Razón Española, nº 116; LIBROS: Españolas reinas de Francia

pag. principal Razón Española

LIBROS: Españolas reinas de Francia. nº 116

Comentarios de fulano al libro de autor.

La política indice LIBROS: Who's Who of the conquistadors

LIBROS: Españolas reinas de Francia

Beladíez, Emilio: Españolas reinas de Francia. Ed. Palabra, Madrid, 2001, 485 páginas.



Los herederos de Emilio Beladíez han reeditado su libro sobre las reinas españolas de Francia, en la versión corregida y aumentada que dejó preparada el ilustre embajador colaborador de «Razón Española» antes de su fallecimiento. Se trata «en cuanto a la presentación» de una edición muy digna y apropiada para un libro de Historia. Respecto de la forma, decir que está muy bien escrito no puede sorprender a nuestros lectores, familiarizados con su estilo, ya que durante más de un lustro llevó la sección de «La diplomacia», donde hizo gala de sus saberes internacionales y de su capacidad de prospección, ya que muchas de sus predicciones se han cumplido. Finalmente, en lo que hace al contenido, pasa revista -según anuncia el título- a las españolas que ocuparon por matrimonio el trono de Francia. Desde Bruquenilda, hija del rey visigodo Atanagildo, que se desposó con el rey merovingio Sigiberto en 566, hasta Eugenia de Montijo, enlazada con Napoleón III en 1853, pasando por Constanza y Blanca de Castilla, Isabel de Aragón, Juana y Blanca de Navarra, Leonor de Habsburgo y Ana y María Teresa de Austria. Incluye también el embajador Beladíez a Violante de Aragón, pues, aunque nunca ciñó la corona, sí fue duquesa de Anjou, madre de reina y siempre muy influyente, hasta el punto de que Carlos VII la sentaba junto a él en el trono.

Constanza de Castilla es la primera española que durante la Edad Media se casa con un rey francés, Luis VII, y en ella resume Beladíez la entrega de las princesas hispanas a sus nuevos reinos: «Constanza, como todas las españolas que le siguieron en el trono francés, dio pruebas de adopción al país, de amor a su marido y de dedicación a los intereses supremos de Francia. Ni ella, ni ninguna otra, jugaron jamás un papel dudoso y siempre pusieron lo mejor de sí mismas para el bien de su pueblo adoptivo». De Blanca de Castilla, casada con Luis VIII en el alborear del siglo XIII, destaca su belleza y formación. Fue madre de Luis IX, San Luis. A la siguiente generación perteneció Isabel de Aragón, hija de Jaime I el Conquistador, que casaría con el hijo de San Luis, Felipe III. El matrimonio, cuando lo acompañaban hacia la II Cruzadam, pudo oír de labios del santo rey: «Querido hijo, te doy todas las bendiciones que un buen padre debe dar a su hijo. Que Dios te de la gracia de hacer siempre Su voluntad y que tú y yo podamos, tras esta vida mortal, estar juntos con Él y alabarlo sin fin». Juana de Navarra fue la mujer de Felipe IV, el Hermoso, con la evocadora carga de los nombres, comunes a los de la hija de la reina Isabel de Castilla y su esposo. Aunque la navarra aventaja en talento y valor a la hija de los reyes Católicos, pues en ausencia de su marido aquélla llegó a ganar batallas al frente de sus tropas. Tras Blanca de Navarra, casada con Felipe VI, el primer Valois, entran en las princesas de la Casa de Austria. la primera, Leonor de Habsburgo, hermana de Carlos I, que había sido reina de Portugal, y que tras su viudez casó con Francisco I, el tantas veces derrotado por su cuñado el emperador Carlos. De esta misma casa son Ana de Austria, hija de Felipe III, que casa con Luis XIII, la reina firme e inteligente que gobernó con los cardenales Richelieu y Mazarino por primeros ministros; y María Teresa de Austria, la mujer de Luis XIV. Termina el libro con Eugenia de Montijo, desposada con Napoleón III. Es la biografía más extensa, verdadera monografía, bien documentada, y de la que es curioso señalar la parte que toca al trato de la emperatriz con la destronada hija de Fernando VII, Isabel, durante el período de su exilio parisino. Período del que también ha sacado mucho partido el historiador Ricardo de la Cierva en su celebrada trilogía sobre la llamada reina de los tristes destinos.

Así pues, excelente libro de historia, ameno y documentado, que se lee con facilidad e interés y que recomendamos vivamente a nuestros lectores.



Benedicto Martín Amores



 

La política indice LIBROS: Who's Who of the conquistadors


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.