CRONICA: La política. Por M. Jiménez Quílez

pag. principal Razón Española

CRONICA: La política. nº 84

Por M. Jiménez Quílez

artículo anterior indice siguiente artículo

CRONICA: La política

¿Crispación? Como por arte de birlibirloque hemos pasado de la cripación al consenso. El Psoe inició una oposición ruidosa, jaranera. Cualquier decisión del ejecutivo era enjuiciada agriamente desde las filas socialistas; se distinguió en esta actitud Felipe González. El enfrentamiento gubernamental con la TV digital proyectada por Polanco en armonía con Antonio Asensio, desató un vendaval. El Psoe se volcó totalmente a favor de Prisa y acusó al Secretario de Estado de la Información de haber proferido amenazas contra el grupo Asensio.

Y así se llegó a la «crispación». Bueno, crispación para el Psoe que, efectivamente se mostraba violento. Mucho menos para los populares que acertaron a calificar la postura socialista: quieren bronca. Y la bronca fue subiendo de tono ante la actitud displicente de Aznar, que decidió dejar la polémica en manos de su «doberman» ante el acoso.

De pronto, cuando todos creíamos que esa crispación iba a traspasar los límites, el debate sobre el estado de la nación aportó una situación insospechada: el discurso del Presidente fue moderadísimo. Y mucho más moderadísimo el del jefe de la oposición. Aquí paz y después gloria.

La malicia es mala consejera y dejándose llevar de su mano uno sospecharía que la conjunción de los exorcismos judiciales pudiera haber influido en estas posturas: se está juzgando al exdirector general de la Guardia Civil, quien en sus declaraciones hace afirmaciones graves; es inminente la apertura del juicio oral del caso Filesa; sigue adelante el Gal; surge la corrupción de Interholce y abre sus puertas el Congreso Socialista en el que, una vez más en sus historia, aparece con sus protagonistas divididos.

La verdad es que son demasiados frentes y se comprende que no quieran los socialistas dispersar sus fuerzas. Aznar coge la ocasión por los pelos y lanza que se ha recuperado el consenso de la transición.

Lo que no pasó fue la ambivalencia catalanista. había días en que parecía que el pacto estaba en quiebra; otros, por el contrario, en que el idilio era perfecto. Lo cierto es que, a trancas y barrancas, el apoyo parlamentario de Ciu permanece.

El fútbol y los fortísimos intereses implicados han sido motivo de altas tensiones. Se trata de grupos informativos poderosos que están en guerra con el Gobierno, y la batalla no es fácil para éste. Veremos en qué queda este inmenso barullo que efectivamente genera mucho ruido y da de lado a todas las actividades del Gobierno en las últimas semanas que, por importantes que sean, no superan el calificativo de administrativas.



Psoe. De un lado, los temas judiciales que avanzan implacables sobre algunos exdirectivos socialistas y que, al menos, producirán escándalo de nuevo: -temas Filesa, Gal, Interholce, etc-. De otro, a la cúpula socialista les es difícil ir más allá de una oposición del día a día, sobre temas menores. Por eso, necesitan jugar a la crispación para no revelar la pequeñez de sus posiciones. De otro, el Congreso Socialista que ha excluído a los guerristas.

Como gato panza arriba se defendieron los afectados con declaraciones, manifiestos, proclamas, etc. Don Felipe parece no tomar parte en la refriega, lo que no es verdad, porque él es, desde su retirada el verdadero motor de la expulsión.

Por muchos que sean sus desplantes e insolencias, el Psoe está afectado del mal de la continuidad: don Felipe está gastado no solamente debido a su larga permanencia en el Poder, sino por todo cuando ha acontecido en esa larga etapa, la más corrompida de la Historia española. La Trapa debería ser el fin natural de todo político que lo hace mal. Pero la designación del gris peón de confianza, Almunia, para la Secretaría General hace pensar que González no se resigna a la jubilación definitiva.



