Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)

Ver
Del libro Meditación del Ser
1.

Dialogo contigo, siempre al ritmo
de tu pausa para aprender
de Tu paciencia y tus apariciones,
pero tu voz se vuelve audible en invierno
cuando el mundo es más silencioso
y hay nieve
cayendo a chuzos
y en las calles,
poco tráfico, menos abrigo
y yo, en mi casa,
solo, en espera de saber
calientarme a tu lado.

Es cuando tu voz irrumpe y comunica
que eres «natalis invicti Solis»,
energía de mis solticios decembrinos
y palpable ya como la brisa
que mueve ramas
en el Arbol del Universo
y entregas la máscara de Frey,
que yo pondré apoyada al retrato de Heidegger
o de algún poeta que me plazca leyendo.

Eres para el árbol perenne del mundo,
o reino de Maljut, mi propio cuerpo,
mi esqueleto, con 33 costillas
que han visualizado muchos soles nacientes,
con lluvias, con fertilidades
y la tragedia de pasiones
que tensan a hombres sombríos
que funcionan como ocultos cambios climáticos
o espejos de logías que no se han mostrado
en su verdad a los ojos / soles / luminosos.

Dialogo contigo y siempre en Navdad
me dices lo mismo: Que jamás estás desatento
en el Norte ni el Sur, ni el Este
ni el Oeste
y que siempre utilizas la voz como si se tratara
de un vuelo de hojas o mecidas de rama
a la búsqueda de sol, clorofila, gravedad
en la noche del hombre, «¿pero qué sol
puede haber en la noche, que no sea
un lejano parpadeo de estrellas
o una luna fría como la tierra en invierno?
Luna para algún geotropismo residual
que no sea torque de tu luz
o tu voz ordenante».

... por eso irrumpes y siempre me aclaras
la misma paradoja: «En la noche es
cuando más brillo y más calor doy íntimamente.
Me expando, me perfecciono en el hombre,
en el amigo, en mis amados, abundan
mis consejos prácticos. A tí los doy
para que me recuerdes cuando te monologues
creyendo que no estoy atento».

Dialogo contigo, pausado en paciencia
cuando tu voz que siempre,
vuelve audible en el invierno tarda
aunque dirá lo mismo con un añadimiento
muy gozoso, «sé, como yo,
Tu Padre Shiva, creador de Frey,
árbol de invierno, dios de día y noche,
sé más de lo que eres

M ejora ad infinitum.
Sé como yo que me expando
y me caliento contigo cuando hace frío
y enfrío mi cuerpo
cuando hace calor...

Cuando tiendas a creer
que estallarás como big bang en precario,
energía de entropía negativa, aprende
a decir «No» al fracaso.
«Shiva sabe hacer y sabe estar»;
tiene ganas del diálogo contigo,
pero hay que saber hacer para poder estar.

2.

El tiembla como una hoja movida por la brisa
de mis mantras y me dice que existen
siete cielos hacia el Coito de Amor infinito
o Dormir delicioso al que llamar
NIRVANA... «¿Y que te gusta más?
¿Dormir o estar Despierto en el Coito?

3.

Cuando Shiva está despierto no existen secretos
(es como si Heidegger me develara
todo su hermenéutica que saca la Logía,
la verdad de lo oculto)... con Shiva, yo me siento
la parva de Parvati y me descanso
en la red de pelos tántricos
de su Vulva cósmica de consorte.

4.

Cuando yo quiero nacer en tí, venciendo
el asno de las EMES, las vaquillas de la erranza,
hago purificaciiones en tus cinco sentidos
y te retiro del imperio de las gavias panochas
diabeteras y las mansas bullangas,
cancerosas, y te invito a festejar
el invierno conmigo; yo, Shiva
y no del Guadalajara,
me comunico y guardo ka raja
del invierno para que esté conmigo
audible, palpable, goloso, placentero
porque la panchahavya verdadera
será servida en la misma mesa
al lado del Arbol de Yggdrasil
en la Noche de la Bendición.

Fiesta de Weihnachten tendremos, Carlos,
para que escribas 'puranas' y untes mantequilla
a la herida, e hinchazó, que deja
una vivencia de dolor; beberemos leche
de la Epifanía, porque com niños
sin destete seremos hoy...
queremos intercambio de la Edad de las Edades,
Maithuna cósmico, Carlos.
ya no requesón de la mundanería
ni que con orina n
os bauticen perversos.
Con sus heces se nos cagan encima
los demonios en barcos de Matsya
y pescado, de Mansa y carne de burro.

