Razón Española, nº 111; Sobre los diferentes métodos de traducir

pag. principal Razón Española

LIBROS: Sobre los diferentes métodos de traducir. nº 111

Comentarios de G. Fernández de la Mora al libro de Federico Schleiermacher .

LIBROS: Fundamentalismos enmascarados indice LIBROS: Escritos de filosofía jurídica y política

LIBROS: Sobre los diferentes métodos de traducir

Schleiermacher, Federico: Sobre los diferentes métodos de traducir, trad. esp. ed. Gredos, Madrid, 2000, 142 págs.



Federico Schleiermacher (1768-1834) es un filósofo que dedicó la mayor parte de su obra al análisis de la experiencia religiosa. Su obra principal es sobre la religión. Discursos a las personas ilustradas que la desprecian (1799), revisada en posteriores ediciones, la última de 1821. Aunque predicador luterano y autor de una Vida de Jesús, de una Etica cristiana, ambas póstumas, y, sobre todo, del tratado La fe cristiana según los principios de la fe evangélica (1821-1822), su teodicea es panteista y su método es irracional puesto que niega la utilidad de la razón en las relaciones del hombre con Dios, meramente sentimentales. Se inscribió, pues, plenamente en el romanticismo filosófico y en la tradición de la mística alemana.

En su extensa obra hay tambien tratados dialécticos y pedagógicos. Entre ellos destacan los que dedicó a la enseñanza universitaria, y este ensayo, que data de 1813, sobre el laborioso arte de la traducción. El mismo vertió al alemán algunos diálogos de Platón, de forma bastante discutible.
Schleiermacher rechaza la traducción literal y tambien la paráfrasis y postula, con reservas, una "imitación" que traslade a otra lengua la impresión que produce el original. Traducir es siempre una empresa ardua, y la dificultad aumenta cuando la lengua original es muy distante, la materia muy sutil y el estilo muy personal. En general, las traducciones son mediocres o malas porque los editores no suelen remunerar proporcionalmente el trabajo, y porque traducir libros es un generoso apostolado que muchos rehuyen.

Como apéndice a su traducción, Valentín García Yebra ofrece un comentario muy oportuno y muy eudito que ilumina los pasajes esenciales y los sitúa en su contexto con respetuoso sentido crítico. En estas notas, dialogantes con Ortega, el traductor insinúa su propia teoría, que es sincrética y en parte pesimista. El sabe, quizás mejor que nadie, que traducir sin traicionar es sólo un ideal.

Esta traducción apareció por primera vez en 1978 y, desde entonces, ha sido saqueada por una versión al francés (1985) y otra al español (1996), en ninguna de las cuales se menciona la de García Yebra, que es excelente, y que ahora viene acompañada del original alemán. García Yebra, que es uno de los pocos españoles a quien se podría calificar de "humanista" en el sentido clásico es autor de traducciones admirables, entre las que sobresale la de la Metafísica, de Aristóteles, un texto muy estudiado pero que plantea innumerables problemas de interpretación. Las soluciones que aporta García Yebra, en paralelo con la antigua versión latina, son muy importantes. Ningún hispanoparlante debería aproximarse al gran libro aristotélico sin tener presente la magnífica traducción de nuestro autor.

Ni este libro del alemán, ni el famoso de Lutero, que fue un genio de la traducción, son la clave maestra de los textos extranjeros. Traducir es, en parte, recrear, y esa labor requiere conocimientos de muy variada especie, modestia y gran talento, tres condiciones que reúne García Yebra de modo eminente.



G. Fernández de la Mora



 

LIBROS: Fundamentalismos enmascarados indice LIBROS: Escritos de filosofía jurídica y política


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.