Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)

Foto

¿Quién es tu Juliette, quién puta es,
Donatien Alphonse, sino la mirada entristecida
que echaste sobre la mierda de Europa?
ironía sarcástica en torno a estas ideologías roussianas
de protesta iluminista, puño cerrado que aplasta
con fiereza lobuna la ideología de Hobbes
e hipócritas ingleses al mando,
a cual más vampiro colmilludo y chupasangre,
mentirosos embadurnados de kantismo en Alemania,
o de razón y terror en el París post-revolucionario...

Así de corruptor el Hombre-Bestia se pervive de fondo,
aliado con sátrapas sociales, sus consejeros
de Leviatán al pie de la cabecera,
igualmente indeseables en la madrugada
o en ritmo diurno con los castra-raíces,
mutiladores de rústicas inocencias
como la de los salvajes de noble aliento
que apenas aprendieron a vivir en las ciudades
y este mundo que juzgaste desde el Castillo de Lacoste.
... así es Juliette, la calculadora,
imperativo categórico inicial de hambre caníbal,
razón hecha venganza y escepticismo delirante
por tanta miseria irredimida, Domingo de Pascua
con Rose Keller que desde Arcueil acusara
«que hay que huirte o tirarse por ventanas
o altas torres cuando estás cerca»
porque, si algo mereces, no es ternura
ni sexo, sino encarcelamiento, jaula
en Château de Saumur, prisión
como entonces y siempre.


Orden social

Poemas

DE ESTETICAS MOSTRENCAS Y VITALES
¿Quién instauraría,
si fuese posible,
un Orden Social
reconciliador
cuando la Razón tan amargamente
grita sus tajantes desprecios
de todo a todo
y la naturaleza
sensible y libidinosa
aún da alaridos
por verse en carne viva?

¿Quién si la historia acumuló
en sí tanta negación
de la bondad innata?
Que nada queda, nada, nada...
sólo este cruento Reino de Terror.
Y tus textos transgresores por legado
para que cómodamente
las Dworkin del mundo
te llamen Sade odioso,
goza-putas, golpeador
de criadillas y epítome
del posesivo macho,
Marqués marcado
de sadismo amacharrado.
Precursor de los nihilistas,
negador de los valores cristianos...

¿Pero qué valores? ¿cuáles
la aristocracia tuvo que en tí mismo
rechazaste? ¿cúales tuvo
aquel materialismo europeo
antes y después
de Rousseau o de Hobbes?

*

Usted no se asuste
de que haya descubierto
el carajo bajo tela,
el pícaro bulto en sus calzones,
bragas mojadas de monja bajo su cama,
o una criadilla sin derecho a nada,
y a usted en cuclillas.

Que haya un Príapo caliente
hoseando en monasterios,
o tal vez en el castillo del monte,
que no lo conturbe
y mucho menos se alebreste
... porque Justina se enamora
o ante la vista del Monje,
algún ligón en fajina
es quien se complazca
con el Otro, o con ella,
o con todas en harem,
todas con sus insaciables apetitos.


Tiempos de adversidad

DE LAS NOCIONES SADICAS
Largamente negada ha sido la carne,
largamente ultrajado lo venéreo
y hay placeres muy dulces,
demolidos con mucha decretalia
apendejante.
Y vivimos tiempos de adversidad,
miseria sexual incluída,
hambre de lo recto que hay
en lo torcido de los solitarios
y esos escritores góticos,
que no son predecibles
y claman las ayudantías del infierno,
magia de los diablos azules...
por eso me gustan
(y algo tienen entre manos)
Matthew Lewis
y Ann Radcliffe.

Imaginación, o ¡qué va!
hambre y sed de algo prohibido
y más sobrernatural
que la conformidad
y la rutina por maña;
hay que crear dilemas
(ahora que se resiste todavía
la descripción acuciosa
de hombres y mujeres,
plenos, minuciosamente
descritos en su líbido,
pormenorizadamente
en su ira, o su rubor,
o en desvergüenzas
de riqueza injusta
y miseria atormentante...)

Es indispensable
que inventemos desenlaces
hasta con diablos
que se sacan de lo oscuro,
sacudir lo que antes
no se dio por compasión
o rito iluminante...
masturbar la sosera
y sacar leche
o combustible
o llanto.

*

No se asuste
*

No en aras de aparición
de pálidos mundos, no es porque quiero
los infortunios de mi Juliette o cualquier
niña virtuosa; yo no estoy
120 días en Sodoma
para que todo quede igual que antes,
la misma ley prohibidora,
la filosofía que no se goza en la cama,
las mismas quejas de esperar a una edad
o a un estatus o género que nunca se culmina...

