LIBROS:Introducción al tomismo

pag. principal Razón Española

LIBROS: Introducción al tomismo. nº 100

Comentarios de A. Landa al libro de Cornelio Fabro,

artículo anterior indice Indice

LIBROS:Introducción al tomismo

Fabro, Cornelio:Introducción al tomismo, trad. esp. 2ª ed. Rialp, Madrid 1999, 176 págs.



El italiano Cornelio Fabro (1911-1995) es una de las figuras más destacadas del tomismo contemporáneo. Para la famosa Enciclopedia católica redactó el artículo «Tomismo» que, ampliado, apareció como libro bajo el título Breve introduzione al tomismo (1960). Pronto traducida al español, esa versión se reimprime ahora sin modificación alguna. Es más un estudio de historia externa que de análisis doctrinal. Hay un capítulo IV en el que se expone de modo denso y sintético la aportación fundamental del aquinatense a la metafísica (la teoría del acto y la potencia que daría título al famoso tratado de Manser); pero la mayor parte del libro es una erudita narración de los avatares de la doctrina tomista desde su formación hasta nuestros días.

La filosofía y la teología tomistas han sido objeto de encarnizadas polémicas desde el principio. El dominico falleció en 1274, y sólo dos años más tarde, 219 proposiciones atribuidas al aquinatense fueron condenadas desde la Universidad de París. Poco después, aparecía un correctorium fuertemente crítico. Inmediatamente, los dominicos respondieron con un Correctorium circa, y así sucesivamente. Los debates a favor y en contra del tomismo ocupan el siglo XIII y el XIV con antagonistas de la talla de Ockam y Escoto. Otro eminente adversario fue nuestro Francisco Suárez (como apéndice, este volumen incluye, a dos columnas, las veinticuatro tesis tomistas y las opuestas de Suárez). León XIII fue quien con la encíclica Aeterni Patris (1879) otorgó al tomismo la primacía doctrinal en la Iglesia católica.

Fabro dedica el postrer capítulo a opositores contemporáneos, el neokantiano R. Eucken, el racionalista R. Rougier, el actualista G. Saita, y el católico J. Hessen. Después del esplendor tomista del último tercio del XIX y del primero del XX, el colosal sistema filosófico y teológico ha ido perdiendo terreno, sobre todo, a causa del postconciliar pluralismo doctrinal.

Tomás de Aquino, poderosamente arraigado en el genial Aristóteles, es una de las tres o cuatro máximas cumbres de la filosofía, y el eje en torno al cual giran ocho siglos de pensamiento tradicional. Fabro, con mente fiel y sabia, ilumina ese tenso y hondo proceso.



A. Landa



 

artículo anterior indice Indice


Cartas a Razón Española

Buzon Pulse aquí para enviar correo


La obra de Razón Española es propiedad registrada
Prohibida la reproducción total o parcial de estos documentos sin previa autorización y acuerdo.