Gal. Pese a las dificultades, el tema Gal avanza hacia un más proximo desenlace. Después de la desclasificación de los papeles del Cesid, el camino está más libre de obstáculos. Incansables, los Sres. Barrionuevo, Vera y Corcuera persisten en denunciar una «conspiración judicial» contra ellos, pero la vía está cada vez más libre para que el Supremo intervenga en el Gal.

El juez Moner ha concluido la instrucción con quince procesados, entre ellos los Sres. Barrionuevo y Vera. El juez ha declarado que estos procesamientos «no implican culpabilidad». Este instructor no considera relevantes los papeles del Cesid; por ello, no los ha solicitado.

Al tema de los Gal va unido el de la utilización de los fondos reservados. Parece ser que todos los funcionarios a las órdenes de Vera cobraban sustanciosos sobresueldos de dichos fondos.



Iglesia. Diversos problemas que pudieramos calificar de internos acucian a la Iglesia española que en estos meses permanece en silencio colectivo. En este tiempo del impuesto sobre la renta, los Obispos han mostrado oficiosamente su preocupación por la pérdida de apoyo popular en la asignación tributaria. Cada vez son más los que en su declaración sobre la renta dejan en blanco la casilla correspondiente (actualmente la mitad de los contribuyentes, (42,46 por 100). Se atribuye esta situación a lo complicado de encontrar la casilla de la asignación en el formulario, y en el enfrentamiento a las ONG, cada vez más numerosas y potentes. La región que menos aporta a la Iglesia es Cataluña. Le siguen Oviedo y Ceuta. La que más aporta es Castilla-La Mancha, seguida de Murcia y Extremadura. (Toledo por delante de Sevilla, Valladolid y
Ciudad Real).

Para el presente ejercicio la Iglesia recibirá del Estado veinte mil cien millones de pesetas, quinientos más que en el año anterior. Esta cantidad se entrega a cuenta, pero si lo recaudado mediante la asignación no alcanza, la Iglesia no tendrá que devolverlo.

Convendría mucho que los Obispos profundizasen en el estudio de por qué desciende la asistencia tributaria de los fieles. Falta tensión y horizonte en el cansino caminar actual de la Iglesia. existen problemas gravísimos de los que los prelados no hablan demasiado en público, como el de la escasez de vocaciones religiosas y el peligro de que en plazo no muy lejano tengan que cerrar multitud de monasterios femeninos por falta absoluta de vocaciones. En otros casos, por derrumbamiento físico de los edificios.

El Presidente del Consejo pontificio Cor Unum, que se encarga de coordinar las actividades sociales de toda la Iglesia, ha explicado en Madrid la gravedad de la situación que se está produciendo por la pérdida de los motivos religiosos en la actuación social de los católicos. La Iglesia tiene que hacer frente a la intensa secularización de sus organizaciones sociales y caritativas.

Se ha detectado la existencia de cuarenta sectas satánicas en España. Se calcula en 250.000 los adeptos a estos grupos. Don Francisco Azcona, director de la Oficina de Estadística y Sociología de la conferencia Episcopal, renombrado estudioso del tema, ha concretado el fruto de sus investigaciones con el pormenor de estas organizaciones.

El Vaticano no ha admitido a estudio la propuesta de provincia eclesiástica vasco-navarra. La propuesta formulada hace más de veinte años, se había presentado de nuevo con el apoyo del actual arzobispo de Pamplona, Monseñor Sebastián.

Monseñor Sánchez, Secretario de la Conferencia Episcopal, ha declarado en un tono áspero que el Gobierno del PP «parece atenazado por el miedo» a que se piense que es un Gobierno confesional. Pide que cumplan lo que prometieron Monseñor declara que admira al Obispo Setién; que la Cadena Cope es una asignatura pendiente que en algunas ocasiones se les vá de las manos; que determinados Obispos se pasaron en la crítica a la ceremonia del matrimonio del vicepresidente del Gobierno Sr. Alvarez Cascos, y que el padre Apeles «se ha pasado nuestras prohibiciones por el arco del triunfo» (sic).

