LIBRO: Los riesgos para la democracia. Comentarios de A. Landa al libro de M. Pérez Ledesma.

pag. principal Razón Española

LIBROS: Los riesgos para la democracia. nº 88

Comentarios de A. Landa al libro de M. Pérez Ledesma.

artículo anterior indice siguiente artículo

LIBROS: Los riesgos para la democracia

Pérez Ledesma, M. et al.: Los riesgos para la democracia, ed. Pablo Iglesias, Madrid 1997, 208 págs.

Este pequeño libro contiene cinco artículos de autores extranjeros sobre el Fascismo italiano, el Nacionalismo alemán, y el Estado Corporativo portugués de Salazar. El autor de este último texto niega que el salazarismo fuera un fascismo; los otros autores pasan por alto que Mussolini y Hitler procedían del socialismo y que sus regímenes se consideraban socialistas.

Hay también una mesa redonda de tres participantes que debaten sobre las relaciones entre nuestro Estado de las Leyes Fundamentales y el fascismo. Uno de ellos, J. Jiménez Campos afirma que el modelo español (al que denomina «franquismo» a pesar de que Franco no fue un doctrinario ni forjó una ideología) «no fue un fascismo» (pág. 95). Los otros dos no dicen lo contrario.

Aparecen también cuatro trabajos sobre supuestos o reales grupúsculos actuales que se califica de «neofascistas» en Austria, Alemania, España, Francia, Italia y otros países. Estos trabajos resultan curiosos; pero no persuaden de que los movimientos aludidos sean «amenazas» contra la democracia.

A modo de conclusión, L. Paramio cree que «la vida democrática pierde contenido e interés para la mayor parte de los ciudadanos» y que «existe una desconfianza creciente hacia la política y hacia los políticos». A su juicio, el peligro para la democracia «no viene de los fascismos» sino del «desapego de las instituciones» y de «los nacionalismos... y subculturas». F. Rubio coincide con este diagnóstico pesimista y añade que el Parlamento se convierte «en una cámara hueca donde no se dicen más que vaciedades».

En este libro sobre el próximo pasado y sobre el presente de las amenazas a la democracia, sorprende que no se dedique ni una palabra al socialismo real que durante medio siglo dominó una gran parte del planeta e impuso el terror más antidemocrático que ha conocido el mundo moderno. Tampoco se dice nada del resurgimiento del comunismo en el Este de Europa, de su continuidad en China, Corea, Viet Nam, Cuba, etc. Nada del totalitarismo etarra. Estas sí que son amenazas a la democracia, y no ciertos grupúsculos de los que preferentemente se ocupan los autores.

Común denominador de estas páginas es el reconocimiento de la crisis del modelo democrático de partidos; pero no por amenazas externas, sino por descomposición interna. Desde luego, en España la desilusión ante la partitocracia (corrupción y paro) es generalizada y profunda.

A. Landa .


 

artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.