LIBROS: Pensando peligrosamente. El pensamiento reaccionario nº 108 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: Pensando peligrosamente. El pensamiento reaccionario. nº 108

Comentarios de A. Landa al libro de Eduardo Hernando Nieto .

LIBROS: La alternativa mundial a la mundialización. Bases políticas contra el pensamiento único 108 indice LIBROS: Soberanía global, Adónde lleva el mundialismo  108

LIBROS: Pensando peligrosamente. El pensamiento reaccionario

Nieto, Eduardo Hernando: Pensando peligrosamente. El pensamiento reaccionario, ed. Universidad católica, Lima 2000, 296 págs.



El autor, que es profesor de la Pontificia Universidad Católica de Lima, presenta en este libro una crítica de la democracia liberal. En sucesivos capítulos expone el pensamiento de Hobbes, de Maistre, Donoso, Schmitt, Mill, Rawls y Habermas así como de otros doctrinarios conexos. De esta parte histórica el capítulo más penetrante es el dedicado a Schmitt y su demoledor análisis del parlamentarismo y del formalismo kelseniano. La conclusión del autor, reiterada en numerosas ocasiones, es que «proyectos liberales han fracasado» ¿Por qué?

La noción fundamental del liberalismo y de la democracia es el de «autonomía individual»: cada ciudadano tiene igual derecho que los demás a decidir en qué consiste la verdad política. Este pluralismo de posiciones, con frecuencia contradictorias e igualmente válidas ¿cómo se reduce a una decisión política? La receta era la discusión. La formulación más acabada de la discusión es la llamada «democracia deliberativa». Pero tal modelo es utópico en una sociedad de masas porque la mayoría de las opiniones no son racionales y porque las sociedades desarrolladas actuales no sólo carecen de axiomas compartidos, sino de un lenguaje común, por lo que las diferencias son inconmensurables. El modelo ha desembocado en el escepticismo moral y político, en el permisivismo generalizado, y en la entrega del poder político a unas oligarquías partitocráticas que carecen de una tabla fija de valores objetivos. De este modo, el Estado se ha desustanciado.

El autor podría haber puesto como dramático ejemplo de fracaso del sistema, la incapacidad estatal para hacer frente en España al problema vasco en sus dimensiones políticas, económicas, culturales y éticas.

El autor cree que Donoso, Schmitt y otros pensadores que llama «reaccionarios» tienen razón: no sólo en las situaciones de excepción o de emergencia es preciso que haya un poder que adopte decisiones, pero no desde el vacío nihilista, sino desde el Derecho natural. Este es el punto sustantivo del discurso del autor. No todo es lícito, hay normas no escritas. Lo mismo Donoso que Schmitt eran, a juicio del autor, de algún modo iusnaturalistas. No hay neutralidad moral, ni tolerancia ilimitada en la política real sin que se disuelva el Estado.

Libro extraordinariamente erudito en el que la bibliografía anglosajona domina sobre la hispana. Libro en el que la copiosa información no impide llegar a tesis sobre los problemas fundamentales. Esta es su conclusión: «El pensamiento reaccionario está en mejores capacidades para lidiar con el problema del pluralismo porque sabe que no puede haber política sin moral».



A. Landa



 

LIBROS: La alternativa mundial a la mundialización. Bases políticas contra el pensamiento único 108 indice LIBROS: Soberanía global, Adónde lleva el mundialismo  108


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.