Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur

Foto
Foto

¿Por qué me gusta el Día de las Brujas?

En el día que yo no uso careta
es cuando más se venden los disfraces
y el color negro se viste de galas.
Es cuando mi luto de uso diario se vuelve
la chacota de cualquier gracioso
y la gente acepta mi tristeza como una noble cara
que merece una fiesta y un aplauso.

Hasta los niños quieren tener arrugas y verse
narigudos, flacos como la muerte,
pálidos como fantasmas.

Se piden dulces de amargo olvido
y canciones de óboes y la joroba palidece
en la niebla... y yo, que mi brujo corazón
no necesita más Luna llena
que mis ojos y mis párpados cansados
por mucho lidiar con las desgracias,
siento que el mundo me hace fiesta por un día.

Después me olvidan,
me doblan en pedazos para que el año
que viene yo exista, me arriconan bajo una escalera
junto a un gato negro que vigila a una rata
y me dejan a solas. No pasan por donde me pudro
como imagen que merece estar abandonada.

Me gusta este día en que puedo negociar
mi truco por algún pedacillo de dulzura
de mi infancia, un pirulí o un caramelo.
Sólo tengo que decir: «Trick or treatl!»

¡Ay, se puedo renquear sin recibir una burla!
Avanzar en harapos, exhibir con orgullo
la llaga, ser la miseria, la aflicción,
la muerte, la agradable ignorancia.

¡Qué día más lindo para pedir un favor
a los desconocidos, pedir a un niño
que nos libre del odio, aunque seamos feos
o deformes, viejos o excéntricos
como el hereje-mago de aquellos que a menudo
y aún hoy hablan con el pasado y ven las almas
a los árboles, a los manantiales
con la simultaneidad visual
de la mirada bizca,
extrábica del celta trasnochado!

01-11-2000 / Indice: Estéticas
imagen
Nuevo enlace
De Anti-manual de microempresarios

*
«Este es el conflicto ideológico resultante que desemboca en terror militar, discriminación social de las minorías, tecnificación de la vida cotidiana, destrucción de la naturaleza e intolerancia política; pero lo que se perdió en Latinoamérica no es mensurable solamente en términos cuantitativos (decrecimiento de la renta per cépita, del producto social bruto, de las exportaciones, etc.), sino que incluy también un desencanto ideológico que permea el tejido entero de nuestras sociedades»: Santiago Castro Gómez

1.

Casualmente, entré al comedor de la empresa y me hallé a la Vendedora Estrella, al Merolico Estrella, al Empresario Estrella y al Soñador Estrella, reunidos con alardes de sabiduría. Bebían café y devoraban donas. En el fondo de ese cielo de ilusiones, estos cuerpos celestes rutilaban sin una sombra opaca que surgiera.

Cuando entré se acabó la algarabía del receso y se lamentaron: «¡Te perdíste el foro! ¡La cumbre!»

«No. Quedan unos cinco minutos. Házle la pregunta. El siempre trae un punto de vista nuevo. Verán que él sí me entiende», dijo la Vendedora Estrella.

¿Quién se atrevería a ser el primero? Confesar el temario y decir <i> Dije ésto, «¿y usted qué cree?» ¿Quién tan audaz para ir al grano y resumirlo todo? Dijeron que hablaron, por casi media hora, sin llegar al acuerdo final. A punto estuvieron de lograrlo como un Documento Preliminar.(Claro, hasta que este fulano, el aguafiestas, llegó). Estrellas son del mismo polvo sideral.

«¿Y usted que cree?»

Se ríen entre ellos porque ya tengo mi fama formulada: El Aguafiesta Estrella.

Siempre, en aras de concierto y de orden, decía yo: Una cosa a la vez, síntesis y método, en fin, tesis: ¿cuál es la pregunta básica? El tema.

La Vendedora Estrella se hizo bolas y harapos en el empeño de forjarla. Ahora sería pues como empezar de nuevo.

La esposición previa se hizo a lo pendejo; pero, el Empresario Estrella estuvo muy picado. Es el Gran Jefe. Fue el que inició la mengambrea al decir que, en Iraq y el Oriente Medio, Bush y Cheney saben lo que hacen.

Contrario a lo sucedido en Chile, la política estadounidense es la correcta. Ellos, los gringos, son los listos del mundo, inventaron el how-to-do-it.

