Razón Española, nº 115; Extranjeros famosos en zona roja durante la guerra civil

pag. principal Razón Española

Extranjeros famosos en zona roja durante la guerra civil

Por Eduardo Palomar Baró

Una defensa de principios premodernos a fines del siglo XX. Los aspectos positivos de la aristocracia tradicional indice La política

Extranjeros famosos en zona roja durante la guerra civil

 

En el 65 aniversario del comienzo de nuestra Guerra de Liberación mencionaremos algunos de los personajes extranjeros que participaron en apoyo del bando rojo. Aparte de políticos "democráticos" izquierdistas, de intelectuales de la misma cuerda, militares, escritores, militantes comunistas, propagandistas y asesores, también arribaron numerosos periodistas que cubrían en sus diarios la parte ideológica y novelesca de la empresa, y que gracias al envío de voluntarios extranjeros a España para ayudar a la causa "republicana" fue seguido por ellos con entusiasmo, por lo que las visitas de corresponsales eran frecuentes en los campamentos de las Brigadas Internacionales, las cuales, según versiones actuales, vinieron a España para luchar por la "democracia y por la libertad".



Origen y formación de las Brigadas Internacionales. Estas "democráticas" Brigadas tuvieron su origen el 21 de julio de 1936 en una reunión del Komintern (Tercera Internacional Comunista) y del Profintern (Federación Comunista de Sindicatos), en Moscú, discutiéndose la posibilidad de participar en el conflicto español, pero el acuerdo a que se llegó fue el de enviar una ayuda al gobierno del Frente Popular y que esta fuera económica y no armada.

Cinco días después, el 26 de julio de 1936 en la reunión celebrada en Praga por el Komintern, se volvió a discutir el caso español, asignando mil millones de francos franceses, pero además se introdujo un nuevo factor, al acordarse una brigada de cinco mil hombres reclutada entre los izquierdistas de todos los países para ir a combatir a suelo español. El fondo debía ser administrado por José Díaz, del PCE, y Maurice Thorez y Palmiro Togliatti, en representación de los otros dos Partidos Comunistas latinos, el francés y el italiano. En el comité de administración debían figurar además Dolores Ibárruri "La Pasionaria" y Francisco Largo Caballero. Stalin prefirió prestar la ayuda a través del Komintern, de los partidos comunistas de Europa y América, del Socorro Rojo Internacional y del movimiento "Paz y Libertad". De acuerdo con el Partido Comunista Español, los dirigentes comunistas Palmiro Togliatti, Maurice Thorez y André Marty, presididos por el delegado general de Stalin en el Komintern, Jorge Dimitrov, e inspirados por el principal emisario de las alturas rojas, Ernó Gero, decidieron enviar apresuradamente a la sucursal española-que por entonces radicaba en la calle madrileña de Francos Rodríguez, 5- los refuerzos aprobados por Stalin.

El llamamiento del Partido Comunista Alemán a los "antifascistas dotados de experiencia militar" es del 7 de agosto de 1936.

El 6 de septiembre, Rosenberg, recientemente nombrado embajador soviético en Madrid, envió un despacho a Moscú indicando que le parecía había llegado la hora de mandar, en apoyo de la República, a un verdadero ejército; la situación militar empezaba a ser desesperada. A principios de este mes de septiembre, están en Madrid Maurice Thorez, secretario del Partido Comunista Francés, y Luigi Longo. Este ayudaba a los comunistas españoles a organizarse militarmente, y Thorez sostenía conversaciones con Largo Caballero, ya primer ministro, y con Rosenberg para tratar de organizar la llegada de ayuda a la zona republicana. A fines de septiembre se trasladó a Moscú para informar al Politburó. Una de las ideas que se forjaron allí fue la de que la creación de unas brigadas internacionales que intervinieran en España podría ser el primer paso hacia la creación de un ejército rojo internacional que operara posteriormente en otros países. Así pues, las Brigadas Internacionales eran una fuerza soviética, en cuanto el Komintern era una entidad soviética. Comunista fue, por tanto, la idea y la inspiración de las Brigadas Internacionales. Comunistas eran sus centros y sus canales de reclutamiento, centralizados en París, rue Lafayette (para los comunistas de países totalitarios) y rue Mathurin-Moreau, sede de los Sindicatos, para los comunistas de países democráticos. Comunistas eran los organizadores y los enlaces: desde Josip Broz -el futuro mariscal Tito-, agente para el envío de voluntarios de la Europa Oriental, hasta los oscuros burócratas del oscuro comunismo americano, que trabajaban en franca camaradería con la Embajada de la República en Washington.

