LIBROS: Los Liberales coruñeses. nº 83

pag. principal Razón Española

LIBROS: Los Liberales coruñeses. nº 83

Comentarios de autor al libro de autor

artículo anterior indice Página Indice

LIBROS: Los Liberales coruñeses

Armesto, Victoria: Los liberales coruñeses, ed. Ayuntamiento, La Coruña 1997, 216 págs.



El título de este libro de la escritora María Victoria Fernández España podría hacer pensar que se trata de una monografía de historia local de las ideas políticas; pero no es así. Se trata de una evocación de
La Coruña decimonónica por la que desfilan numerosos personajes, en su mayoría pintorescos, que dan a estas páginas una gran amenidad. Se presta especial atención a Sinforiano López Alia, al que dedicó dos volúmenes Mejide Pardo en 1995. Era madrileño, guarnicionero de oficio, y entre sus ocurrencias más extravagantes figuró la de incendiar la capital de España para culpar a los franceses. ¡Nada menos! Murió ahorcado, a pesar de que en su proceso algún testigo lo declaraba «loco furioso».

Otro personaje destacado por la autora es el ex fraile agustino Manuel Pardo de Andrade, director del «Diario de La Coruña», que nunca cesa de quejarse por la escasez de su sueldo. Coqueteó con los franceses.

Pero la figura más sobresaliente de este libro es Juan Díaz de Porlier, que tampoco era gallego; valeroso guerrillero contra Napoleón, conspiró luego contra Fernando VII, se sublevó en La Coruña; pero fue abandonado por sus compañeros de alzamiento y, hecho preso, fue ahorcado.

Algún nombre menor sale malparado de estas rememoraciones anecdóticas. Es el caso del sombrerero Juan Francisco, de origen galo que, según la autora, se enriqueció especulando con cereales en períodos de escasez y que fue acusado de traición por colaborar con el invasor.

Como telón de fondo de tantos episodios novelescos se despliega la guerra de la independencia y, sobre todo, el lejano Cádiz de las Cortes doceañistas, redactoras de una Costitución inspirada en las ideas francesas, que, paradójicamente, combatían con las armas. Aquella ley fundamental tuvo corta y agitada vigencia.

Naturalmente, Victoria Armesto no pretende identificar una ideología tan seria como el liberalismo y un talante tan respetable como el liberal con las andanzas, en ocasiones sainetescas, de figurantes como el Sinforiano y sus barojianos compañeros. Su intención es abocetar coloristas estampas en las que la realidad, como tantas veces, supera a la ficción.

La autora, que con ingenio ha buceado en hemerotecas y bibliotecas, y que es portadora de una ilustre tradición coruñesa, evoca su ciudad a través de vidas concretas. Y el resultado final es un libro delicioso.



G.F.M.



 

artículo anterior indice Página Indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.