Nacional-Sindicalismo en Granada (1933-1936)

 
Conoce a los Fundadores del Nacional-Sindicalismo | Enlaces Nacional-Sindicalistas | GUIÓN NACIONAL-SINDICALISTA | Narciso Perales | Textos Históricos Nacional-Sindicalistas | El Nacional-Sindicalismo | Nacional-Sindicalismo en Granada (1933-1936)
 
Nacional-Sindicalismo en Granada (1933-1936)
   
En 1.931 se constituyen las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista "JONS" por parte de Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo Ortega. Durante 1.932 se produce poca actividad por parte de la nueva organización y es en 1.933 cuando se produce el despegue. En este año y con José Gutiérrez Ortega como cabeza visible, se forma la delegación de Granada. Esta ciudad se destacaría pronto como las de mayor activismo y donde se desplegaría mayor labor de propaganda de toda España, de las "JONS".
En sus comienzos las "JONS" de Granada estaban únicamente nutridas por estudiantes y su presencia se ceñía a esta área.
El 10 de marzo, se producen los primeros incidentes, en el Instituto de Segunda Enseñanza, entre estudiantes jonsistas y fueístas.
El 30 de marzo, la junta general de la Agrupación Socialista de Guadix "toma el acuerdo de evitar la difusión del semanario "El Fascio" y combatir por todos los medios, sin excluir la violencia, la aparición en Guadix de los fascistas". Evidentemente la izquierda empezaba a preocuparse el auge que el emergente patriotismo revolucionario tomaba en Granada y su provincia.
El 29 de abril, vuelven a producirse incidentes entre estudiantes de las "JONS" y la "FUE" (Federación Universitaria Escolar, creada en enero de 1.927, en Madrid, y de tendencia izquierdista). Son detenidos por pegar pasquines, José Gutiérrez Ortega, estudiante de Filosofía y Derecho y José González Navajas, estudiante de Medicina. Se les imponen multas de 500 pesetas.
El 4 de mayo, hay una colisión, en la Facultad de Derecho, entre estudiantes jonsistas y fueístas. Una comisión de estudiantes se acerca al Gobierno Civil para solicitar la condonación de la multa que se ha impuesto a José González Navajas. Han hecho una colecta entre los estudiantes y han pagado la multa de su compañero José Gutiérrez Ortega. Se originan incidentes en la Universidad y se declaran en huelga los estudiantes de Derecho, como protesta por las multas.
El 6 de mayo, son detenidos en la Facultad de Medicina, acusados de haber pegado pasquines de "JONS", los estudiantes Juan Guerrero Gijón, Antonio Valdivieso Siles y Antonio Torres Marcos. Los dos primeros quedan en comisaría y el tercero pasa a la cárcel. Por la tarde se les pone en libertad por no haber tenido participación. Hay incidentes en la Universidad y en el Instituto como protesta por la detención.
Este mismo día el periódico "El Defensor de Granada" publica una nota que reflejaba la preocupación por la actividad desplegada. "El Gobierno de la República, con evidente acierto, ha prohibido la propaganda del fascismo en España. A pesar de tal prohibición, esos elementos organizan su propaganda, y en la Universidad casi todos los días se reparten manifiestos de las JONS. Esto entra de lleno en el terreno de lo intolerable."
El 8 de mayo, se vuelven a producir choques en la Facultad de Derecho, entre estudiantes jonsistas y contrarios. Hay incidentes en toda la Universidad como protesta por la detención de estudiantes días atrás. Aparecen numerosos letreros de "JONS" y es silbado el Rector Alejandro Otero.
El 16 de mayo, son detenidos los estudiantes, Federico Fernández de Bobadilla y Campos, Adolfo Robles Rodríguez y Manuel Rueda Benavides, por pegar pasquines jonsistas. Fernández de Bobadilla, de 16 años y que pronto destacaría por su gran activismo dentro del grupo, irá a la cárcel y los otros dos serán puestos en libertad, previo pago de una multa de 500 pesetas.
El 18 de mayo, Federico Fernández de Bobadilla y Campos, ingresa en la prisión de Granada, por negarse a pagar la multa que se le ha impuesto.
Detienen en la Universidad a Antonio Montañés del Olmo y a José María Campos Ruiz, por hacer propaganda jonsista.
El 21 de mayo, se originan altercados en algunas calles, con motivo de la venta de "Guión", publicación a la que la izquierda considera "fascista". Es apedreado uno de los vendedores en la Plaza del Campillo y en la Plaza del Carmen rompen y queman varios ejemplares.