Comunistas fueron -casi sin excepción- los jefes importantes de las Brigadas Internacionales y la inmensa mayoría de los intermedios. Fervientes y viejos comunistas fueron "Neber", primer jefe de la XI Brigada; "Lukacs", primer jefe de la XII; Zaisser, primer jefe de la XIII; "Walter", primer jefe de la XIV, y "Gal" -ciudadano soviético, como "Lukacs"- primer jefe de la XV. Los efectivos totales de las Brigadas del Komintern contaban inicialmente con un 65 por 100 aproximado de comunistas, que al salir de España, se habían incrementado hasta un porcentaje sin duda superior al 80 por 100. Ya que esos voluntarios eran la espuma de la crisis mundial, fácil es comprender que no formaban un conjunto de virtudes ciudadanas ni personales. Estos "hijos de la crisis" estaban formados por emigrados políticos y obreros sin trabajo. Vinieron por el hambre, por persecución política, y la cifra de pervertidos, criminales y cobardes fue aterradoramente superior a la de cualquier otro ejército voluntario del siglo XX.

Stalin dio su visto bueno a la formación de las Brigadas en una carta dirigida al secretario del Partido Comunista de España, José Díaz. En ella decía: "Los trabajadores de la Unión Soviética, al ayudar en la medida de lo posible a las masas revolucionarias de España no hacen más que cumplir con su deber. Se dan cuenta de que liberar a España de la opresión de los rebeldes fascistas no es un asunto privado de los españoles, sino la causa común de toda la Humanidad avanzada y progresiva".



Algunos personajes extranjeros en la zona roja. De entre los extranjeros famosos que estuvieron en la guerra civil, unos apoyaron la causa roja y otros combatieron a favor de ella. Por orden alfabético, daremos una relación de algunas de las personalidades extranjeras que prestaron con su entusiasmo, su aportación económica, sus campañas propagandísticas, su cooperación política y militar, etc., una ayuda a la ahora llamada "zona republicana", prescindiendo de mandos militares de mayor o menor graduación y centrando la elección en escritores, políticos, corresponsales de guerra, intelectuales y personalidades izquierdistas diversas, simpatizantes todos ellos del bando rojo.



Bernanos, Georges (1888-1948). Nació en París. Escritor francés, que militó en las filas de extrema derecha de su país. Tomó parte en la I Guerra Mundial, en la que fue herido varias veces. En 1934 fijó su residencia en Mallorca, donde le sorprendió la guerra civil. En sus comienzos se puso al lado del bando nacional, pero sus divergencias con jefes políticos de esta zona le hicieron cambiar de postura, convirtiéndose en denostador del Movimiento. En febrero de 1937, residente ya en Francia, suscribió junto con otros intelectuales franceses, un llamamiento del Comité por la Paz Civil y Religiosa de España. Un año después escribió un libro titulado Los grandes cementerios bajo la luna, sobre nuestra guerra, con gravísimas acusaciones contra los "sublevados" y contra la Iglesia, cosa curiosa pues era un escritor católico y monárquico y que tenía un hijo que militaba como voluntario en las filas de la Falange mallorquina. En protesta por el Pacto de Munich (29 de septiembre de 1938), emigró al Brasil, de donde regresó al acabar la II Guerra Mundial. Murió en Neuilly-sur-Seine el 5 de julio de 1948.



Brandt, Willy (1913-1992). Nació en Lübeck. De nombre Karl Herbert Frahm, adoptó el seudónimo Willy Brandt en la clandestinidad, al llegar los nazis al poder en 1933. Periodista y político social demócrata alemán. Militante de las Juventudes Socialistas y más tarde del izquierdista Partido Socialista de los Trabajadores. Se refugió en Noruega, obteniendo su nacionalidad. Participó en la guerra civil española como corresponsal de la prensa noruega acreditado en la zona roja. A raíz de los sucesos acontecidos en Barcelona en mayo de 1937, fue expulsado de España junto con el también periodista Eric Arthur Blair, "George Orwell", acusado de estar en connivencia con el POUM y los grupos trotskistas, a los que servía como asesor militar y propagandístico. Regresó a Noruega, donde censuró fuertemente a los comunistas. Durante la II Guerra Mundial luchó en la resistencia contra los nazis. En 1947 ingresó en el Partido Socialdemócrata (SPD). Ocupó cargos de alta responsabilidad: alcalde de Berlín Occidental (1957-1966) vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores y con el triunfo electoral del SPD en 1969 fue nombrado canciller, siendo reelegido en 1972. Tuvo resonancia su Ostpolitik, política de apertura a los países del este de Europa. Dimitió en 1974 por el escándalo político al conocerse que su secretario Guillaume era espía soviético. Ejerció como presidente de la Internacional Socialista. Gran amigo y valedor de Felipe González, al que ayudó política y económicamente. Asistió al XXVII Congreso del PSOE de diciembre de 1976. Premio Nobel de la Paz en 1971. Autor, entre otros libros, de Mi camino hacia Berlin y Memorias políticas. Murió en Bonn el 9 de octubre de 1992.



