* Con la aparición a la devoción por la «prajnaparamita» (la sabiduría) que revaloriza el aspecto femenino de la religión budista y presenta arquetipos de la Madre de todos los Budas, evoluciona la enseñanza del «Mahayana» después del fin de los matriarcados. Habrá un anhelo de corregir la desigualdad socia entre varones y hembras, así como las actitudes sexistas existntes; pero, otros aspectos filósóficos fueron más exitosos que éste. Aunque Buda instauró unas normas revolucionarias para la sociedad de su tiempo, incluyendo una orden de monjas («bikhsunis»), el budismo Vajrayana, como el tantrismo en general, desde sus comienzos, siempre fue «presa fácil para manipulaciones y escándalos de gente sin escrúpulos». «El budismo tántrico no tiene nada que ver con rodear la vida de placer sexual y no tiene nada que ver «con otro tipo de tantrismos presentes en nuestra sociedad de consumo». En tal sentido, dentro y fuera de la practica budista «sigue aun siendo poco comprendida e incluso rechazada por muchos budistas de otras tradiciones y escuelas». Los primeros escritos sobre Tantras se fechan a partir del siglo VI d.c.) y puede que tenga unas raíces anteriores. El culto a Siva-Sakti, fundamento del tantrismo, no presenta elementos radicalmente innovadores ni aparece como un movimiento de ruptura, sino que elabora conceptos que preexistían en la tradición védica combinándolos con prácticas que tienen un origen diferente. El norte de la India es más abierto a las influencias foráneas y la Védica, abriéndose a técnicas chamánicas asiáticas. * El tantrismo tiene como base de su esoterismo la experiencia de la liberación que se manifiesta en el cuerpo del adepto, donde existen en estado latente dos poderes radicados: uno en la parte inferior del tronco (el principio femenino o Sakti) y el otro en el extremo de la cabeza (el principio masculino o Siva).
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
La mística tántrica: Textos lopezurianos
*

Con la aparición a la devoción por la «prajnaparamita» (la sabiduría) que revaloriza el aspecto femenino de la religión budista y presenta arquetipos de la Madre de todos los Budas, evoluciona la enseñanza del «Mahayana» después del fin de los matriarcados.

Habrá un anhelo de corregir la desigualdad socia entre varones y hembras, así como las actitudes sexistas existntes; pero, otros aspectos filósóficos fueron más exitosos que éste. Aunque Buda instauró unas normas revolucionarias para la sociedad de su tiempo, incluyendo una orden de monjas («bikhsunis»), el budismo Vajrayana, como el tantrismo en general, desde sus comienzos, siempre fue «presa fácil para manipulaciones y escándalos de gente sin escrúpulos».

«El budismo tántrico no tiene nada que ver con rodear la vida de placer sexual y no tiene nada que ver «con otro tipo de tantrismos presentes en nuestra sociedad de consumo». En tal sentido, dentro y fuera de la practica budista «sigue aun siendo poco comprendida e incluso rechazada por muchos budistas de otras tradiciones y escuelas».

Los primeros escritos sobre Tantras se fechan a partir del siglo VI d.c.) y puede que tenga unas raíces anteriores. El culto a Siva-Sakti, fundamento del tantrismo, no presenta elementos radicalmente innovadores ni aparece como un movimiento de ruptura, sino que elabora conceptos que preexistían en la tradición védica combinándolos con prácticas que tienen un origen diferente.

El norte de la India es más abierto a las influencias foráneas y la Védica, abriéndose a técnicas chamánicas asiáticas.

*

El tantrismo tiene como base de su esoterismo la experiencia de la liberación que se manifiesta en el cuerpo del adepto, donde existen en estado latente dos poderes radicados: uno en la parte inferior del tronco (el principio femenino o Sakti) y el otro en el extremo de la cabeza (el principio masculino o Siva).



KUNDALINI


Nuestra pasión se vuelve electrostática,
danza que empuja el sodio
hasta deliquios, dentro y fuera,
sobre colchas de piel en primavera.

