LIBROS: Sobre los orígenes del liberalismo en España.
pag. principal Razón Española

LIBROS: Sobre los orígenes del liberalismo en España. nº 91

Comentarios de Luis Sánchez de Movellán al libro de Wladimiro Adame de Heu.

artículo anterior indice siguiente artículo

LIBROS: Sobre los orígenes del liberalismo en España

Adame de Heu, Wladimiro: Sobre los orígenes del liberalismo en España, Ed. la Universidad de Sevilla, Sevilla, 1997, 232 págs.



El autor encara un tema, el del liberalismo histórico, con la intención de analizar y explicar una ideología que tomó cuerpo en la España del segundo tercio del s. XIX, condicionando nuestra realidad política, social, cultural y económica, y cuya gestación se fraguó, en gran medida, como rechazo al doceañismo.

El sistema liberal es el hilo conductor de la historia española desde principios del s. XIX hasta el primer tercio del XX, y viene a explicar las actitudes y las respuestas de los notables decimonónicos entre 1834 y 1868, primero, y los políticos de la Restauración después, a los problemas de nuestra convivencia en una centuria tan convulsa de nuestra historia.

Entre 1834 y 1840 se consolida el régimen liberal a través de un debate de altura, en medio de conjuras y traiciones, entre revoluciones, y formación de partidos. El Antiguo Régimen (hasta 1833) se contrapone al Nuevo Régimen (a partir de 1834) por la aparición de una nueva ideología, una nueva estructura jurídico-política, una nueva conceptuación del poder, y un nuevo régimen económico social.

El proceso de consolidación del liberalismo entre 1833 y 1840 se puede dividir, según el autor, en cuatro períodos: política de justo medio (1834-35); Mendizabal (1835-36) y la reacción de Isturiz; constitucionalización (1836-37); y bipartidismo de notables (1837-40). Bajo Mendizabal, se pacta el derecho de sufragio restringido para unos pocos y se desencadena el primer proceso de ingeniería social de nuestra historia; bajo el período constituyente, se funda el nuevo liberalismo, distinto del doceañismo; y bajo el primer sistema bipartidista de notables se desarrolló un juego político posibilista.

Un tema fundamental es el del cambio ideológico, paralelo al cambio político. Se sustituye la escolástica por una nueva ideología, lo cual va a condicionar el desarrollo posterior de la filosofía española. Sin la liberal no habrían existido ni el krausismo, ni el espiritualismo cristiano independiente, ni la neoescolástica, ni la generación del 98.

La preeminencia ideológica la tuvieron los moderados frente a los progresistas, y dentro del moderantismo, se puede identificar tres corrientes de opinión: la "afrancesada", la "estatutaria" y la de Andrés Borrego.

El libro se cierra con el capítulo dedicado a los partidos electorales de Notables, en donde se descubre el primer sistema bipartidista español y se teoriza sobre la dinámica bipartidista entre monárquico-costitucionales y progresistas. Este sistema que se denominaría "democracia nueva", postularía cuatro pautas de comportamiento: a) no oponerse ninguno de los dos partidos a las reformas del otro; b) rechazar ambos partidos el acto revolucionario o involucionista; c) no aceptar principios sociales subversivos; d) actuar los dirigentes de cada partido respecto a los del otro con buena fe.

En suma, una aportación a un período complejo de nuestra historia y del cual aún quedan zonas de sombra. El autor concluye enumerando los caracteres de ese liberalismo revisionista, ecléctico, individualista, elitista, espiritualista y duradero.



Luis Sánchez de Movellán




artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.