Dos Passos, John (1896-1970). De nombre John Roderigo Dos Passos. Escritor norteamericano, de ideas izquierdistas, había estado en la Unión Soviética. Al estallar la guerra de España, mostró sus simpatías por el bando rojo, asistiendo en julio de 1937 al II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas. Colaboró con Ernest Hemingway en la película de propaganda The Spanish Earth. Según Jean-Paul Sartre, "el mayor de todos los escritores contemporáneos", escribió Manhattan Transfer; El paralelo 42; El gran dinero; Aventuras de un joven; El gran destino; Oriente express; Los hombres que hicieron nación; Los grandes días, etc. Murió en Nueva York el 28 de septiembre de 1970.



Ehrenburg, Ilja Grigórievich (1891-1967). Nació en Kiev. Escritor y periodista soviético, de ascendencia judía. En el año 1932 visitó por primera vez España, y escribió poco después un libro titulado España, república de trabajadores, en el que ironizaba sobre el entonces nuevo régimen político español. Al estallar la guerra civil, el Partido lo envió a España. En octubre de 1936 se celebró en Madrid una convocatoria del Secretariado de Asociación de Escritores Antifascistas, preparativa del congreso que se tenía que celebrar al año siguiente, presidiendo dicha convocatoria junto con Rafael Alberti. Actuó como corresponsal de guerra, y pronunció gran número de conferencias de carácter propagandistico, exaltando la participación comunista en la contienda. Pero Ehrenburg contempló con indignación e irritación la desorganización e indisciplina del ejército compuesto por anarquistas, socialistas, comunistas, brigadistas, republicanos y demás fuerzas políticas. Se hizo famosa una foto en la que un miliciano enarbola una bandera roja sostenida por Ehrenburg, en la que figura la inscripción "Columna Libertad. P.S.U.C", el emblema de la hoz y el martillo, Centuria 50 "llja Ehrenburg". Escribió diversos libros que alcanzaron gran popularidad: Las extraordinarias aventuras de Julio Jurenito; Rapaz; Moscú no cree en las lágrimas; El segundo día; ¡No pasarán! y Guadalajara: una derrota del fascismo. En 1942 le concedieron el Premio Stalin de literatura y en 1946 lo nombraron miembro del Soviet Supremo. Murió en Moscú en el año 1967.



Hemingway, Ernest Miller (1899-1961). Nació en Oak Park (Illinois) Escritor y periodista norteamericano. Participó como voluntario de la Cruz Roja en la IGuerra Mundial, conduciendo una ambulancia y resultando herido. Corresponsal de diversos periódicos, viajó por muchos países, sobre todo de Europa y de Africa. Desde el comienzo de la guerra civil española mostró sus simpatías por el bando republicano, al que envió 40.000 dólares como donativo al Gobierno de Madrid. Asistió al II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, celebrado en Valencia, Madrid y Barcelona en julio de 1937. Como corresponsal de guerra presenció algunas batallas desde la primera línea de fuego, fruto de lo cual fueron sus libros La quinta columna y Por quien doblan las campanas, si bien esta última obra José Luis Castillo Puche en su estudio Hemingway in Spain la califica de un western, ya que el fondo de Por quien doblan las campanas es la batalla de Segovia y curiosamente Hemingway había llegado a Barcelona el mismo día de la reconquista de Brihuega por el Ejército Popular, por lo que no asistió a la batalla que noveló. Sí estuvo en el frente de Madrid, en Teruel y en el Ebro. También realizó los comentarios al documental cinematográfico Tierra española de Joris Ivens. Una vez finalizada la guerra vino con frecuencia a España, asistiendo a su gran pasión: los toros. En 1953 inició una fuerte relación de amistad con el famoso torero Antonio Ordóñez. Se convirtió en un asiduo de los Sanfermines. Obtuvo el Pulitzer en 1953 y al año siguiente el Premio Nobel. Autor, entre otros libros, de Fiesta; Adiós a las armas; Muerte en la tarde; Las nieves del Kilimanjaro; Tener y no tener; el viejo y el mar, etc. Se quitó la vida con un rifle de caza, el 2 de julio de 1961 en Ketchum (Idaho).



