LIBROS: Etica de la libertad. nº 85

pag. principal Razón Española

LIBROS: Etica de la libertad. nº 85

Comentario de A. Landa al libro de Murray Rothbarth

artículo anterior indice Página Indice

LIBROS: Etica de la libertad

Rothbard, Murray N.: Etica de la libertad, trad. esp. Ed. Unión Editorial, Madrid, 1995, 384 págs.



Rothbard (1926-1995) publicó a los veinticinco años un monumental tratado de Economía política, reimpreso por última vez en 1994, que le situaba en la escuela liberal austriaca; pero luego fue distanciándose de su maestro Mises y adoptando posiciones anarquistas. En esa línea se sitúan sus libros Power and State (1970) y, sobre todo, The Ethics of liberty (1982), que ahora aparece limpiamente traducido al español. Fue profesor de la Universidad de Nevada (USA).

El punto de partida filosófico de Rothbard es el iusnaturalismo en su forma más radical pues no concibe la ley natural como una expresión de la voluntad divina, sino como algo propio de la naturaleza, independientemente no ya de dicha voluntad, sino incluso de la existencia de Dios. Enlaza de este modo con algunos tomistas del medievo y de la escuela de Salamanca. Entre los derechos naturales, aparece en lugar destacado el de propiedad.

El autor defiende un concepto negativo de la libertad como «ausencia de interferencias o invasiones físicas contra las personas y las propiedades». Consecuentemente, lleva a cabo una demoledora crítica del Estado. Este es su juicio principal: «El Estado es una organización criminal coactiva que se apoya en la institución de un sistema de impuestos-latrocinios de amplia escala, y se mantiene impune porque se las ingenia para conseguir el respaldo de la mayoría (no de cada uno de los ciudadanos) al asegurarse su colaboración y la alianza de un grupo de intelectuales que crean opinión y a los que recompensa con una participación en la esfera de su poder y de su botín». Para el autor, los impuestos son «un robo a gran escala» y recomienda hacer todo lo posible para no pagarlos. El anarquismo de Rothbard es tan radical que combate duramente incluso los modelos de Estado mínimo, con el de Nozick.

Paralelamente, analiza los métodos supuestamente democráticos y pone a plena luz las ficciones en que se apoyan los procedimientos para determinar unas mayorías que casi nunca lo son.

El estilo del autor es de meridiana claridad; los juicios son rotundos; el conocimiento de la bibliografía librecambista es muy extenso; y la capacidad dialéctica es eminente. Aunque las críticas antiestatistas de Rothbard están en gran parte justificadas, su ideal anarquista es utópico. Pero los liberales encontrarán un arsenal de argumentos en la obra de este pensador audaz, independiente y agudo.



A. Landa



 

artículo anterior indice Página Indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.