LIBROS: Agonía de un reinado
pag. principal Razón Española

LIBRO: Agonía de un reinado

Comentarios de J.L. Núñez al libro de Miguel Platón

artículo anterior indice siguiente artículo

LIBRO: Agonía de un reinado



Platón, Miguel: Alfonso XIII. Agonía de un reinado, ed. Plaza y Janés, Barcelona 1998, 652 págs.



Esta crónica de la política española, centrada en torno al rey, se inicia con el golpe de Primo de Rivera y termina con la II Restauración. Es la narración de la agonía y muerte de la monarquía, del exilio del soberano y del retorno de los Borbones en 1975.

No es una investigación, sino una exposición neutral, apoyada en las más fidedignas fuentes impresas. La figura del rey es retratada con simpatía, aunque sin omitir su frivolidad, su personalismo, y su entusiasmo por Primo de Rivera. En esto último el monarca no se encontraba solo, sino apoyado por la mayoría de los españoles, salvo los miembros de la antigua oligarquía partidista que no se resignó a la temporal pérdida de sus privilegios.

Lo más meritorio de esta biografía es que no se suma a la corte de los aduladores, recién llegados a un monarquismo oportunista, y que creen halagar a Juan Carlos I cubriendo de ludibrio a Franco y presentándolo como el ogro maligno de la dinastía. El autor demuestra que en un país casi sin monárquicos, Franco lo era de verdad, trató a los Borbones con suma benevolencia, y fue el inventor de la reinstauración, impensable sin la personal y tenaz decisión del Generalísimo.

El autor recuerda que fue Franco quien en plena guerra civil devolvió a la familia real todos los bienes que le había confiscado la II República y los derechos civiles de que había sido privada. Fue él quien reconoció a la reina Victoria Eugenia la pensión que por ley se le había concedido al contraer matrimonio. Fue él quien autorizó la compra por entes públicos de los palacios de Miramar y La Magdalena, dorados por guipuzcoanos y cántabros. Fue él quien concedió al conde de Barcelona privilegios diplomáticos y una secretaría oficial así como un abanderamiento de favor del yate Giralda. Fue él quien atendió a necesidades del desventurado Infante don Jaime, y quien se ocupó de la educación de los hijos del conde de Barcelona y, luego, del "status" de don Juan Carlos, y más tarde de doña Sofía. Fue Franco quien instituyó el funeral anual en la fecha de la muerte de Alfonso XIII y mostró constante respeto a su figura. Y fue él quien preservó la vida de don Juan (que quiso alistarse en el hundido crucero "Baleares") y quien pensó en coronarlo hasta que, finalmente, las contradicciones del pretendiente le llevaron a hacer rey a don Juan Carlos, y no a su padre.

Seguramente, Franco, a pesar de que era pesimista respecto a la naturaleza humana, jamás pudo imaginar que "su" II Restauración trataría de borrar su paso por la Historia, derribara sus estatuas, suprimiera su nombre de lápidas y callejeros, y permitiera que se negara su inmensa obra y que su persona fuera cubierta de calumnias. Incluso se suprimió su nombre del encabezamiento de los escalafornes militares. Sólo falta que los carroñeros políticos le desentierren del Valle de los Caídos para lo cual antes habría que suprimir a la benemérita comunidad benedictina que se responsabilizó de la custodia de sus restos. Proceso ignominioso y moralmente descalificador de sus protagonistas activos y pasivos.

El autor describe con detalle la adhesión incondicional de Alfonso XIII y de toda la familia real al Alzamiento de julio de 1936, y su ferviente identificación con la jefatura que la Junta de Burgos otorgó a Franco en octubre de aquel año. Los textos aducidos son de una elocuencia insuperable. Y el autor sigue a Borrás cuando éste recuerda que ni Alfonso XIII ni los suyos tuvieron jamás un pensamiento hacia los que se autodenominaban "rojos".

Crónica objetiva, bien informada, de fácil lectura, y muy alejada de esa "historia ficción" a lo Ansón y otros gacetilleros dinásticos con que ahora se pretende desinformar a los indocumentados.

J.L. Núñez




artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.