Koestler, Arthur (1905 -1983). Nació en Budapest. Escritor británico de origen húngaro, miembro del Partido Comunista, estuvo trabajando para el Komintern, en París, desde 1934. Corresponsal de guerra del diario liberal inglés News Chronicle, que al comienzo de la guerra civil española se hizo pasar por simpatizante de los nacionales, llegando a hacer una entrevista al general Queipo de Llano y escribiendo, a continuación, una serie de artículos contra la España de Franco. Actuó como espía comunista, y así en febrero de 1937, hallándose en Málaga se dedicó a buscar documentación que probase la ayuda germano-italiana a los nacionales. Fue hecho prisionero, encarcelado en Sevilla y condenado a muerte por espionaje. Tres meses después, gracias a la intervención del doctor Marcel Junod, delegado de la Cruz Roja Internacional, fue canjeado por la esposa del piloto nacional, Carlos de Haya González, que se hallaba prisionera en zona republicana. El gobierno británico intervino también para ayudar a Koestler, debido a su relación con el News Cronicle. Escribió, entre otros, los siguientes libros: El cero y el infinito; El Yogui y el comisario, El loto y el robot; La escritura invisible; Los sonámbulos y su obra más importante, Testamento español, que publicó un año después de abandonar el Partido Comunista. Murió en Londres en 1983.



Koltsov, Mijail (1898-1942). Político y periodista soviético. A los veinte años se enroló en el Ejército Rojo, adhiriéndose al ideario comunista. Colaborador asiduo del diario Pravda y fundador del semanario Ogokek, en el cual relató sus viajes por Asia, Hungría, Alemania y Yugoslavia. Al estallar la guerra civil se trasladó a España como enviado especial del citado periódico, aunque también asumió otras tareas, siendo acusado de ser agente personal de Stalin por parte de anarquistas y poumistas. Utilizó el seudónimo de "Miguel Martínez". Se le atribuye la responsabilidad por los asesinatos que en noviembre de 1936 tuvieron lugar en Paracuellos de Jarama y en Torrejón de Ardoz, pues parece ser fue él quien concibió la idea de sacar a los presos de las cárceles de Madrid para trasladarlos a otros lugares más seguros. Posteriormente participó en el asalto a la Embajada de Finlandia en Madrid. En noviembre de 1937 abandonó España. En 1938 estuvo en Checoslovaquia.

Regresó a la URSS, donde fue detenido y ejecutado en 1942 como consecuencia de una de las "purgas" de Stalin. Autor, entre otros libros, de Combatientes del Ejército Rojo; Diario de la guerra de España y Hombres del Ejército rojo, en los que narra alguna de sus experiencias vividas en nuestro país.



Malraux, André (1901-1976). Nació en París el 3 de noviembre de 1901. Escritor y político francés. Se hizo mundialmente famoso en 1934 con la publicación de La condition humaine. Durante la guerra civil estuvo en España al frente de un grupo de aviadores galos, a pesar de que él era totalmente inexperto en la materia, e incluso no poseía el permiso como piloto, alineándose en las filas del ejército rojo. La Escuadrilla España, como la llamó Malraux, cosechó más pena que gloria. Estuvo compuesta por unos veinte aviones, la mayoría eran Potez 54 . Regresó a su país, pronunciando posteriormente una serie de conferencias y mítines en Europa y América, a favor de la causa republicana. Malraux creía que el marxismo era el único organismo capaz de oponerse con fuerza al fascismo.

Regresó a España en un Lockheed orion perteneciente al ministerio del Aire francés, como observador no oficial del Gobierno galo y como presidente del Comité Mundial contra el Fascismo y la Guerra. El avión iba pilotado por el famoso aviador francés Édouard Corniglion-Molinier. Días después, se celebró un enorme mitin en la "Salle Wagram" de París, en el que Malraux, de regreso de España, fue la estrella, con una serie de discursos en los que se pidieron "voluntarios y contribuciones para ayudar a España en su lucha por la libertad". Después se formó el Comité International de l 'Aide au Peuple Espagnol, cuyo presidente fue Victor Basch, un sabio judío de extracción húngara. Fruto de sus experiencias en la contienda, Malraux escribió L'Espoir, novela revolucionaria, especulativa, emocional y sentimentalista que se llevó al cine con el título Tierra de Teruel, con la colaboración de Max Aub. El jefe de la Aviación republicana, Ignacio Hidalgo de Cisneros, recordaba la estancia de Malraux en España con estas palabras: "Yo no puedo decir que Malraux no fuese a su manera un hombre progresista, ni que no viniese a España de buena fe para ayudar a los republicanos, pero lo que sí puedo decir es que, por su personalidad como escritor podía habernos sido útil, anulándose él mismo al pretender hacerse jefe de una escuadrilla, sin haber visto en su vida un avión, sin tener la menor idea de lo que es la Aviación y sin darse cuenta de que no se puede juzgar a los aviadores sin serlo, y mucho menos en una guerra". Escribió, entre otros, los siguientes libros: Los conquistadores; La tentación del occidente; El camino real; La condición humana (ya citado) que fue Premio Goncourt 1933; La lucha con el ángel; Oraciones fúnebres, etc. Murió en Créteil en noviembre de 1976.