No están arriba por tonto. América Latina carece de líderes brillantes, próceres de emancipación mental; todo es protesta anti-gubernamental, anti-sistema, se sigue traumado por la marca de la colonización, la opresión, élites alienadas, vendidas al interés extranjerizador; pero, ¡qué desencanto! al decir de la Vendedora Estrella, no quieren al país que más conocimiento tiene para ayudarlos. ¡Por supuesto, los Estados Unidos de América!

El Gran Jefe dio su venia al Soñador Disparatero, quise decir, Estrella, para que volviera a plantear lo que había dicho que, absurdo como pudiera parecer, es el tema central en el proceso del mundo moderno.

«Los EE.UU. es, no quepa ya duda, la mayor potencia del mundo. Lo que decida lo EE.UU. se hace porque se hace. Un ataque con misiles de EE.UU. y se les acabó el jueguito a los que creen que serán líderes más chingones que Mr. Bush; No hay Saddam, Kadaffi, Hussein, o diga cualquier nombre, a quien los EE.UU. ponga el dedo y tenga, uno entre ellos o todos juntos, la fuerza para resistir e imponer. ¡A Bush, en bola o en solitario, vienen guangos! ¿De acuerdo, CarLitros?»

«Más o menos. Mas las victorias inmediatas, no son garantías de triunfos y consensos a largo plazo».

«¡Ya comenzaste con tus chingaderas!»

«Prosigue. Quiero ver a dónde llegas».

«Tenemos la fuerza, ¿cierto? Fuerza para aplastarlos, si queremos. Con un botón que hunda, o manipule, el Pentágono desde acá, ¡sopas, tripas! Los hacemos cacahuates; La nación yankee, o como quieras decirle, no tiene enemigos de talla... Este país es el centro de la democracia y el progreso. El país donde toda la gente del mundo quisiera estar y vivir al estilo de la vida americana. El país de mayor tecnología. Inderrotable en la guerra. En ningún país se vive mejor que aquí».

«¿Y?»

«Lo que yo pienso y creo que los compañeros aquí, casi estuvimos de acuerdo, es que siendo los EE.UU. el que tiene el control, ¿por qué no permitimos de una vez que se acaben las fronteras, los nacionalismos, las peleas por poder allá, en nuestros paisitos tercermundistas, por qué no permitos que se agarren a todos esos lidercitos, que son unos corruptos, ladrones del país, hipócritas bocones, demagogos agarrapendejos, y pasarlos por las armas, o callarlos con una buena lana en $$$ (que ya ni las necesitan porque se han robado hasta los clavos de la mesa), y aprovecharnos así de las materias primas? ¿Por qué no mandamos a los gringos y sus ejércitos allá, y decimos, con júbilo y victoria: Nau dis contri is part ov de iunaites esteis ov América? Estaites nomber 51, 52, 54, y así etcétera».

«Entiendo. Quieres que los EE.UU. no sólo ejerza su penetración cultural y económica, sino que volvamos a la etapa del Estado colonialista, metropolítico e imperial, como la Gran Bretaña en el Africa y la India».

«¡Pero escucha! Aquí viene el beneficio. Quien sabe si, una vez logrado ésto, nosotros los que vivimos acá, podamos vivir de güevones, sin tener que rompernos la madre trabajando. Al tener más petróleo, más materias primas de esos países, mejorará la calidad de vida de todos. Subirán los pinchis salarios y sobrará dinero y alimentos para todos, adiós miserias», concluyó el Soñador Disparatero.

«¡Ah! Se repartieron el mundo como botín. Por supuesto, incluyeron a México en el reparto, ¿o no? ¿Completaron el trabajo del General Santa Anna en el siglo pasado?»

«Si ya la mitad de los mexicanos vivimos acá, ¿qué más da que los EE.UU. recorra la frontera hacia el Sur y Baja California, Chihuahua, Monterrey, que sea todo México sea parte de los EE.UU.? Lo importante es que gocemos de los beneficios de esa relación&#8230; Así nos dan la ciudadanía a todos, y los federales gabachos tendrían el derecho de agarrar a todos esos narcos, políticos criminales y policías chuecos, y matarlos o meterlos en chirola para siempre, hasta que se pudran», agregó la Vendedora Estrella.

«¿Acaso el mundo no estaría mejor así, ¿usted que cree, Carlitos? Usted que lee, usted que lo sabe todo».

Pensé en mis adentros: Hoy me quedo sin trabajo, porque un ciego y sordo se han confabulado. El soñador que no ve, si no aquello donde está su capricho y el empresario que no oye, si no la versión que a él conviene. Estos son los héroes de este cuento.