¡Como es la sal de hembra
que por amor está formada!
¡Y una axona resume nuestro temblor de gozo,
tentación de huesos, paroxismo en llamas!

¡Cuán pequeña eres que en mis pupilas
te detienes y en el centro de tus mitocondrias
quepo y me bastas, me transportas, me redimes!

*

Me gusta cómo te mueves.
Excitas al tálamo.
Lo vuelves un chincual
sobre la superficie del colchón.
Y las hormigas rojas, pequeñas y malignas,
que son tu ahí
se engendraron, multiplicándose.

¡Ahora son mías como escozores!
Un día que tu cola raspó el córtex
aparecieron con los besos y las noches.
Tu cola muerde y se retira, ponzoñosa.
De las esporas asexuadas
verificas el punto fijo.

Lo calas donde más duele, te hundes.
Y revientas tu ademán de cumiche
sin que nada prometas al niño
con esperanza de sol,
que no tiene aguijón, como tú.

Más negra no ha de ser,
la compresión infinita;
te decaes porque el alma
de tu joroba volcánica huye
y el aliento tan ígeneo y tuyo
es el puñal que visita las collejas
y el débil nervio
de las flores animales,
mi jardín, mis valles, mis cayos.

¡Pero me gusta que seas curro y majo!
y con el sarape de Tlaxcala,
surtido en tí sobre los hombros,
te enaltezco
como si fueran necesarios dos paraboides
en el Este y el Oeste
de tus cumbres ligeras, libres,
como manos de Céfiro.

9-15-1990

*

La finalidad del sistema es hacer ascender a la fuerza serpentina desde el Mûlâdhâra cakra al Sahasrâra. El que consigue esa unión se convierte en un liberado de las ataduras del mundo (se libera de la rueda de las reencarnaciones 'Samsâra': un jîvanmukta. El poder serpentino (Kundalinî) ha de ascender por el canal central para que se produzca correctamente la alquimia (no por los otros canales masculino y femenino).

En resumen, el tantrismo presenta una serie de características de interés para la comparación que intentamos. La finalidad de la fisiología mística tántrica es conseguir la mutación del hombre común en un hombre verdadero y superior, que lo conoce todo (porque ha experimentado en su ser la naturaleza de la divinidad, en este caso la unión de Siva con su paredra Sakti) y en el que se ha producido la disolución (laya) de la esencia ordinaria.

La serpiente aparece como personificación de la fuerza que al ponerse en movimiento provoca la transmutación del adepto. La región sexual es fundamental en el sistema. Parece que las prácticas más canónicas fundaban el detonante de la ascensión de Kundalinî en técnicas ascéticas, pero en otras escuelas (quizás las más arcaicas, más cercanas a lo que debía de ser el primitivo sivaismo) se hacía hincapié en las técnicas sexuales como medio para despertar al poder serpentino, técnicas que podían ser de tipo heterosexual u homosexual.

La plasmación iconográfica de los nâdîs forma una figura en la que en torno a una línea recta se trenzan dos serpientes. Los nâdîs Idâ y Pingalâ se relacionan con la respiración nasal (y quizás Susumnâ con la respiración bucal). Para expresar la fusión de Kundalinî-Sakti con Siva en Sahasrâra se suele utilizar la comparación con la brillantez de mil soles (se expresa, pues, como una experiencia de la luz).

Me veo y me deseo
en los consuelos de estos viejos de ayer
que saben calcular a dónde vamos,
que no tienen infiernos atormentadores
ni destinos de condena.

Escriben su flecha sobre lo más dulce del seno
de la tierra: sus aguas, cambiantes y vivas,
y aún sobre la sangre de las estrellas.

Con amor se designan
y son agua, dijo Tales de Mileto,
y el apeirón es éter; pero la vida se origina
en los mares, en la sed dulce,
en la vibrante fluidez de las moléculas...

En estos héroes yo creo.
Y con las niñas de estos ríos
yo voy y escribo amor y canto.

