LIBROS: La persecución religiosa en España 1931-1939 nº 105 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: La persecución religiosa en España 1931-1939. nº 105

Comentarios de J.L. Núñez al libro de V. Cárcel Orti .

LIBROS: Historia de las derechas españolas indice LIBROS: El doble problema nacional. Estamos deshaciendo España

LIBROS: La persecución religiosa en España 1931-1939

Cárcel Orti , Vicente: La persecución religiosa en España 1931-1939, ed. Planeta, Barcelona 2000, 370 págs.



El autor contribuyó con un capítulo sobre análogo tema a la Historia de la Iglesia en España (ed. BAC, Madrid 1979, vol. V). Luego amplió su texto en el libro de 1990 La persecución religiosa en España durante la II República (Vid. recensión en "Razón Española", núm. 48, julio 1991, pág. 115) en el que hacía ciertas concesiones al progresismo entonces en boga. Ahora insiste en el dramático relato con más reciente apoyo bibliográfico y menos imprudencia.

Recién proclamada la II República se inició la persecución con la quema de conventos, la expulsión de los jesuitas, y una legislación anticatólica. Pero lo que el autor denomina el "holocausto" se llevó a cabo en la zona roja durante los primeros meses de la guerra civil. En aquel supuesto paraíso democrático se llevó a cabo la persecución religiosa más terrible de la Historia, superior a la del Imperio romano. Fue «cruelísima» inhumana y bárbara" y además instigada por los centros de poder. El diario "El Socialista" en su número de 15 de agosto de 1936, incitaba a sus correligionarios: "Hay que extirpar a esa gente. La Iglesia ha de ser arrancada de cuajo". La situación dió lugar a la Carta colectiva del Episcopado Español (1-VIII-1937) que convirtió la guerra en una cruzada a los ojos de la Cristiandad. Entonces el ministro de la República y separatista vasco, Manuel de Irujo, protestó en enero de 1937 ante su gobierno calificándolo de "sistema verdaderamente fascista", expresión paradójica puesto que el Gobierno de Madrid se presentaba como antifascista y con ese lema movilizó a las Brigadas Internacionales.

Según el autor fueron "casi diez mil mártires" los asesinatos en la zona republicana y, a lo largo de su relato, evoca sucesos de suma crueldad: torturas, ultrajes y profanaciones.

El autor entra en la acusación marxistizante de la colaboración eclesiástica con el Estado durante la era de Franco y presenta excusas nacidas de un complejo de inferioridad histórica. Esta faceta de su libro pone de manifiesto la profunda crisis interna de la Iglesia española a la que Juan Pablo II no ha podido poner coto a pesar de haber tramitado tantos procesos de beatificación de mártires de nuestra guerra. Tambien de esta decisión pontificia cree el autor que debe dar explicaciones a los herederos espirituales de aquellos asesinos. Su talante irenista resulta penoso, sobre todo si se tiene en cuenta que es el de un sacerdote español que trabaja en el Vaticano.

A Nerón todavía no se le ha pedido perdón. ¿Por qué?.



J. L. Núñez



 

LIBROS: Historia de las derechas españolas indice LIBROS: El doble problema nacional. Estamos deshaciendo España


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.