«De veras, ¿quieren saber lo que yo pienso?&#8230; Eso no va a suceder. ¡Nunca!»

«Tenemos las armas. Este es el país más inteligente del mundo. Es invencible. El mundo pobre, que no tiene elecciones, que no opina, que vive en hambre y en esclavitud, agradecerá que venga la Nación Americana a salvarlo, a inducirlos a la nueva vida», agregó con el desencanto por lo que me había oído.

Ví en la cara de la pobre mujer la angustia.

«Al menos en México que lo haga; yo le doy mi voto, mi consentimiento».

Después que pregunté qué derecho tiene tan pequeño grupito de inmigrantes, como son ellos, a tomar la decisión de autorizar un acto de anexionismo universal, en beneficio de una potencia extranjera, alegaron que la mayor parte del mundo piensa como ellos. ¿Y cómo saben? ¿Cuándo midieron ese anhelo mayoritario, con qué métodos?

Al final, dijeron que no hay que medir nada, es cosa de que &#8216;se haga o no se haga por el bien de mucha gente que no estará de acuerdo, pero será la primera beneficiada.

«Sólo los Estados Unidos ha perfeccionado los métodos de administración y de inversión. Este país sabrá cómo multiplicar lo que saque de nuestras economías»: Esto lo dijo el Empresario Estrella.

Treinta y cinco años en el periodismo comunitario y, me consta, que apenas sabe redactar un calce fotográfico. A más asiste a seminarios de organizaciones nacionales para aprender a vender su publicidad, su imagen de periódico exitoso, más tonto y rídiculo regresa. Oye y no entiende; crece su ego, pero no su discernimiento.

«Ustedes hablan de intervenciones militares en el mundo sin entender la verdadera naturaleza de la guerra, cuántos sacrificios humanos, vidas, culturas e infraestructuras, costará esos caprichitos de vivir todos en Norteamérica viven comidos y cómodos bajo las alas del Imperio Americano y su Estado Mundial, sin rivales... Ustedes no entienden que los Estados-nacionales soberanos son necesarios y que un país es más que una etiqueta de democracia republiquita o dictadura socialista... Cada uno de ustedes, ¿cuánta gente estaría dispuesta a matar, encarcelar, torturar o dejar herida, hambreada, tullida, traumatizada, por lograr ese sueñito de ... Toda la Tierra Unida y Bendecida bajo Mr. Bush, pregunté.

Un silencio se impuso. Antes de cualquier planteamiento como ése, les dije, es imprescindible examinar el costo humano y sacrificial de toda esa aritmética de la historia, es decir, el exterminio.

«No somos nosotros los que vamos a hacer ese trabajo. Para eso está el ejército. Ellos van a tratar de evitar que se les destruya. Si se rinden, o no, es su problema. Y, de seguro, van a matar a soldados de los nuestros. Así la justicia se compensa», explicó La Vendedora Estrella.

«¿Cuántos soldados norteamericanos han caído ya, muertos en combate, cuántos heridos en Iraq? ¿Y acaso no esperaba el Presidente Bush que el operativo durara unas semanas ya que tendría a un país, rendido a su pies, y echándole bendiciones? ¿Te importa, o te duele, el número de personas, niños, ancianos, adultos, soldados y civiles, que nuestras tropas han tenido que asesinar en Iraq? A mí, sí. No me halaga que un país cimente su modelo de democracia y progreso al dejar millones de personas muertas, sean mis conciudadanos locales o rivales extranjeros? Una democracia hecha de asesinatos y sangre, o un capitalismo hecho de explotación y robo de materias primas, a costa de millones de asesinados, es una inmoralidad, barbarie imperdonable... Cuando se hable de nuestras tropa y &#8216;nuestra democracia no cuenten conmigo. No apoyaré una América que vive de sus viles y crminales espejismos».

«Te dije: valió gorro con este CarLitros. Tenía que ser poeta e intelectual», se quejó el Soñador Disparatero.

«Okay, okay entiendo tu punto. Hay un costo humano. La guerra y la política no son un pirulí que se da gratis. Las transiciones no son pacíficas ni fáciles. ¿Qué me dices de los beneficios para ellos y para nosotros?», inquirió el Empresario Estrella.

