Desfile de modelos. Análisis de la conducta ética .

pag. principal Razón Española

LIBROS: Desfile de modelos. Análisis de la conducta ética . nº 92

Comentarios de L. Sánchez de Movellán al libro de J.R. Aylon.

artículo anterior indice siguiente artículo

LIBROS: Desfile de modelos. Análisis de la conducta ética

AYLON, José Ramón: Desfile de modelos. Análisis de la conducta ética, Ed. Rialp, Madrid, 1998, 224 p.p.

El autor explica los intrincados resortes de la conducta humana y pretende ofrecer una radiografía a través de cuatro pensadores: Hume, Marx, Nietzsche y Freud.
El primer capítulo analiza rasgos característicos del hombre en cuanto tal: autoconciencia, intencionalidad, subjetividad de los estados mentales, causalidad, los cuales descansan en una cualidad tan real como inmaterial: la libertad inteligente. Esta entrega el control de calidad a dos funciones intelectuales: la prudencia y la conciencia moral.
En el capítulo segundo se recorre la larga estela hedonista, desde la Etica Nicomaquea y su observación sobre el protagonismo del placer en la conducta humana, hasta Freud, pasando por los programas que propone Platón, en el Gorgias, o la filosofía nihilista de Nietzsche. A este fondo hedonista de la sociedad actual, lo atacan dos autores que denuncian el profundo nihilismo y el relativismo de los valores: Allan Bloom, en su obra The closing of the American mind y Gilles Lipovetsky, en su El crepúsculo del deber.
En el tercer capítulo se pasa revista al concepto kantiano del deber, en el cual la autonomía de la voluntad estaba atada a la heteronomía de la realidad, continuando con Hume que negaba los valores, ya que no son hechos empíricos. Nietzsche no sólo corta con el deber, sino que lo fulmina. En el capítulo cuarto el autor hace un recorrido sobre el concepto de los sentimientos, las pasiones, a lo largo de la historia. El capítulo sobre el amor, lo resumiríamos en la frase de Josef Pieper: «amar quiere decir aprobar», y aprobar significa dar por bueno. El amor nace de un sentimiento impetuoso que Ortega definia como una alteración «patológica».
El quinto capítulo se abre de forma poética a través de los rapsodas, para continuarlo con los modelos filosóficos.
En el capìtulo sexto (Justicia y Utopìa) se nos presenta el enigma del mal y quién mueve sus hilos: el Caos ciego, el Destino inmutable o la Providencia buena.
El séptimo capítulo desvela dos significados de la tolerancia: el clásico de permitir el mal sin aprobarlo, y el de respetar la diversidad. Hay tres patologías en la tolerancia: el abuso de la palabra, la intolerancia enmascarada y el deslizamiento de la tolerancia hacia el permisivismo. Se continúa reflexionando sobre temas o conceptos, hoy candentes, como el pluralismo y el relativismo (con los peligros que éste último encierra); el relativismo cultural y la crítica que sobre él realiza Allan Bloom; la mayoría y el consenso, del cual ya Mac-Intyre decía que sólo es legítimo cuando todos aceptan normas básicas de conducta moral.
El volumen se cierra con el capítulo octavo en el cual se va desgranando toda una serie de virtudes que se pueden resumir en cuatro, la determinación práctica al bien (prudencia); su realización (justicia); la firmeza para defenderlo o conquistarlo (fortaleza); y la moderación para no confundirlo con el placer (templanza).
Termina con una áspera crítica hacia la televisión como castradora de la creatividad y la imaginación e introductora de ideas y palabras mortales para el sentido de la vida. En esa linea, cita el artículo que publicó Karl Popper, en Septiembre de 1994, «…las cadenas de televisión no compiten en la tarea de elaborar programas con la mejor calidad moral, ni tampoco programas que transmitan a los niños una visión ética de la vida…». De igual modo, advierte el escritor sobre las grietas abiertas en la institución familiar y su incidencia sobre la prosperidad y la renovación generacional.
En suma, una visión certera y perspicaz sobre los resortes fundamentales de la conducta ética.

Luis SÁNCHEZ DE MOVELLÁN




artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.