1. El me enseñó porque yo le traje conmigo, siempre en la mochila, o agarrado de mi asueto. A menudo, él estuvo conmigo diciéndome que el mundo es muy grosero, hipócrita, que puede ser tan aburrido que te angustie. Desde mi mochila, me fue susurrando el gozo de lo elevado, tenía su gesto romántico y amor al perro bueno. Tenía una voz de dandy triste, ¡ay, Carlos, casi mi alter-ego! es el profeta de espíritu nuevo, ¿quién como tú sobreabundas con consciencia del mal? Te dejo en la mochila solo, gimiendo tus odios de niño, porque ya estás borracho, dispuesto a drogarte en la misma mesa y me acompañas. No quiero que te miren refeo. Ni que pidas, importunamente, por borracho, sexo con las meseras... pero eres fiel, yo necesito al hermano como tú, unas musas de las tuyas para que sean mi alter-ego, a tí para que me instruya en la belleza propia de lo inesperado, lo irregular, lo que causa el estupor ajeno y la sorpresa mía. Tú sabes disfrutar con todo ésto, alma de diablo tienes, porque para tí hay tres demonios necesarios: el respetable Guerrero, el Sacerdote, el Poeta, y quieres que yo tenga la destreza de los tres en este mundo moderno, domesticado y mediocre. Que sepa cómo matar, mentir nietzcheanamente, que sepa cómo dar vida y mirar en el horror cotidiano. 2. Le Poète est semblable au prince des nuées Qui hante la tempête et se rit de l’archer: «L’Albatros», Charles Baudelaire Tu sais bien, ô Satan, patron de ma détresse, Que je n'allais pas là pour répandre un vain pleur: «Epilogue», Charles Baudelaire Ahora me hablas desde el cuaderno al que puse tu nombre, donde apunto tus frases: Que viajas tú por el Tedio, me dices, que todo es Spleen de complicidad pero hay que ser Satán si nos queremos perfecta y admirablemente masculinos, perfectamente hermosos como el diablo descrito por Milton; ¿dónde satisfacer el amor, la pasión de infinito, si no somos como él, satanes encarnados, viciosos empedernidos viciosos, pero no malvados. Eso es lo inexcusable. Si anhelas ser sabio mejor es que sepas que lo eres. No seas perverso, Carlos, y dále aristocracia a tu deseo, a tus placeres, disfruta, Carlos, como el guerrero que mata y no se angustia. Es su trabajo. Van a llamarlo héroe y ponerle rangos. «¡Ah no! No creo que yo sirva para eso», le digo. Desde una hoja del cuaderno, ahora me dice. «Entonces, sé como el Sacerdote Ama, pero recuerda que el amor es un crimen y no puede realizarse sin cómplice; el sacerdote mata su yo, como el amor que se olvida de sí en carne extraña, y apuñala con lujuria y se satisface con la ajena necesidad». «¡Ah no! No creo que yo sirva para eso! Yo no sé cómo olvidarme de mi yo». Entonces, no te queda otro remedio, me dijo: «Tienes que ser un Poeta». El poeta da vida. No juega con ese espantoso oficio del amor en el cual es preciso que uno pierda ante el cómplice y se olvide de sí mismo y se empute por delirio y pasión con otra carne. «Tienes que ser un Poeta». Sé uno más allá del naturalismo y el sentido común, sé inmoral e irónico, me dijo, porque la poesía es, en su esencia, prostitución. No quiere imitar nada de la moral burguesa. Ella define en sus propios términos el fruto y llama estéril lo que meramente imita, lo que en la vagina de la Naturaleza, sin mínimo esfuerzo, se regala. Lo que no tiene un resuello de viento con alas de locura. El poeta es un creador de vida. El puede ser él msmo, no vender su yo y él puede ser otro, inventarse como tú el alter-ego, qué privilegio es ser poeta y tan pocos que hay. No hay muchos, Carlos. En tu mundo de rimeros, los payasos no saben que lo son y, ¿sabes? también escasean los Sacerdotes. Ya no convencen a nadie de cosas fabulosas, ya no saben ni fingir los milagros, ya entre ellos y un vulgo depravado, hay pocas diferencias, quizás una sotana de por medio. 3. «We are all born marked for evil»: Charles Baudelaire No me escondas más en la mochila, Carlos, junto a otros libros que me asquean. Si de veras me amas, o te diviertes conmigo, pónme en la luz, porque si soy vicioso, vicioso irreprochablemente, lo soy por necesidad. La belleza en que creo del infierno vino y me marcó. Todos hemos sido marcados, uno más que otros, con las flores del mal. Si vas a ser Poeta, véte viendo maldito desde ya. Si te llega a querer la burguesía, estás echando muerteal mundo, no estarás creando vida ni valores nuevos. Prepárate para el desprecio de la sociedad. Pónle pecho a la soledad que ha de venir. Es tu propia aristocracia y tu ética lo que te aislará. Tu astucia profunda de zorro será tu distancia