En Roma, se celebro la ceremonia de beatificación del primer beato de raza gitana Ceferino Giménez Malla, asesinado en Barbastro después de encararse con unos milicianos que querían llevarse prisionero a un sacerdote. Es el segundo mártir laico del martirologio de la Guerra Civil española. Con el beato Giménez Malla ascienden a doscientos diecinueve los mártires de la Guerra Civil proclamados por Juan Pablo II. Según la Conferencia Episcopal una media del 80 por ciento de los alumnos de toda España optan por la clase de religión católica.

El Tribunal Supremo ha dado la razón a los Obispos en sus reiteradas denuncias sobre la precaria situación que padecen los profesores de religión y las consecuencias en la enseñanza de esta asignatura. Se ha reconocido que los profesores de religión dependen laboralmente del Ministerio y que su situación deberá regularse por el Estatuto de los Trabajadores.



Ejército. De 300 a 700.000 millones de pesetas costará el Ejercito profesional que se pretende implantar en España. Tal carga que se lanza sobre la espalda de los contribuyentes españoles, permite anunciar al Gobierno que en el 2003 nadie será llamado a filas. Se liquida así, de este plumazo, el honor de servir a la Patria, etc.

Pero los jefes militares denuncian que los Ejércitos estan mal y que no se puede recortar más. Interrogado el Secretario de Estado de Defensa sobre la promesa del Gobierno de aumentar hasta 30.000 pesetas el «haber en mano» del soldado, respondió que «una cosa es predicar y otra dar trigo. El jefe del Estado Mayor del Ejército afirmó «estamos al límite y hay que comenzar a despegar». El general Lara, jefe de las Fuerzas de Acción Rápida afirmó que si se llegan a profesionalizar las Fuerzas Armadas, pero no se modernizan, tendremos un Ejército para desfiles, no para actuar. Desde el Gobierno, se anuncia que España invertirá más de 1,2 billones de pesetas en aviones de combate y fragatas. Industria ayudará a Defensa. Será difícil en las actuales circunstancias presupuestar tan astronómica cantidad a la que habrá que unir la de los costes del nuevo Ejército profesional.

Todo esto tiene una consecuencia: al aumento de un 32 por ciento en la objeción de conciencia, lo que pone la «mili» al borde del colapso. Hasta septiembre último, se habían registrado 72.000 peticiones, tantas como en todo el año 1995. Las cifras de 1996 no se han hecho públicas; pero, en su momento, Justicia afirmó que en dicho año habría 85.000 nuevos objetores, lo que obliga al Gobierno a crear más plazas en la prestación social sustitutoria, a hacerla más rigurosa y evitar el actual «coladero» para evitar el servicio militar.

Recientemente en la jura de bandera celebrada en el cuartel de
Munguia (Vizcaya) un joven realizó un «Striptease» con el fin de reclamar la deserción.

La Legión recobra protagonismo al haberse enviado efectivos de sus Tercios a Albania como fuerza de paz. La heroica Legión está ahora en lejanas tierras. Durante veinte años el grueso de sus efectivos permaneció ciertamente confinado, en Fuerteventura. Ahora parece ser la única fuerza operativa.



Gal. Doña Carmen Romero, diputada por Cádiz y esposa del expresidente González, que normalmente se mantiene en silencio, ha decidido hablar, y nada menos que sobre el Gal. ha dicho que «fenómenos de juego sucio, de ajuste de cuentas, son normales en muchísimos países». ¿Cómo nos va a quitar el sueño un fenómeno que ha ocurrido en España como ha ocurrido en Francia, Alemania, en todos los países democráticos? La diputada socialista mostró su solidaridad con el exministro Barrionuevo y con el ex-secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera.

