al jefe Red Cloud, Oglala Sioux Beginning in 1866, Red Cloud orchestrated the most successful war against the U. S. ever fought by an Indian nation... he continued to fight to preserve the authority of chiefs such as himself, opposed leasing Lakota lands to whites, and vainly fought allotment of Indian reservations into individual tracts under the 1887 Dawes Act: Elsie M. Cavender, en Dakota Indians Yo soy la Nube Roja, voz de viejo cacique y aún más viejo Guerrero. Nací como sustancia del Altísimo. Como nube fue mi voz y es todavía; pero la nube es también lágrima y la humedad, si la sintieras en mis ojos. Es indicio que gimo por mi pueblo y la nube, si la ves enrojecida, es indicio de sangre. Sangre cayó en los territorios donde estuve, donde me conocíste, despojándome de tierras, masacrando los búfalos, empujándome como horda a tus reservaciones (que fueron cautiverios para nubes rojas como yo, que viajan cielos, que cruzan inmensidades). Yo Nube Roja / Chief Red Cloud / el líder y así decías cuando yo era un jovencillo huérfano de padre, hijo de madre Oglala, madre buena como fue la Tierra antes de que arribaran. Mi tío fue Jefe del Humo; él era espíritu de fuego, descifraba las formas fantasmales y crecí como él, en planicies norteñas de Nebraska, viendo el humo que arde con el fuego y la nube que se condensa y llovizna con el aire... Es cierto que había tristeza, entonces, ... pero eramos guerreros con sabias emociones, poníamos el corazón en las palabras, cumplíamos las promesas... hasta que llegaron (donde aún hoy vive la pequeña comunidad de mis hermanos, los que hoy sufren)... Aduzco lo mismo que mi tío, en los días que con él hice mi crianza: 'Eres tú quien divides, Teniente, eres tú, el coronel blanco, cara pálida, William Fetterman'. Tú, que no puedes amar a mis hermanos. Tú, que defiendes caravanas de mineros y expulsas a mis lakotas del Este, destruyes en mis aldeas en la Gran Minnesota: y escribes en tus anales: 1862 y 1863, soy el que los extermino. Con regimientos de Fort Phil Kearny, Wyoming, yo los tendré en mis manos y no quedará uno. Sí, ya no tuve vecinos de paz, nadie fraterno. Tú sacaste al criminal del guerrero (el buen guerrero que yo fuí, cuando amaba desde el Cielo y en él, era un corazón nube y agua). Hoy soy Nube Roja / nube sangre / nube lágrima. ... porque tú querías oro y espacio, tú pervertiste a tribus como Utes, Crow, Pawnees y Shoshones, tú nos llevaste a las sangrientas batallas fraticidas, territoriales, ventajeras y, siendo joven, la inocencia se pierde. Tú me hicíste tu terror, yo te batallo porque tú me batallas y me despojas primero. Yo soy Nube Roja, ahora no la voz, ahora no la tranquila tarde que el sol tiñe, ahora soy sangre, desde 1866, soy tu sangre y tu amenaza, tu guerra, lo que origina el odio. Me despedazo como una nube que se destaja como lágrima viva y baja a tierra, a la nación Lakota, baja a los campos mineros de Montana, baja al sur de Colorado y a las navas del Platte River, baja mi nube-lágrima de Wyoming y el Sendero de Bozeman, a todo el corazón sagrado de mi antigua Lakota baja y baja y baja. Baja a matarte, Coronel. Voy a atacarte durante todos los inviernos, a partir de diciembre. Me temerán los Garrington por las Colinas Negras y la mitad occidental de Sur Dakota, voy a llegar a Wyoming y Montana y firmarán la paz en Fort Laramie. Yo no estaré, junto a Caballo Loco ni Toro Sentado; yo necesito ser lágrima en los días que se rompan los tratados y se quebrante a mi gente. Es lo que me dice el Espíritu en las Danzas Fantasmales porque mi nombre es Nube Roja / lágrima de sangre. No, yo no estaré en el juego de convenios donde no hay palabra y la burla se impone porque el agua al sol se seca y hay que aprender a esperar la noche en la Guerra Lakota... Cuando se enfrenta a Custer y McGillycuddy, Thomas Bland me será más sincero. Me verás impugnar lo que han traído en nombre del Gobierno: leyes rotas, rotas promesas, rotos corazones, rota la autoridad de mi pueblo. 09-11-2002 / CARLOS LOPEZ DZUR De su EL LIBRO DE LA GUERRA *
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Yo soy la Nube Roja
al jefe Red Cloud, Oglala Sioux

Beginning in 1866, Red Cloud orchestrated the most successful war against the U. S. ever fought by an Indian nation... he continued to fight to preserve the authority of chiefs such as himself, opposed leasing Lakota lands to whites, and vainly fought allotment of Indian reservations into individual tracts under the 1887 Dawes Act: Elsie M. Cavender, en Dakota Indians


Yo soy la Nube Roja, voz de viejo cacique
y aún más viejo Guerrero.
Nací como sustancia del Altísimo.
Como nube fue mi voz y es todavía;
pero la nube es también lágrima y la humedad,
si la sintieras en mis ojos.

