CRONICA: La política. Por M. Jiménez Quílez

pag. principal Razón Española

CRONICA: La política. nº 86

Por M. Jiménez Quílez

artículo anterior indice siguiente artículo

CRONICA: La política

Una Gumba. El hecho más importante es la petición del Psoe de abrir un juicio político a la Guerra civil que, equivaldría a la explosión de una bomba sobre la convivencia nacional. El insignificante Sr. Yáñez es su autor. Lo grave es que el Secretario General del Psoe ha «encauzado la iniciativa».



Elecciones gallegas. Manuel Fraga ha ganado una vez más los comicios gallegos. La significación de estas elecciones ha trascendido a su importancia real. Se consideraba como un test para el Gobierno populista de Madrid.

Frente a su candidatura una especie de Frente Popular. Los socialistas, los del Bloque Nacional de Galicia y los verdes se habían comprometido a gobernar en común.

Fraga accedió a los deseos de su partido para que encabezase las listas electorales pese a su promesa anterior de no concurrir a las elecciones en que ha obtenido el triunfo. La campaña ha sido dura, y violenta: contra él se ha llegado al insulto personal. El Psoe le denunció por «delito electoral y malversación de caudales» y el exlíder Alfonso Guerra afirmó en Pontevedra que el Pp gallego «tiene compromisos con los narcotraficantes». La derrota socialista ha sido espectacular.



Ejército. Defensa quiere que en 1998 la mitad de las Fuerzas Armadas sean profesionales. Al final de ese ejercicio se conseguiría una cifra de 50.000 soldados profesionales, alrededor de la mitad de los 120.000 con que se espera contar en el año 2003. Otras cifras dadas a conocer anteriormente sitúan en 165.000 el número de soldados del futuro ejército profesional. Su coste se calcula en 81.000 millones a lo que hay que añadir el del ejército obligatorio actual.

El rechazo de la «mili» obligatoria bate actualmente todos los récords. En julio último 14.466 reclutas habían expresado su objeción al servicio militar. Hasta agosto, el Consejo Nacional de Objeción de Conciencia recibió 79.283 solicitudes, un 23,4 por ciento más que en 1996. Se calcula que a fin de año serán 120.000 los objetores. El Gobierno parece que renuncia a la mili de seis meses y a aumentar la paga de los reclutas hasta 30.000 pesetas, como había prometido en la campaña electoral.



La Otan ha concedido a España el control militar de una «burbuja» en torno a Canarias, un área de 110 kilómetros. Según este acuerdo, el mando portugués será de superior rango al español. Estados Unidos mantendrá el control principal de las aguas, excepto en las islas. Desde el punto de vista político el acuerdo es calificado como insatisfactorio. España adoptó una línea de negociación posibilista, pero la verdad es que somos socios de la Otan de segunda clase. El Gobierno británico ha aprovechado la integración de España en la Otan para consolidar su colonia de Gibraltar. No se explica la intervención propagandista del Primer Ministro de la Roca en un programa de máxima audiencia en Tve. La compra de material bélico por parte de España se inclina a favor de Alemania. España adquirirá el 13 por ciento del proyecto Eurofighter; invertirá 70.000 millones.

Se presenta un problema para los tanques Leopard 2 adquiridos por el Gobierno español. Luis Solana afirma que dichos tanques no podrán circular por las líneas fé-rreas españolas, dada su altura y anchura.

La gran campaña para conseguir la prohibición de minas antipersonales se ha manifestado en la Conferencia de Oslo. Tras alguna vacilación inicial. España se ha adherido al convenio y destruirá el arsenal que posee.

Una sentencia del Tribunal Constitucional quebranta la firme tradición de que todo militar debía abandonar el Ejército en caso de que consintiera que su esposa cometiese público adulterio.



Iglesia. Un Congreso Pastoral se ha celebrado en Madrid como preparación para el año 2000. Ha actuado con una Ponencia central el arzobispo de Pamplona, Monseñor Sebastián.