Neruda, Pablo (1904-1973). Nació en Parral (Chile) el 12 de julio de 1904. Su verdadero nombre era Neftalí Ricardo Reyes Basoalto. Diplomático chileno, poeta, prosista y dramaturgo. Su primera publicación data de 1917 y apareció en el diario La Mañana de Temuco. Hasta 1920 no usó el seudónimo de Pablo Neruda. Colaboró en varias revistas y en agosto de 1923 apareció la colección original de Crepusculario. En 1927 fue nombrado cónsul honorario en Rangoon (Birmania) y posteriormente en Colombo (Ceilán), en Batavia (Java) y en Singapur. En 1932 regresó a Santiago de Chile, donde conoció a Federico García Lorca. Entre 1934 y 1938 desempeñó el cargo de cónsul de Chile en Barcelona, a donde llegó con el sombrero panamá de los agentes diplomáticos sudamericanos, y después fue enviado a Madrid, circunstancia que le permitió conocer y tratar a casi todos los componentes de la llamada "generación del 27", tales como Federico García Lorca, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre y Manuel Antolaguirre, fundando y dirigiendo la revista Caballo Verde para la Poesía. De filiación comunista, aunque todavía no estaba adscrito al Partido Comunista, que le entregaría el carnet después de la II Guerra Mundial, pero ya entonces se confesaba abiertamente simpatizante y proestalinista, y como tal posaba en los salones y en las redacciones de los periódicos, adonde a veces se hacía acompañar por algún obrero-vestido-de-obrero, consciente de su provocación para épater le bourgeois, o acudía a los cócteles vistiendo él mismo "una boina, al parecer sobreusada, metida hasta las orejas, y una especie de pelliza proletaria en franco desacuerdo con el modo de vestir natural de gentes que se reunían para tomar un trago y cambiar conversación en una casa particular en compañía de señoras. Claro que había dejado el Oldsmobile a la puerta, lujo inaudito, creo que para todos los allí presentes", refería el poeta y ensayista Juan Larrea en sus trifulcas con el chileno. Durante la guerra civil española desarrolló una intensa actividad propagandística a favor del bando rojo. En julio de 1937 intervino en el II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, que tuvo lugar en Valencia, Madrid y Barcelona, fundando, el mismo año, en París, el Grupo Hispanoamericano de Ayuda a España, junto con el poeta peruano César Vallejo. Neruda fue una de las voces importantes del congreso, adquiriendo más tarde un papel preponderante en varios foros poéticos y políticos, lo que le llevaría del abrazo de Stalin al del rey de Suecia en una carrera plena de apasionamiento y exotismo. Juan Ramón Jiménez, le llamó con malicia, "un mal gran poeta". Varios escritores, poetas y ensayistas izquierdistas como Juan Larrea, Tristan Tzara y José Bergamín intentaron una reconciliación entre el poeta chileno Vicente Huidobro y Nenuda, acérrimos enemigos de hacía muchos años: "Queremos pedirles, pues, que a partir de hoy den Uds. el alto ejemplo de olvidar cualquier motivo de resentimiento y división para que con entusiasmo acrecido y dentro de una sola voluntad militemos todos bajo la bandera del pueblo víctima por el triunfo material y moral sobre el fascismo". Después de esa carta una de las dos partes se avino, Huidobro, y la otra, Neruda, desdeñó el ofrecimiento.

Volvió a Chile en 1938. El gobierno chileno del Frente Popular le nombró en 1939 cónsul en París, desde donde organizó el viaje del Winnipeg, barco fletado por el gobierno de la República española para los refugiados españoles. Terminada la II Guerra Mundial y elegido senador, se afilió al Partido Comunista de Chile en una ceremonia solemne. En 1962 participó en Francia, junto a señalados comunistas españoles, en algunos actos de carácter político "por la libertad del pueblo español". Nombrado embajador de Chile en Francia por el Gobierno de Salvador Allende -del cual era amigo personal-, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en el año 1971. Autor de numerosos libros, tales como: La canción de la fiesta; Crepusculario; Veinte poemas de amor y una canción desesperada; Residencia en la tierra; Las furias y las penas; Himno y regreso y Confieso que he vivido. Murió el 23 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile.



