Textos Históricos Nacional-Sindicalistas

 
Conoce a los Fundadores del Nacional-Sindicalismo | Enlaces Nacional-Sindicalistas | GUIÓN NACIONAL-SINDICALISTA | Narciso Perales | Textos Históricos Nacional-Sindicalistas | El Nacional-Sindicalismo | Nacional-Sindicalismo en Granada (1933-1936)
 
Textos Históricos Nacional-Sindicalistas
   
imagen
El día 14 de Enero de 1.935 (10 meses después de la fusión de las JONS y FE) las JONS hicieron pública su separación de Falange Española, mediante el siguiente comunicado insertado en el diario Heraldo de Madrid.
<Reunidos con esta fecha en Madrid los antiguos dirigentes de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, hemos reconocido unánimemente la necesidad de reorganizar las Jons fuera de la órbita de Falange Española y de la disciplina de su jefe José A. Primo de Rivera.
Adoptamos esta decisión grave y fundamental después de un examen minucioso de la situación política y de las perspectivas que se le ofrecen a nuestras convicciones doctrinales y tácticas en la ruta vacilante y defectuosa seguida hoy por el partido y por su Jefe.
Las finalidades de nuestra decisión son, en resumen, las siguientes:
1)Afianzar el carácter nacional sindicalista revolucionario que nos ha distinguido siempre y que incorporamos a Falange Española cuando hicimos la fusión que hoy declaramos rota. 2) Perfilar sin vacilaciones nuestra posición frente a la actual situación política. 3) Encauzar positivamente el descontento y la protesta que entre la casi totalidad de los antiguos camaradas jonsistas se advertía contra el espíritu y los hombres que últimamente predominan en F.E.; y 4) Extender con eficacia y vigor los ideales nacional sindicalistas en los sectores más propiamente populares de España.-Ramiro Ledesma Ramos, Nicasio Álvarez de Sotomayor, Onésimo Redondo Ortega.>

imagen
¡EN PIE POR LA REVOLUCIÓN!
Camaradas: Otra vez nos dirigimos a vosotros. Hoy levantada en nuestras manos, intacta, una bandera roja y negra de la Revolución social.
No tenemos más que la bandera y la voluntad. La Revolución Nacionalsindicalista aún no está hecha. Primero es preciso hacer la transformación necesaria, urgente, en lo económico y en lo social. Y esta transformación ni siquiera está iniciada. Porque para ello se requiere la conquista previa del Poder. Y hoy sigue gobernando a España el capitalismo. Esta es una verdad agobiadora y tremenda. El nivel de vida de los trabajadores españoles no se ha elevado; no se cumplen con rigor las leyes de protección al trabajador; no se han tomado medidas para garantizar el pan. Y lo que es peor, no se procura atraerlo a la Falange.
Nosotros alzamos nuestro grito rebelde. Bajo la aparente calma que España vive, sabed que los falangistas auténticos velamos por la pureza de la doctrina y la seguridad del triunfo. No podemos darnos por vencidos, pues nosotros ganamos la guerra. El desaliento no cabe en nuestra alma porque en ella guardamos el mandato de José Antonio.
Os decimos: Somos los representantes de la juventud española; de la que se batió en la Cruzada; de la que lucha en Rusia, y de la que trabaja y estudia en el suelo maltrecho de España. Y nuestra voluntad es ésta; sabemos que la mayoría de los hombres que nos gobiernan, aquellos que principalmente llevan la política española, no harán la Revolución que la Falange proclamó desde la primera hora; por eso, nosotros emprendemos la lucha abierta desde fuera para asaltar el Poder. Aunque en esta lucha perdamos hasta el último de los hombres. Más vale morir combatiendo que asistir sin protesta al fraude de nuestro más entrañable ideal.
Cuando los Sindicatos Nacionales están en casi su totalidad en manos de los enemigos del pueblo; la dirección de la economía la hacen los capitalistas; la agricultura dirigida por los terratenientes; el estraperlo practicado desde los Centros Oficiales, y la enseñanza controlada por grupos reaccionarios y clericales. Nosotros os llamamos a todos.
¡Camaradas, españoles, estudiantes, trabajadores!: La Falange Auténtica mantiene en pie sus principios, no os sintáis defraudados. Os aseguramos que la Revolución Nacionalsindicalista se hará en España. Para ello os pedimos que mantengáis viva la fe y la esperanza. Nutrid las filas de la Falange Auténtica. Llenad la calle de nuestros gritos. Mostrad en todas partes nuestra voluntad intransigente.
Nuestras consignas, nuestros postulados y nuestros dogmas, no pueden seguir sirviendo de mofa y escarnio. ¡Camaradas! ¡Arriba la Bandera de la Revolución! ¡Por una justicia social verdadera! ¡Pan para todos los españoles! ¡La Falange Auténtica os grita su fe y su decisión!
Por la Revolución Nacionalsindicalista ¡¡Arriba España!!
LA FALANGE AUTENTICA
(1942)