LIBROS: Pluralism against the demand for consensus. nº 106 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: Pluralism against the demand for consensus. nº 106

Comentarios de A. Landa al libro de N. Rescher .

LIBROS: El Jesús histórico indice LIBROS: Theological foundations of constitutional liberty

LIBROS: Pluralism against the demand for consensus

Rescher, Nicolás: Pluralism against the demand for consensus, ed. Clarendon, Oxford 1995, 208 págs.



El autor, profesor de Filosofía en la Universidad de Pittsburg, dedica esta monografía a refutar uno de los postulados de Habermas, destacado miembro de la llamada Escuela de Francfort, exiliado en Estados Unidos durante el III Reich por sus connotaciones judías y neomarxistas. Según Habermas, el consenso es el fundamento de la verdad, del deber y de la convivencia justa.

El consenso es la aquiesciencia de dos o más personas acerca de un juicio de hecho o de valor. Pero la experiencia demuestra que sobre tal consenso, por amplio que sea, no se puede fundar ni la verdad ni el bien. Durante largo tiempo hubo consenso acerca de la eficacia terapéutica de las sangrías y sobre la esclavitud sin que tal consenso sirva para legitimarlas.

Según Rescher, el consenso es imposible por las diferencias entre las circunstancias de las personas y porque la ciencia es constituitivamente revisionista y dialéctica. Los consensos políticos conducen al monolitismo de los consensuados y a la marginación de los disidentes.

La realidad presenta variedad de personas y de opiniones, es decir, pluralismo. Para el autor, esta diversidad explica parte del dinamismo social y del progreso. El pluralismo no es una situación patológica, sino normal. El consenso y la unanimidad son deseables, pero utópicos. Otra cosa es el necesario respeto a la autonomía de los demás, a la diferencia y a la discrepancia.

El autor niega que el pluralismo sea una forma de escepticismo; es más bien una concurrencia de posiciones asertóricas no coincidentes. Niega que sea un sincretismo de varias nociones contrapuestas porque la incoherencia es inadmisible lógicamente. Niega, en fin, que el pluralismo sea indiferentismo hacia la verdad y el bien, puesto que cada discrepante se interesa por ambos.

En su frontal y demoledora oposición a Habermas, el autor concluye que el consenso no es un criterio de verdad, tampoco de moralidad, que no es un requisito para la cooperación social, no es un imperativo ético y ni siquiera es un ideal fecundo.

Rescher es un pensador sistemático, claro y rotundo; su erudición es la necesaria, no la exhibicionista. Y su argumentación es impecable. Una excelente aportación a un tema polémico y central.



A. Landa



 

LIBROS: El Jesús histórico indice LIBROS: Theological foundations of constitutional liberty


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.