En la ponencia de Monseñor Sebastián, se hacen afirmaciones demasiado rotundas. Por ejemplo, que «la Iglesia española se siente por vez primera en libertad sin apoyos ni restricciones»

Para Monseñor Sebastián la década del 65 al 75 estuvo marcada por la necesidad que experimentó la Iglesia «de liberarse de la identificación con los vencedores de la guerra civil y la necesidad de defender los derechos de los vencidos». El segundo periodo, el de la transición se caracterizó por «las grandes llamadas a la reconciliación, la renuncia a los privilegios respaldados por la confesionalidad del Estado, la aceptación de una Constitución democrática». En el tercer periodo, gobierno socialista, la Iglesia española «hace frente a una situación con duras dificultades internas y externas. pasa de ser protegida a vivir bajo sospecha y poco más que tolerada».

La Iglesia española no tuvo que identificarse con los vencedores porque ella misma fué legítimamente vencedora (Veáse los Mensajes pontificios de la época). El resto de las afirmaciones debe ser analizado antes de admitirlas. Pero no es este el lugar para tal controversia.

Aleguemos simplemente en cuanto a su independencia actual que la Iglesia española tiene pendiente el tema de su financiación, depende de la asignacion estatal: 20.352 millones.

Una persistente reivindicación de la Conferencia Episcopal, la evaluación académica de la asginatura de Religión, sigue pendiente Pero cabe registrar alguna novedad: el Tribunal Constitucional ha equiparado la Religión a las asignaturas fundamentales. Ya no será posible que la equiparen al parchís.

Aumento de los sacerdotes jubilados: En 1992 había 3.312 y ahora 3.671. Existen actualmente 6.730 sacerdotes en la franja comprendida entre los 60 y 69 años. La Conferencia está preocupada por la situación en que viven, sus necesidades materiales y espirituales.

La creación de las Universidades católicas de Avila y Murcia, establecidas por los Obispos respectivos ha chocado con un dictamen del Consejo de Estado, pendiente de examen, según el cual los centros académicos de la Iglesia deben someterse a la normativa general. La Universidad de Avila impartirá según anuncia, 18 carreras con 15 profesores sólo un centenar de alumnos se han inscrito ya.



Rtve. El déficit previsto en el Presupuesto de 1998 alcanza los 600.000 millones de pesetas, un verdadero escándalo. El ente público con una deuda de 331.941 millones pierde cada día 300 millones de pesetas. Este año costará a los españoles 185.000 millones. ¿Está justificado este despilfarro? Con razon «El País» titula una información sobre este tema con el expresivo Telerruina Española. Y oportunamente, José Bono, Presidente de Castilla-La Mancha recuerda que el déficit de Rtve supera al de todas las autonomías juntas.

En el campo de las televisiones privadas, el panorama no es para generar optimismo. Un destacado dirigente televisivo afirmaba ante las acusaciones que reciben de degradar sus programas hasta limites excesivos que tenía que decir que se identificaba «con la necesidad del mercado, no con una España tradicional y conservadora».

Las televisiones autonómicas siguen las directivas de ese mercado de la telebasura.

Cada autonomía quiere su televisión propia, cueste lo que cueste y cuesta muchísimo. Pasa en esto como con las Universidades y aeropuertos. Autonomía que carece de cualquiera de ellos se considera preterida. Por eso han surgido Universidades por todo el ámbito nacional, muchas de las cuales carecen de la dotación necesaria. Y están surgiendo aeropuertos como si se tratase de apeaderos ferroviarios. El Ministro de Fomento prevé; veinte canales nacionales de televisión frente a los cinco actuales.

350 emisoras nuevas de radio privada de F.M. han sido concedidas por el Gobierno.



I.U. Nueva Izquierda se muestra agresiva y acusa a Anguita de utilizar IU para hacer una refundación comunista. Nueva Izquierda se planteó romper con IU y anunció que no acudirá a la Asamblea de Valencia que se celebrará el próximo mes de Diciembre, lo que significa su renuncia a estar presente en los órganos de dirección.

La firme postura de Anguita frente a las medidas proyectadas por el Gobierno para hacer frente a la violencia etarra también ha merecido, además de las críticas del Presidente Aznar, las de algunos sectores de Izquierda Unida.

Las reuniones con el Psoe se celebran a ritmo lento. Hubo un primer contacto Almunia-Anguita «para abrir una etapa de diálogo y poner fin a años de hostilidad» Anguita ha dejado claro que no cree demasiado en este diálogo para el que pidió a Almunia que formulara por escrito su oferta. Es consciente de que el Psoe necesita por las buenas o por las malas los votos de Iu para recuperar el poder y le culpa de la crisis de la coalición. Se ha acordado negociar una plataforma para arrebatar alcaldias al Pp en Andalucía: han pedido conjuntamente la comparecencia del ministro de Industria José Piqué para que explique el proceso de privatización de la Corporación Siderúrgica Integral.