y tu celda en los afectos de la modernidad. Seguro que no has de vivir resignado y oprimido, entonces, embriágate con el vino de la poesía, tu vino que nadie lo contamina, y qué bueno que seas Poeta, Carlos, no tendrás que consentir a que el Estado o el Príncipe sea quien te juzgue y aún menos que la estúpida burguesía o sus lacayos sabihondos, apestosos a mierda de mediocridad, te decoren. El poeta es un aristócrata definido desde sí, no por la monarquía, no por la democracia, menos por los tiranos, a los que besan el culo multitud de papanatas; si has de ser valioso y creador, sé santo y valioso, no por nadie. sólo por tí. Ahora sácame de la mochila, Carlos, sácame. Voy a garabatear unos versos sólo para tí. 4. «Even if it were proven that God didn't exist, Religion would still be Saintly and Divine»: Charles Baudelaire No seas esclavo de nadie. Sólo Dios puede obligarte a ser esclavo. «Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir». Piensa que Dios no existe y, si existe, que primero te lo pruebe y te arranque tu lugar. Posiblemente, no lo hará si es un poeta como tú. Hay muchas clases de belleza; busca tú la que mejor te cuadre; si te gusta la belleza de mujer verás que son deliciosamente sensuales y que su belleza es diabólica. Toda mujer es un ángel caído y al acecho; a los ángeles femíneos yo les pago. Las putas no cingan por centaverías cuando están en el esplendor de su belleza. No debo decirte ésto. Busca por tu cuenta y sin mí el tipo de belleza que te plazca: íntima belleza, espiritualidad, color, anhelo de infinito. Sueña. La inmortalidad existe y es un más allá, que el presente de la vida no revela, y da mucha sed e inquietud. Para que no te martirice o te devore el tiempo, embriágate, «sin cesar, con vino, poesía o virtud» y a vuestra guisa, hermano mío. Y si me escucharas, cuando estés tan triste como yo, que lloro a solas, recuerda que hay derechos del hombre aún no escritos: «el derecho al desorden y el derecho a marcharse». El derecho a la inmortalidad. 5. «Sexuality is the lyricism of the masses»: Charles Baudelaire Te he sacado a pasear, sin collarín al cuello y confiado en tu voz de perro bueno, y me has traído tu conducta favorita, chulear a las rameras. Es que ellas son tan simples que te encantan. No importa gastar con ellas a raudales. Tú fuíste quien lo dijiste: La Naturaleza tiene una voz interna de egoísmo, un interés propio, prostituto, todo lo que es simple quita, roba, mata, engaña, arrasa. Y la vida natural es un hospital de locos; sólo se antoja ir saltando de cama en cama y la enfermedad no se va ni la locura se quita. ¿Con qué sortileguo evocativo de lenguaje te diré, Baudelaire, que no está bien que mi mesa escandalices con tus putas, si yo comprendo que hay un sueño de amor que no se calma arrancando tu dolor de niño de los posesivos senos de tu madre? ¿Quién soy para eregirme en árbitro que dicte tu sentimiento del Tiempo cuando te duele el tedio y querer olvidarlo es vomo un naufragio, o una pesadilla? 6. «Our religion is itself profoundly sad, a religion of universal anguish, and one which, because of its very catholicity, grants full liberty to the individual and asks no better than to be celebrated in each man's own language, so long as he knows anguish and is a painter»: Charles Baudelaire Me gusta si veo tus ojos como la cola de un perro agradecido. Ellas han comenzado a bailar. Y tú a filosofar sobre el misterio escondido que la música tiene. Verlas bailar, me dices, así de putas y exhibicionistas como son, tiene mérito: «Danzar es la poesía que se hilvana con los brazos y las piernas». «Déjalas que bailen un rato más para nosotros», me dices. «No las corras. No seas el aguafiesta. Te comportas como un ministro». Saca esa libreta enorme donde pintas en carbón rostros ajenos, pinta la escena de mis putas bailando el disco que se antojan de la rocola y echa conmigo un grito de macho mexicano, un gran Ajuyyyy, yo lo hice y grité mantras ruidosos en Calcuta. Como tú, en aras de lo exótico, no por buscar un Buda, me paseé por la India. Déjame ser, por lo menos, este día el piojoso y bravo perro fuera de tu mochila, un libro orgullosamente exhibido como una flor del mal que ofenda al mundo. Es mi cumpleaños, ¿sabías? Celebro la adquisición de mi sífilis. Festejo que aún tengo dinero y este apetito de derroche. Carlos, tocayo, exaltemos juntos el Alter-Ego. 01-09-2000 / Del libro inédito Estéticas mostrencas y vitales
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Mi amigo Baudelaire