5.

Comienza, poeta, a mover tus deditos
y a dibujar con las manos (¿uñas, yemitas
para tus mudras, pa' qué les quiero?)
el Llamado Invocativo.

Haz señales, gestos de rap sagrado,
mudo lenguaje de dioses que recojeremos
granos de prados celestes, graneros maravillosos
donde hay nueces, almendras, sano alpiste
de sabios cantores
y del vino / mada / que beberemos
antes de la Sadhana le daremos a Ella
porque Parvati viene,
házle mudras / ademanes / con tus manos.

Déjala arrastrarse y ascender
y que como cobra serpentina
vienga y se vuelva tu shakti
y se enroscaque en el corazón
y con amor te muerda
sucesivos puntos chacrales.

Necesario es a la sadhana que la imagines,
que la materialices con tus yantras visuales
y que le cantes tus mantras
porque le encantan los magos del lenguaje.

Poeta, no estarás solo en Navidad.
No faltarán adornitos
para el Arbol de Nuestro Universo.

Me haré audible otra vez como en invierno.
Deja tú una ventanita abierta que vengo.
Te pondré regalos en la chimenea.
Carbonilla no vieme; pero haré que vengan
duendes navideños y te traigan
su trulla y en tus zapatos
por mechón de yerba, bendiciones
para tí y quienes amas

12-12-2008 / CARLOS LOPEZ DZUR

Ver
Heideggerianas / poemario

Ver
Epica de San Sebastián del Pepino
imagen
LOS OJOS DEL DESIERTO
He creído al sol que cierra
mis ojos y los tuyos.
Estamos deslumbrados ciertamente.
Pero aún hay este punto que se rasga,
espiral de tornado,
Shu que palpita rotándonos en aire
como diciendo: Sóis míos.

La piel húmeda y plácida
con el deseo se encuentra.

¿Será Min que fertiliza el calor
y la tibieza y propicia los vientos?
He creído que el sol,
con ojos cerrados, nos enfría.

*

ESTAMIS CALIENTES

Y es que estamos calientes
por ganas de besarnos.
Es que somos torbellinos y ágiles corceles
que se despotrican en el aire.

Nos vamos a sudar de palmo a palmo,
uña y mugre por íntimos.
Vamos a separar la tierra y cielo
como dos amantes que se muerden
con pasión, en lo oscuro.

9-15-1990 / «El hombre extendido»

*

ABRE TU MENTE AL MUNDO

What we call mind and what we call matter
cannot be totally separate 'substances':
Ken Ward

A lo que yo quiero, con ansias lo deseo
para que se nutra de sustancia, para que batalle
su presencia en las cosas, en lo óntico
que calla, en lo ontológico que dialoga
y conversa intercesoramente.

Todo el mundo ha de saber lo que quiero.
Con mi mente lo informo; con mi materialidad
lo acomodo a mis testigos, lo objetivo.

Lo que informo es una convocatoria.
Que el mundo sea parte de mí mismo.
Que no sea yo hijo del aislamiento,
germen desarmónico, lo prohibido,
lo imposible... Seamos honestos...
Propongo mi querer, lo hago colectivo
y lo doy en servicio. Que sea lo Nuestro.

A lo que quiero, lo justifico.
Lo necesario es bueno, autoevidente, plausible.
Los fracasos no detendrán el empeño.
Lo intentaré muchas veces hasta que se haga
pleno. Mi mente puede que se desnutra,
se aisle, desconfíe; pero, yo soy humano.
Lo soy si me encuentro con el mundo.
Y con el mundo digo: «Lo Nuestro17».

El mundo es quien me hace aprendiz.
El mundo enseña la vida, el límite y lo posible.
El entorno sustancia mis furtivas intuiciones;
me corresponde solamente dar
el persistente deseo. Con él...
abrirme para todos.

03-12-1984 /
Del libro «El hombre extendido»

Ver
Los Alcaldes de San Sebastián del Pepino / Puerto Rico
Ver
El pueblo en sombras
Ver
Revista LaMásMedula
imagen
EL TRABAJADOR

De todo cuanto en el mundo existe y vive
y siente, eres tú lo más valioso,
lo más imprescindible.

Puede que nadie te haya explicado la maravilla
de tus brazos, la gracia de tus manos,
el valor de estar en pie, seguro de tus ojos,
humecido de sudor, endurecido en las faenas
a pesar del cansancio y la sed y el escozor
y el fango o el polvo.