11-9-1990 / De TANTRALIA
Ver
Defensa de tu pozo
Ver
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Ver
Estéticas mostrencas y vitales

imagen
La zona mística
Si esta zona mística del alma,
nave bogante, la mía, caballo brioso
hacia la patria celeste, no se cuaja y naufraga,
si el animal se desboca, no diga ni el ángel ni dios
que no anhelé la rienda bien tomada ni el timón...
yo ¡carajo! hice lo que pude. Siempre
quise ser el navegante, aquel que persevera
y rema más que otro y salva soledades
con la misma pasión que a pasajeros.

Quise ser el jinete victorioso.
Uno con alas, uno que da al animal
su gozo, su kavanot, sus intenciones.

Sé que soy carne y que soy alma,
sé que no todo se me dará a la mano
tan gratuito, pero acaso,
¿no dije yo:
Bendito sea?

Sé que el corcel es vehículo
y que el corazón resguarda su propias intenciones.
Todo es viaje a la novena de las rutas iniciales,
todo es un salto donde Nukva sonríe y
se da su presencia y sentido
porque yo, quien admito autoconsciencia,
sin ese femenino no me encuentro.

El semblante pequeño de mi sueño
es quehacer no rutinario de destino
y le debo un esfuerzo, mi vuelo,
mi barca sobre la mar y ese remo del Zeir Anpin
por quien procuro mis originarias bendiciones.

Del libro Teth, mi serpiente
imagen
Ver
Meditación junto a Vasar-iah con las letras Vav Shin Resh
Ver
INDEX / BIENVENIDO
imagen
Tantralia / Indice
LA CERRADURA / BANDHA

Traigo la llave para entrar en Tí.
Apertura de Shakti, gozos lícuos, solidez cálida,
el maharaga prometido porque tú me enamoras.

La llave hacia tu interior está conmigo.
Fuera nada quedará que sea valioso
(para que tú lo tengas y en mí lo santifiques).

Todo lo llevo a tí. Lo que fluya hacia afuera
no lo necesitamos. Que sean residuos,
cascarones, ilusiones innecesarias. La Maya.

Mi corazón está latiendo felizmente.
Subió a la cuarta dimensión de tu energía.
Ahora, desde el esplendor, me convocas:

«Seamos Uno, no descargas vitales,
de seres separados, divididos, cortados
de la Unidad en el Todo», me declaras.

Desde el rumor de los óleos vitales del contento,
ya no descanso, oigo que gimes, imagino
que detrás, a tus espaldas, estoy, como cucharita
que se pegó a tus nalgas, yonipujándote.

Pero es tu rostro, lo que quiero abrir
dentro de mi Alma, tu presencia divina,
tu sonrisa en mis ojos. Oh!, ve con los míos.

La puerta es un velo entre vedijas
que se parecen al musgo y un sol interior espió
por resquicios (de tus cerraduras). Vio tus mecidas.

En entreabiertas fases de tus masturbaciones,
me esperas. ¿Cuándo accederás a llevarme
a tu morada? Sin sentir tu llamado, temo.

*
Foto

SIVA / NIñO Y ANCIANO

Siva / Universo, andrógino,
niño y anciano citado
por metáforas antiguas, más allá de forma
y descripción, si por algo te conozco
es la vida...

Siva / Nataraja, temporal y trascendente,
si por algo te adoro es por tu lengua azul
que chupa-tóxicos, que recicla mundos.

Por ser silencio y tambor, por estar en tí
quietamente absoluto, y estar en tus amantes,
en Parvati, en Durga, en la manifestación
oxitonizadora del amor y la consciencia.

Lo que yo adoro en tí es que estés calibrado
para dar la existencia de la causa, el diseño del Todo.
Me inventaste, partecilla viviente, en el principio
que te auto-organiza, Tu mente me poseyó en el ser
y me tomaste en cuenta.

«Yo existo», me amó y mi energía no se coaguló
en galaxias, me arrastre contigo al deseo
y soy parte de tus Gigantes Paradojas:
el diseño inteligente de todo lo que existe,
el caos que se rescata cuando tu voz
resuena en cósmicos vacíos.