El Partido Comunista de España después de certificar la ruptura definitiva con el Pdni, Te y Eu-E ha insistido en pedir la República, reclamar una Constitución Federal, confirmando así las posiciones de Anguita de «ir con discreción hacia la autodeterminación y la República». Aún más, el Pce ha calificado de equivocada la postura de Carrillo, durante la transición. Se arrepiente de su sumisión a la bandera bicolor y a la monarquía y se siente libre de este compromiso.

La «monarquía de todos» ve así reducido el número de sus socios.



Enseñanza y cultura. Más de un millón y medio de universitarios afrontan un curso que está marcado por la crispación. Un 53,14 por ciento son mujeres. Los profesores son 70.000, distribuidos en 64 Universidades.

El Consejo de Rectores se ha mostrado sumamente duro en el juicio de la actual situación de la Universidad española.

Parece que la actual ministra de Educación se encuentra ante una de las crisis más serias por las que ha atravesado la Universidad en los últimos años y que ha tenido su punto culminante en la destitución del Prof. Tejerina como Secretario de Estado de Universidades.

Tampoco se ha resuelto el problema que plantean los alumnos que, con la selectividad aprobada, no pueden lograr plaza en la carrera elegida en primera y hasta en segunda, tercera y cuarta opción.

Los rectores se mantienen en su actitud crítica: y un manifiesto promovido desde la Fundación Encuentro, que anima el jesuita padre Patino, antigua mano derecha del Cardenal Tarancon, originó grandes vacilaciones por parte de la ministra. En un primer momento, se presionó para evitar que el manifiesto fuese ampliamente firmado; después, la ministra asumió su contenido, incluso al parecer, con entusiasmo

El documento pide a los partidos políticos un plan de financiación de cinco años para elevar el gasto educativo hasta el 6 por ciento del Pib lo que supondría unos 650.000 millones de pesetas, si bien otras fuentes fijan el coste en un billón.

Se echa de menos un gran debate nacional sobre los problemas de la enseñanza que son múltiples y muy hondos: desde su calidad misma, cualquiera que sea su grado, hasta el contenido de esas enseñanzas (en grandes zonas del territorio nacional no se estudia ni siquiera la geografía española; ya podemos imaginar cómo serán los estudios de Historia), la evaluación seria de las nuevas carreras establecidas -164-, el coste de la enseñanza, etc. ¿Será verdad la afirmación de Cela de que la Universidad española ha desaparecido? Hubo un ministro llamado Maraval que se empeñó en cargársela y se la cargó.»

Se registran despilfarros mayúsculos: los profesores liberados por su actividad sindical le cuestan al Ministerio 4.000 millones anuales. Y esta actividad sindical conduce, por ejemplo, a que el 99 por ciento del profesorado de la Universidad de Castilla-La Mancha sean afiliados al Psoe.

25.000 millones de pesetas se han empleado en obras de restauración del Teatro Real de Madrid. Ya se ha inaugurado. Ahora habrá que estudiar su enorme déficit de sostenimiento a pesar del limitado número de representaciones. Este gasto supone un magno despilfarro.



La Corona. El machaqueo televisivo y la posibilidad de presenciar el espectáculo cómodamente sentado en la butaca de casa, consiguieron el milagro de interesar a las masas en las ceremonias de la boda de la Infanta Cristina. Barcelona se comportó ante el acontecimiento con alegría y entusiasmo.

Los partidos independentistas catalanes habían rechazado la «fiesta» de la boda real; pero Barcelona rechazó a los independentistas catalanes.

Ahora, todas las miradas convergen en el Príncipe Felipe; se subraya su pertinaz soltería. Surgen nuevas candidatas, decaen las probabilidades de otras, hasta ayer en el candelero. El Príncipe, mientras, se divierte.

Un ilustrado lector de esta crónica me ha hecho llegar un texto cervantino que transcribo sin quitar ni poner rey.