1.

El me enseñó porque yo le traje conmigo,
siempre en la mochila, o agarrado de mi asueto.
A menudo, él estuvo conmigo diciéndome
que el mundo es muy grosero, hipócrita,
que puede ser tan aburrido que te angustie.

Desde mi mochila, me fue susurrando
el gozo de lo elevado, tenía su gesto romántico
y amor al perro bueno.

Tenía una voz de dandy triste, ¡ay, Carlos,
casi mi alter-ego! es el profeta de espíritu nuevo,
¿quién como tú sobreabundas con consciencia del mal?
Te dejo en la mochila solo, gimiendo tus odios de niño,
porque ya estás borracho, dispuesto a drogarte
en la misma mesa y me acompañas.

No quiero que te miren refeo.
Ni que pidas, importunamente, por borracho,
sexo con las meseras... pero eres fiel, yo necesito
al hermano como tú, unas musas de las tuyas
para que sean mi alter-ego, a tí para que me instruya
en la belleza propia de lo inesperado, lo irregular,
lo que causa el estupor ajeno y la sorpresa mía.

Tú sabes disfrutar con todo ésto,
alma de diablo tienes,
porque para tí hay tres demonios necesarios:
el respetable Guerrero,
el Sacerdote,
el Poeta,
y quieres que yo tenga la destreza de los tres
en este mundo moderno, domesticado y mediocre.
Que sepa cómo matar, mentir nietzcheanamente,
que sepa cómo dar vida y mirar en el horror cotidiano.


2.

Le Poète est semblable au prince des nuées
Qui hante la tempête et se rit de l’archer:
«L’Albatros», Charles Baudelaire

Tu sais bien, ô Satan, patron de ma détresse,
Que je n'allais pas là pour répandre un vain pleur:
«Epilogue», Charles Baudelaire

Ahora me hablas desde el cuaderno
al que puse tu nombre, donde apunto tus frases:
Que viajas tú por el Tedio, me dices,
que todo es Spleen de complicidad
pero hay que ser Satán si nos queremos
perfecta y admirablemente masculinos,
perfectamente hermosos como el diablo
descrito por Milton; ¿dónde satisfacer el amor,
la pasión de infinito, si no somos como él,
satanes encarnados, viciosos empedernidos
viciosos, pero no malvados.
Eso es lo inexcusable.