Inmediatamente de conocidas tan importantes declaraciones, Jaime Campmany escribió a doña Carmen Romero la llama «Lady X» que es una manera crudelísima de llamar a la mujer de Felipe González. Pero además de cruel es justa, literaria, saludable y en cierto modo, necesaria. Ella se lo ha buscado. El Secretario de Estado de Comunicación señaló que si el Psoe asume las declaraciones de doña Carmen quedaría al margen del marco constitucional.

El dia anterior a estas declaraciones, se había presentado el libro del exministro Barrionuevo sobre su paso por el Ministerio del Interior. «El Mundo» ha calificado esta obra de «novela rosa». Lo más importante es el prólogo, debido a la pluma de Felipe González. El expresidente del Gobierno se ofrece como testigo o como imputado a acudir al Tribunal que juzgue el caso. Como es natural, el libro es una exculpación. En el se relatan negociaciones con ETA.

Por lo pronto, el caso Marey ha sido cerrado, pero sin incorporar los papeles solicitados del Cesid, decisión de la que ha protestado el Fiscal General. Por otra parte, la Sala ha declarado que el sumario se refiere al secuestro de Marey y no a otros hechos; rechaza practicar diligencias y pedir papeles al Cesid «sin relación alguna» con ese delito.

El Presidente de las Cortes en unas declaraciones afirmó que las elecciones pasadas borraron las responsabilidades políticas de Felipe González en la cuestión del Gal. Nadie en el PP ha ratificado tal afirmación de Federico Trillo. Pero el portavoz de los nacionalistas vascos, Sr. Anasagasti, ha manifestado «su indignación» por tales declaraciones que a su juicio suponen plantear una ley de punto final. Ante la afirmación del Presidente de las Cortes de que «ni espera ni desea» que Felipe González pueda tener problemas derivados del Gal. Anasagasti preguntó en qué artículo de la Constitución se consigna que el número de votos da impunidad. Ricardo García Damborenea al salir de una declaración en el Juzgado reiteró que Felipe González amparó y estimuló los Gal.

Felipe González acusó a Cascos de haberse entrevistado con los Sres. Amedo y Domínguez para implicarle a él en el tema Gal.

IU ratifica implacable su posición de que hay que lograr que se siente en el banquillo todo aquel que haya tenido una relación directa o indirecta con los Gal. El portavoz de IU instó a Felipe González a que asuma su responsabilidad.



País Vasco. Eta sigue siendo, con el paro, el gran problema. Se conmemora ahora el veinte aniversario de las primeras elecciones y se sugiere que con ellas se nos abrieron las puertas del paraíso. Pero ahí sigue Eta, imbatible, amenazante, impresionante en sus actuaciones, con secuestros que se prolongan por años. No se puede disimular ya la impotencia del Poder público ante este cáncer. Hoy es un atentado con muerte, mañana otro, después un atentado frustrado, pero que deja a un hombre inútil para toda su vida. Y esto es ya cotidiano.

El Gobierno sortea una situación difícil, pues quiere preservar el apoyo parlamentario de los diputados del Partido nacionalista vasco. Y así, pacta con ellos un Concierto económico que debe ser sustancioso cuando hasta Arzallus lo ha aceptado, incluso con entusiasmo y provoca la envidia del «lehendakari» catalán, que quiere uno igual.

Siguen las enormes diferencias entre el PNV y el Ministro del Interior Mayor Oreja sobre la reubicación de los presos de ETA y, naturalmente, nadie se ocupa seriamente del proceso intensísimo de desespañolización que avanza en el territorio vasco. No se estudia ni Geografía de España ni Historia. Por otra parte habrá que ver qué historia es la que allí se enseña.

Arzallus lleva unas semanas más tranquilo. Habla menos, sobre todo después de haber largado que el castellano es «la lengua de Franco» y disparates por el estilo. Pero ¡oh paradoja! sus huestes forman parte de la mayoría gubernamental y votan fielmente con el Gobierno.