Saint-Exupéry, Antoine (1900-1944). Nació en Lyon el 29 de junio de 1900. Aviador y escritor francés. Durante la guerra civil de España actuó en la zona republicana como corresponsal del diario francés L ' Intransigeant. En uno de sus artículos publicado en agosto de 1936, escribió que «en España fusilar es como talar árboles". "Una guerra civil no es una guerra, sino una enfermedad porque no se trata de expulsar un enemigo de un territorio, sino de expulsar un mal [...1. Y quizá los que se aglutinan en un bando difieren más entre sí que de sus adversarios. En la guerra civil el enemigo es interior: se lucha casi contra sí mismo. Y es por eso que, sin duda, esta guerra toma una forma tan terrible: se fusila más de lo que se combate. La muerte, aquí, es el lazareto de aislamiento. Una purga de portadores de gérmenes. Los anarquistas hacen visitas domiciliarias y cargan a los contagiosos en sus carretas. Y, del otro lado de la barrera, Franco ha podido pronunciar esta frase atroz: "Aquí ya no hay comunistas"».

En su visita a la URSS, descubrió que Stalin había obligado a los rusos a afeitarse. De esa forma la policía podía identificar con mayor precisión a los ciudadanos. Saint-Exupéry sentía simpatía por Stalin. Nunca se manifestó estrictamente antirrepublicano, ni estrictamente antifascista. Apuntaba en sus Carnets que "el soldado de Franco es noble. El soldado contrario lo es también. Rechazo los sistemas que, para conservar su coherencia, se ven obligados a considerar al ejército enemigo como una junta de pillos, de explotados o de imbéciles". Al término de la contienda escribió un libro sobre el conflicto español titulado Tierra de hombres. Durante la II Guerra Mundial combatió como aviador del ejército francés, muriendo en acción de guerra cuando un caza alemán derribó el avión que pilotaba sobre las aguas del mar Tirreno, el 31 de julio de 1944.



Thorez, Maurice (1900-1964). Nació en Noyelles-Godault el 28 de abril de 1900. Político francés, hijo de mineros, en cuya profesión se inició a la edad de doce años, aunque pronto hubo de abandonarla al ser despedido de la empresa en que trabajaba por sus actividades políticas. Ingresó en los Sindicatos y en el Partido Socialista francés (SFIO) en 1919. Tras el Congreso de Tours y la escisión, en diciembre de 1920, Thorez pasó a militar en el PCF. Jefe de la Federación Comunista del Pas-de-Calais (1923) y de la región Norte de Francia desde 1924, año en que fue elegido miembro del Comité Central del PCF.

En 1930 fue elegido Secretario General del Partido Comunista de Francia, cargo que no abandonó hasta el día de su muerte, en 1964. En el año 1932 fue elegido para la Cámara de los Diputados y reelegido cuatro años después. Al estallar la guerra civil española se inclinó públicamente por la causa republicana, apoyando en todo momento una política de ayuda a dicha causa e intentando convencer a Léon Blum, presidente del Gobierno francés a la sazón, de la necesidad de intervenir en el conflicto español, siendo, al mismo tiempo, uno de los políticos extranjeros que más esfuerzos hizo, tal como comentábamos más arriba, para la creación de unas Brigadas Internacionales que, reclutadas entre los militantes comunistas de todo el mundo, se alinearan junto al ejército de la República española. En 1937 visitó la zona roja, siendo objeto de numerosos homenajes, especialmente por parte de los líderes comunistas españoles. Al estallar la II Guerra Mundial, fue movilizado pero no se presentó, desertando del ejército. Fue juzgado en ausencia y condenado y mediante un decreto del 21 de febrero de 1940 fue desposeído de la nacionalidad francesa, refugiándose en la URSS. En 1944 fue amnistiado, regresando a Francia y formando parte de uno de los Gobiernos de De Gaulle como ministro de Estado. Ocupó después la vicepresidencia del Consejo de Ministros, manteniéndose siempre en la línea ortodoxa estalinista. Murió en alta mar, camino de Odesa, el 11 de julio de 1964.



Tito (1892 -1980). Nació en Kumrovec (Croacia) el 7 de mayo de 1892. Su verdadero nombre era el de Josep Broz. Político yugoslavo que en la I Guerra Mundial cayó prisionero de los rusos. En 1917 huye del campo de concentración y llega a San Petersburgo en donde participa como guardia rojo en la revolución de 1917. En 1920 regresa a Croacia con Pelagea Belusova, su primera mujer, rusa. Ese mismo año ingresa en el Partido Comunista de Yugoslavia (PCY), de reciente creación. En agosto de 1929, sufre su segundo arresto, siendo condenado a cinco años de cárcel. En marzo de 1934 es puesto en libertad. En febrero de 1935 acude a Moscú como representante yugoslavo ante el Komintern. Pasa a formar parte del Comité Central del Partido, con sede en Viena, pero a causa de las medidas de la policía austríaca, que refuerzan la vigilancia sobre los comunistas, se ve obligado a trasladarse a París. Desde un hotel de la margen izquierda del Sena, se dedica a reclutar voluntarios con destino a las Brigadas Internacionales, los cuales enviaba por una especie de "ferrocarril secreto" que atravesaba Francia tratando de pasar inadvertido.