«Los reyes están obligados a casarse, no con la hermosura, sino con el linaje, no con la riqueza, sino con la virtud, por la obligación que tienen de dar buenos sucesores a sus reinos. Desmengua y apoca el respeto que se debe al príncipe el verle cojear en la sangre; y no basta decir que la grandeza del rey es en sí tan poderosa, que iguala consigo mismo bajeza de la mujer que escogiere. Entre la gente común tiene lugar de mostrarse poderoso el gusto; pero no lo ha de mostrar entre la noble».

Por lo demás, el líder de Iu afirma que se manipula al Rey para vaciar el sentido de la Constitución, y Epoca insinúa la intervención de S. M. en el proceso de pacificación política en que acabó el desvaído debate sobre el estado de la nación.

Se ha criticado a Su Majestad que en la inauguración de los campeonatos del mundo de golf dijera: «Declaro abierto la competición Johnnie Walker Rayder Cup». Y registramos las afirmaciones del diputado Pablo Castellanos según las cuales existe un pacto, que podría llamarse de Marivent, entre Felipe González y José María Aznar, para evitar a todo trance contrariedades procesales al ex presidente del Gobierno.

El V Centenario de Melilla ha sido celebrado con sordina por parte del Gobierno español. Los actos conmemorativos justificaban ampliamente la visita del Rey a esta provincia española que, por cierto, hubiera sido la primera por parte del actual monarca. La Medalla de Oro de la ciudad fue impuesta a don Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela. Los melillenses sufrieron una gran decepción. Más valía no haber proyectado actos conmemorativos solemnes para no celebrarlos después. Los reyes asistieron a la inauguración de la sucursal bilbaina del Museo Gugenbeim donde no se interpretó el himno nacional, ni se menciono ni una vez a España. Hubo largas peroratas en vascuence ante los monarcas.



País Vasco. Del espíritu de Ermua queda ya más bien poco: declaraciones verbales, etc. Pero los violentos continúan con sus violencias, alguna de ellas de mucha envergadura, frustradas por la acción policial autonómica, la Policía nacional y Guardia civil, que denotan su todavía firme potencia.

Como homenaje al protomártir de los asesinados por Eta, alguien tuvo la ocurrencia de celebrar un acto musical en la plaza de toros de Madrid. Si la asistencia no defraudó, lo ocurrido antes, durante y después resultó increíble. El Presidente del Gobierno recibió en La Moncloa a los que iban a intervenir en el festival. El «himno» que todos cantaron fue la canción «Macarena», que, ciertamente, bien poco tiene que ver en un homenaje trágico a la víctima del terrorismo. Después, en el espectáculo, se hizo intervenir a Raymon, que fue justamente abucheado no por cantar en catalán como se ha dicho, sino por las palabras previas que pronunció: «Canto en catalán, que en Valencia se llama valenciano.»

Luego, un intérprete de antigua vinculación comunista recitó al stalinista Brecht, sin duda nada indicado.

La polémica posterior ha sido inmensa. Televisión ofreció dudas sobre si el producto del festival iría a la Fundación pues estimaba que había que deducir los gastos.

Ya no es noticia la ruptura de la coalición Pnv-Pp, que casi se hace pública los lunes, miércoles y viernes de cada semana y se niega los martes, jueves y sábados. El domingo, en cualquier ocasión de mitin o reunión el «ayatolah» Arzallus repara los estropicios de días anteriores reconociendo públicamente, por ejemplo, que el señor Aznar ha hecho más por la autonomía vasca que cualquier otro gobernante de Madrid, lo que le permite insistir en su menosprecio por el ministro Mayor Oreja.

Juan Pablo II, al recibir a los obispos vascos, les arengó con energía que tomasen posición contra el terrorismo.

No ha quedado claro el por qué monseñor Setién no asistió a la cámara pontificia. Como siempre, rehusó pisar la Embajada de España, desmarcándose así del resto de los obispos españoles.

El Vaticano rechaza la creación de una diócesis vasco-navarra, como había propuesto monseñor Sebastián.

El territorio vasco es todavía zona peligrosa para actividades nacionales. El seleccionador de fútbol ha declarado que ahora mismo no es conveniente que la selección nacional juegue en Bilbao, «hay diversas razones que impiden esa opción».

Una gran catástrofe ha sido evitada al descubrir la colocación de explosivos en el Museo Guggenheim horas antes de su solemne inauguración.