Si anhelas ser sabio mejor es que sepas que lo eres.
No seas perverso, Carlos, y dále aristocracia
a tu deseo, a tus placeres, disfruta, Carlos,
como el guerrero que mata y no se angustia.
Es su trabajo. Van a llamarlo héroe y ponerle rangos.

«¡Ah no! No creo que yo sirva para eso», le digo.
Desde una hoja del cuaderno, ahora me dice.
«Entonces, sé como el Sacerdote
Ama, pero recuerda que el amor es un crimen
y no puede realizarse sin cómplice; el sacerdote
mata su yo, como el amor que se olvida de sí
en carne extraña, y apuñala con lujuria
y se satisface con la ajena necesidad».
«¡Ah no! No creo que yo sirva para eso!
Yo no sé cómo olvidarme de mi yo».

Entonces, no te queda otro remedio, me dijo:
«Tienes que ser un Poeta».
El poeta da vida.
No juega con ese espantoso oficio del amor
en el cual es preciso que uno pierda ante el cómplice
y se olvide de sí mismo y se empute por delirio
y pasión con otra carne. «Tienes que ser un Poeta».
Sé uno más allá del naturalismo y el sentido común,
sé inmoral e irónico, me dijo, porque la poesía
es, en su esencia, prostitución.
No quiere imitar nada de la moral burguesa.
Ella define en sus propios términos el fruto y llama estéril
lo que meramente imita, lo que en la vagina
de la Naturaleza, sin mínimo esfuerzo, se regala.
Lo que no tiene un resuello de viento
con alas de locura.

El poeta es un creador de vida.
El puede ser él msmo, no vender su yo
y él puede ser otro, inventarse como tú
el alter-ego, qué privilegio es ser poeta y tan pocos
que hay. No hay muchos, Carlos. En tu mundo de rimeros,
los payasos no saben que lo son y, ¿sabes?
también escasean los Sacerdotes.
Ya no convencen a nadie de cosas fabulosas,
ya no saben ni fingir los milagros, ya entre ellos
y un vulgo depravado, hay pocas diferencias,
quizás una sotana de por medio.

3.

«We are all born marked for evil»:
Charles Baudelaire

No me escondas más en la mochila,
Carlos, junto a otros libros que me asquean.
Si de veras me amas, o te diviertes conmigo,
pónme en la luz,
porque si soy vicioso,
vicioso irreprochablemente,
lo soy por necesidad.

La belleza en que creo del infierno vino
y me marcó. Todos hemos sido marcados,
uno más que otros, con las flores del mal.

Si vas a ser Poeta, véte viendo maldito desde ya.
Si te llega a querer la burguesía,
estás echando muerteal mundo,
no estarás creando vida ni valores nuevos.

Prepárate para el desprecio de la sociedad.
Pónle pecho a la soledad que ha de venir.
Es tu propia aristocracia y tu ética lo que te aislará.
Tu astucia profunda de zorro será tu distancia
y tu celda en los afectos de la modernidad.

Seguro que no has de vivir resignado y oprimido,
entonces, embriágate con el vino de la poesía,
tu vino que nadie lo contamina,
y qué bueno que seas Poeta, Carlos,
no tendrás que consentir
a que el Estado o el Príncipe sea quien te juzgue
y aún menos que la estúpida burguesía
o sus lacayos sabihondos, apestosos a mierda
de mediocridad, te decoren.

El poeta es un aristócrata definido
desde sí, no por la monarquía, no por la democracia,
menos por los tiranos, a los que besan el culo
multitud de papanatas; si has de ser valioso
y creador, sé santo y valioso,
no por nadie.
sólo por tí.

Ahora sácame de la mochila, Carlos, sácame.
Voy a garabatear unos versos sólo para tí.

4.

«Even if it were proven that God didn't exist,
Religion would still be Saintly and Divine»:
Charles Baudelaire

No seas esclavo de nadie.
Sólo Dios puede obligarte a ser esclavo.
«Dios es el único ser que para reinar no tuvo
ni siquiera necesidad de existir».

