LIBROS: El derrumbe de la segunda República. nº 109 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: El derrumbe de la segunda República. nº 109

Comentarios de A. Maestro al libro de P. Moa.

LIBROS: The myth of the noble savage titulo109 indice indice

LIBROS: El derrumbe de la segunda República

Moa, Pío: El derrumbe de la segunda República y la guerra civil. Ed. Encuentro, Madrid 2001, 602 págs.



El autor irrumpió en el campo de la historiografía con su libro Los orígenes de la guerra civil (recensión en «Razón Española» vol. XXXII, págs. 355-357). La conclusión principal de dicha obra era demostrar, con textos socialistas poco conocidos, que la guerra de España la inició la izquierda con la revolución de 1934 y la subsiguiente radicalización revolucionaria del Frente Popular, constituido por Azaña. Era una confirmación muy documentada de la afirmación de Madariaga. Ahora, desde la perspectiva de los hechos, más que de los programas, ratifica análoga interpretación: la guerra civil la «empezaron el Psoe y la Esquerra de octubre de 1934». La reconstrucción de los hechos tiene un carácter de polémica frente a quienes, como S. Juliá, A. Viñas, E. Elorza, P. Preston y otros, según la tradición marxista, entienden la historia como propaganda política. La argumentación factual de Moa es sencillamente demoledora. Sólo un sectarismo que niega los hechos más obvios puede oponerse a la tradicional y fundada interpretación de Moa. El alzamiento cívico-militar del 18 de julio de 1936 fue lo que Gil Robles denominó «la media España que no quería morir» a manos de la revolución marxista.

El otro gran tema de este libro es la descripción de la interna descomposición de la II República, sobre todo, desde octubre de 1934, y su progresiva entrega real al comunismo stalinista, finalmente representado por Negrín. El supuesto democratismo liberal de la II República fue y es un mito publicitario; fue un régimen de caos y de terror que tendía a establecer en España una situación similar a la soviética. La información aportada por Moa es tan copiosa y unívoca que resulta abrumadoramente convincente.

Al margen de estas líneas, el autor va desmontando los sofismas de los publicistas criptomarxistas sobre casi todas las cuestiones marginales: los personajes, las guerrillas internas, las represiónes, la ayuda extranjera y las operaciones militares. Sobre este último punto será muy cerca de M. Aznar y de J. Arrarás.

La imagen que Moa presenta de Franco es definitivamente positiva como hombre de «cualidades intelectuales muy relevantes» (págs. 528) y reconoce el extraordinario acierto con que dirigió las operaciones militares. Califica de «cómicos» los exabruptos libelistas de los que escriben sobre el Caudillo como si fuera un «enemigo personal». Mal servicio prestan a los mandos republicanos y a sus asesores soviéticos, luego mariscales, los que ahora se empeñan en afimar que el Generalísimo Franco vencedor de la guerra era un mal general. Y con razón ironiza sobre los tacitos de café que discuten las decisiones estratégicas de César, Wellington o Franco.

Entre los numerosos datos rectificatorios de falsos tópicos vale la pena aducir, como muestra, uno; las bajas en la primera carlista fueron más que las de 1936-39, a pesar de que la población ya era el doble, e inferiores a las de la guerra de secesión norteamericana para una población entonces apenas superior a la española.

En suma, este nuevo libro de Moa complementa muy eficazmente el anterior (Los orígenes) y demuestra que la falsificación de nuestro próximo pasado, desencadenada durante esta II Restauración, está fracasando, y ya es muy improbable que sobreviva algo de sus burdas manipulaciones.



A. Maestro



 

LIBROS: The myth of the noble savage titulo109 indice indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.