Razón Española, nº 107; La política

pag. principal Razón Española

La política

Por M. Jiménez Quílez

Lenín y el terror indice LIBROS: Proceso contradictorio a la Inquisición española

La política

Siguen planeando los dos temas más graves que, desde hace treinta años, nos agobian.



País Vasco. El Parlamento vasco ha sido disuelto y convocadas elecciones para el 13 de mayo. Se juega mucho en estos comicios: no solamente el predominio de tal o cual partido, sino una posible agravación fatal para todos. Por el Pp se presenta a lehendakari un ministro del que se guarda buen recuerdo, como hombre honesto y firme en sus convicciones: don Jaime Mayor Oreja. Por otro lado, don Nicolás Redondo, por el Psoe, persona con ideas claras sobre las cuestiones que se debaten. Y en tercera posición, el actual lehendakari, señor Ibarretxe, que no se ha acreditado como un estadista. Por el contrario, un triunfo de este último candidato equivaldría a un desastre; el del señor Redondo posiblemente carecería de la firmeza necesaria en estos momentos tan inciertos. Parece que únicamente la candidatura del señor Mayor Oreja resolvería problemas, aunque su triunfo es difícil.

Se ha iniciado la precampaña, han vuelto a resurgir crímenes y actitudes violentas por doquier. El dirigente socialista Ramón Jáuregui sufrió un intento de asesinato. Eta reanudó su campaña de extorsión con cartas a empresarios. Aznar ha iniciado un gran esfuerzo de presencia en el País Vasco, reuniéndose con la patronal vasca, a la que ha pedido una respuesta activa frente a Eta. El defensor del pueblo afirma que no están garantizados los derechos humanos en aquel territorio.

Por lo que se sabe, Eta tiene tres comandos en Guipúzcoa y una treintena de activistas dispuestos a matar.

El famoso pacto antiterrorista ha sido ratificado. El Psoe y el Pp han reafirmado su compromiso contra Eta, a la que acusan de sembrar el terror ante el 13 de mayo. No ha decrecido la violencia. Eta extorsiona incluso a los futbolistas vascos que juegan en la selección. Su boletín confirma la carta enviada a Lizarazu. Los juzgados franceses acusan al Cesid de haber publicado la misiva al jugador vasco francés para presionar a Chirac, quien se ha comprometido con Aznar a colaborar más contra la banda.

Por cierto, que el Cis da ventaja al Pnv en las elecciones vascas, pero afirma que el 30 por 100 no revela su voto por miedo. Según esa encuesta, los problemas más importantes del País Vasco son el terrorismo, el paro, la situación política general. El Pnv obtendría el 31 por 100 de los votos; el Pp, el 21,8 por 100; el Psoe, el 18 por 100. Alrededor de un 30 por 100 no saben, no contestan. Seguramente por miedo, como hemos dicho.

Arzallus defiende a Eh y advierte que el Pnv no aceptará que se ilegalice. Amenaza con la insumisión si se recorta el autogobierno.

Ardanza muestra su deseo de cohonestar Estatuto y más libertad.

Emisarios del Pnv y Ea proponen a Eta en Francia una tregua definitiva. Representantes de ambos partidos mantienen contactos con miembros de la banda a los que han sondeado con un nuevo alto el fuego a cambio de suscribir un plan hacia la independencia. Los nacionalistas pretenden que el cese de la violencia sea absoluta y se anuncie antes de las elecciones de mayo. Como contrapartidas las dos formaciones se comprometían a desarrollar un programa soberanista de máximos y a formar un gobierno con los proetarras.

La falta de libertad en el País Vasco tiene múltiples manifestaciones. Los editores de libros de texto critican la fuerte censura del Gobierno vasco. En algunas ikastolas circulan textos sin aprobación en fotocopias.

Eta hizo estallar bombas en la sede de los Juzgados de Tolosa y de Azpeitia. Numerosos exiliados agredidos e insultados miembros del Pp y Psoe cuentan que han tenido que abandonar el País Vasco o explican su resistencia numantina.

Un pistolero de Eta asesinó a un edil socialista en un bar de Lasarte (29 personas fueron asesinadas por Eta desde el fin de la tregua).

El cardenal deToledo ha roto su silencio episcopal para expresar que cree aconsejable que sean vascos los obispos del País Vasco.

Todos los cargos públicos de Euzkadi tienen escoltas. El Ministro Rajoy se ha comprometido con Zapatero a proteger a todos los potenciales objetivos de Eta. Por otra parte, el Pp y el Psoe reclaman que Interior y el Gobierno Vasco paguen su seguridad.

La Junta Electoral ha hecho un solemne aviso de que el DNI vasco no podrá usarse en las elecciones.

Se ha sabido ahora que se preparó en el Sur de Francia el atentado de Rosas, con dinamita robada en Grenoble. Los dos coches que estallaron en Rosas y Gandía llevaban cincuenta kilos de explosivos cada uno.