«No creo en la globalización; no creo en las totalizaciones del mercado; pero creo en los proyectos de progreso y de intercambio pacífico de información, tecnologías y comercio; creer que la guerra sirve para ablandar el terreno es un error. Además de su justicia para los civiles y su destrucción de infraestructura, la guerra crea más distanciamiento y problemas futuros que beneficios», explico.

«Las guerras son costosas, pero han existido siempre y, a la larga, crean beneficios», dijo el Soñador Disparatero.

«¿Qué sabes tú de guerras si nos peleado ninguna? ¿Qué alguno de ustedes es veterano, o héroe de mil batallas?»

«Yo soy globalista. A mí me vale. CarLitros es nacionalista, lero lero. ¿Quieres que haya pobres y paisitos de mierda? Ese es tu pedo. Mientras yo viva en los Estados Unidos y sea éste el país que me ofrezca de tragar y que me haga ciudadano, ya sé dónde está mi lealtad. Si los güeros dicen, vamos recio y quedarnos con Etiopía, o Sudán, con toda el Africa, vamos a echar una bomba a Cuba y que se joda el barbón de Castro, sí, yo digo sale y vámonos recio, Carlos, el socialismo ya no tiene futuro. Ya se acabó, ahora lo que rifa no son los ideal. In God, in Dollar-God, uí tros. No hay vuelta de hoja», insiste el soñador.

«Contigo habría que hacer un trabajo de reeducación moral y humana. Eres un sujeto muerto, centralizado en la alienación; eres como tus muñecos que no dicen nada, excepto repetir como un papagayo lo que oyes del discurso del amo, la propaganda, el capitalismo informatizado y consumista, que corroe los cimientos mismos de la racionalidad. Ya no piensas por tí mismo, ya no identificas con nadie, a no ser el muñequito de Uncle Sam... ¿Con qué caras me vas a decir tú, soy mexicano... me identifico con la raza, hago artículos y muñecos para la comunidad y que yo pueda realmente creerte y entender que es legítimo y valioso lo que haces? De hecho, aún en América o con la ciudadanía estadounidense, o sin ella, serás el mismo. No perteneces a la clase dominante. Eres un asalariado, como todos; pero aquí, como perros soñando con longanizas, metidos en camisas de once varas, ¿y para qué?»

«¡Bueno, vámos a trabajar! Arreglamos el mundo otro día. Ahorita CarLitros se &#8216;va a encojonar&#8217;, ¿así es que dice? y nos va a poner una bomba aquí».

«El último que lo haría sería yo, ¿eh? porque yo sí creo en el derecho del pobre a vivir, del árabe y del africano; cada país de Norte a Sur, de Oriente a Occidente, tiene una valía étnica-cultural, una razón de ser, destino y misión y no sueño con acabar naciones y estados existentes sólo por cenar un taquito más o una sopa extra al día. O cambiar el coche, o estrenar saco, o pasear o consumir y aparenta», dije.

«Pero aquí estás, con el Tío Sam, buscándotelas».

«Con honestidad y gratitud; pero sin complicidad».

«¡Ay, madre! ¡Vamos, vámos a trabajar!»

1-24-2004


CONEJILLOS DE INDIAS

La investigadora especializada en historia de la medicina Susan Reverby, autora de Examining Tuskegee: «The Infamous Syphilis Study and its Legacy» (Diagnóstico sobre Tuskegee: el tristemente célebre estudio sobre la sífilis y su legado), habla sobre la historia de la experimentación médica en nuestro país y en el resto del mundo. También mostramos algunos fragmentos del documental Deadly «Deception: The Tuskegee Study» .
.

Después de todas las revelaciones sobre lo que hacían los japoneses durante la guerra, y particularmente sobre lo que hacía Mengele, tenemos el Código de Nuremberg; justo después de la guerra, que dice que hacer este tipo de investigaciones médicas con personas que no han dado su consentimiento voluntario e informado es inmoral y es un crimen contra la humanidad.

El problema es que los estadounidenses trataron los crímenes cometidos por los Nazis y los japoneses, menos conocidos, como algo realizado &#8212;tal y como lo explica de manera brillante el bioeticista Jay Katz&#8212; como parte de un código de bárbaros. Así que si piensas que ellos lo hacían porque eran doctores Nazis, no piensas que tú, un buen investigador o investigadora de aquí, podría llegar a hacer algo así.

Entonces, nuestras propias historias de horror, son los siguientes: utilizar células vivas de cáncer en pacientes de un hospital judío de enfermedades crónicas en Nueva York, la alimentación de heces de hepatitis- Se inyectarían células cancerosas vivas a los pacientes de ese hospital.

