Razón Española, nº 115; Titulo

pag. principal Razón Española

Razón de Memoria. nº 114

Editorial

Indice indice Homenaje de José F. Acedo Castilla

Razón de Memoria

El Consejo de redacción de la revista Razón Española, y los miembros de la Fundación Balmes han decidido, en esta excepcional ocasión, unirse a la memoria de uno de los politólogos más importantes de nuestro siglo. Pues Gonzalo Fernández de la Mora, de espíritu profundamente liberal, según la expresión clásica española, libre de las estrecheces que marca la política, supo descubrir los dos rasgos fundamentales que explican la crisis de la Modernidad, llegada a su término: «el «crepúsculo de las ideologías» y la aparición de ese poder, el partido, que subyuga y a veces destruye la libertad de la persona humana. Aunque no hubiera escrito más que estos dos libros tendríamos que dar razón de su memoria, una de las más preclaras en la intelectualidad española.

Gonzalo participó en la política española, colaborando estrechamente en esa tarea difícil de asegurar un tránsito que evitara, en lo posible, el retorno a la violencia de la sinrazón. Y cuando, terminada esta etapa, que ofrece un balance de realizaciones positivas, pasó a otro frente de lucha, sin desmayo ni abdicación de los propósitos, escogió para la revista por él creada, y que habría de superar la barrera de los cien números, ese nombre, Razón Española, que explica por si mismo muchas cosas. Se intentaba, desde ella, ese ejercicio tan difícil como «dar la razón de» y no «dar la razón a», que es lo que se acostumbra desde la «partitocracia» imperante en la Europa de hoy. Muchos colaboradores desinteresados le ayudaron en esta tarea. Porque Razón Española supo poner en el mascarón de su galera, pronta a cruzar los mares, ese honor supremo y radical de la no búsqueda de beneficios personales.

Así las páginas, modestas en su forma exterior, pero profundas en su contenido, han constituido una de las aportaciones más decisivas de la transición española, porque, con ellas, se revela hasta qué punto la intelectualidad española sigue conservando las dos afirmaciones doctrinales que constituyen su legitimidad histórica: que el ser humano está dotado de capacidad racional, que no se detiene en los estrechos límites de la ciencia experimental, y que la libertad se identifica con el libre albedrío. Son los dos axiomas que Fernández de la Mora compartió y defendió a lo largo de su existencia. Podemos hacer una prueba: tomar todos y cada uno de los comentarios que él escribía para situarlos en el encabezamiento de cada número y, ordenándolos de acuerdo con su contenido, tendríamos un libro completo acerca de la «razón». Pues esta le preocupaba por encima de todo. Y de él hemos tenido ocasión de aprender.

Un numeroso grupo de amigos y colaboradores ha tenido la idea de que, formando un gozne entre la primera y la segunda etapa de la Revista, un número especial, penetrado de honda emoción, pueda dar a su vez razón de lo que constituye su herencia. En otras palabras, lo que del magisterio de Gonzalo Fernández de la Mora han aprendido, individual y colectivamente. El resultado es esta serie de artículos breves, que forman el contenido de este volumen. En él aflora, sin duda, más sentimiento que racionalidad. Pero es que la herencia del gran pensador, en quienes le conocieron y con él colaboraron, no aparece como frío reflejo de la imagen en el espejo, sino como cálido homenaje que se presta con el corazón.



Fundación Balmes



 

Indice indice Homenaje de José F. Acedo Castilla

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.