*
Indice
SIVA / TANTRALIA


Sí va, él no se queda.
El tiempo pasa ejemplarmente
y el sol, con sus eclipses, se comparte.
¿Cómo no ir? si ella a cada instante
es llama, grito de aliento,
hornilla de los tapas.

A verla va, a oirla se apresura.
Siva el alto cuello eleva
porque tres ojos tiene y mira
y diez manos para asirla y palparla
como sátiro, olfateándola con gusto de fleroma.

Sí va. Y yo tras él
porque destruyo la mandanga
por oir y ver que clama
la mujer del sustento,
mujer de nuestra carne.

7-9-1989

Foto
El alma abandonada
Tengo el testimonio de que les he llamado
desde mis voces desgarradas, mi soledad más plena.
He querido creerles llamando desde el vacío,
desafiando cualquier extrañamiento,
la pérdida total de ilusiones de mundo.

Les he llamado en hambre,
en escasez, en desamparo, en esta soledad
de la que sólo yo sé el dónde y el cómo y el por qué.
He pedido sus presencias como amigos
siendo el pordiosero que pide el último respeto,
su postrera limosna, ente cansado de batallar
con negaciones, reo que no tiene esperanza
de vida y se arrepiente; he tratado de gritar
donde mi voz no se escucha, donde nadie se apiada
porque uno mismo sabe que no es merecedor de nada.

Uno no sabe cómo ha sido.
Uno no se da cuenta de cuán estúpidamente necio
se ha cuajado sabe quién en cuánto tiempo
(o tiempos evolucionarios, tras el Big Bang)
uno es ahí, queriéndose desgastar y morir
pues duele, en maya o desmayado duele
que no escuche ninguno como uno, y ¿qué importa?
si el mortal no oye y sigue su propio trayecto
de nada hacia la nada... y el ser desvinculado...
pero uno como Tú, uno como ustedes,
eso duele más que el puñal más certero, bien que saben
como abrir la carne, gozarse con la herida, humillar
a ese grado en que te abres. Se acaba todo lo valiente,
ya no aguantas, pides que venga el final
con tu desangramiento, que no vivas ese segundo más
de la agonía, de los ojos abiertos,
porque uno es carne, sentimiento, emoción,
angustia, incertidumbre, orgullo, porfía,
dolor metido en las trencas del sueño y su pasión desafiante.

Que te mate un asesino, un desquiciado, un perverso,
a fin de cuentas, ¿qué importa?
... pero esa arrogancia del silencio,
esa separación de luz y oscuro, esa maldición apuñalante
de abstracción, hermetismo, parusía y kairós
es más odio que el odio y como el odio duele.
Tortura más que la esperanza en el pantano que te ahoga.
Ofende más que el dolor contado en los relojes.

Y uno es una chispa de amor que sobra del espíritu
y los reinos divinos la largan al carajo
porque no hay perfección moral en el hombre;
nada hay de su emoción que no se quiebre y apeste
como lepra sostenida, seleccionada para la adaptación
miles de años, que son en tu momento,
de instante a instante tu mofa, tu calvario,
tu dogal, aguacero de patadas en el alma...

Tú, alma burlada por las amas secas de tu metafisismo,
poción envenenante para quien tiene
como Argos, cien ojos abiertos de ignorancia,
ciegos ojos de mundano quehacer y cien ojos, dormidos,
expectantes de su oportuno tiempo, donde la fe
se estercola, igual que en el pantano, porque,
¿quién pasa a buscar a quien es casi cadáver,
quién oye al que ha sufrido en esta rutina cotidiana
de la muerte civil, social, económica, moral,
pagana, estúpida, profana, sin otra gloria
que su difuntal vacío y su sepulcro olvidable?

