LIBROS: Estudios sobre Gibraltar. nº 83

pag. principal Razón Española

LIBROS: Estudios sobre Gibraltar. nº 83

Comentarios de F.M. al libro de J Uxó et al

artículo anterior indice Página Indice

LIBROS: Estudios sobre Gibraltar

J. Uxó et al.: Estudios sobre Gibraltar, ed. incipe, Madrid 1996, 334 págs.



J. Uxó estudia la situación interna de la colonia desde sus orígenes hasta las elecciones de 1996, es decir, el proceso de institucionalización de los ocupantes bajo la protección militar británica, y les niega capacidad de autodeterminación y personalidad internacional. F. Olivié resume el Libro Rojo de 1966 y complementos; es partidario de «no aislar a Gibraltar». A. Fernández y J. Uxó analizan el valor económico de la zona y concluyen que su desarrollo dependerá de la colaboración hispano-británica. El almirante A. Liberal afirma que ha disminuido la capacidad militar de Gibraltar, pero sigue siendo de interés estratégico para Inglaterra; propone que España tome las medidas necesarias para ejercer un real control militar de la zona.

S. del Campo aporta una visión original, la sociológica de un territorio español víctima del contrabando, de la contaminación y del parasitismo británicos. No olvida el Plan de Desarrollo del Campo de Gibraltar elaborado por López Rodó y que inició la industrialización de la zona. Pero el esfuerzo se interrumpió a la muerte de Franco. «El Gobierno español ha desmontado concienzudamente todas las estructuras políticas y de gestión capaces». «La Mancomunidad puede darse por fracasada y no funciona». Y propone que la zona se constituya en entidad autónoma. En resumen, los campogibraltareños «abandonados a su suerte por el Gobierno español», y su problema «puesto al mismo nivel que la recogida de basuras» municipal.

El contralmirante J. Salgado, muy realista, propone la creación de un Organo de Dirección y Coordinación de Gibraltar y «una clara estrategia de presión», incluso la reanudación del «aislamiento».

Desde las fracasadas operaciones militares del siglo XVIII, la única acción seria para la recuperación de Gibraltar es la que llevó a cabo Franco en los foros internacionales y que desembocó en el cierre de toda comunicación terrestre el 6 de junio de 1969, y en el paralelo bloqueo aéreo y marítimo. Esta importante decisión, mantenida sin la menor fisura por los ministros Castiella, López-Bravo, López-Rodó, Cortina y Areilza, convirtió el pingüe negocio gibraltareño en una pesada carga económica para Inglaterra. Desgraciadamente, la II Restauración recayó en el entreguismo del siglo XIX, y el 10 de abril de 1980 el entonces ministro ucedista de Asuntos Exteriores, Oreja, acordó con el inglés «el restablecimiento de comunicaciones directas en la región», o sea, el levantamiento del bloqueo. Era el principio del fin, rematado por el ministro socialista, Morán, en la primera reunión del gobierno González el 15 de diciembre de 1982 que decidió la supresión unilateral y sin contrapartida alguna de todas las restricciones. Desde aquel humillante abandono, la reivindicación española se ha convertido en mediocre retórica.

Aunque en este volumen se dispensan ditirámbicos elogios al «modélico» cambio a la muerte de Franco, lo cierto es que, desde entonces, España se ha rendido sin condiciones e innecesariamente a las demandas británicas como en nuestros peores tiempos. Retroceso triste y vergonzoso, que quizás prosiga (la cuestión de la NATO y la libertad comunitaria de tránsito). Afirmar que Inglaterra devolverá el usurpado Peñón mediante argumentos jurídicos y buena voluntad persuasiva es de un infantilismo o de una hipocresía insuperables. Recordemos a los que anunciaban que al establecerse el régimen de partidos, se nos devolvería la Roca como prueba de solidaridad democrática. Sólo rotundas medidas de presión, como las adoptadas por Franco, y un negociado respaldo de los Estados Unidos podrían arrancar esa infamante espina de la frente de España.

Lo ocurrido en torno a Gibraltar desde la rendición de Oreja es para llorar.



F.M.



 

artículo anterior indice Página Indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.