LIBROS: Etica y realismo nº 82

pag. principal Razón Española

LIBROS: Etica y realismo nº 82

Comentario de G.F.M. al libro de Antonio Millán-Puelles

artículo anterior indice Página Indice

LIBROS: Etica y realismo

Millán-Puelles, Antonio: Etica y realismo, ed. Rialp, Madrid 1996, 126 págs.



Antonio Millán-Puelles, que es el más eminente metafísico con que hoy cuenta España, publicó en 1994 Una fundamentación de la ética realista. Al año siguiente, pronunció en la Universidad de Navarra tres conferencias que quintaesencian y, en cierto modo vulgarizan, las principales conclusiones del denso libro. Revisadas por J.M. Barrio, la transcripción de aquellas lecciones se publica ahora en forma de opúsculo con un resumen de las discusiones.

El punto de arranque es que «el último fundamento de lo imperado es la voluntad de Dios» quien dicta la ley natural, reflejada en la conciencia del hombre. «La ética filosófica no es la ley natural, sino una elaboración». Sobre esta base clásica, el autor desarrolla su tesis: «tres cosas considero condiciones de toda ética realista, el amor de sí mismo, la búsqueda de la felicidad, y el placer». No es, pues, una moral de renuncia, sino de afirmación de la naturaleza humana; lo inmoral es lo inhumano.

Para Millán-Puelles los imperativos morales son absolutos; pero la material de los mismos es relativa al ser del hombre y a sus circunstancias concretas. Este «situacionismo» no es un relativismo, sino el realismo antiutópico que postula el autor quien llega a sostener que es preferible que falle la doctrina moral general antes que los preceptos concretos. Esta concepción realista exige, además, que esos preceptos sean «cumplibles».

Al margen del argumento axial, hay una refutación del postulado atribuida a Hume (del ser no se puede deducir el deber) y de la denuncia nietzscheana de que la moral tradicional es antivital y, en cierto modo, masoquista. Hay, en cambio, una parcial reivindicación de Epicuro.

El autor, como en sus ensayos juveniles, en estas conferencias se acerca al lector con un lenguaje coloquial, rico en ejemplos y que contrasta con la sobriedad técnica de sus libros de plenitud como la Teoría del objeto puro, recién traducido al inglés.

La exposición estrictamente racional, se cierra con unas consideraciones finales de tología dogmática.

No es una relección aristotélica porque desde la filosofía tradicional, Millán-Puelles innova. Es difícil encontrar en la bibliografía filosófica española un texto que con tanta concisión afronte los problemas capitales de la ética.



G.F.M.



 

artículo anterior indice Página Indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.