... y, ¿quién te espera en el mundo?
¡Los gusanos! ¿Y quién, en vida, te aconseja
no mueras, aguarda, vive un poquito más con la decencia,
yo te ayuduo, yo te doy ánimo y consuelo?
Pues NADIE, nadie, NADIE, menos ese Ser
en que te fías, el cadáver permanente del silencio.
Ver
El alma abandonada / CARLOS LOPEZ DZUR

Meditación junto a Vasar-iah con las letras Vav Shin Resh
«Hesed reina entre quien ofrece hospitalidad y quien la recibe, y en quien la devuelve cuando se presenta la ocasión; quien, con su hesed, ha ofrecido ayuda, compromete al que la ha recibido al mismo sentimiento y al mismo modo de obrar. Cuando lo jurídico (contractual) aparece en primer plano, el mejor modo de parafrasear el hesed es con el término lealtad»: Franz Rosenzweig

a mi ángel leal, Vasar-iah,
por quien Jacob vivió...

¡Tú, ángel mío, Vasar-iah,
habitante de la esfera de Jesed,
testigo del Primer Día de la Creación,
yom echad, en la hoja primera
de mi libro que comienza, o escribo,
«dáme el nombre de mi ángel»,
suplico... y es que mi brazo derecho,
mi mano tiembla
y mi puño se cierra con mandato,
dáme el mandato.
«¡Entonces, exprime mi nombre
con las letras Vav Shin Resh,
cántalas con discurso de ahaváh,
o drasháh de rabino
porque yo vengo sólo a quien abraza
el Todo, deseoso del Texto de la Creación,
a los etiológicos de mi Unidad
bajo del espacio cósmico, vengo
desde el emotivo atributo del Atestiguamiento
con brazo de lealtad, derecho
entro a tu hemisferio,
pero cántame el VAV, mantrízame,
aprendiz en la aspirante vasija de Virgo,
vavéame porque soy Vasar-iah
ángel que cuida el Vaveo!
Quiero las Vavas de tu babear
de bebito en la Senda de Lealtad
de Mi Luz, Yo soy en Yomam,
Día de los Acompañares,
primero de los días que forman el Libro
y van junto a todos como hojas pegadas
a un sólo Lomo de Amor,
Yo soy el Agua para tu vasija de seis emociones,
yo para el pequeño Envase de tu corazón,
yo cuyo rostro se refleja en el agua,
yo, Jesed, He (me) sed para Tu Sed,
heme He-Sed-me en tí».

Bazar de justicia tiene mi Hesed,
jarrón de bondad enVASA-ya
y su piedad derrama en mis charcas de metano
y carbono. Como puente sobre el pantano
se tiende para que no pise en suciedad
y conozca que, desde arriba, viene la Sabiduría
de Chochmah. Vasa-iah es su nombre.

2.

Canta a las tres cabezas de la Llama.
Aprieta mi calor en tu puño
porque su tibieza no cambia y es para siempre,
niño de manos frías.
Mas sostén este granito amoroso de carbón
antes que veas la Llama interior
y el secreto de su Llama externa, cósmica:
chash-mal-mal. Mantriza a Shin
para que sepas del Mundo Por Venir
y la divina esencia del carbón.
Yo doy un granito, la piedra del auténtico carbón
y tal Carbón es inmutable,
sólo la Llama flamea, metaforiza el movimiento,
transustancia los cambios; pero este pedazuelo
de carbón no quema. Es invisible amor.

3.

Vavéame como quien sopla una llama
o la intenta apagar con sus babeares.
Experimnenta con esta Luz Infinita
que ha venido a la sombra
de tus ojos desconcertados
y ciegos por su resplandor; experimenta
con este gránulo de carbón que entró
a tu puño vacío, cuando te lo doy.
Lugar necesario es tu mano derecha
para que exista una presencia finita
del Amor deslumbrante.
Conexiona con Vav
los ojos ciegos y las manos vacías
con la Abundancia del Mundo Por Venir.

4.

Cabeza vacía, hueca vasija, sin Luz,
canta para el Comienzo de Reish y completa
Mi Nombre; eres tú quien me transformas en ángel
si cantas, eres tú que me tornas en Torá,
rollo del habla y del alfet-beit si me escribes.
Los ángeles existen materialmente
sólo para los poetas, cuya mano tiembla
por reclamo del Hei, en el tremor del Yirah.

