LIBROS: Que los buenos no hagan nada. nº 103 Razón Española

pag. principal Razón Española

LIBROS: Que los buenos no hagan nada. nº 103

Comentarios de A. Maestro al libro de Federico Suárez .

LIBROS: The rise and the fall of the soviet empire indice LIBROS: La transición democrática de la Iglesia católica española

LIBROS: Que los buenos no hagan nada

Suárez, Federico: Que los buenos no hagan nada, ed. Rialp, Madrid, 2000, 232 págs.



Federico Suárez es uno de los más eminentes historiadores de la contemporaneidad nacional; pero, además, es un escritor espiritual. En este volumen reúne veintinueve artículos (sólo tres son anteriores a 1975) y en ellos aborda, sobre todo, temas de moral. El tomo refleja, pues, la respuesta del autor a la anomia ética y al permisivismo que caracterizan a la sociedad española de la II Restauración.

Las tres ideas motoras de este intento sucesorio de recuperación de valores son el realismo, la veracidad y el coraje. Escribe el autor: «No se puede inventar la realidad. O nos acomodamos a ella o tendremos que pagar un gran precio por nuestra arrogancia intelectual». Este principio se manifiesta en una defensa del método histórico positivo, en un rechazo de los ensayismos de aficionados, y en una condena de la politizacióin de la Historia. Aduce, como ejemplos de tergiversación, las satanizaciones de Felipe II o de Franco.

Consecuencia del realismo es el deber intelectual de veracidad. Cita a San Agustín: «Los que aman cosa distinta de la verdad quisieran que eso que aman fuera la verdad. Sin embargo, como no quieren engañarse, pero a la vez tampoco quieren reconocer que están equivocados, odian la verdad». Este razonamiento agustiniano se aplica a las consignas de la llamada «corrección política» -tema no abordado directamente por el autor- que impone silencios, condenas y adhesiones al margen de la verdad. Suárez exige la «honradez intelectual», o sea, no suscribir una palabra que no se corresponda con los hechos.

Pero ni el realismo ni la veracidad son viables sin el coraje de enfrentarse con las modas y las falsificaciones consensuadas. Escribe el autor: «quizá lo que nos falta para ser intelectualmente honrados es tan sólo el valor moral». No hay que colaborar con la mentira, aunque eso cueste la marginación.

Condena el aborto porque un hijo no es un tumor. Defiende la unidad familiar, que es la clave social. Denuncia la agonía de la Universidad, y refuta tópicos sobre la censura y las libertades. Se echa de menos alguna página sobre los medios de comunicación de masas como inductores de hedonismo e inversión de valores en la España actual.

Textos claros, valientes y realistas que resultan «políticamente incorrectos», es decir, auténticos y no recogidos del arroyo cultural. Muchas voces como ésta serían necesarias para empezar a liberar a la sociedad española del amoralismo en que la sumergen quienes, ante la impasibilidad soberana, dictan contravalores en la prensa y, sobre todo, en la televisión. El título es muy sugestivo: diríase que los que deberían ser buenos no hacen nada.



A. Maestro



 

LIBROS: The rise and the fall of the soviet empire indice LIBROS: La transición democrática de la Iglesia católica española


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.