... me llevo a Ambrosio al sacrificio
no donde hayan fantasmagorías, allá no,
donde haya gente,
ruda y bruta gente, no magia,
donde haya violentos apetitos
y virtudes cansadas de la vida retrógrada,
donde haya mucho dolor
y, de veras, sea honesta
la disyuntiva final, la simpatía
y se aprenda para quién se busca,
si para el exquisito torturador
o la víctima rendida y azotada...
... yo quiero que él sepa, si es monje
o si es homicida, yo quiero
que ella sepa
si es hembra o ángel con aliento
y vuelo, vaporoso ay, sin sustancia,
yo quiero colocar
todo lo oscuro de la psiquis,
no digo vicios,
especificidades del alma,
en el crisol del rayo de luz
sobre la blanca sábana...


*

NO TE ASUSTES, ANA
E-mail:

No te asustes, Ana,
te contaré un romance
y el horror que contiene
y que ilustra,
sacude mundos
dormidos, apáticas consciencias...
carloscald.lopez4@gmail.com

Me traje estos detalles de Sodoma
y hay quien dice,
yo, con él, «ésta es la historia más impura
que se ha escrito desde que el mundo existe».
Es que esta historia, siendo bella, va al agujero
que conecta al intestino; no hay crueldad
ni siquiera un ultraje, sólo un evento
de regocijada sodomía...

Te contaré la historia de Eugenie de Franval,
y cómo la soñó su hermano y cómo avanzó
sobre remilgos y convencionalismos
y se armó de ironía, no de crueldad,
de ironía y Eugenie, al fin, seducida.
Puede que todo lo que sienta un libertino
subvierta la imaginación moral,
puede que vaya a galope, maniáticamente,
y gratifique el deseo, puede que agreda
y duela, que alguno se queje,
pero esta fue una verdadera historia
de amor y seducción
y soy el primero que la dice
y voy a llamarla en otra historia, Sophie,
y la voy a atormentar un poco más porque,
con el dolor, es que goza... Es necesario
que sorprenda sus umbrales de dolor y que me diga:
«Soy tu costilla dura».

Me ofrecerá un poco más de sonrisa y sangre suya
sobre las colchas... me devolverá la creación
y les diré a los pusilánimes,
vean esta causa, sincérense con estas sombras,
así somos algunos, y no sólo el inquisidor
es quien tortura ni son las brujas perversas
y dignas de que ardan en la hoguera,
ésta es la niña virtuosa,
la más pulcra que se tendió en la cama...


*

Pero ella, como yo, no quiso que le explicaran
que nació de polvo, inferior al mismo varón,
o a quien se montara arriba de su ombligo,
o la expulsara como Adán
siendo la primera bicha / mona /
liliputa / .., ésta ya no quiere blasfemia para sí
de la Iglesia Católica y por eso regala
la húmeda arcilla de sus fantasías
y me dice:

«Ház con ella, Donatien, Marqués pornógrafo,
el canto de extrema libertad, mío y tuyo,
házme hembra sin génesis, o hilvana
al Adán sin misticismo, sin moral,
haz el crimen perfecto de culpadores
que adormecieron
a nuestros cuerpos
y los torturaron».

«Es la hora de escupir su ley y su establecimiento...
porque te ví sufrir, cautivo, por treintidós años
de tu vida privado, en menosprecio, escupido.
Diez años encerrado en La Bastilla,
trece años etiquetado como demente
por estúpidos rivales que se gozaron en verte triste
en el Asilo de Charenton...
y un mes doliente en Conciergerie, dos
en una fortaleza por revolucionario, cuatro años
en confinamiento total entre Bicêtre y Sainte-Pélagie,
¿cómo no vas a tener fantasías para llenar
la soledad con gozos y engordar el deseo
del que te disociaron... y qué de malo
has de ver en juveniles prostitutas
que llevas al Castillo de Lacoste, qué mal
que Anne-Prospère, en adición
a tu mujer, te haya gustado?»

*


Cómplice es tu mujer de lo que haces

«Donatien Alphonse François, are you
the freest spirit that has yet existed»:

Guillaume Apollinaire
Cómplice es tu mujer de lo que haces
y cada país con su mitología de afrodisíacos,
casi venenos, casi licor, todo el mundo mintiendo
sobre cómo se haría intenso un orgasmo
y el llanto tornado en muecas y en frenesí glorioso
pese a la angustia, la incertidumbre
y toda dependencia y temor a castigo.