Cabeza de Yirah y anhelo, tiembla
para mí, por cada estremecimiento de tu carne,
me donas vida y lealtad.
Como a cachorro de león, te recogeré
y te llevaré a mis hombros y besaré tu Baba.
Preña mi cosmos con tu movimiento,
házme Algo en el proceso de tu subida al Claror.
El Chassidut es consciencia de tu ego
y, si lo tienes, lleno tu cabeza de comienzos,
tu puños de divinos haceres
y tu boca para el canto; pero...
matrízame, Reish es mi útero y mis entrañas
anhelan preñarse de tí, dáme Yirah
de tus temblores, anhelo, gemido
de tus placeres.

5.

Para Seidad y Bitul ha nacido el miedo original
y tu mano temblorosa; pero en tu temor reside
lo fundante, tu labor de comienzos,
habla mercurial de comunicaciones,
practicalidad del servicio.
Comienza conmigo, házme ángel,
házme aguadora, vaciaré de mi jarra celeste
en tu canto. Funda la Virgen con la espacio-temporalidad
de tu consciencia, con la experiencia interior
de Chassidut que a tí corresponde.
Mata el egocentrismo y llámame.
En la densa materia de las memorias humanas,
casi nadie o pocos nos invocan, ninguno
tiembla así cuando mantriza nuestros nombres.
Oraciones huecas y rituales no nos tocan
porque no son receptivas, tú si me percibes
con luna de Elul y fuego de mercurio.
Si te doy mi piedrecilla de carbón,
tú si la quemas, tú si pones temperatura
de amor a un mundo frío.
¡ah, vasija de médico y enfermera,
de partera y nodriza, es tu ensamblaje,
alma de servicio tienes, rabino,
amor incondicional es tu meta!
Por eso con gusto bajo a la Esfera de Yesod.
Tocaré tu puerta, me presentaré
y te diré: «Cónoceme».

6.

Yo soy aquel por quien pedíste su nombre.
pero yo soy más que un nombre:
Va-ye-hi, por el que Jacob vivió.
Soy el grano de carbón que llenó tu mano;
soy la oreja que se formó cuando cantabas,
soy la Virgen que llena tu jarra suplicante
desde un Altísimo círculo que circunda
la tierra y sus estrellas,
soy el ángel de Virgo que esperabas...
soy el habitante de la esfera de Jesed,
testigo del Primer Día de la Creación,
yom echad, en la hoja primera
del libro que comienzas,
y mi nombre es Vasar-iah.

Tú me materializaste, ¿recuerdas?

<><><>

De las cosas sagradas que dice Vasar-iah

1.

Todos los ángeles que pretendas que vengan
a tu lado y contituyan amor manifestado
fíjalos a tu Deseo, íntimalos
con profundo apetito.
Tiéndeles la trampa de cuidarlos
como si fueran amantes que han saltado
a tu cama.

No se reirán de tí.
No han de llamarte soberbio.
No han de decirte ingrato amante.
Desleal. Fornicador.

Cuando ya tengas el espíritu,
házlo agregador por tu palabra sonora
de los entes, de la invisible materia,
tu parentela del Espacio,
siempre-presencial Causa de lo que llamas
lo Incomprensible, la Vestidura impalpable
del Deseo. Sólo un ángel, o muchos
han de decirte, así se Viste lo divino,
así se desnuda en el espacio,
así se eterniza en tu materia
para darte su gozo.

Propulsa hacia tí la enegía que al ángel
corresponde porque son fragmentos
del Vacío ilimitado de Aquello
que es materia y espíritu y a lo que falta
de una persona a quien amar.
Eso les falta: egoísmo, seidad en el hombre,
seidad en la mujer, seidad de patria,
hilación objetivada de servicio,
vasija para pulir con brillo
a quien canta las sílabas sagradas.

El espíritu de un ángel no quiere ser la horda
de la Causa sin causa, quiere causar la dicha
a quien lo llama desde la simple materialidad,
condicionada plenitud del género, tu bíos.
Tú eres el privilegio del ángel
(aunque no lo merezcas).

2.