Piensa que Dios no existe y, si existe,
que primero te lo pruebe
y te arranque tu lugar.

Posiblemente, no lo hará
si es un poeta como tú.

Hay muchas clases de belleza;
busca tú la que mejor te cuadre;
si te gusta la belleza de mujer
verás que son deliciosamente sensuales
y que su belleza es diabólica.

Toda mujer es un ángel caído y al acecho;
a los ángeles femíneos yo les pago.
Las putas no cingan por centaverías
cuando están en el esplendor de su belleza.

No debo decirte ésto.
Busca por tu cuenta y sin mí
el tipo de belleza que te plazca:
íntima belleza, espiritualidad,
color, anhelo de infinito.

Sueña. La inmortalidad existe
y es un más allá,
que el presente de la vida no revela,
y da mucha sed e inquietud.

Para que no te martirice o te devore el tiempo,
embriágate, «sin cesar, con vino, poesía o virtud»
y a vuestra guisa, hermano mío.

Y si me escucharas, cuando estés tan triste
como yo, que lloro a solas, recuerda
que hay derechos del hombre aún no escritos:
«el derecho al desorden y el derecho a marcharse».
El derecho a la inmortalidad.

5.

«Sexuality is the lyricism of the masses»:
Charles Baudelaire

Te he sacado a pasear, sin collarín al cuello
y confiado en tu voz de perro bueno, y me has traído
tu conducta favorita, chulear a las rameras.
Es que ellas son tan simples que te encantan.
No importa gastar con ellas a raudales.

Tú fuíste quien lo dijiste:
La Naturaleza tiene una voz interna de egoísmo,
un interés propio, prostituto, todo lo que es simple
quita, roba, mata, engaña, arrasa.

Y la vida natural es un hospital de locos;
sólo se antoja ir saltando
de cama en cama y la enfermedad no se va
ni la locura se quita.

¿Con qué sortileguo evocativo de lenguaje
te diré, Baudelaire, que no está bien
que mi mesa escandalices
con tus putas, si yo comprendo
que hay un sueño de amor
que no se calma arrancando tu dolor de niño
de los posesivos senos de tu madre?

¿Quién soy para eregirme
en árbitro que dicte tu sentimiento del Tiempo
cuando te duele el tedio y querer olvidarlo
es vomo un naufragio, o una pesadilla?

6.

«Our religion is itself profoundly sad, a religion of universal anguish, and one which, because of its very catholicity, grants full liberty to the individual and asks no better than to be celebrated in each man's own language, so long as he knows anguish and is a painter»: Charles Baudelaire

Me gusta si veo tus ojos como la cola
de un perro agradecido.
Ellas han comenzado a bailar.

Y tú a filosofar sobre el misterio escondido
que la música tiene.
Verlas bailar, me dices,
así de putas y exhibicionistas
como son, tiene mérito:

«Danzar es la poesía
que se hilvana con los brazos y las piernas».
«Déjalas que bailen un rato más para nosotros»,
me dices. «No las corras. No seas
el aguafiesta. Te comportas como un ministro».

Saca esa libreta enorme donde pintas
en carbón rostros ajenos,
pinta la escena de mis putas bailando
el disco que se antojan
de la rocola y echa conmigo
un grito de macho mexicano,
un gran Ajuyyyy,
yo lo hice y grité mantras ruidosos en Calcuta.
Como tú, en aras de lo exótico,
no por buscar un Buda, me paseé por la India.

Déjame ser, por lo menos, este día
el piojoso y bravo perro fuera de tu mochila,
un libro orgullosamente exhibido
como una flor del mal que ofenda al mundo.

Es mi cumpleaños, ¿sabías?
Celebro la adquisición de mi sífilis.
Festejo que aún tengo dinero
y este apetito de derroche.
Carlos, tocayo, exaltemos
juntos el Alter-Ego.

01-09-2000 / Del libro inédito Estéticas mostrencas y vitales


Foto

carloscald.lopez4@gmail.com

Foto