El 9 de junio, es detenido nuevamente por orden gubernativa el jonsista Federico Fernández de Bobadilla y Campos, el cual pasa a la prisión provincial, por negarse a satisfacer una multa impuesta por el Gobernador Civil.
El 10 de noviembre, hay incidentes en lugares próximos a la Normal de Maestros e Instituto. Algunos jóvenes dan "vivas al fascio" y la emprenden a pedradas con ellos. Se generaliza el choque y hay detenciones.
El 12 de enero de 1.934, en la Escuela de Industria, hay una colisión entre alumnos jonsistas y contrarios.
El 13 de febrero, José Gutiérrez Ortega, como miembro del Consejo Nacional de las "JONS", se desplaza a Madrid para tratar la fusión de la organización, que a partir del mitin de la Comedia había detenido su crecimiento y pasa a gravitar alrededor de "Falange Española", con ésta.
Aún cuando algunos de los jefes de las "JONS" miraban con recelo a buena parte de los colaboradores de José Antonio, firman la unión, al considerar que no podían, sin peligro de extenuación, continuar aislados.
Durante el resto del año 1.934, la nueva organización, "Falange Española de las JONS", lleva a cabo en Granada una reorganización encaminada a adaptarse a la nueva situación. A fecha 25 de mayo "F.E. de las JONS" cuenta en la ciudad con 42 afiliados, mientras a nivel Nacional son 6.079.
Los falangistas granadinos se estructuran, en esta época, en escuadras de once componentes, dándose la circunstancia de que no conocen a otros camaradas encuadrados en escuadras diferentes a la suya.
En 1.935, tras un largo parón, vuelve la actividad propagandista a las calles de Granada. Se crea el semanario "Patria", para difundir el ideario Nacional-Sindicalista entre los granadinos y se abre un local, como centro social del grupo, en la Cuesta del Progreso número 3.
El 2 de abril, son agredidos los falangistas que venden "Patria" en el Paseo de los Tristes. Hay colisión y suenan disparos, resultando herido un joven que no tenía que ver con el incidente. Por la tarde los agentes se presentan en el domicilio de Falange, a tomar declaración.
El 24 de abril, son detenidos Luis Ruiz Casas, José Pulido Luján, Felipe García Cobo y Luis Vallés Yguán, por estar presuntamente relacionados con los sucesos acaecidos el día 2 en el Paseo de los Tristes.
El 24 de julio, se celebre ante la Sala de vacaciones, la vista de la causa contra los falangistas José Pulido y Luis Ruiz, que han sido procesados por los sucesos del Paseo de los Tristes y a los que se acusa de haber disparado y causado lesiones a Francisco Rojas. Los defiende Santiago Cardell Pujalte, abogado falangista, que consigue la absolución por falta de pruebas.
El domingo 12 de enero de 1.936, se celebra un acto en Santa Fé, organizado por su Jefatura Local, en el que hablan Santiago Cardell, por la Jefatura Provincial, Manuel Valdés Larrañaga, SEU, Manuel Mateo, CONS y Raimundo Fernández-Cuesta, Secretario General. El delegado de la autoridad obliga a los falangistas a ponerse la americana encima de la camisa azul. El "Arriba" del día 16, hace la siguiente crónica del acto: "Santa Fé es un feudo socialista, Fernando de los Ríos es su santón. Cuenta hasta con una Alianza Popular antifascista, y todo. Falange Española, igual que ocurre en todos los pueblos de España, también tiene su organización, adornada de las cualidades que nos son propias. La JONS de Santa Fé organizó un mitin para el domingo, día 12. La Alianza antifascista inmediatamente trató de obstaculizarlo, poniendo en juego los viejos recursos de siempre, la alarma, las mentiras más descaradas, etc. Como es natural, esto no hizo sino aumentar el entusiasmo y la curiosidad. El pueblo fue inundado de propaganda. Grupos de camisas azules probaron desde un principio la resolución de celebrarlo. Se hizo a puerta abierta. Una densa multitud ocupaba el teatro. Escuadras de la localidad de Granada guardaban el orden. La Exposición de los postulados de la Falange, y la crítica de la situación política, fue acogida con enorme entusiasmo. Con esto se comprobó una vez más el entrañable sentido popular que anima nuestro movimiento, y la repugnancia hacia los usos del politiqueo andante, cada vez, por fortuna, más arraigado en el Pueblo. Al finalizar el acto, se desbordó el entusiasmo, prorrumpiéndose en gritos de ¡arriba España! ¡España una, grande y libre! El gozo de los oradores por el pueblo, fue seguido con simpatía bien visible. Los muchos obreros "antifascistas" que asistieron al acto, estaban desconcertados ante el acento de sinceridad y resolución que campeó en el acto. Una mala jornada, en fin, para los empresarios de las Alianzas antifascistas."