Es indicio que gimo
por mi pueblo y la nube, si la ves enrojecida,
es indicio de sangre. Sangre cayó
en los territorios donde estuve,
donde me conocíste,
despojándome de tierras,
masacrando los búfalos,
empujándome como horda a tus reservaciones
(que fueron cautiverios para nubes rojas como yo,
que viajan cielos, que cruzan inmensidades).

Yo Nube Roja / Chief Red Cloud / el líder
y así decías cuando yo era un jovencillo huérfano
de padre, hijo de madre Oglala, madre buena
como fue la Tierra antes de que arribaran.
Mi tío fue Jefe del Humo; él era espíritu
de fuego, descifraba las formas fantasmales
y crecí como él, en planicies norteñas
de Nebraska, viendo el humo que arde con el fuego
y la nube que se condensa y llovizna con el aire...

Es cierto que había tristeza, entonces,
... pero eramos guerreros con sabias emociones,
poníamos el corazón en las palabras,
cumplíamos las promesas... hasta que llegaron
(donde aún hoy vive la pequeña comunidad
de mis hermanos, los que hoy sufren)...
Aduzco lo mismo que mi tío, en los días
que con él hice mi crianza:
'Eres tú quien divides,
Teniente, eres tú, el coronel blanco,
cara pálida, William Fetterman'.

Tú, que no puedes amar a mis hermanos.
Tú, que defiendes caravanas de mineros
y expulsas a mis lakotas del Este, destruyes
en mis aldeas en la Gran Minnesota:
y escribes en tus anales: 1862 y 1863,
soy el que los extermino.

Con regimientos de Fort Phil Kearny,
Wyoming, yo los tendré en mis manos
y no quedará uno.

Sí, ya no tuve vecinos de paz,
nadie fraterno. Tú sacaste al criminal del guerrero
(el buen guerrero que yo fuí, cuando amaba
desde el Cielo y en él, era un corazón nube y agua).
Hoy soy Nube Roja / nube sangre / nube lágrima.

... porque tú querías oro y espacio, tú pervertiste
a tribus como Utes, Crow, Pawnees y Shoshones,
tú nos llevaste a las sangrientas batallas
fraticidas, territoriales, ventajeras
y, siendo joven, la inocencia se pierde.
Tú me hicíste tu terror, yo te batallo
porque tú me batallas y me despojas primero.

Yo soy Nube Roja, ahora no la voz,
ahora no la tranquila tarde que el sol tiñe,
ahora soy sangre, desde 1866, soy tu sangre
y tu amenaza, tu guerra,
lo que origina el odio.
Me despedazo como una nube que se destaja
como lágrima viva y baja a tierra,
a la nación Lakota,
baja a los campos mineros de Montana,
baja al sur de Colorado y a las navas
del Platte River, baja mi nube-lágrima
de Wyoming y el Sendero de Bozeman,
a todo el corazón sagrado de mi antigua Lakota
baja y baja y baja. Baja a matarte, Coronel.

Voy a atacarte durante todos los inviernos,
a partir de diciembre.
Me temerán los Garrington
por las Colinas Negras y la mitad occidental
de Sur Dakota, voy a llegar a Wyoming
y Montana y firmarán la paz en Fort Laramie.

Yo no estaré, junto a Caballo Loco
ni Toro Sentado; yo necesito ser lágrima
en los días que se rompan
los tratados y se quebrante a mi gente.

Es lo que me dice el Espíritu
en las Danzas Fantasmales
porque mi nombre es Nube Roja
/ lágrima de sangre.

No, yo no estaré en el juego de convenios
donde no hay palabra y la burla se impone
porque el agua al sol se seca
y hay que aprender a esperar la noche
en la Guerra Lakota...
Cuando se enfrenta a Custer y McGillycuddy,
Thomas Bland me será más sincero.

Me verás impugnar lo que han traído
en nombre del Gobierno: leyes rotas,
rotas promesas, rotos corazones,
rota la autoridad de mi pueblo.