Por fin, la Iglesia vasca ha levantado la incomunicación al jesuita P. Sagües, que fue sancionado por criticar a Setién y condenado a cinco años de aislamiento.

Para un miembro de Haika es legítimo cometer atentados.

La inspeccióin educativa ha denunciado la manipulación de los libros de texto en el País Vasco. Afirma que ofrecen una imagen irreal que fomenta la independencia.

El Comisario del Consejo de Europa para los Derechos Humanos culpa al Gobierno vasco de la falta de protección de los ciudadanos. Hb no paga las multas de las manifestaciones ilegales que ascienden a trescientos millones.

Por último, el Gobierno vasco ha dado pruebas de actividad: ha promulgado la ley que establece el vasquismo o no de las gallinas. Curioso documento que, por fortuna, no afecta directamente a nuestros lectores.



Iglesia. Las relaciones Iglesia-Estado no van bien. Una conferencia pronunciada por el cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, el 15 de marzo último, se divide en tres capítulos: la libertad para la Iglesia; la comunión en la Iglesia; el reto, y la misión de la Iglesia.

El Cardenal de Madrid recuerda las palabras de Su Santidad dirigidas en octubre de 1995 a la Asambea de las Naciones Unidas en que describía la actual situación mundial como coyuntura de la libertad, pero advierte cómo resultaron ilusorias ciertas perspectivas superficiales acerca de la libertad y hasta qué punto es urgente para la Europa de hoy una fuerte inyección de esperanza de hondas raíces humanas y religiosas. Lo que hoy entendemos por democracia no fue el único modo que han tenido los pueblos de organizar una convivencia social más o menos justa, pero es incuestionable que el Estado social de Derecho tal y como se ha ido configurando en Europa desde la segunda mitad del siglo XX se inspira en buena medida en los grandes principios de la Doctrina Social de la Iglesia que son las personas y sus derechos nativos como criterio del bien común, y la subsidiariedad, norma de la muta relación de los ciudadanos, las instituciones sociales y el Estado. Se deriva del Concilio Vaticano II -recuerda el Cardenal- que el Estado, en cuanto garante de dicha libertad, no se identifica excluyentemente con ninguna confesión religiosa, aunque evidentemente tampoco sea beligerante contra ninguna. Los obispos no tienen ninguna objección de principio ni abrigan desconfianza alguna en contra del orden democrático. Afirmó que la transición sin rupturas y en paz a la democracia no es comprensible sin la múltiple aportación de la Iglesia, que contribuyó a preparar la reforma constitucional.

Después de recordar la posición de la Iglesia sobre la Constitución de 1978, el doctor Rouco reconoce como avance la aceptación del derecho a la libertad religiosa y de conciencia, así como la libertad de expresión. Sin perjuicio de la afirmación de que la única religión verdadera es la Iglesia católica y apostólica, la regulación del derecho a la libertad religiosa reviste por lo que toca a la Iglesia católica unas características propias no sólo en España, sino en otros países, son 217 los concordatos de los tres últimos pontífices. Los acuerdos entre España y la SantaSede son el instrumento jurídico por el que se hace efectiva la libertad de la Iglesia en España. Los acuerdos no deben ser entendidos como un privilegio de la Iglesia ni menos aún como un instrumento para la ingerencia de la misma en la política cotidiana de los Gobiernos. Los temas que esperan todavía una solución satisfactoria son, entre otros, las siguientes: clarificación de lo que hay que entender por «personalidad jurídica civil» referida a las instituciones de la Iglesia y en especial a las que configuran su entramado constitucional como son las diócesis, las parroquias, otras circunscripciones territoriales y también la Conferencia Episcopal. En segundo lugar, lo que toca a la solución del problema de la debida ordenación académica de la clase de religión y moral católica tal y como se regula en el Acuerdo sobre enseñanzas. En tercer lugar, que la fórmula para la asignación tributaria a favor de la Iglesia católica puesta en práctica desde el año fiscal de 1988 hay que desarrollarla a la vista del derecho histórico. La fe sigue viva en muchísimas personas, familias, parroquias, asociaciones misioneras, movimientos, etc., pero hay que reconocer que no pocos se han alejado de ella y que otros no la profesan.

Una pugna entre la Conferencia Episcopal y el Gobierno se ha desarrollado a propósito de la firma del documento suscrito por el Pp y el Psoe condenando el terrorismo. La posición de la Iglesia ha sido abstenerse de suscribir tal documento, lo que produjo una viva polémica.

Los problemas de las Iglesias vasca y catalana son también una seria dificultad; alguna salida de tono de las habituales en el obispo de Solsona han sido cortadas con desautorización expresa de laConferencia Episcopal.

La Iglesia ha admitido «gestiones contables incorrectas» en las Obras Misionales, como consecuencia de la implicación del ex director del organismo eclesiástico misional. El anterior nuncio, monseñor Kada, ha sido implicado en estas «irregularidades».

