ARGENTINA: Norte de la provincia de Santa Fe Diario La Capital. Las Petacas, Santa Fe, 29 septiembre 2006 El viejo territorio de La Forestal, la empresa inglesa que arrasó con el quebracho colorado, embolsó millones de libras esterlinas en ganancias, convirtió bosques en desiertos, abandonó decenas de pueblos en el agujero negro de la desocupación y gozó de la complicidad de administraciones nacionales, provinciales y regionales durante más de ochenta años. Las Petacas se llama el exacto escenario del segundo estado argentino donde los pibes son usados como señales para fumigar. Chicos que serán rociados con herbicidas y pesticidas mientras trabajan como postes, como banderas humanas y luego serán reemplazados por otros. Primero se comienza a fumigar en las esquinas, lo que se llama 'esquinero'. Después, hay que contar 24 pasos hacia un costado desde el último lugar donde pasó el 'mosquito', desde el punto del medio de la máquina y pararse allí', dice uno de los pibes entre los catorce y dieciséis años de edad. El 'mosquito' es una máquina que vuela bajo y 'riega' una nube de plaguicida. Para que el conductor sepa dónde tiene que fumigar, los productores agropecuarios de la zona encontraron una solución económica: chicos de menos de 16 años, se paran con una bandera en el sitio a fumigar.. Los rocían con 'Randap' y a veces '2-4 D' (herbicidas usados sobre todo para cultivar soja). También tiran insecticidas y mata yuyos. Tienen un olor fuertísimo. 'A veces también ayudamos a cargar el tanque. Cuando hay viento en contra nos da la nube y nos moja toda la cara', describe el niño señal, el pibe que será contaminado, el número que apenas alguien tendrá en cuenta para un módico presupuesto de inversiones en el norte santafesino. No hay protección de ningún tipo. Y cuando señalan el campo para que pase el mosquito cobran entre veinte y veinticinco centavos la hectárea y cincuenta centavos cuando el plaguicida se esparce desde un tractor que 'va más lerdo', dice uno de los chicos. 'Con el 'mosquito' hacen 100 o 150 hectáreas por día. Se trabaja con dos banderilleros, uno para la ida y otro para la vuelta. Trabajamos desde que sale el sol hasta la nochecita. A veces nos dan de comer ahí y otras nos traen a casa, depende del productor', agregan los entrevistados. Uno de los chicos dice que sabe que esos líquidos le puede hacer mal: 'Que tengamos cáncer', ejemplifica. 'Hace tres o cuatro años que trabajamos en esto. En los tiempos de calor hay que aguantárselo al rayo del sol y encima el olor de ese líquido te revienta la cabeza. A veces me agarra dolor de cabeza en el medio del campo. Yo siempre llevo remera con cuello alto para taparme la cara y la cabeza', dicen las voces de los pibes envenenados. -Nos buscan dos productores. Cada uno tiene su gente, pero algunos no porque usan banderillero satelital. Hacemos un descanso al mediodía y caminamos 200 hectáreas por día. No nos cansamos mucho porque estamos acostumbrados. A mí me dolía la cabeza y temblaba todo. Fui al médico y me dijo que era por el trabajo que hacía, que estaba enfermo por eso', remarcan los niños. El padre de los pibes ya no puede acompañar a sus hijos. No soporta más las hinchazones del estómago, contó. 'No tenemos otra opción. Necesitamos hacer cualquier trabajo', dice el papá cuando intenta explicar por qué sus hijos se exponen a semejante asesinato en etapas. La Agrupación de Vecinos Autoconvocados de Las Petacas y la Fundación para la Defensa del Ambiente habían emplazado al presidente comunal Miguel Ángel Battistelli para que elabore un programa de erradicación de actividades contaminantes relacionadas con las explotaciones agropecuarias y el uso de agroquímicos. No hubo avances. Los pibes siguen de banderas. Es en Las Petacas, norte profundo santafesino, donde todavía siguen vivas las garras de los continuadores de La Forestal. Fuente: Diario La Capital, Rosario, Argentina CHICOS ROCIADOS CON PESTICIDAS TRABAJAN COMO BANDERAS HUMANAS. ____
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Los niños fumigados de a soja

ARGENTINA: Norte de la provincia de Santa Fe Diario La Capital. Las Petacas, Santa Fe, 29 septiembre 2006

El viejo territorio de La Forestal, la empresa inglesa que arrasó con el quebracho colorado, embolsó millones de libras esterlinas en ganancias, convirtió bosques en desiertos, abandonó decenas de pueblos en el agujero negro de la desocupación y gozó de la complicidad de administraciones nacionales, provinciales y regionales durante más de ochenta años.

