CUATRO GOTAS DE NADA

Azulejo conmemorativo de riadas en Sevilla

JULIO DOMINGUEZ ARJONA
Sevilla, como los sevillanos es una ciudad que no conoce el termino medio, y en lo que al agua se refiere, o nos morimos de sed o nos ahogamos, como nos está ocurriendo en esto días. Que el cielo se abra de par en par diluviando, y como consecuencia de ello se desborden nuestros ríos el Guadalquivir,  el Tamarguillo, o el Guadaira ,no es nuevo  por lo que por poco, no se colocan entre los títulos de nuestra ciudad el de inundable.-

A mediados del siglo XVII, concretamente en 1649 según nos cuentas los cronistas, llovió tanto en una Semana Santa que no salió ninguna cofradía .Afortunadamente en aquel tiempo no existía la televisión ,para que nuestro paisano José Antonio Maldonado, no tuviera que dar tan desalentadora noticias a los capillitas de la época. En el siglo XVIII , en 1796 y para ser mas exacto el 28 de Diciembre y a las nueve de la mañana el Guadalquivir se desbordó , como así reza en estas crónicas callejeras ,que son nuestros lienzos sitos en la calle Conde Torrejón num 2 y Alfonso XII num 62-

En el siglo XIX , siguen las lluvias , los desbordamientos y en los años 1856, 1876 y 1892, según reza en lapidas de nuestra Torre del Oro .. De esta última inundación, también queda constancia en la orilla de Triana concretamente en la calle Betis num 59, en la calle Castilla y en el Callejón de la Inquisición y por cierto en esta ocasión fue a las siete de la mañana-

No deja de ser curioso que estas grandes riadas coincidan con la demolición de nuestras murallas musulmanas - Sevilla fue una ciudad amurallada hasta mediados del siglo XIX, intactas desde la primera mitad del siglo XII, ya que San Fernando entro por la puerta sin necesidad de hacer estragos en las defensas - haciendo de dique histórico contra un enemigo natural y climatológico, las riadas.-

Llegamos a nuestro siglo actual y la primera inundación se produce en 1917 en este caso protagonizado por el Guadaíra afectado a todo los terrenos que con posterioridad seria la Exposición Americana de 1929. En Marzo de 1924 hay otra riada importante, pero lo mas grave quedaban por venir coincidiendo con la pre y post Guerra (in)Civil, concretamente en Febrero  de 1936, afectando a mas de diez mil hogares sevillanos y en Febrero de 1947, en los llamados "años del hambre" siendo las zonas mas castigadas Triana y la Alameda .-

Quizás la mas cruenta de todas las riadas fue la última . En Noviembre de 1961 el Tamarguillo se desbordó, como consecuencia de que cayeron en Sevilla en un corto espacio de tiempo trescientos litro por metro cuadrado, afectando a barrios enteros, La Calzada, el Cerro del Aguila, San Bernardo, El Fontanal , el Tiro de Línea, la Puerta Jerez, llegando el agua hasta la Campana. La cosa fue tan grave que declararon Sevilla zona catastrófica. Fueron tantos los sevillanos que se quedaron sin hogar que se organizó un mes mas tarde, una cabalgata que partió desde Madrid la llamada Operación Clavel ,capitaneada por el popular locutor de radio Boby Deglané , que acabaría en tragedia como consecuencia de un accidente aéreo .Dado los medios de comunicación, de la época no queda constancia en azulejos ni lapidas de estos trágicos sucesos, provocados por la lluvias. 

Hoy cualquiera - en el mejor sentido de la palabra- sabe perfectamente los que es un anticiclón, una borrasca, , las líneas isobaras, y  el Meteosat  no tiene secretos , para él y es mas ,atienden a los partes meteorológicos con avidez , como si tuviera una finca plantada de pipa o de algodón. Estas consultas meteorológicas se agudizan notablemente con la llegada de la Cuaresma y se extreman en las vísperas del Domingo de Ramos . algunos ha llegado a solicitar al Consejo de Cofradías que lancen un satélite meteorológico propio que podría llamarse "Trabajadera II" o Esparto IV, que informe de las zonas de bajas presiones en San Gonzalo o en San Antonio Abad .-

Bromas a parte esperemos que mañana brille el Sol y María Santísima de la Estrella , no tenga que hacer honor a su sobrenombre de Valiente.-
 



Volver a pagina directorio