¡Qué prematuramente te capturó la angustia,
Donatien Alphonse, reo en la Fortaleza de Miolans
y qué lindo se siente escapar y volver a Lacoste
con empleadillos cómplices que aman,
como tú, las orgías y Les 120 Journées de Sodom
y les voyages d'Italie, qué afortunado
que una bala de un padre disgustado no te ciegue
la vida cuando vindica el honor de la hija
que robaste, qué prematuranente triste
que no puedas ser libre para gozar impunemente
y que caigas en prisión en Vincennes!

Te condenan a muerte, pero qué interesante
e idónea es una celda en que puedas
conversar con el Conde de Mirabeau
y se contagien el erotismo, aunque sólo los vinculara
en rigor la Revolución, Francia y La Bastilla
convertida en símbolo de muerte y de revolución
porque allí si que se mataban los prisioneros
(sumados a rebeldes verdaderos y ladrones,
lo mejor del jacobinismo roussoniano)
y La Bastilla resumía la injusticia y miseria de la nación...

¿Serás de veras, Donatien Alphonse,
el libertino más sagaz, salta-colchas
con el espíritu más libre, serás el menos demente
de todos los que han pasado por los manicomios
con una canción amarga de libertad
y una dosis apetitosa y violenta de sexo?
¿Saludarán en tí el existencialismo radical
las futuras feministas, unas
como Simone de Beauvoir
o a 150 años de surgir la doctrina freudiana
neo-góticos rechazarán que veas
el patio trasero de las causas,
la conducta subyacente de todos los motivos
en el pan-erotismo,
el sentido de lo humano?

[Del libro «Estéticas mostrencas y vitalezs»]

<a href="http://www.clopezdzur.blogspot.com/2011/03/meditaciones-sadicas-esteticas.html">



Amonestación a Gilles de Rais
No te puso él, el Sol que prepara
en ringleras la vida, a ramal y media manta.
No te dio miseria ni retablillo para que recogieras
pajas de las eras. Te dio olivares de Samaní
y en las mañanas de Tiferet,
salud, alegría de la vida.

Te llamó a armonía, a balance,
a su gran visión y como amabas
a Catherine de Thouar, no te dijo
«ráptala», sino ve por ella y profetízale
un amor inmenso.

En casa de rey te puso
con Carlos VII y Mariscal de Francia
fuiste porque el Sol que prepara
las ringleras de la vida quería
que alcanzaras el Secreto,
que los Magos alcanzan en su luz
cuando dicen que la Tierra es sagrada.

Y ella murió y te dolía
que no la amaste con la intensidad
que habías prometido.

En su lugar, preferíste la Fortuna,
no la que es por el Sol de Tiferet,
sino la que lleva a tuche y del alma
hace un jorro, no hija de Sacerdote.

De tu Ego hicíste un simulacro,
nigromante. Entraste a laberintos de perdición
y aún decías: «Amo la música, los placeres,
la Tierra sagrada, y defiendo la Libertad».

Te apartaste del Cerebro Oculto
y del útero que brinda alegría
y cuyo fruto es bueno.
Echaste mano de un retablillo
y recogías lujuria.

Mas quien te creó lanzó un gancho
de su amor y te puso como lugarteniente
de la Madre de Francia.

Ella por la Libertad dio la vida y habló de Vav,
la conexión del Altísimo, que es el sol
que prepara las ringleras de la vida
y el primer Estado confecciona
para la trascendencia.

El te puso en las tiendas del Arco
y víste la hermosura de la Doncella de Orleáns
y fuíste su lugarteniente... ¿Será cierto
que amas lo sublime? porque Juana lo es.

En medio de la guerra, la viste.
Gancho de redención tiró él
cuando dolido estabas por la muerte
de Thouar... «¡Qué hermosa es la campesina!»,
decías, aunque ella vestía de varón.

Como Diana es, como Démeter
que juega en los trigales.
Y su boca era un rayo contra el error
y las prisiones. Juana fue la historia
en su afán de romper la esclavitud
y el yugo de las imposiciones extranjeras.

Entonces, aquel que da las rupturas necesarias
y gira la Rueda del Destino, movió
las fuerzas con energía que no esperabas
y preguntó: «¿Por qué te decidirás, Gilles de Rais?»
... si fama y riqueza no necesitas, ¿qué?

