Don Juan de Marco

DON JUAN DE MARCO

Don Juan De MarcoDon Juan es una obra que aborda en forma manifiesta la relación terapeuta-paciente. Uno de los temas que podemos relacionar con las ideas que se esbozan en este sitio es el de la sintonía. El psiquiatra (Marlon Brando) logra convencer a Don Juan de desistir del suicidio estableciendo sintonía con él. Lo hace de un modo bastante directo. Los desarrollos de la PNL en cuanto al tema remiten a formas más sutiles, pero podríamos considerarlo como una licencia cinematográfica.

Mientras los demás terapeutas se apresuran en catalogarlo con algún rótulo patológico, (Marlon) es el único médico que logra establecer una buena comunicación con Don Juan porque intenta desde el vamos meterse en su mundo. Tanto se mete en el mundo de Don Juan que alcanza a encontrarle su sabor.

De todos los personajes que aparecen en la historia es, por lejos, Don Juan el más interesante, el más vital. Por supuesto, se lo diagnostica como delirante; se lo intenta medicar. Ahora bien, Don Juan es inofensivo, en su "delirio" no causa daño a nadie y su transcurrir parece mucho más agradable que el de todos los "normales" que hay en el film.

Es bastante frecuente caer en el error de confundir salud con normalidad. Existen ciertas pautas de conducta que convencionalmente son aceptables aunque dificilmente puedan ser consideradas "sanas". Transcribo a continuación unos párrafos escritos por John Grinder, uno de los creadores de la PNL:

"Tengo un amigo que es Rector de una Universidad. Vive en el delirio de que realmente es inteligente y que tiene mucho prestigio y todas esas cosas. Anda por ahí tieso, con aires de importancia y fuma pipa. El show completo. Vive una realidad completamente delirante. La última vez que estuve en un hospital mental, había un fulano que pensaba que era agente de la CIA. Creía que estaba ahí por los comunistas. La única diferencia entre estas dos personas es que el resto de la gente está más dispuesta a creerle al Rector de la Universidad que al psicótico. El Rector de la Universidad recibe un sueldo por mantener su delirio." (*)

(*)"De sapos a príncipes" de John Grinder y Richard Bandler.

volver atrás