A pacientes de enfermedades crónicas, sí, en un hospital judío de enfermedades crónicas en Brooklyn. Este es el primer caso que salió a la luz. Luego, hubo un estudio de Willowbrook, una institución estatal para niños con retardos. Y en este caso, fue- porque era bastante común para estos niños contagiarse con hepatitis por las condiciones en que vivían, los alimentaban- y, en algunos casos, los inyectaban con- células hepáticas vivas a los niños de Willowbrook, frecuentemente impregnadas en la materia fecal. Esto tuvo lugar entre finales de los 60´ y principios de los 70´.

Y luego, salen las revelaciones del estudio en Tuskegee, que duró cuarenta años. Así que estos tres estudios en particular son los que generaron la movida para que se creara una comisión de bioética, llamada la Comisión Belmont, y para que luego se promulgaran las regulaciones bajo las que vivimos actualmente, que exigen la supervisión de un panel evaluador, el consentimiento informado y la protección de las personas más vulnerables.

Foto
Foto

*
Ver
Receta para cocer el arroz en la colonia
Eran aquellos días del '20.
Gobierno de Moncho Reyes, gringo impuesto
como todos desde el 1898
en isla pobre con nombre de puerto rico
y Barceló colgado en la presidencia
de un Senado que no sirve para nada
y De Diego en Puerta de Tierra,
como vigía-diputado y Barbosa, negrito-senador,
con galas de hacerse gringo
porque dieron el sufragio masculino

y la orden del Imperio: ir a votar
siendo ya el voto obligatorio.

Montgomery Reilly a legitimarse
y ser gobernador de todos, pero,
por él no se vota. El ya viene votado.
Moncho Reyes no es nativo.
Alla en Washington lo designa el Presidente
y él tiene que ser el favorito hasta del gato.

Entonces, quien sea el que menée la olla
de elecciones coloniales
que se coma hasta el pega'o.

Y surge la gran idea en la islita del nunca-jamás
(donde no ocurre nada). «¿Qué tal
si formamos un Estado Libre?»

Y que el gringo, incluyendo a Moncho Reyes
lo considere «Asociado».
Entonces, el más puerco (arroz con)
y cobarde liderazgo de los Veintes se revuelca,
culo al aire, con brisas de viento colao.

Y por votos para la alianza del Estado Asociado
se unen barbosistas con gente de Barceló,
que ya son pobres diablos.

Pordioseros coloniales de algo
que se llama el estadismo / anexar
(por ser alguien en teoría, no de facto
y conservar sus escaños).

Y el Partido de la Unión claro
que abandonó la independencia
y cedió a mogollarse aunque el arroz
se empelote y no cueza...
«Mejor que se queme
y todos comemos pega&#8217;o».

Por fin, se vio que la olla tiene olor nauseabundo
(quien primero lo vio fue don Pedro Albizu
y después, Muñoz Marín, gente que estuvo ausente).

Muñoz no estaba en el poder, pero militaba
como un socialista y dejó a Barbosa y a Santiago Iglesias
que bailaran la alianza electoral y dijo:

«Eso parece la danza del sambito» y quienes
se quedaron a bailar y echarse arroz al plato
ya no querían ser «libres» y Albizu preguntaba:
(es que, sin libertad, ¿qué significa Nación / Estado?)

Y pasó el año 22 y llegó el '24 y, por fin, surgió
el hombre que habló patrióticamente claro:

El Partido Unión traicionó la independencia
y la Coalición, no siendo partido, es arroz
que se quema y Barbosa y Martínez Nadal
de «puros», nada.

Excreta y miedo en el culo cagao
es lo que representan. He dicho, Albizu.
Para el futuro no nos sirven:

«Prepárate, país, para comer pega&#8217;o»,
si tienes suerte y el país entero no se quema
porque vendría hasta la pobreza del Norte
a virar la olla en Borinquén.

La Depresión, la miseria general
que contamina a cobardes; que hace emigrar
y lamentar a jibaritos... así lo cantaba
Rafael en su Lamento Borincano.

No cuenten con los hombres hasta que se rompa
esa alianza; «ojalá no sea tarde
en las elecciones del '24,
ojalá no estemos muertos para el '28»

28-06-2000
imagen
Ver
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico

Problemas en la industria agricola
Ver
Nemoroso y la memoria de Elisa
Ver
Yeu: fuerza vital de las doncellas
Ver
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Ver
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
*