Quien prepara en ringleras la vida,
te dejó que sirvieras banquetes,
cenas para los poderosos,
que dieras bailes
para que exhibieras tu garbo,
tu elocuencia.

En la suntuosidad hicíste casa hasta el despilfarro
y hablaste de pasión y de sabiduría... y él lo permitió
porque a ramal y media asta no te quiso
con tal de que protegieras a Juana,
la doncella de Orleáns y dijera al Delfin:
«Hija de Sacerdote es, alma bella,
digna de las naciones, princesa es
de la Libertad»; pero, a ella la atrajo
la boca de su Dios,
el poder-ser de la Muerte
y los ángeles que le hablaban la llamaron
a sus mundos, el que es Porvernir
de recompensa. En cambio, tú dijíste:

«Quiero la vida, aquí y ahora. El mundo
es placentero y lo será aunque ella falte.
Con mis libros, con la música,
con galas de todo lo que es hermoso,
yo buscaré mi placer y desafiaré a quienes
han dado muerte a esa niña, mi adorable Juana».

A ella la prendieron en la hoguera
después de humillaciones y presidios.
De ella se burlaron y cometieron en su cuerpo
infamias, porque dijo que es virgen
y que, por su boca, Dios declara Libertad.
«Odio a los que te quitaron la vida,Juana,
doncella mía, yo te vengaré».

Y el que a él no puso a recoger pajas
de las eras, el que en palacio de Carlos VII
sirvió y con espada alcanzó fama y rango,
anduvo como perdido y la angustia
hizo su ego monstruoso.

En recámaras de su palacio
hizo profanaciones, bebía sangre,
y entraba a barrios de miseria
para buscar niños hambrientos
y elegía a los que, pese a su palidez
y flacura, pareciesen sombras de Juana,
la doncella que amó, trasunto de su hermosura,
Juana viripotente, enérgica,
Juana de nalgas calipigias y senos duros
(a los que ningún varón, so riesgo de la muerte,
besó); pero Juana no existía más,
Juana, puñado de polvo y ceniza...

___

<A HREF="http://www.blogger-index.com/18429423-patricia-otero-su-rez-dai">La zona de emergencia </a> /

<A HREF="http://WWW.carloslpezdzurpuertorico.blogspot.com/">Celo el cuerpo de Pedro Liciaga </A>

<a href="http://iloapp.alvaeno.com/blog/letras?Home&page=2">Letra TRL</a>

*

Profecía a los infanticidas

Y tú que tomaste el dolor demasiado en serio
y con la paz de espíritu hicíste añicos...
mataste, Gilles de Rais, mis palomas
y mis niños santos, infanticida.
Tu mundo asesinó a la Madre Fértil,
pero tú asesinas a la generación
de mis semillas sobre la tierra.
Traicionas a quien no dejó que tomaras
retablillo y fueses el obrero que limpia
las eras. No quise que te entendieras con dolor
y buscaste la paja y a la semilla quemaste.

Y tú, que dijíste Venganza, el más serio
y luctuoso de los dolores y tú,
que dijiste Depresión para autoderrotarte,
mariscal del pesimismo, y Yo, que perdono
hasta los buitres del miedo: ¿qué haré contigo
si no eres valiente y al Giro de la Rueda
maldices? ... no miras atrás si paciencia
exhorto cuando digo: «Espera y calla»
que no hay oportunidad al azar.
Giro para traer la Mano que atrapa,
retiro el rigor, y la mano se detiene y salva.

Yo sólo pido eso. Espera la Mano
que atrapa y detiene el giro del infortunio
porque la Mano de mi ángel
siempre envío al Monte de Moriah
y el hacha de sacrificio se bendice en la ofrenda
de Isaak... ¿por qué la Mano rechazaste,
tú, a quien dí la visión de Francia?
¿Qué has hecho que dices que no hay
libertad en tu mundo?

La Libertad es el afecto de quien dice
No al egoísmo, libertad es que la consciencia
en lo físico no quede fragmentada
y van 200 niños a los que niegas su kelim,
caníbal? ¿Dónde dejaste, a quien díste
las virtudes de tu alma? porque yo te mostré
la hija del Sacerdote, la bruja de las edades,
y te dije tan claro su nombre y te dejé
frente a su tienda, en medio de ejércitos
de libertad y resistencia... te dije su nombre:
Juana de Arco, la alegría de Francia,
la inspiración futura y eterna
para tu inocencia...