Tito negó haber estado en España pero teniendo en cuenta la sorprendente cantidad de personas que afirmaron haberle visto allí, es posible que, como mínimo, visitara el cuartel general de las Brigadas Internacionales por una u otra razón. Su negativa a admitir esto se explica sin duda por estar implicado en el asesinato de Milan Gorkiç (su nombre verdadero era el de Josip Cizinski), el cual también se había encargado de organizar el envío de voluntarios para las Brigadas desde París. En la II Guerra Mundial, el 6 de abril de 1941, Alemania invade Yugoslavia. El monarca Pedro II y el gobierno huyen a Londres. Entonces Tito se convierte en el alma de la resistencia guerrillera contra los alemanes y los colaboracionistas, sin recibir ayuda ni de la URSS ni de los aliados occidentales. En 1945 proclamó la República Popular Federativa de Yugoslavia, pasando a ser jefe del Gobierno de 1945 a 1953 y luego como presidente de la República hasta su muerte. Rompió las relaciones con Stalin en el año 1948. En 1952 se casó con Jovanka Budisavljevic, treinta años más joven que él y que fue su tercera esposa tras la rusa Pelagea Belusova y la alemana Herta Has. Es nombrado mariscal y posteriormente comandante en jefe del ejército yugoslavo. Tito enferma y es ingresado en una clínica el 20 de enero de 1980. Para salvarle, le amputan la pierna izquierda y el 4 de mayo de 1980 muere en la clínica de Liubliana en Eslovenia.



Togliatti, Palmiro (1893 -1964). Nació en Génova el 26 de marzo de 1893. Estudió Derecho en la Universidad de Turín. Por mediación de Gramsci entró en contacto con el socialismo. En 1914 era colaborador del periódico socialista Avanti!. En la I Guerra Mundial sirvió como oficial y fue herido. En 1920 participó en la fracción comunista del Partido Socialista Italiano, que habría de convertirse en la base del Partido Comunista. En abril de 1924 fue elegido miembro del Comité Central del PCI. Fue detenido varias veces durante el régimen de Mussolini, huyendo a Francia. Desde la URSS dirigió la lucha antifascista clandestina del PCI, al tiempo que colaboraba con la Internacional Comunista en tareas de propaganda. Secretario general del PCI, fue uno de los secretarios del Komintern. Actuó en la guerra civil española utilizando el sobrenombre de "Alfredo Ercole Ercoli", desempeñando un importantísimo papel, a lo largo de toda la contienda, en la organización comunista española, desde la cual propició, al parecer, la caída de Largo Caballero y, más tarde, la de Indalecio Prieto. Fue comisario político de las Brigadas Internacionales y del PCE.

Tras la derrota de los rojos en Cataluña, huyó a Francia, volviendo de nuevo a la zona centro-sur de España para propugnar la continuación de la lucha y la resistencia a ultranza. En los últimos días de la guerra asistió a la postrera reunión del Partido Comunista que tuvo lugar en Elda, reconociendo como único Gobierno al constituido por el Consejo Nacional de Defensa (5 de marzo de 1939), presidido por el general José Miaja, alegando que oponerse a dicho consejo sería iniciar una nueva guerra civil. Pocos días después abandonó España y se refugió en Argel. Durante la II Guerra Mundial estuvo en la URSS, donde dirigió una serie de programas de radio de carácter propagandístico.

En 1943 regresó a su país, planteando la colaboración de los comunistas con las fuerzas democráticas para la reconstrucción nacional. Participó en los gobiernos de unidad de Badoglio, Parri y De Gasperi. En 1947 encabezó la oposición contra la Democracia Cristiana. Deseoso de apartar su partido de la influencia de Stalin, reclamó un comunismo más nacional, liberal e independiente de los dictados de Moscú, siendo un precursor del eurocomunismo. El 14 de julio de 1948 resultó gravemente herido en un atentado perpetrado por un joven fascista. Murió en Yalta el 21 de agosto de 1964.