El primer atentado mortal desde el asesinato de Miguel Angel Blanco fue un policía nacional, don Daniel Villar, que falleció en Basauri al estallar una bomba colocada en su vehículo. Después, la Guardia Civil desactivó tres granadas de Eta a treinta metros del cuartel de Comillas. Se supo por documentos intervenidos que Eta pretendía asesinar al líder popular en Vizcaya, Carlos Iturgáiz, y al concejal del mismo partido en Bilbao, Antonio Basagoiti. Eta atacó un cuartel de la Guardia Civil en Huesca con una bomba compuesta por 10 kilos de amonal y en Castellón fue desactivado otro explosivo colocado en una línea ferroviaria. También fuera del País Vasco Eta ha intentado sembrar el terror en Rincón de la Victoria (Málaga) y en Granada. Con el objetivo de un cuartel. Todo ello entre amenazas constantes a diversas personas, entre otras al alcalde de Tafalla y al edil pamplonés Joaquín Pascal. Subrayemos los actos terroristas en Zizurki, donde 50 encapuchados incendiaron las sedes del Pnv y Ea, y en Ordizia treinta encapuchados asaltaron el casco viejo y sembraron el pánico durante dos horas.

Un incidente ha puesto al descubierto la política lingüística del gobierno vasco: un grupo de niños que hablaban castellano entre sí en una colonia veraniega de la Diputación foral de Vizcaya fueron castigados y obligados a cargar piedras pesadas. En otro frente, el Pp ha pedido la retirada de la norma sobre el euskera en Alava, por relegar al castellano. El Pnv impone en la enseñanza de la Historia una versión nacionalista.

Una curiosa incidencia ha tenido lugar: Tele 5 proyectó reproducir en Madrid para conocimiento general el zulo en que fue mantenido preso el señor Ortega Lara. El Ayuntamiento de Madrid patrocinó la idea. Enseguida aparecieron los imponderables. Y son tantos, aunque inexplicables, que la idea ha sido relegada. Para el Gobierno exponer el zulo es ir demasiado lejos.

Cuando se redacta esta crónica se inicia el juicio oral en el Tribunal Supremo contra la Mesa Nacional de HB, por haber distribuido durante las últimas elecciones un vídeo de Eta de contenido abiertamente subversivo.

Psoe. Atraviesa por una gran crisis. En primer lugar, de dirigentes. El señor Almunia, nuevo líder, está marcado por otros de su mismo o superior nivel, y por una crisis de estrategia. ¿Qué decir, qué proponer después de catorce años de Gobierno mayoritario? Al menor movimiento tienen que escuchar la misma canción: «¿por qué no lo hicieron ustedes?» o «por qué ustedes lo hicieron de esta o de aquella manera y ahora exigen otra?»

Don Felipe González no ha tenido demasiado acierto en cómo ha anunciado su retirada. Y la verdad es que el «¡Cállese!» de su colega Almunia ha sido muy oportuno.

Pero don Felipe no se resignará al ostracismo. Proclama que no tiene nada que ver con lo que le rodea: «¿Financiación del Psoe? No sé nada. Sí, sí. Yo era Secretario General del Psoe, pero esos problemillas no me llegaban. Yo gobernaba. ¿guerra sucia? Sí, leía los periódicos, pero nada más. Yo gobernaba!» Y así en todo.



Cataluña. Pujol prodiga sus declaraciones, lo que, ciertamente, no es noticia. Ahora, a la vista de los Presupuestos, se muestra más condescendiente con Madrid y habla de Maastrischt como condicionante de su política de ayuda al Gobierno, al tiempo que califica de «delicadas» sus relacionales con el Pp.

De pronto lanza la idea de la soberanía compartida, invento que le permitirá compartir bandera, honores, himnos, etc. Todo ello sin llegar a la independencia y marcando las distancias con los grupos separatistas italianos.

Pero logra evitar que el nombre de España figure en una Ley; que los Presupuestos acojan el déficit de la sanidad catalana, cuestión batallona que le trae de coronilla desde hace tiempo; se carcajea de los manifiestos que contra los excesos de su Ley del catalán firman grupos izquierdistas; guiña el ojo a la movilización de las Casas Regionales de Barcelona, que también quieren limar los más punzantes preceptos de la cacareada Ley y hace gestos obscenos con el dedo corazón de la mano derecha a los que le recuerdan su reciente pasado de alianza con los socialistas. Se muestra nervioso ante la presencia política en Cataluña del ex alcalde de Barcelona Pascual Maragall.

