BENITO LERTXUNDI

 

BIOGRAFÍA

Benito Lertxundi nació en Orio, Gipuzkoa, en 1942. A pesar de reconocer que tuvo una buena infancia, reconoce que se le hacía duro estar obligado a hablar en castellano en la escuela. Pasó muchas en la iglesia en su infancia, tanto escuchando música clásica como cantando en el coro. La enseñanza académica no le hacía mucha gracia, y después de terminar la escuela comenzó en la escuela de Arte y Oficio de Zarauz, debido a su afición por la pintura. Después, con diecinueve años, comenzó a trabajar en una tienda de relojes. En aquella época Benito se había comprado una guitarra y comenzó a interpretar canciones de grupos que eran de su interés. De esta manera participó en un concurso de voces jóvenes que organizaba el periódico "La voz de España". Pasó la primera prueba y debido a ello apareció en los periódicos. Mikel Laboa lo vio en la prensa y lo llamó por teléfono con intención de conocerlo. Tras una cuantas reuniones con varias personas, entre ellas Benito, surgió el movimiento cultural Ez Dok Amairu. Este movimiento que defendía la identidad vasca, dio diversos recitales aunque se disolvió en el año 1972.

  Anteriormente, en  1970, Benito Lertxundi había editado su primer disco largo. Este disco se compone simplemente de su voz y guitarra, aunque es destacable la repercusión que han tenido algunas canciones. De esta forma nos encontramos con la gran canción de protesta Gure bide galduak o Zenbat gera, canción basada en el poema de Abel Muniategi. Además de temas propiamente suyos, puso música a la letra de varios autores: Ez kanta beltza (Xabier Lete) o Umeek ere jakin dute (Anjel Lertxundi). Finalmente aparece la canción popular Aita saldu nauzu.

  Oro laño mee batekk... fue el título del segundo disco de Benito Lertxundi, editado en 1974.  Se puede decir que este disco está más elaborado y destacan canciones como Txori Ttikia de J.A Artze, Oi lur, oi lur de Lizardi o Herri-Behera. Un año después, en 1975, se editó el magnifico disco ... Eta maita Herria üken dezadan plazera, donde introduce varias canciones populares de Zuberoa como Atarratzeko gazteluko kantua, Txori erresiñula o Jaun Baruak. También se encuentra en este disco la canción Maria Solt eta Kastero del bertsolari Etxahun.

  En 1977 se editó el doble disco Zuberoa y Askatasunaren semeei. Para esta obra Benito introdujo una gran cantidad de instrumentos como la cornamusa, violín, flauta, acordeón, arpa, órgano eléctrico, etc. De esta forma se ve una clara evolución musical, definiendo cada vez más su estilo. En estos discos se encuentran algunas canciones populares como Prima Eijerra, Balearen Bertsoak edo Pastoraleko Martxa. Por otro lado, además de  las composiciones del propio Benito, Orbaizetako Arma Olaren Kantua, Askatasunaren semeei, se encuentra Oi Zuberoa o Bizkaia maite de J.A Irigarai.

  Altabizkar / Itzaltzuko Bardoari fue también un doble álbum, editado en 1981. En canciones como Altabizkarko Kantua, Malataz o Muniagorriren Bertsoak se refleja de forma muy clara la imagen de la épica vasca. También deben mencionarse las canciones basadas en hechos históricos como Orreaga, Beotibar u Orreagako gatazka. Por otro lado es encuentran Oi Ama Euska Herri, Urrundik heldui naiz y la famosa Nere Herriko Neskatxa Maite. Además de los instrumentos utilizados hasta ahora, se incorporaron la espineta, fagot, trompa y otros instrumentos para grabar este disco. 

  El siguiente disco editado, 1985, se llamó Gaueko ele ixilen baladak. En este disco queda clara la intimidad del artista tal y como el propio Benito reconoce: "todas las composiciones de este disco las hice de noche". Además de las canciones hechas por él, Gaueko ele ixilen baladak o Egun batez kantuetaz, aparece el poema de K. Gibran Gaua eta Ni, una canción realmente estremecedora. También se encuentran la canción popular Dama gazte zarmant bat o Ni Olentzero naiz de Jose Ramón Uriarte.

  Mauleko bidean... izatearen mugagabean se editó en 1987. Uno de los temas de este disco se basa en el músico irlandés O´Carolan, donde Benito muestra la admiración que tiene hacia este músico. Por otro lado están canciones intimistas como Formak o Denborak, donde se hace una reflexión sobre el paso de tiempo.

  El siguiente disco, Pazko gaierdi ondua (1989), supuso un cambio respecto a los discos anteriores, retornando sobre todo a las canciones tradicionales. Así se pueden encontrar canciones populares como Mayi, Goizian goizik, Amerikara noa, Ursuako kanta, Ziordiara o Belatsarena-Bereterretxe. Es destacable la canción Primaderako liliak, puesto que Benito la cantaba desde varios años atrás, aunque no había sido incluida en un disco hasta entonces. En esta canción Benito pone música a una letra de Michel  Labeguerie, donde hace una adaptación de una canción de Donvan.

  Después de tantos discos, se editaron dos discos dobles recopilatorios llamados Hunkidura kuttunak. En estos discos se encuentran las canciones más emblemáticas de Benito como Nere herriko neskatxa maite, Txori ttikia, Bizkaia maite, Herri Behera, Primaderako liliak y Oi ama Euskal Herri entre otras. Algunas de las canciones grabadas en este disco contrastan con las originales, como en Gure bide galduak, donde se pasa de la guitarra sola al acompañamiento de varios instrumentos.

  En 1996 se editó Hitaz oroit. En este disco aparecen canciones como Joan zinen o Udazken koloretan recordando a Aingeru Irigarai y a Martin Irizar respectivamente. En la canción.Bihotz Lertxundik deja a un lado su suve voz y canta al estilo de Joe Cockerren. También destaca Bardorba, que tiene todos los ingredientes para convertirse en otro clásico del oriotarra.

  En 1998  se editó el disco Auhen Sinfonikoa de Benito Lertxundik con la Orquesta Sinfónica de Euskadi. En este disco se encuentran canciones como Oi Zuberoa, Bizkaia maite, Urrundik heldu naiz, Udazken koloretan, donde Benito canta con la  Orquesta Sinfónica de Euskadi. Los arreglos para esta canciones la hizo el músico tolosarra Kike Ugarte, siendo él quien dirigió a la orquesta.