El 17 de enero, se producen incidentes en la Universidad, entre falangistas y monárquicos, que provocan la intervención de la Guardia de Asalto.
El 3 de febrero, hay una colisión en la Calle Reyes Católicos y en la Plaza de Bibarrambla entre un grupo de vendedores de "El Socialista" y otro de "Patria". Los Guardias de Asalto, cargan contra ambos grupos.
El 4 de febrero, un numeroso grupo de personas trata de asaltar el local de Falange. Huyen al ser descubiertos y la Guardia de Asalto detiene a uno de los asaltantes.
El 5 de febrero, se originan incidentes en la Cuesta del Progreso, al ser agredidos los falangistas Juan Domínguez Muñoz, Enrique Castro y Diego Callejas. El primero es detenido.
El 7 de febrero, son agredidos a pedradas varios falangistas que pegan carteles en la Calle San Antón. Se acometen y se oyen dos disparos, siendo detenidos quince personas, doce de ellas falangistas.
El 10 de febrero, los falangistas que venden el semanario "Arriba" en la Calle Reyes Católicos son increpados por vendedores de "El Socialista". Hay un encontronazo e interviene la fuerza pública, dando cargas los Guardias de Asalto, que detienen a un vendedor socialista y al falangista Lorenzo Ríos Martín. Más tarde en la Plaza Mariana Pineda, grupos extremistas apedrean a los falangistas que venden "Arriba". Uno de ellos arremete a un falangista con una navaja.
El 11 de febrero, se origina una colisión entre falangistas y socialistas en Plaza del Carmen, en la puerta misma del Ayuntamiento.
El 12 de febrero, se producen incidentes en la Acera del Casino y en la Plaza Mariana Pineda, entre falangistas y grupos contrarios, cuando venden todos sus periódicos.
Tras las elecciones del 14 de febrero, en las que el Frente Popular se hace con el gobierno de la II República, éste como en el resto de España, se ensaña con la Falange.
El 20 de febrero, intentan asaltar el local de Cuesta del Progreso, al violentar la puerta de entrada, un balcón se abre y el grupo huye.
El 8 de marzo, es herido el estudiante de 17 años, José Barrera Fernández, en la Plaza del Campillo, por gritar "¡viva el fascio!" y tiene que ser atendido en la casa de socorro.
El 9 de marzo, por la mañana, son detenidos los falangistas Federico Fernández de Bobadilla y Campos y Antonio Montálvez Quesada, aunque poco después serán puestos en libertad. Esa misma tarde es registrado el local de Falange. En un portal junto al Café Alameda, donde son acorralados, tratan de linchar a José Molina Plata y a "Guerrita". A las nueve de la mañana la fuerza pública persigue a varios falangistas que se refugian en una casa de la Plaza del Campillo y son detenidos. Así mismo son detenidos una veintena de falangistas, entre ellos los directivos de la organización, que son llevados esposados a Comisaría.
El 10 de marzo, a primeras horas de la mañana es registrado nuevamente el centro social, en busca de armas, sin resultado positivo. Grupos extremistas, excitados por el registro, asaltan a las nueve y media de la mañana los locales y los incendian. Así mismo es incendiada la hojalatería del falangista José Vico Escamilla, en la Calle San Juan de Dios.
El 11 de marzo, es incendiado el domicilio particular de un falangista.
El 15 de marzo, se presentan tres falangistas en Gabia la Grande, vitoreando a Falange Española, siendo detenidos.
Tras las persecuciones del mes de marzo, se abandona el local de Cuesta del Progreso número 3 y se establece como lugar de reunión el domicilio de la familia Rosales, en la calle Angulo, cuatro de cuyos miembros son militantes de la organización. A partir de entonces se trabaja en semiclandestinidad.
En el mes de abril, desbordada la Falange granadina por los acontecimientos y la desorganización reinante, el abogado Díaz Plá, Santiago Cardell, Cecilio Cirre, José Sánchez y José Rosales, se desplazan a Madrid para entrevistarse con el Jefe Nacional, José Antonio. Al encontrarse éste encarcelado en la Cárcel Modelo y ante la prohibición de recibir visitas, con la excepción de sus abogados, Díaz Plá solicita audiencia como Letrado que es, para verlo, acompañándolo José Rosales, que se hace pasar por pasante de Plá. Le explican a José Antonio el estado en que se encuentra en Granada la Falange y le solicitan órdenes y ayuda. José Antonio les remite a su casa, donde se encuentra Andrés de la Cuerda, que le sustituye temporalmente en las funciones de Jefe Nacional. Entrevistados con Andrés de la Cuerda, éste les dice que se dirigirá, lo más pronto posible, a Granada a José Luis de Arrese, como Delegado de la Junta Nacional, con instrucciones para la reorganización.
