-Martín en el centenario de su nacimiento, ed. CSIC, Zaragoza 1998, 130 págs.



El profesor Ibáñez-Martín, hijo del homenajeado, coordina este libro con ocasión del centenario del que fue destacado ministro de Educación durante la era de Franco entre los años 1939 y 1951, y presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas desde la creación en 1939 hasta su fallecimiento en 1969.

Después de una cronología biográfica y bibliográfica se reproduce el discurso «Símbolos hispánicos del Quijote» (6-X. 47) y se insertan artículos necrológicos de L. Ortiz Muñoz, P. Rocamora, M. Pombo Angulo, A. Lacalle, M. García-Suárez, F. Mateu, C. Hernández y M. Jiménez-Quilez, así como los elogios académicos de L. Jordana de Pozas, R. de Balbín, R. Esteruelas, J. Camón, A. Romañá, L. Pericot, M. Lora, y L. Suárez. De estos importantes discursos quizás el más definitorio desde el punto de vista de la concepción del mundo sea el del profesor Balbín quien destaca el magisterio de Menéndez Pelayo en la vida, la obra y la acción de Ibáñez Martín que fue colaborador de la benemérita revista «Acción Española» que dirigía Ramiro de Maeztu. Esta fue la orientación que Ibáñez Martín adoptó desde el Ministerio de Educación y, sobre todo, desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas a través de los diferentes patronatos nominados con grandes figuras de la ciencia española. Por cierto que en solemne acto de celebración del cincuentenario del CSIC ante don Juan Carlos I, nadie, ni siquiera el ex Ministro Lora Tamayo, mencionó ni una sola vez a Franco, creador del Consejo el año de la terminación de la guerra.

Ibáñez-Martín restableció los tradicionales Colegios Mayores, vivero de maestros y profesionales, incrementó las becas para estudios en el extranjero, impulsó investigaciones fundamentales, y creó revistas de especialidades diversas. Lo que hoy falsamente se denomina «páramo cultural» es uno de los periodos más brillantes de la cultura española, la era de Franco. En 1952 escribió Marañón: «en nuestro país no han tenido nunca los hombres de ciencia tantas posibilidades de trabajar y de ser ayudados por el Estado en sus afanes como bajo la tutela del Consejo».

En estas páginas se hace justicia a un hombre de intachable moralidad, de hondo patriotismo y de fidelidad a ideas y personas. Las artes y los saberes españoles tienen contraida una gran deuda con Ibáñez-Martín.



J.L. Núñez




artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.