«¿Qué pasará, Vasar-iah,
si no naces de mi deseo, si pienso
que mi carne es de bestia y mis afectos impuros,
qué pasará si te llamo, como quien cita
a ramera para esparcir en ella el semen?»

Que no vengo.
Que no irrumpiré en tu espacio
aunque te desgañites. Que no ha de ser
privilegio que te sirva, que no hay manera
de comunicarnos, porque no eres espíritu.
Eres entonces cascarón desperdiciado.
¿Y qué diferencia tendrá que viva
en el infinito Espacio ilimitado
que en apretada y densa llenura
sin espíritu? ¿Qué objeto tiene que habla
para los sordos o brille para los ciegos?

No. No vengo. No dejo mi espacio eterno
por una cloaca, presuntuosa,
por excremento egoico pagado de sí mismo?

Pero no te preocupes si yo te hablo
es porque he venido y encontré una joya,
tesoro en tu Vaso.

3.

«¿Qué pensarás de mi, Vasar-iah,
si digo o callo que no te creo, si te confundo
con delirantes fantasías, si niego que tengas
ente-seidad-esencia y seas embeleco
del ego insatisfecho, conturbado, envanecido
con cantos de sirenas del religionismo?»

Que no vengo.
Que no irrumpiré en tu espacio
aunque te aflijas y supliques.
Que tu deseo no es diferente al del homicida
que al ver la presa la mata.
Que te conformas con cualquier deshecho
de la Maya. Que tu mente embeleca
por capricho sus propias ansiedades disfrazadas.
Entonces, no soy para tí.
No me placeré de tu deseo.
Toma un asno y házlo de oro.
Cúbrelo de brazaletes y anillos.
Ve y captura una tarántula y dále nombres.
Ve y encarcela un gato negro y llámalo
Magia y házle cultos e himnos,
sacrifícales ofrendas
y súrtelo de oraciones, pero yo no vengo.
No irrumpiré en tu espacio de falsas adorancias
y absurdas religiones.

Doctrina
Tantrismo en la poesía lopezuriana


EL VIGILANTE Y LA CONSCIENCIA

«The fourth (i.e. Turiya) is NOT a state. Turiya or Turya is the background on which dream and wake arises and disappears. The Metaphysical Consciousness distinct from the psychological or empirical self; the Saksi or witnessing consciousness; the transcendental Self. [...] This is the consciousness of the central Self or Siva in each individual. This is a witnessing consciousness of which the individual is normally not aware». Mandukya Upanishad

Sin duda, yo no vivo en Turiya
y no estoy muerto
(y tal vez nunca existirá la muerte:
fallecer no es estrictamente morirse,
porque si fuera acabarse,
o ser despojos, me he visto contándolos,
«esas son partes mías, son mis recuerdos,
ahí están quienes me lloran, y allá,
quienes me despojaron».

Me he visto viendo a quienes me ven
cuando creen que no veo y se dan el derecho de hacer con otros
o las cosas todo lo que antojan».

No. En las Turiyas no vivo
ni me escapé del más alto pedestal de Mukti
aunque afirme yo, precisamente ahora,
que tengo, en condición de vigilia,
mi identidad de Ser y más alerta.

Es lo único que digo
que mi sentido de Yo no es pequeño,
no que esté en alerta máxima, no.

Ni que Siva en plenitud me haya
prestado los ojos.
No que me sepa indiferenciado
(que sí quiero serlo)
porque estoy en medio
de una olla de culebras, serpientes
que arden a fuego lento y se enroscan
una a otras
y no se dejan espacio.
Ni a mí. Ni a nadie.
Se tensan en la apretura,
fundan la asfixia de tal modo
que no puedo gritar
la libertad ni mover con agrado moléculas.
Esto es una lata de sardinas.

No estoy en las Turiyas del Alerta pura,
ni en ningún Nirvikalpa.
Estoy en las tullerías con los cautivos
en el fondo de una olla de gorgojos,
en la cuarta dimensión donde el sueño
parece pesadilla y la soñorrera,
el camino cerrado.

*
Nuevo enlace
The Evil Empire / El Imperio del Mal
Ver
Bienvenida al Blog