09-11-2002 / CARLOS LOPEZ DZUR
De su EL LIBRO DE LA GUERRA

*


Ver
El libro de la guerra
Foto
Uno de los nuestros
En Sarajevo, una boda terminó en tristeza.
El día del gozo se transformó en amargura.
La novia quedó virgen; el novio muerto.
Un clamor patrulló la calle tras el crimen.
¡Hay que hacer algo!
¡Que se lave con sangre tal asesinato!
¡Que busquen culpables aún debajo de las piedras!
Una familia utiliza el pretexto: Han matado
UNO DE LOS NUESTROS
predilecto ultranacionalista, crema y nata
del clan, murió precisamente uno de los nuestros.

UNO DE LOS NUESTROS.
¡Un patriota de la estirpe de los chetniks!
Es, por tal razón, que ya no hay marcha atrás.
Se invocará la venganza.
Y es importante que lo sepa el mundo.
Que lo sepa Karadzic y no perdone a ninguno.
Que lo sepan los Tigres de Arkan
y las Aguilas Blancas.
Han matado UNO DE LOS NUESTROS.

Según se ha dicho, se pedirán donativos.
Son necesarias armas. Y, sobre todo, arcas llenas.
El odio es indispensable como nunca.
Entonces, ha de venir el cambio y la Gran Serbia.
La propaganda apela al sentimentalismo.
La emoción ha iniciado destrozos en hogares
de Sarajevo y se dice: ¡Son ellos! Quien,
en su cultura convive, con mentes que no sufren
este dolor privativo, nuestros duelos.

Ellos no son íntegros. Nos estorban.
No son como aquel, a mansalva asesinado.
UNO DE LOS NUESTROS.
Este mensaje lo llevaremos hasta Serbia
y Bosnia; lo haremos juramento en Montenegro.
Fueron ellos, los de largas barbas,
los sucios turcos, los que no se bañan
ni guardan respeto cuando muere
UNO DE LOS NUESTROS.

Y cuando la cizaña creció, a puros meses
de la boda siniestra de la emoción y el odio,
Bosnia-Herzegovina se llenó de ultranacionalismo.
Que se mate a los turcos, que se limpie
la raza. De las aldeas, a la fuerza, se trasladaron
los niños; se mataron ancianos, se violaban
las hembras; y los croatas se unieron al propósito
y van hasta las puertas de Banja Luka
y, en tres años y medio, destruyeron los pueblos,
sólo por una boda y unas voces fanáticas
de odio y política mediocre: Han matado uno de los nuestros.

Ahora hay que sepultar más de 250,000 cadáveres;
hay que reubicar y dar un techo a 1.8 millones
de civiles desplazados, perdidos y sin rumbo.

Hay que llevar ante un juzgado 105,000 asesinatos
(cometidos en tan sólo tres años), si es que hay justicia
donde vale más la boda y la voz
y la venganza de UNO DE LOS NUESTROS.

Hay que consolar a 40,000 mujeres ultrajadas
sólo porque una boda de quien fuera
UNO DE LOS NUESTROS,
se truncó con violencia.

Enero 1996 / De «El Libro de la Guerra»
Carlos López Dzur
Archivo
Ver
Poemarios en la red
imagen
Ver
Declaración de principios


Carlos López Dzur, miembro de la Generación de Escriores y poetas del Setenta en Puerto Rico. Comenzó a publicar sus libros en los '80; educado en la Universidad de Puerto Rico, San Diego State University, Universidad de California y Montana State. La mayor parte de su obra expuesta en las redes de la internet. Estudió Historia y Filosofía Contemporánea. Tiene más de una veintena de libros escritos (prosa y poesía). Entre ellos, «Teth mi serpiente», «Tantralia», «Lope de Aguirre y los paraísos soñados», «Berkeley y yo», «El pueblo en sombras», «Heideggerianas» y otros. La Editorial Alebrijes publicó su libro poético «Yo soy la Muerte».

Ha ejercido la docencia universitaria en los EE.UU., la investigación historica y filosófica y el periodismo. Hizo su B. A. en Estudios Hispánicos y Literatura Comparada (UPR, 1975), en Puerto Rico, estudió Filosofía e Historia en Montana State y San Diego State University, 1987), y obtuvo el Ph. D, en UCI, Irvine.

El español Abelardo García señala: «Evoca lo español que corre por sus venas ancestrales; exalta lo negro y lo taíno, lo judaico y lo védico. Nos mete a un mundo de literatura que serpentea las esferas del mito y, sin embargo, explora y describe su temario como un auténtico sociólogo, capaz de pasar de la historia a la materialidad concreta, del aquí y hora, en tiempos de globalización, saqueo, hambres e inflaciones. La esfera de sus curiosidades intelectuales son la mundanidad».
Sus libros...
Canto al hermetismo
Ver
El hombre extendido / Premiado en UCI, Irvine
Nuevo enlace
Yo soy la muerte
Ver
Indice: Tijuana: Dolor de parto

Foto