Razón Española, nº 111; Fundamentalismos enmascarados

pag. principal Razón Española

LIBROS: Fundamentalismos enmascarados. nº 111

Comentarios de A. Maestro al libro de José Manuel Otero Novas.

LIBROS: Antropología del capitalismo indice LIBROS: Sobre los diferentes métodos de traducir

LIBROS: Fundamentalismos enmascarados

Otero Novas, José Manuel: Fundamentalismos enmascarados, ed. Ariel, Barcelona, 2001, 408 págs.



El autor fue Ministro de la Presidencia con Adolfo Suárez que pasa a las crónicas por ser el inventor del más agarbanzado principio constituyente de la Historia universal; "Para todos café". Fue premiado con un ducado por este hallazgo que dió lugar al funesto Estado de las autonomías, liquidador de la unidad nacional. Desde que Otero Novas se retiró de la política, ha escrito libros, y este es el tercero; no son ni teóricos, ni históricos, sino políticos puesto que en ellos el autor expresa sus opiniones acerca de lo que ahora debería hacerse desde el gobierno.

En esta obra se denuncia y repudia los fundamentalismos, entendidos como "cualquier tipo de coacción, legítima o ilegítima, física o psicológica para lograr la aplicación de las ideas en que se cree". Por si hubiera alguna duda acerca de la interpretación de su definición, el autor declara: "Yo soy contrario a cualquier tipo de coacción". Esta tesis produce perplejidad porque lo que distingue al Derecho de la moral es que aquél es coactivo. Sin coacción no hay Derecho, y es difícil imaginar una sociedad civilizada sin él. No se puede ser contrario a la coacción legítima sin pronunciarse por la anarquía. El punto de partida de esta obra resulta, pues, problemático, y para entenderla razonablemente hay que interpretarla de modo laxo, no literal.

Lo que, a fin de cuentas, se puede aceptar de la posición de Otero no es la condena de la coacción, sino de la violencia ilegítima, en lo cual están de acuerdo todos los espíritus sensatos.

Como tesis paralela al repudio de la violencia, el autor condena los extremismos, pero no se define este concepto tan utilizado en política como descalificación del adversario. No cabe condenar algo tan extremado como la certeza; tampoco la consecuencia con las propias creencias. Se suele afirmar que, en política, lo no extremista es el centrismo. Ahora bien ¿cuál es el centro entre la verdad y la mentira, entre el vicio y la virtud, entre el teísmo y el ateísmo? Cabe "partir las diferencias" en una transacción mercantil de regateo, no en el campo de los conocimientos científicos que son los más nobles y propios de la especie humana.

El autor aplica el criterio, más prudencial que "intermedio", al poder judicial (niega la ingerencia en actos acometidos en otros países), a los soberanos (no a la ingerencia en política interior extranjera); al mercado (no imposición del librecambismo a otros países); al neoliberalismo (un cierto proteccionismo es necesario); a las empresas (la concentración no es un bien en sí); a la libertad de circulación (la inmigración ilimitada es imposible); a la globalización (el europeísmo es optativo); a la religión (lo inquisitorial es condenable); a la forma de gobierno (democracia no es necesariamente partitocracia, ni despotismo de las mayorías). En la mayoría de estos análisis concretos, el autor tiene razón porque no aplica el centrismo, sino la prudencia, el viejo principio "De nada demasiado".

De vez en cuando, quizás preocupado por que lo motejen de reaccionario, el autor se torna fundamentalista y escribe: "considero que defender la democracia es algo por lo que puede merecer la pena llegar al sacrificio de la vida", lo que sería una especie de guerra santa, no por Mahoma sino por Rousseau.

Lo más sólido de este libro no son los primeros principios, sino la crítica de los excesos concretos. Es entonces cuando el autor resulta "políticamente incorrecto" y, consecuentemente, crítico, novador y oportuno.



A. Maestro



 

LIBROS: Antropología del capitalismo indice LIBROS: Sobre los diferentes métodos de traducir


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.