Ulbricht, Walter (1893-1973). Nació en Lepzig el 30 de junio de 1893. Ingresó en el Partido Socialdemócrata de Alemania en 1912. Durante la I Guerra Mundial combatió en el frente nacional. Después de la contienda pasó a militar en el Partido Comunista. En 1923 es elegido para formar parte del Comité Central del Partido y en 1924 pasa a la Escuela de Mandos de Moscú. Trabajó en la Sección para la Formación de Células, del Departamento de Organización de Komintern y fue instructor en Viena y en Praga. Desarrolló una gran labor de proselitismo, lo que le valió el sobrenombre de "Camarada Célula". Cofundador del Partido Comunista de Alemania, en 1928 llegó a ser diputado del Reichstag. Tras la subida de Hitler al poder, emigró a la URSS, donde pasó algunos años. Durante la guerra civil española se integró en las Brigadas Internacionales, en el seno de las cuales organizó una sección de la NKVD, con el fin de detectar, entre los miembros de las mismas, aquellos voluntarios alemanes, suizos y austríacos que tuviesen antecedentes, afinidades o simpatías trotskistas. Sirvió fielmente las consignas de eliminar del tablero político a los comunistas enfrentados con la política de Stalin. En la II Guerra Mundial organizó el movimiento "Alemania Libre". Tras la derrota alemana, estuvo en Moscú, volviendo a su país, donde tomó parte activa en la creación del Partido Socialista Unificado, que reunió en una sola entidad a los comunistas (KPD) y a los socialdemócratas (SPD) en la República Democrática Alemana (RDA).

Fue elegido presidente y secretario general del partido. A lo largo de su trayectoria política se mantuvo, en todo momento, dentro de la más pura ortodoxia estalinista, y así, a pesar de la muerte de Stalin en 1953, Ulbricht, como líder de la RDA no abandonó el férreo estalinismo hasta que vio construido el Muro de Berlín en 1961. Murió en Berlín Este, el 1 de agosto de 1973.



Epílogo En junio de 1938 también visitaron la zona roja un grupo de personalidades extranjeras. Entre ellas figuraban el Pandit Nehru, un Kennedy, que unos aseguran que fue el futuro Presidente de los Estados Unidos y otros que se trataba de su hermano Joseph. Hay documentos gráficos en los que el jefe militar rojo, Enrique Líster, acompaña a ilustres visitantes extranjeros en su viaje por la España en guerra, pudiéndose ver a Indira Gandhi, con veintiún años, y que era ya una ardiente mujer entregada a la política. Era miembro del Congreso de la India y acompañaba a su padre, Jawaharlal Nehru. La actitud de políticos "democráticos" y de intelectuales de izquierda favoreció extraordinariamente a la causa republicana en el exterior. Sus efectos, en la mayoría de los casos, sólo eran de tipo propagandístico. Dentro de las campañas de propaganda a favor del Frente Popular, podemos citar, para terminar, a dos poetas españoles: Antonio Machado y Rafael Alberti.

Del poeta Antonio Machado son estos versos dedicados "A los intelectuales de la Rusia Soviética":

¡Oh Rusia, noble Rusia, santa Rusia,/cien veces noble y santa/desde que roto el báculo y el cetro,/ empuñas el martillo y la guadaña./ en este promontorio de Occidente,/por estas tierras altas/erizadas de sierras, vastas liras/de piedra y sol, por sus llanuras pardas/y por sus campos verdes,/ sus ríos hondos, sus marinas claras,/ bajo la negra encina y el áureo limonero,/ junto al clavel y la retama,/ de monte a monte y río a río/ ¿oyes la voz de España?/Mientras la guerra truena/ de mar a mar, ella te grita: ¡Hermana!

El poeta gaditano y miembro del PCE, Rafael Alberti, saludó así a las Brigadas Internacionales:

Venís desde muy lejos... Mas esta lejanía,/¿qué es para vuestra sangre que canta sin fronteras?/ La necesaria muerte os nombra cada día,/ no importa en qué ciudades, campos o carreteras./ De este país, del otro, del grande, del pequeño,/ del que apenas si el mapa da un color desvaído,/ con las mismas raíces que tiene un mismo sueño,/ sencillamente anónimos y hablando habéis venido./ No conocéis siquiera el color de los muros/ que vuestro infranqueable compromiso amuralla/ La tierra que os entierra la defendéis, seguros,/ a tiros con la muerte vestida de batalla/ Quedad, que así lo quieren los árboles, los llanos,/ las mínimas partículas de la luz que reanima/ un solo sentimiento que el mar sucede: ¡Hermanos!/ Madrid con vuestro nombre se agranda y se ilumina.

Así cantó Alberti a los servidores de Stalin, a los "defensores de la libertad". La libertad del demócrata Stalin.



Eduardo Palomar Baró



 

Una defensa de principios premodernos a fines del siglo XX. Los aspectos positivos de la aristocracia tradicional indice La política

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.