Las Petacas se llama el exacto escenario del segundo estado argentino donde los pibes son usados como señales para fumigar.

Chicos que serán rociados con herbicidas y pesticidas mientras trabajan como postes, como banderas humanas y luego serán reemplazados por otros.

Primero se comienza a fumigar en las esquinas, lo que se llama 'esquinero'.
Después, hay que contar 24 pasos hacia un costado desde el último lugar donde pasó el 'mosquito', desde el punto del medio de la máquina y pararse allí', dice uno de los pibes entre los catorce y dieciséis años de edad.

El 'mosquito' es una máquina que vuela bajo y 'riega' una nube de plaguicida.

Para que el conductor sepa dónde tiene que fumigar, los productores agropecuarios de la zona encontraron una solución económica: chicos de menos de 16 años, se paran con una bandera en el sitio a fumigar..

Los rocían con 'Randap' y a veces '2-4 D' (herbicidas usados sobre todo para cultivar soja). También tiran insecticidas y mata yuyos. Tienen un olor fuertísimo.

'A veces también ayudamos a cargar el tanque. Cuando hay viento en contra nos da la nube y nos moja toda la cara', describe el niño señal, el pibe que será contaminado, el número que apenas alguien tendrá en cuenta para un módico presupuesto de inversiones en el norte santafesino.
No hay protección de ningún tipo.

Y cuando señalan el campo para que pase el mosquito cobran entre veinte y veinticinco centavos la hectárea y cincuenta centavos cuando el plaguicida se esparce desde un tractor que 'va más lerdo', dice uno de los chicos.

'Con el 'mosquito' hacen 100 o 150 hectáreas por día. Se trabaja con dos banderilleros, uno para la ida y otro para la vuelta. Trabajamos desde que sale el sol hasta la nochecita. A veces nos dan de comer ahí y otras nos traen a casa, depende del productor', agregan los entrevistados.
Uno de los chicos dice que sabe que esos líquidos le puede hacer mal: 'Que tengamos cáncer', ejemplifica. 'Hace tres o cuatro años que trabajamos en esto. En los tiempos de calor hay que aguantárselo al rayo del sol y encima el olor de ese líquido te revienta la cabeza.

A veces me agarra dolor de cabeza en el medio del campo. Yo siempre llevo remera con cuello alto para taparme la cara y la cabeza', dicen las voces de los pibes envenenados.
-Nos buscan dos productores.
Cada uno tiene su gente, pero algunos no porque usan banderillero satelital.
Hacemos un descanso al mediodía y caminamos 200 hectáreas por día.
No nos cansamos mucho porque estamos acostumbrados.

A mí me dolía la cabeza y temblaba todo. Fui al médico y me dijo que era por el trabajo que hacía, que estaba enfermo por eso', remarcan los niños.

El padre de los pibes ya no puede acompañar a sus hijos. No soporta más las hinchazones del estómago, contó. 'No tenemos otra opción. Necesitamos hacer cualquier trabajo', dice el papá cuando intenta explicar por qué sus hijos se exponen a semejante asesinato en etapas.

La Agrupación de Vecinos Autoconvocados de Las Petacas y la Fundación para la Defensa del Ambiente habían emplazado al presidente comunal Miguel Ángel Battistelli para que elabore un programa de erradicación de actividades contaminantes relacionadas con las explotaciones agropecuarias y el uso de agroquímicos.

No hubo avances.
Los pibes siguen de banderas.

Es en Las Petacas, norte profundo santafesino, donde todavía siguen vivas las garras de los continuadores de La Forestal.
Fuente: Diario La Capital, Rosario, Argentina

CHICOS ROCIADOS CON PESTICIDAS TRABAJAN COMO BANDERAS HUMANAS.

____



Huertos / Ecología / Soberanía alimentaria / Referencias
Foto
Ver
Beneficios de los arboles
Ver
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Ver completo
ECOLOGíA / Vientos
Ver
Huertos / Maíz y Eucalipto
Ver
Huertos; Calabaza y frijol
Ver
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Ver
Soberanía alimentaria
Ver
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
Ver
Soja, basura transgénica y Argentina

Describe aquí otra afición.

Foto