Ahora, se han conocido detalles de los contactos del gobierno socialista con la cúpula de Eta en 1986. El Sr. Barrionuevo los relata. «Se debía ser firme, dialogante y paciente», escribe. A nada condujeron porque, al final, a nada puede conducir; es decir a nada útil desde el punto de vista de Eta, que no cede en ninguna de sus pretensiones.

El 60 aniversario del «Guernica» de Picasso ha originado una fuerte fricción entre Vitoria y Madrid. El Patronato del Museo asegura que se asumiría un grave riesgo si se utilizase el traslado del cuadro a Bilbao para cooperar a la inauguración del Museo Guggenheim. Vitoria pide que se aplique un criterio político, no técnico y se acceda al traslado, pase lo que pase con el cuadro. Al final, parece que se abdica.

Los incidentes callejeros prosiguen, en algunos casos con características graves: se prodigan palizas y quema de autobuses y coches. Siguen las «concentraciones» en favor de la libertad de los secuestrados Delclaux y Ortega Lara. A fuerza de reiterarse resultan monótonas. Y desde luego, ineficaces. El «exigimos» de muchos carteles suena a hueco. Debiera ser sustituido por «humildemente pedimos».

El Gobierno vasco ha decidido prohibir el paso por su territorio de camiones los domingos . Las protestas se multiplican.

Impresionan las declaraciones de la Presidenta de la Asociación de Víctimas del terrorismo sobre la soledad en que se encuentran los familiares de dichas víctimas.

A pesar del billón de pesetas empleado en la euskaldización desde 1980 del País Vasco, la lengua vasca no avanza. Y de ahí, medidas coercitivas para que los jueces estén obligados a su conocimiento. La aspiración tiene gracia cuando se traslucen dificultades para la sucesión de Ardanza ante el hecho de que muchos de los aspirantes o seleccionados no hablan su lengua oficial. Por cierto, que Arzallus ha hecho público también su deseo de abandonar.

El PP ha rechazado la oferta socialista de un acuerdo para acabar con el chantaje de las minorías nacionalistas.



Natalidad. Parece, sólo parece, que la España rural comienza a repoblarse. Así lo asegura un demógrafo, Benjamín García Sanz. Pero el retorno al campo de la población no debe ser tan rápido cuando, por ejemplo, una villa de Badajoz, Mirandilla, ofrece 50.000 pesetas por niño que nazca en su término municipal.

España, por otra parte, tiene la tasa de mortalidad juvenil más alta de Europa, un 500 por ciento sobre la media. El sida y las drogas desplazan al tráfico como primera causa de muerte.

Como ya se ha dicho, la población española se encuentra prácticamente en el crecimiento cero, pues nuestra natalidad es la más baja del mundo. Una buena prueba de ello es ver que hay antiguos edificios construidos para escuelas públicas, abandonados o convertidos en «pubs» rurales.

El Congreso ha dado los primeros pasos para una política de apoyo a la familia. Hay un borrador que propone una serie de medidas entre las que destaca reducir el IRPF por hijo y dar ayudas para las guarde-rías. «Un hijo no puede ser un lujo sino un bien social» ha afirmado el diputado Manuel Silva, de Ciu.

El documento, debatido en la Subcomisión de Política Social y Empleo ha sido aprobado por mayoría, pues IU y el Psoe no quieren apoyar tales beneficios fiscales .



Cataluña. Desde la reunión de Madrid con Aznar, Pujol «larga menos». Vamos a limitarnos a las muy importantes reivindicaciones que el partido del Sr. pujol y él mismo acaban de hacer públicas: que se conceda un sistema judicial propio, que el nombre de España sea plurilingüe, la existencia de Comité Olímpico catalán propio, que el himno y la bandera de Cataluña tengan uso referencial. Aún más: que los símbolos del Estado: DNI, permiso de conducir, moneda y sellos se adapten a esta España plurilingüe. La independencia judicial se concretaría en un Consejo del Poder judicial catalán y en la selección de personal se atendería preferentemente al dominio de la lengua catalana. Se trata, pues, de una bomba que una vez lanzada se trata ahora, con la táctica de siempre, de desactivar, diciendo «digo donde se dijo Diego», etc, etc.