Un grave problema tiene ante sí el Episcopado español, el Parlamento valenciano ha aprobado la Ley de parejas de hecho, que incluye incluso la adopción de niños. Tal medida ha sido adoptada casi por sorpresa y el Parlamento valenciano, de mayoría Pp, está dispuestta a sostener. El Gobierno prepara una disposición de carácter general no circunscrita a las ya adoptadas por los Parlamentos valenciano, catalán y navarro.

En lugar de beatificaciones esporádicas, se optó por la beatificación en un acto único de los mártires de la guerra civil. Así, lo que se llama el recuerdo histórico quedó amortiguado, la Iglesia resolvió un viejo problema y los mártires y beatos fueron proclamados en masa, «todos los restantes». La verdad es que la Iglesia española no organizó con excesiva alegría los actos conmemorativos y que los celebrados resultaron brillantes, pero insuficientes para acontecimiento tan sigular y promover la Iglesia una magna meditación sobre la guerra civil. Una mano externa derivó hacia el terrorismo las claras palabras del Santo Padre dedicadas a la exaltación del martirio a los muertos en la guerra civil. Un ministro poco adecuado representó silenciosamente al Gobierno.

Ocasión fallida, pues, para rendir un justo homenaje a la Iglesia mártir de la guerra civil, desaprovechada para obtener las lecciones correspondientes. Nuestra Iglesia no ha estado a la altura de este acto, que debiera haber sido la celebración de homenajes a aquel magno martiriologio en el que la Iglesia debiera haber perdonado, no a sus perseguidores, dejando definitivamente resuelto el problema de los perdones, tan tergiversado. Esta celebración de martirología de la guerra ha resultado estrecha y pobre.



Inmigración. Por dos leyes extraordinariamente trascedentes batalla el Gobierno y su mayoría parlamentaria: la Ley de Extranjería, ya aprobada por las Cortes, y el Plan Hidrológico Nacional, que, si imperase el sentido común, trabajaría todos los grupos parlamentarios, pues ningún otro quehacer colectivo puede ser más auténticamente nacional y atractivo.

Pero la esencial Ley de Extranjería ha sido combatida incluso con saña política, y está recurrida ante el Tribunal Constitucional por las autonomías socialistas y el propio Psoe. Alrededor de esta espinosa cuestión se han barajado cifras muy interesantes sobre el porvenir de la mano de obra extranjera en una España muy próxima, pero se ha evitado el contraste de parecederes sobre un problema que será mayúsculo si no se atina a enfocarlo bien.

Se han echado de menos estudios sobre un aspecto tan vital del futuro de España. Todo el tiempo que se hubiera dedicado a este tema sería tiempo ganado.



Sucesión. El problema de la sucesión a la cabeza del Pp se ha manifestado con gran fuerza en los últimos días y las aguas han quedado un tanto alborotadas. Evidentemente, no era del gusto del Presidente el planteamiento de la cuestión, que originó declaraciones y posiciones encontradas. Tampoco fueron del gusto del señor Rato, beneficiario in pectore hasta ahora de la decisión presidencial. Ha intervenido el señor Ruiz Gallardón para aclarar que no disputará la presidencia del Pp a Aznar en el Congreso del año 2003.

Aznar cree «una tontería, un despropósito» el debate de su sucesión y pidió al Pp que trabaje. «Quedan tres años para cumplir un compromiso y no para desperdiciarlos en especulaciones.



Defensa. El Ejército está en plena compra de material. Los militares han criticado la decisión del Gobierno de adquirir el «Tigre», ya que consideran que el helicóptero «Apache» ha mostrado ser más eficaz. La fábrica de armas Santa Bárbara ha sido adjudicada al grupo norteamericano con notable disgusto de los alemanes.

Defensa, según se ha hecho público, planea reclutar emigrantes anuales para paliar el déficit de soldados que se registra después del fracaso del reclutamiento de soldados profesionales. Se estudia fijar un cupo de emigrantes afines, ecuatorianos, hijos de emigrantes, etc.



Catastro. Se va a revisar el valor catastral de la propiedad en Madrid el próximo año, que será finalmente un 129 por 100 de media, aunque en algunos casos el valor de un edificio se incrementará en un 400 por 100 y otros en un 12 por 100. Para que no repercuta de forma escandalosa sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles, el Ayuntamiento va a poner en marcha un sistema automático con delimitaciones que limitarán el aumento máximo a un 3,5 por 100 para la mayoría de los pisos. Pánico general ante esta amenaza Tributaria.



Negociación colectiva. La negociación colectiva en la que el Gobierno cifraba tantas esperanzas ha tenido que dictarse por Decreto en vista de la falta de acuerdo de las partes. Los sindicatos, patronales, están de acuerdo con el de Pensiones, al que también muestran su adhesión Comisiones Obreras. Esta división del grupo sindical está facilitando argumentos al Gobierno contra el Psoe, como promotor de la huelga general anunciada por la Ugt.

Manuel Jiménez Quílez



 

Lenín y el terror indice LIBROS: Proceso contradictorio a la Inquisición española

Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.