Ciertamente, sólo aquellos
con corazón generoso y admirado,
han de ser los que vendrán y digan,
«hombre grato, jornalero, sea cual sea
tu rincón del mundo,
eres lo más valioso
que la vida consigue».

Puede que nadie te haya corregido
cuando te mientas a tí mismo rudo,
casi bestia de carga
y te comparas en poco y desventyaja
con el amo y el patrón y contratistas,
a quien llamas jefecitos,
señores educados.

No. Ciertamente, no todos son propietarios
de corazones generosos, valientes y admirados,
aunque puedan concluirlo...

Vales mucho, eres lo más valioso
que el universo ofrece;
por tí tiene sentido la vida.
Sólo que trabajas con tus manos
y en tí se gestó la obediencia, lealtad,
humildes virtudes, tn valiosas.

Tú me siembras los campos, campesino.
Tú recoges mis cosechas, migrante.
Tú edificas, tú cargas mis camiones,
tú, el peor pagado, el perseguido,
el más rudo y torpe de labios.

Puede que nadie te haya explicado
por qué no se hicieron escuelas en tu rancho.
Ni por qué, por tradición, siglo tras siglo,
es tu familia pobre.
O tu ascenso tan lento.
O se mueren tus críos antes que venga
un médico o el socorro propicio.
O el alimento idóneo.

No. Ciertamente, no es corazón generoso,
quien te mantiene simple, manso, soportador,
aún cuando intuye:«De todo
cuanto en el mundo existe y vive y siente,
eres tú lo más valioso, lo más imprescindible».

22-11-2000 / De «El hombre extendido»

<><><>

CONFESION DEL CAUTIVO A DEDALO

Te confabulaste para que yo esté preso
y cercado. Son pasillos prohibidores
contra el toro violento de mis ansias.

Tú, con la ciencia del invento,
me aislaste, refundíste la bestia
en arquitectura macabra
y ahora los cuerdos y prudentes asesinos
cortarán mi hilo, sin salvar al hombre.

Y yo que quise ser hombre
en este cuerpo de bestia y tú
que me hicíste el laberinto como Némesis.

Un culpado seré para siempre;
tengo cárcel, no escuela; tengo acusadores,
no amantes, no consoladores...

Y mi hermana, por amor a un extraño,
no me hablará a mí que la quiero, no me revelará
que puedo verme libre, dejar de ser
el escondido y condenado para siempre.

¿Quién me dará un hilo de plata,
verbo comunicador, diálogo, ritual, esperanza
que no sea una reja, o pared de insolencia y secreto?

... ¿por qué me llaman monstruo
si yo sólo calmaba, como supe, esta fuerza del alma
apresada en el ibris, esta soledad insatisfecha
que ha bestializado mi ser por carencia
de una migaja de amor humanizante?

Del libro «Las zonas del carácter»

<><><>

GATO DE SRöDINGER

Como una serpiente voladora,
es la luz, onda felina que se esparce,
runruneo en aire desatado,
fantasmal a veces, pero nunca en punto
muerto ni inercial; mi luz flota, ardiente,
veloz, aunque nadie sepa cuantificar
sus momentos.

Así eres, Naga iluminador,
Electrón de mis visiones, fugaz
como la muerte; pero con más vidas
que el gato de los partos,
mi sostén mágico.

Como un ser de luz, serpes
del ente, como una lengua de fuego
que tus chispas escupes para que tenga
partículas en las manos, lágrimas
tibias en el rostro.

Te vas y regresas, serafín
de mi noche; te observa mi mañana
cuando te desconoce; como un gato
me acaricias, te detienes, por el poco
de leche del pocillo y el mimo fragmentario
de mi dual precariedad.
Al fin y al cabo, te vas, con ondas
incomprensibles, tu misterio serpentino,
noche de tus abismos iniciales,
donde está la unidad de lo indiviso,
la sabiduría de tu Totalidad.

11-05-2000 / De «El hombre extendido»

Ver
Carlos López Dzur / en Letras Kiltras
imagen
EL DESEO Y LA TERNURA

Cuando más duele el espacio inexplorado,
virgen de las cuevas y la necesidad y el tedio,
gemidos absurdamente cotidianos,
yo soy terco, perro manso,
y lamo la epidermis de lo vivo
y clavo mi pezuña en el calvario.

Así oscilo la sustancia terrible de las cosas.
Muerdo por bravío mi carencia
y más bajamente dulce no puede el yo caer.

El animal humano es terco, perro manso.
Y toca el fondo. Y después ladra
para erguir su ternura.

Así soy. Ladro, odio mis pulgas.
Canto, ladro y canto.

7-2-1986