La reciente boda real, que tanto fervor despertó entre los barceloneses, no le permite argumentar con las presiones independentistas, que ya se vió fueron inexistentes ante el desfile por las calles de una descendiente de Felipe V (la moneda que lleva grabada su efigie ha sido rechazada en Cataluña).

Propone un pacto Gobierno-Cataluña para los próximos diez años: «Les dejaremos a ustedes en paz si ahora acceden a todas nuestras peticiones.» Claro, que después de obtener del Gobierno la mejora de los ingresos de la Generalitat, ratifica «su clara voluntad» de aprobar los Presupuestos. Sólo horas después de advertir a José María Aznar que no se entrevistará con él «hasta que se desbloqueara el desarrollo del estatuto de Cataluña», el ministro de Administraciones Públicas y el presidente de la Comisión de Traspasos de la Generalidad cerraban un acuerdo para transferir a Cataluña un paquete de competencias. Claro que el Gobierno califica ante Ciu de «errores intencionados» el error en la utilización de la toponimia catalana en documentos oficiales de la Administración Central, «cuya corrección se hace de inmediato».

Cuando la Unión Europea condena la obligatoriedad del etiquetado en catalán de los productos españoles, el honorable, para tranquilizarla, dice que solamente se aplicará la medida a los productos españoles. El ministro Arenas tranquiliza a Ciu y niega al Pnv el traspaso de la cuota de formación del Inem. Pujol debe desternillarse de risa al leer que un ingenioso político madrileño se ofrece «para romper los mitos y las ignorancias que hay sobre Cataluña».

Entretanto, Pascual Maragall abandona la alcaldía dejando tras de sí la deuda municipal más alta de España. Su silencio sobre su futuro político se ha visto quebrantado por la indiscreción de Almunia señalándole como candidato del Psoe a Presidente de la Generalidad.



Ciu y Pnv. Ciu va a intentar constituir un frente común para elevar la soberanía de Cataluña. El Pnv diseña el camino para superar el Estatuto. ¿A dónde se llegará?

Manuel Fraga acaba de declarar: «Al Pnv y a Ciu se les ha dicho dónde está el límite.»



Justicia. En avalancha han llegado al Supremo y a la Audiencia Nacional los procesos, cumplidos los plazos. Se originan en actuaciones cometidas durante la larga etapa socialista.

Para la ex directora del «BOE», Carmen Salanueva, acusada de percibir sesenta y un millones en comisiones, el fiscal pide catorce años de cárcel por un fraude de 650 millones. Para los otros nueve procesados vinculados en su mayoría al gremio papelero, el fiscal pide penas de cuatro a nueve años.

En el caso UCIFA la Audencia Nacional ha condenado a ocho y nueve años de prisión al coronel Quintero y al comandante Pindado. Seis oficiales y agentes de la Unidad antidroga de la Guardia Civil deberán cumplir penas entre uno y nueve años. El Tribunal dio plena validez al testimonio de arrepentidos y estimó que los condenados formaron una organización de «narcos».

En agosto pasado, el Pp aseguró que pronto se sabría toda la verdad sobre los vuelos de la consejera andaluza de Hacienda, Magdalena Alvarez. Por el momento, esa verdad permanece incógnita.

El juicio oral del proceso Roldán sigue su curso, con declaraciones de testigos e inculpados. El abogado que asiste al ex director general de la Guardia Civil anuncia que va a dejar la defensa de su cliente por falta de pago.

El juicio oral Filesa, pendiente ahora de sentencia, se inició con un gran escándalo: una resolución por la que se excluía al Pp de la acusación, lo que permitía levantar el procesamiento al señor Galeote y a catorce acusados más. Esta decisión se basa en una sentencia del Tribunal Constitucional. Pero debidamente examinada se apreció que el texto del Tribunal Constitucional no era el mismo textualmente que el citado. El ponente de la sentencia era el Presidente de la Sala Segunda, quien manifestó no haber modificado la cita.

El líder de Iu se lanzó al ruedo y calificó al Presidente de la Sala Segunda de «presunto delincuente», lo que dio ocasión a grandes aspavientos por parte del Consejo General del Poder Judicial. Lo cierto es que no se dio una explicación convincente de la alteración registrada en la transcripción de la sentencia del Constitucional. Se echó la culpa al mecanógrafo.