Como estas reivindicaciones se repetirán, y enfrente no hay nada, sino las leves reacciones de los balearohablantes y de algunas zonas de las regiones valenciana y aragonesa, hostiles a una mayor presencia catalana en su vida normal y cultural, dentro de muy poco tiempo se considerarán incluso razonables, y España perderá su sustancia histórica, su ser.

Importan hoy poco ante la magnitud de esta posición política del partido del Sr. Pujol todas las pequeñas incidencias de «hoy te apoyo, mañana no; ya veremos lo que pasa al día siguiente; que conste que mi ayuda no pasa de tal día; que se resuelvan a costa del resto de los españoles graves problemas como el de la Sanidad que he creado yo con mi desgobierno o mi delirante sentido de la munificencia de la administración, me abstendré en la colaboración».

Y por si eramos pocos, el Obispo de Solsona. Se ha atrevido hasta con el Nuncio. Un Obispo que tiene el triste privilegio de albergar a uno de los seminarios más vacíos de España. Estos Obispos catalanes que pastoralmente se niegan a amparar a los castellanohablantes son titulares de unas diócesis -hay que decirlo de una vez- cuyos seminarios están en situación desastrosa. No pasan de 30 los seminaristas sumados los de todos los seminarios de Cataluña. Habrá que importar sacerdotes colombianos o de otra nacionalidad hispánica. O imitar a Francia y establecer los cultos sin sacerdote «en attendant que le curé arrive». Y lo han dicho claramente: si la masa de castellanoparlantes no sabe catalán, que lo aprendan y olviden sus raíces.

¿Es esta una actitud cristiana? Ante la conducta de la Iglesia catalana, la Conferencia Episcopal Española debería estudiar la cuestión. ¿Habría que enviar capellanes de lengua española como los que se enviaban a Alemania para atender a la emigración?



Justicia. En ninguna otra época de su ya larga historia, la Justicia ha estado más expuesta a la consideración pública. El tema de los fiscales se une a todas las demás circunstancias judiciales que obligan a magistrados y fiscales a ocupar las primeras páginas de los periódicos con sus problemas. Se explica lo que sucede cuando se comprueba que una gran parte de la cúpula de la clase política está empapelada por unas u otras razones.

En estos días los fiscales han merecido una atención particular. Los problemas suscitados por la «insurrección» de los fiscales de la Audiencia nacional llevaron a la tumba política al Fiscal General Sr. Urculo, incapaz de dominar la marejada. El Gobierno le sustituyó por un fiscal muy profesional -después de retirar su propuesta en favor del Sr. Poyatos, acusado de «demasiado derechista»-, el Sr. Cardenal que llevaba muchos años al frente de la Fiscalía de Vizcaya, banco de pruebas como quizás no exista otro. Estaba vacante la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el Fiscal General hizo sus propuestas al Consejo de Fiscales, que rechazó a los candidatos presentados por su Jefe. Amparado en que el dictamen del Consejo de Fiscales no es vinculante, el nuevo Fiscal General nombró a don Eduardo Fungairiño. Al nombramiento siguió el motín de la carrera fiscal, opuesta a tal designación. Al tal extremo llegó la situación que el Sr. Fungairiño no encontró padrino para su toma de posesión y tuvo que echar mano, para oficiar en la ceremonia, del propio Fiscal General.

En las Escuelas de Periodismo nos enseñan que es noticia que el hombre muerda al perro y no al revés. Pues bien, una juez ha sido acusada de acoso sexual a un funcionario de su juzgado. ¡Por si faltaba algo al morbo judicial!