Llegado Arrese a Granada, con el pretexto de inspeccionar como arquitecto unas construcciones en Guadix, se celebran una serie de reuniones en el domicilio de Ramón Fernández Alonso, en la Calle San Antón. Asisten Robles, Díaz Plá, Antonio y José Rosales, Entrena, Cirre, Patricio, Iturriaga, José María Campos, Vico, Medina Fonollá, los hermanos Molina Plata y Gutiérrez Ortega. La consigna de Arrese es no hacer caso a las solicitudes de nadie para un posible levantamiento, pues se recibirían órdenes desde Madrid. Se nombra una Junta Provincial. Jefe Provincial, Antonio Robles; Jefe Local, Díaz Plá; Secretario Local, Alguacil; Jefe Provincial de Milicias, Comandante Pedro Segura; Jefe Local de Milicias, Comandante José Valdés; Jefes de Sector, A: José Rosales, B: Cecilio Cirre y C: Enrique Iturrriaga
Se constituye la Sección Femenina, con Pilar Moliné, Laura y Maruja Ramírez-Antras, Conchita Puga e Isabel Casas Sueiro, en su junta directiva.
En estos días y para recaudar fondos para la organización, cuyas necesidades se estimaban en unas cien mil pesetas, se hacen unos sellos de cotización, diseñado el dibujo por el después famoso pintor Manuel Maldonado, que se vendían a veintiséis pesetas el pliego, en terrazas y cafés y que la gente, asustada por la osadía de los falangistas, compraba dando rápidamente el dinero para que se retiraran y no comprometerse.
El 9 de mayo, son detenidos doce falangistas que asisten a un bautizo, alegando que era una tapadera de una reunión política y siendo arrestado hasta el sacerdote, que también asiste a la celebración.
El 21 de mayo, un grupo de viandantes acomete al falangista José Serrano Martínez, que tiene que refugiarse en el Hotel Sampedro de la Plaza Campo Verde. Intentan entrar de forma violenta y ha de intervenir la fuerza pública.
En el mes de junio, falangistas y requetés, crean el "Haz de Juventudes", para dar respuesta a las constantes agresiones de elementos extremistas de izquierda.
El 11 de julio, son agredidos, al anochecer, en Santa Fé Manuel Espinosa y José Martín. Un grupo les sale al paso y les golpea, "Martín pasó a la cárcel por presunto fascista".
El 13 de julio, llega a Granada Narciso Perales Herrero, comisionado por el Secretario General, Raimundo Fernández-Cuesta, para desarrollar tareas organizativas y el 17 hace lo mismo Patricio González de Canales, como delegado del Jefe Territorial y nombrado Inspector Jefe para la preparación del Alzamiento, en Granada, Málaga y Almería.
Durante los primeros días del Alzamiento Nacional, la Falange de Granada tuvo una participación destacada en el mismo y formó una "Bandera" con voluntarios, que se estableció en la localidad de Viznar, en la Sierra de Alfaguara y que defendió este frente de los arrabales de Granada, de la acometida del Ejército republicano, La 1ª Bandera de Falange, mandada por el Capitán Nestares, falangista de la primera hora, estuvo formada por Plana Mayor y tres centurias, una de éstas, "La Piara", compuesta íntegramente por falangistas de la comarca de Guadix.
En estos primeros días de nuestra Guerra Civil, se evidenciaron las diferencias con la rancia derecha Granadina, que incluso estaba "infiltrada", en la directiva falangista, cuya militancia en mayoría estaba compuesta por jóvenes. A fecha 18 de Julio, había 786 afiliados en el ámbito provincial y 569 al local.
Entre los incidentes con elementos derechistas, cabe destacar, el protagonizado por Patricio González de Canales y Ramón Ruiz Alonso, diputado de la "CEDA", al que el primero le arrancó la camisa azul que llevaba puesta, cuando desde el Gobierno Civil invitaba a los granadinos a unirse a las Milicias que se estaban creando, para ir al frente.
Es de destacar, el caso de falangistas que se negaron a realizar fusilamientos y se desplazaron a la primera línea de combate, que era donde consideraban que estaba su lugar.
La poca preparación ideológica de algunos Jefes, quedaba patente en anécdotas como la protagonizada por el Comandante Valdés, Jefe Local de Milicias, que llegó a manifestar personalmente a Narciso Perales, "a mí, lo de Nacional, me gusta mucho, pero lo de sindicalista, me dá patás en el estomago, y lo tengo enfermo".