En este ambiente enrarecido se inició el juicio oral que ha permitido ver en estrados, además de a banqueros, a renombrados ejecutivos y a políticos: Felipe González y Alfonso Guerra. Ambos hicieron una exhibición de ignorancia del caso: no estaban enterados de nada, pese a sus cargos de secretario General y Vicesecretario General, respectivamente, del Psoe. Los abogados de la acusación no se esforzaron en apretarles. Desde y hasta la puerta del Tribunal Felipe González fue acompañado por un magistrado dada su condición de ex presidente del Gobierno.

El ex vicepresidente y ex vicesecretario general del Psoe afirmó ante el Alto Tribunal que su citación se debía a un pacto entre dos José María Aznar y Ruiz Mateos.

El desfile de testigos no aportó nada que no se supiera.

Los peritos reiteraron que la empresa recibía donativos para el Psoe y opinan que Filesa no pudo elaborar sus treinta y cinco informes técnicos. Por su parte, el anteriormente inculpado y ahora testigo señor Galeote, dijo que no recordaba prácticamente nada de sus años como secretario de Finanzas. Añadió que él no entraba en los libros de cuentas.

El banquero don Alfonso Escámez aseguró que autorizó el pago de 204 millones a Filesa por informes técnicos que no vio. El señor Schouwen acusó a Navarro de ser el jefe de Filesa.

El Fiscal solicitó 19 años para Navarro y 6 para Sala al aplicar las «rebajas» del nuevo Código.

La Justicia fue uno de los escollos en la cita Aznar-Almunia. El Pp había advertido que un posible pacto sobre Justicia no sería para arreglar sus problemas de Filesa y Gal. Los socialistas pedían la retirada del Pp como acusación particular y el cambio del fiscal Fungairiño.

Una sentencia del Supremo importantísima ha sido dictada sobre la colza, tras dieciséis años
de tramitación del proceso. El Supremo ha duplicado las indemnizaciones a las víctimas por lo que el Estado tendrá que pagar 540 mil millones de pesetas a los más de treinta mil afectados. Medio billón sobre el Presupuesto puede afectar a nuestro ingreso en la Unión Monetaria.

Sobre el juicio de Interholce, los meandros del proceso a De la Rosa y otros escándalos versará nuestra próxima crónica. Ahora se anuncia la vista oral del caso Banesto y del Arny.

El general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo se encuentra en prisión por no haber depositado la fianza de 25 millones exigida por el juez, en el marco de la investigación judicial sobre el caso Lasa y Zabala (Gal). Galindo ha afirmado que vuelve a la cárcel por solidaridad con sus subordinados.

El Tribunal Supremo juzgará al ministro Barrionuevo y otros once acusados del «caso Marey». El Fiscal ha pedido penas de 23 años para los Srs. Barrionuevo, Vera, Elorriaga y Damborenea. Juicio oral muy importante.

En la inauguración del año judicial, el Presidente del Tribunal Supremo presentó el Libro Blanco de la Justicia, aprobado por el Consejo General del Poder Judicial que da un paso al frente para el gobierno de la administración de Justicia, ya que propone asumir todas las actuales competencias que en materia de personal judicial mantiene el Ministro de Justicia, incluyendo las presupuestarias. Asimismo, propone coordinarse con las Comunidades Autónomas con competencias transferidas en materia de justicia. El Libro Blanco propone más control de la actividad de los jueves, elaborar un historial laboral de cada juez, establecer nuevos módulos de trabajo y crear un servicio de información, quejas y reclamaciones para ayudar a los ciudadanos que acudan a los juzagados.

En el mismo acto la Fiscalía General de Estado leyó su Memoria en la que se afirma que se ha roto al alza la estabilización del numero de delitos. El Fiscal General aprovechó la oportunidad para criticar la Ley de Jurado y el Código Penal aprobado bajo el gobierno del Psoe, y propuso reformas para delitos de terrorismo.

Se ha hecho público que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal superior de Justicia de Madrid está al borde del caos. Sufre un atasco de 56.000 asuntos: muchos esperan amontonados en el suelo desde hace tres años.



* **

A cerrar esta Crónica dedico un recuerdo a mi antecesor en ella, el gran político Federico Silva Muñoz, recientemente fallecido. Descanse en paz..

Manuel Jiménez Quílez.

 


 

artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.