LIBRO: Curso general de disidencia

pag. principal Razón Española

LIBRO: Curso general de disidencia nº86

Comentarios de G.F.M. al libro de José Javier Esparza

artículo anterior indice Artículo siguiente

LIBRO: Curso general de disidencia

Esparza, José Javier: Curso general de disidencia, ed. El Emboscado, Madrid, 1997, 224 págs.



El autor, nacido en 1963, ha publicado la colección de ensayos Ejercicios de vértigo, y dirige la vanguardista revista de pensamiento «Hespérides», fundada en 1995. Es un joven valor intelectual que promete mucho y que en este su último libro ofrece una primera aproximación global a su concepción del mundo, todavía en muchos puntos abierta a ulteriores elaboraciones. Hay, sin embargo, en estas páginas una introducción sistemática y casi enciclopédica a fundamentales problemas de nuestro tiempo.

El método es combativo como refleja el adecuado título donde se declara «disidente». Disidente ¿de qué? Pues de los tópicos dominantes entre la dócil grey de los «políticamente correctos». Se trata, pues, de quebrar la coraza con que los medios de comunicación de masas tratan de aprisionar al vulgo y al semivulgo actuales (el semivulgo son los ignorantes entontecidos por ciertas lecturas de trivial dogmática).

Esparza es muy beligerante frente al individualismo, el igualitarismo, el universalismo y la técnica. ¿Qué entiende por individualismo? La ruptura de la persona con los vínculos comunitarios: tradiciones, familia, región, nación, etc. ¿Cómo define el igualitarismo? Como la negación del derecho humano a la diferencia. ¿Qué le preocupa en el universalismo? La pretensión de homogeneizar las culturas según el modelo norteamericano. Y ¿cuál es el peligro de la técnica? Esclavizar a su creador y deshumanizarlo. Este es el nervio de la obra.

Hay, además, importantes excursos como una aguda crítica del modelo de librecambismo «salvaje», y de la democracia partitocrática, consecuencias del individualismo. Ante sus excesos se propone un mercado orientado, y una representación política orgánica. Hay también el reconocimiento de la crisis del nacionalismo y de la descomposición de la conciencia unitaria de España. Propone la recuperación de un proyecto nacional encardinado en el destino histórico. Finalmente, se denuncia la «tiranía icónica» del medio televisivo y la constitutiva tendencia de la «medioklatura» hacia el embrutecimiento popular. El autor adopta una cierta resignación ante hecho tan decisivo.

Quizás lo más problemático de este libro sea el reiterado repudio de la técnica, renovando argumentos que dieron lugar a una sonada polémica el primer tercio de nuestro siglo en la que intervino con cierta ambigüedad nuestro Ortega y Gasset. En los antitecnicismos se suele postergar el hecho de que la técnica es la ciencia aplicada, y de que la ciencia es el más propio y refinado producto de la inteligencia humana y la pulsión más humanizadora. Es obvio que desde que el hombre empuñó el primer artilugio
según la tradición bíblica, una quijada- puede utilizarlo para asesinar a su hermano; pero tal eventualidad no justifica el retorno al adanismo. La clave no está en los artefactos, sino en la moral de cada individuo. Esparza sugiere un retorno a la espiritualidad y a los valores clásicos. La eterna cuestión es que los humanos necesitamos una ética. Pero ahora los demagogos sólo ofrecen permisivismo, indisciplina y pérdida del norte.

Libro culto, rebelde, sugestivo, con hallazgos expresivos dentro de una constante corrección literaria. Hay que estimular a este joven meditador a que continue revisando las consignas mediáticas que castran la capacidad mental de tantos cerebros pasivos de su generación.

No es un catecismo categórico de columnista partidario, sino una provocación de observador interrogativo e independiente. Desde la disidencia se manifiesta un liberal que invita ya a la adhesión, ya a la discrepancia. De ambas reacciones habrá fértil cosecha en el lector no del todo cerril.



G.F.M



 

artículo anterior indice Artículo siguiente


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.