... pero he aquí, que en la hora
en que giro la historia y pruebo en el éter
a los que alegaron: «Somos leales»,
y debajo de los cobijos hablaron,
no hay Shiflut, humildad,
no hay sinceridad,
no hay misericordia,
no hay verdad,
no hay amor,
no hay fe,
entonces, zaramullo,
para nada me sirve tu Alma,
porque la escondes en Tinieblas
y te comes la carne de mis semillas
y violas la santidad, asesino.

___

<A HREF="http://www.carloslpezdzurpuertorico.blogspot.com/2011_07_01_archive.html">Blogsite</A>

Para hablar sobre libertad con Gabi
a Gabrielita

1.

«¿Cuándo vamos a ser libres?», preguntó
mi hija (y ¿libre de qué o ante quiénes?)
Ella entra a un silencio y habla y no concreta
sus generalizaciones.
Entonces, igualmente contesto:
«Rotundamente libres, no seremos nunca;
relativamente, cuando no te falte
alimento o salud o ropa que te proteja del frío,
cuando hagas lo que realmente te gusta y dignifica
tu tiempo y veas que ninguno te obstruye,
cuando sepas hasta qué punto tolerar
las sutiles esclavitudes
y tengas la opción de entender
cuán profundamente benéfico es ser libre,
o saber que no lo eres del todo».

Pero libre, libre lo que se dice libre
no hay nadie; porque unos somos más esclavos,
tristes, destructivos, que otros y da tristeza
porque no lo merecen y, al verlos, oprimidos
les decimos imbéciles, criminales, malnacidos
y tal vez no lo son al grado que dicen y de que lo sean,
si la acusacón se validara, somos en parte culpables».

2.

Libres, lo que se dice libre, ninguno,
porque el dolor nunca se irá del todo
y cuando se envejece, la vejez se tornando
en cadenas, te va robando bríos,
y sujetando a sutil yugo.
Te impide que realices muchas cosas
aunque todavía quieras hacerlas.

Uno se echa al lado con tristeza y eso no es
ser libre, aunque sea necesario.
Un día se muere alguien que no quieres
que se muera y eso te dice que no tienes
el poder de evitarlo... cuando uno no es dios,
uno no es libre... Díme si quieres ser una diosa,
o si ya lo eres, y yo digo:
«Mi hijita es libre».

3.

Puede que la libertad sea una oculta parte
del presente potencial; pero el presente ahora
se llama necesidad por todos lados,
desigualdad estructural de todos los privilegios,
engaños idolatrados en la boca de tontos;
pero déjame hablarte sobre la parte buena
de esa esperanza que se llama ser libre.

Cuando la quieras en tí para ser al menos
profetisa de la Libertad, no te unas jamás
al que no cree en ella y vitorea a opresores
y aprende a distinguirlos. Los autores de esclavitud
ya no son tan fáciles de vislumbrar como en antaño.
Ahora discursan como redentores
y su frase favorita es «Sé libre»,
SER LIBRE, pero siguen construyendo
las falsas dependencias, las falsas intituciones...
sí, libre eres ante ellos para joderte
cuando no tengas mansedumbre.

4.

Uno se admite paradógicamente libre
para esclavizarse; las emociones son muchas veces
grilletes, oprobiosos y desconfiables grilletes
y hay que ponerles ritmo porque si no te matan.

Libre para que compres y consumas
cuando no eres tú quien estás en abundancia,
entonces libre para endeudarte
y pagar por lo que no necesitas,
libre dice el mall y los supermercados,
libre proclama la propaganda
y no eres libres para decir lo que realmente
ni sientes ni crees ni quieres.
Libres somos, en conjunto, para ser
capturados, confundidos, traídos y llevados
por las cosas, los manipuladores, las ilusiones
de menor cuantía, las inautenticidades.
La libertad puede ser un disfraz.
una hiena vestida de cordero.
Un embuste decorado con credibilidad
del ansia ingenua de confiarle.

5.

Pero, si has de comenzar a meditar el ser
de la libertad, así como yo lo voy absorbiendo
como un heideggeriano, el punto de partida
que sea ser agradecido.

Da gracias porque hay un Claror en el monte
y que en el fondo de las más apretadas tinieblas
se filtra una luz, hay una brasa encendida,
hay llama oscura en lo denso.
Hay abertura, señal, rumbo, lo alternativo,
dialéctica entre opuestos o polaridades.
Ten fe en eso: la sntesis libera.

