LIBROS: Contra el olvido. Testimonios de víctimas del terrorismo nº 107 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: Contra el olvido. Testimonios de víctimas del terrorismo. nº 107

Comentarios de J. Menéndez Aspiazu al libro de C. Cuesta.

LIBROS: ¡Qué informen ellos! indice indice

LIBROS: Contra el olvido. Testimonios de víctimas del terrorismo

Cuesta, Cristina: Contra el olvido. Testimonios de víctimas del terrorismo, ed. Temas, Madrid 2000, 232 págs.



Cristina Cuesta es una guipuzcoana integrada en movimientos pacifistas e hija de un asesinado por ETA. En este libro reportaje reúne y comenta los testimonios de 44 guipuzcoanos, víctimas del terrorismo ejercido sobre ellos mismos y sobre familiares. Nada nuevo aportan estas entrevistas acerca del inmenso dolor de estos compatriotas, porque alguno ha comparecido ante los medios de comunicación de masas. Son situaciones estremecedoras, y de crueldad desgarradora.

Pero los testimonios aportados revelan algo menos conocido por la inmensa mayoría de los españoles: el clima de amenaza y miedo en que ahora viven centenares de miles de ciudadanos en las provincias vascongadas, sobre todo en Guipúzcoa. Esposas de asesinados por ETA que no se atreven a contarle a sus hijos cómo mataron a su padre. Víctimas que se sienten marginadas porque hasta a sus vecinos les amedrenta tratarlas. Y no se atreven ni a frecuentar lugares públicos. En fin, una situación parecida a la de los judíos en la Alemania nacionalsocialista durante la segunda guerra mundial. Mientras el Orfeón donostiarra canta aquello de «Libertad, libertad», lo cierto es que los vascos nunca han estado tan aterrorizados como ahora. Esta aportación de la autora es muy importante: casi peor que ser asesinado es vivir aterrorizado.Y los ciudadanos del resto de España miramos para otro lado, sobre todo, los políticos. Los testimonios son terribles y la autora quiere que no se olvide lo ocurrido, y no oculta la opinión de las muchas víctimas que no perdonan y claman por una justicia, hasta ahora lenta y poco eficaz.

Pero en el fondo el libro decepciona. No responde a la cuestión radical ¿por qué tanto terror? Se dijo que desaparecería a la muerte del Generalísimo. Fue una gran mentira; durante la era de Franco hubo 8 asesinatos; pero entre 1975 y 1978 hubo 66 víctimas. Se dijo después que desaparecería con la concesióin de la autonomía. Otra gran mentira; en 1979 hubo 77 muertos, y en 1980, 95 muertos. Se dijo que desaparecería con el ascenso del PSOE al poder y su pacto con el PNV. Otra gran mentira: entre 1983 y 1996 hubo 384 muertes. Se dijo que una nueva política antiterrorista del PP resolvería la cuestión; pero, pese a la tregua, hubo 46 muertos entre 1996 y 2000. Contando los muertos del Hotel Corona de Aragón y del avión de Sondica, ETAya ha asesinado a un millar de españoles. La autora, ni tangencialmente aborda este problema fundamental: el fracaso de todos los partidos con diferentes métodos, lo que parece el fracaso del sistema. Y ahora se pide más de lo mismo.

Algunos matarán por dinero y otros por fanatismo. Pero ¿cuáles son los móviles de los que ordenan y fanatizan? Las llamadas ikastolas ¿no son vivero de terroristas? Estas interrogaciones capitales quedan incontestadas.

¿Cuáles serían las soluciones? La respuesta de la autora es que «el futuro es muy incierto». A medida que se avanza en la lectura de este libro, la decepción aumenta y, sobre todo, la desesperanza. Uno de los entrevistados más significativos, catedrático y escritor, anuncia: «Acabaré yéndome.» Es el supremo pesimismo de un vasco.

La autora ataca al régimen de Franco, abomina del Gal socialista, le gustan la autonomía y el Estatuto, se queja de los jueces y de la falta de gallardía en las gentes, en suma, padece de la radical incoherencia que caracteriza a la actual «corrección política». Los profesionales de esa incoherencia dicen ahora que modificando la Constitución y con más autonomía o con soberanía e independencia se acabaría con el terrorismo. Otra mentira. Nada se avanzará mientras, más allá de los tópicos, no se reconozca el verdadero origen del mal y se combata en la raíz. No basta con que nos unamos de todo corazón a las reivindicaciones y al dolor de la autora y de las demás víctimas. Esa manifestación, como tantas otras, no detendrá a los del tiro por la espalda o la explosión a hurtadillas.



J. Menéndez Aspiazu



 

LIBROS: ¡Qué informen ellos! indice indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.