LIBROS: La obra historiográfica de Pérez-Embid. nº 109 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: La obra historiográfica de Pérez-Embid. nº 109

Comentarios de F.M. al libro de J. M. Cuenca Toribio.

LIBROS: La vie de Maurras 109 indice LIBROS: Sofía 109

LIBROS: La obra historiográfica de Pérez-Embid

Cuenca Toribio, José Manuel: La obra historiográfica de Pérez-Embid, ed. CSIC, Sevilla 2000, 106 págs.



Florentino Pérez-Embid, prematuramente fallecido en 1974, no pudo contemplar el «cambio», es decir, el derrumbamiento de mucho por lo que había luchado: la confesionalidad del Estado y la monarquía tradicional. Morir relativamente joven quizás entrañe el privilegio de no asistir a los movimientos pendulares, tan frecuentes en la voltaria sociedad española. En 1977 un grupo de intelectuales le dedicó el volumen colectivo Florentino Pérez-Embid. Homenaje a la amistad donde se evocaban sus calidades académicas, sus servicios políticos, y sus virtudes humanas. Porque Florentino compatibilizó la profesional dedicación a la Historia con la activa preocupación por el futuro de la cultura y de la cosa pública española. Ahora, el profesor Cuenca Toribio consagra esta monografía a la obra historiográfica del ilustre andaluz cuya efigie, en altivo bronce, encara para siempre un encinar de la serrana Aracena, su villa natal.

En una introducción muy viva, el autor dibuja la polifacética figura de Pérez-Embid y su concepción del mundo que era la católica y tradicional bajo el magisterio de Menéndez Pelayo. Menciona el autor la «sirena del poder». Pero Pérez-Embid no accedió a la política por una tentación de poder, sino por volundad de convertir en realidad un pensamiento. Fue Director General de Información con el ministro Gabriel Arias Salgado, relación tensa porque el talante del colaborador era abierto y lúcido, y el del titular del Departamento era terco y obtuso. Entonces, Florentino convirtió el Ateneo madrileño y otros de provincias en centros de irradiación cultural y de apertura a la Europa transpirenaica. Luego, fue Director General de Bellas Artes con el ministro J.L. Villar Palasí, y llevó a cabo una labor intensa y admirable. Su huella en Madrid, Toledo, Sevilla, Mérida y otros lugares de España es imborrable. Esta dimensión de Pérez-Embid merecería una monografía. Ahora, Cuenca Toribio centra su análisis en el historiador con obras principales como El mudejarismo portugués (1944), El almirantazgo de Castilla (1944), La marina de Andalucía (1946), Los descubrimientos en el Atlántico (1948) y sus libros en colaboración con F. Morales Padrón como Pleitos colombinos (1964-1967) o Bibliografía española de historia marítima (1970). Biógrafo de Ordás, Pizarro o Colón, su especialidad fue la América hispana.

Pero, además, fue un eficaz promotor cultural desde la revista «Arbor» a la que impuso su mejor época, hasta otras revistas por él fundadas como «Ateneo» y «Atlántida». Fue promotor de la Asociación de Amigos de Maeztu y de la publicación de una edición de las obras del pensador en varios volúmenes. Creó la Biblioteca del Pensamiento actual, que fue la más importante contribución intelectual del tradicionalismo académico durante la era de Franco. La disidencia final de su principal colaborador, R. Calvo Serer, que increiblemente se pasó del menendezpelayismo a la alianza con el genocida de Paracuellos, fue la única gran decepción que Pérez-Embid sufrió en su rectilínea existencia de pensador y político.

En esta erudita, comprensiva y meritoria investigación, Cuenca Toribio hace justicia a una importante faceta de Pérez-Embid, inolvidable para quienes fueron testigos de su amor a España, de su lealtad a convicciones y amigos, y de su entrega como estudioso y como patriota. Pérez-Embid es un ejemplar símbolo del intelectual comprometido durante la era de Franco. En esta hora de anemia moral, la evocación de Pérez-Embid suscita justa y admirativa nostalgia.



F.M.



 

LIBROS: La vie de Maurras 109 indice LIBROS: Sofía 109


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.