06-12-2001 / Las zonas del carácter

*



La torturada

Las novelas de caballerías me gustaban tanto, que no estaba yo contenta cuando no tenía una entre las manos. Poco a poco empecé a interesarme por la moda, a tomar gusto en vestirme bien, a preocuparme mucho del cuidado de mis manos, a usar perfumes y a emplear todas las vanidades que el mundo aconsejaba a las personas de mi condición:

Teresa de Avila


Hay distintas maneras de matarse
y hallar una tortura.
Una mañana te fuíste en secreto.
A un claustro de cadávares vivientes
díste la virtud de tu hermosura,
la soledad de virgen, la devoción del anhelo
que más te maravilla, morirte en vida.
«¡Oh muerte benigna, socorre mis penas!»

Todo lo cambiante, como de golpe y porrazo.
Cerraste las páginas de tus libros de caballería.
Dejaste de cuidar tus manos, tus uñas exquisitas.
Renunciaste al vestido de elegancia, preferíste
la pobreza, sin andrajos, la limpieza sencilla.
¡Antes amabas los perfumes, alguna joya,
un camafeo! Y miras como te vas,
con esa modestia absurda de las manos vacías
y, a hurtadillas, tu escapada.

Un abecedario espiritual quieres
que se te lea al oído. Un libro santo
que no llevarás contigo.
Un cuchillo afilado con sílabas
que sea, al final, tu mortaja.
Un recuerdo de niña con Rodrigo:
morir en la morería, cortada
tu cabeza por una daga turca, digna
de ser llamada mártir
por aquel del que dijíste:
«Me tiró y dejó herida»
y cubierta te observo con parches y consejos
de un dios desconocido, tan sólo adivinado
por las cruces y la sangrante herida del costado
y la corona de espinas en las sienes.

Te enclaustraste en el Monasterio
de la Encarnación, que es como una tumba
llena de gusanos, un escondite
para los seres descalzos y siniestros,
hembras sin la esperanza de un mundo
que comprenda y dignifique.

A los 19 años, comíste de la filfa
del confinamiento, bocados de soledad.
Te aburríste de Avila y Castilla la Vieja
y ese pueblo de incrédulos mollejones y beatos
para quienes un convento es un club
de señoritas sin oriente, reclusorio de vagas,
chismosas, irreverentes, niñajas
resentidas, burlonas, apáticas, enojadas
con Dios y con el mundo, explotadas sin derecho
a cosa alguna, seducidas por la carne
que deprava y una maldita distorsión
de compañía y voluntad implorante.

Ninguna como tú, hija mía.
Tú, si lo quisieras, podrías vivir
en una cueva y recitar eternamente
un salmo. Tú, porque alucinas
y te enamoraste del Cazador que caza
y un castillo interior
que no se observa, si no se ve de veras,
si no se oye más allá de las palabras.

¡Teresa, te vas de caza! Y tu padre
está triste y todos tus hermanos.
¡Vas a abandonar todo cuanto te queda!
por el Monte Carmelo,
después de la muerte tu madre!
Vas a buscar soledad donde no abunda,
vas a escarbar en ti por la riqueza.

¡Tú, la más despierta y soñadora,
lectora de la vida de los santos,
lectura de heroísmos y aventuras!
Yo, que por tu fe, me compré
la nobleza, título de limpia sangre
y de mentiras, estoy dolido
de catolicismo que hoy te lleva.

Niña de mi simiente, perteneces
al linaje de David y, si me abandonas,
soy culpable, no he sabido retenerte
por cómplice de los inquisidores
y los viejocristianos.

Piénsalo bien, mocilla de pies exquisitos.
Este es el último despojo. Sólo que eres tú
quien decides. Has elegido el alma
y matarás la carne. Cosecharé tu sangre.
Ha de cambiar tu percepción del tiempo.

Tu edad, tu belleza, tu mundo. Tu sangre.
Borras la historia de Judá, de tu abuelo,
y las abjuraciones, tu familia.
Vas a enterrarte en vida, hija mía.

30-06-1999

___

http://carloslopezdzur-carlos.blogspot.com/2010/12/parte-cinco-las-zonas-del-caracter.html
2005
Prácticas en el geriátrico Virgen de la Cruz de Deusto. Funciones: Organizar actividades de tiempo libre, acompañar en los paseos.
Verano'06
Animadora sociocultural en el Hotel Blanca de Santander.

Informática.
Tratamiento de textos:
Word Perfect
Hoja de cálculo:
Excel
Base de datos:
Access

Idiomas.
Francés:
Excel

Otros datos de interés.
Voluntaria de la Cruz Roja
Socia de la ONG. Psicólogos Sin Fronteras