El Tribunal Supremo anuncia que se dirigirá al rey para que resuelva los problemas de competencia y otros. Los medios portavoces del monarca responden que la Constitución no otorga a la Corona ningún poder efectivo.

Rumasa. El proceso Rumasa ha llegado a su fin. Ha sido una especie de Ferrocarril Burgos-Santander de nuestra época juvenil. Por fin, la Audiencia Nacional ha absuelto a don Jose María Ruiz Mateos de todas las acusaciones de que fue objeto al incautarse el Gobierno de su complejo de negocios. Si bien la Audiencia reconoce numerosas irregularidades, al no haber estas perjudicado a terceros, se le absuelve de todo. El fiscal ha anunciado que no recurrirá la sentencia.

Ruiz Mateos, dueño de 18 bancos y 209 empresas, vio expropiado su imperio por decisión del gobierno socialista en 1983. Pocos culebrones resultarían más apasionantes que el relato de las peripecias surgidas alrededor de este pleito. Durante catorce años el Sr. Ruiz Mateos no ha cejado en su empeño de volver a retomar el complejo que le fue sustraido. La privatización del mismo ha costado al erario público más de tres billones de pesetas constituyen materia para escandalosos relatos. Es público que muchos amigos del gobierno socialista se enriquecieron en el proceso subsiguiente a la expropiación, decretada por el Ministro de Hacienda, Sr. Boyer.

Episodios como la venta de Galerías Preciados, Plata Meneses, Hispano Alemana de Construcciones, Banco Atlántico, Loewe, etc. producen sonrojo a quienes conservan la memoria.

Pero como señala un periódico «Los responsables de este latrocinio pueden dormir tranquilos. La justicia ha tirado la toalla».



Rock en las Cortes. Con motivo del vigésimo aniversario de la restauración de las Cortes inorgánicas de sufragio universal (las primeras fueron efímeras surgidas de la revolución de septiembre de 1868), se ofreció en el hemiciclo madrileño un concierto coral. En la primera parte, siete piezas de referencia autonómica (Asturias, galicia, Murcia, Ampurdán y tres vascas). En una de ellas la frágil voz en falsete de la bella y benemérita solista angustió a los oyentes ante la permanente insinuación de la nota destemplada. En la segunda parte, cinco piezas en alemán, italiano y latín. Como propinas fuera de programa, pero sin duda muy programadas, el Orfeón Donostiarra obsequió a la clase política con un popurrí de melodías publicitarias de atún, café, chocolate, jabón y otros productos caseros con la natural satisfacción de las empresas nominalmente anunciadas, acaso patrocinadoras. Finalmente se cantó un sonsonete roquero -musicalmente ínfimo- cuyo estribillo era «libertad sin ira ni miedo» y alusiones de tan dudoso gusto como a las diversiones de «la cama». Algún espectador, que no había perdido el sentido común, comentó que desde que los donostiarras cantaban eso, habían sufrido más ira y miedo que nunca en su larga y noble historia. A Adolfo Suárez se la saltaron las lágrimas, nada menos. Brilló por su ausencia la Marcha Real.

Asistieron los exministros que formaron parte de las constituyentes de 1977 -G. Fernández de la Mora, M. Fraga, L. de la Fuente-. De los tres presidentes del Gobierno supervivientes faltó Felipe González Márquez, lo que llamó mucho la atención: ¿quizás protesta contra un programa de desunión nacional o refinamiento armónico contra atentados al arte?

El acto se clausuró con una espléndida recepción en la que se encontraron políticos en activo o jubilados, autoridades autonómicas personalidades de la banca, periodistas y el estalinista genocida de Paracuellos.

Es lo que dan de sí, la «cultura» oficial y la real de este tiempo español.



Manuel Jiménez Quílez.

 


 

artículo anterior indice siguiente artículo

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.