1. El folclor que yo respeto es el que honra mi animalidad, esto es, mi zorrez, mi 'doble', o mi 'guenda'. Dicho poéticamente, mi zorrez significará vitalidad y resistencia, poder y sigilo.. 2. Entanto tenga consciencia a partir de la carne y mis huesos, tendré la memoria latente del animal que somos. Yo bendecité a mi bestia. 3. Si la educación servirá para algo iiluminador y conscientivo que sea para reconocer cuando, o por qué, o si es cierto que la inteligencia animal dejó de ser útil. 4. Las exaltadas subjetividades nos acercan al animal bravo y violento; las profundas, al animal tranquilo. 5. Todo que lo que castre a un animal. o lo acose o provoque en aras de asesinarlo, debe ser considerado lo que llamamos «civilización». 6. Si la cultura fuese zorruna, en el sentido poético de amparar la vitalidad y abrir los prospectos de resistencia al hombre, yo amitiría públicamente la plenitud de mi zorrería y podría ser el más sociable de los hombres. 7. En las condiciones que valoro, presentes en mi ambiente, el zorro me enseña lo que ya no puede el hombre. 8. Lo mejor de mi soledad es zorruno. Y es una ética en sí y para sí. 9. El zorro, si cumplió bien con su gramática parda, una vez que medita, muerde. 10. Callar es una forma de saberse con los dientes molidos a palos y ser cómplice, una modadlidad de anemia moral. 11. Cada vez que me siento valiente, en lo más oscuro de la condición humana que amenaza, el silencio de un zorro me anima. 12. Las valentías públicas son más alarde que consciencia. 13. El callar del zorro es más profundo que la cultura parlanchina. 14. Para conocer el guenda, o ese animal que somos, hay que sentirse rechazado y verse en el espejo de cada criatura amenazada o en peligro de extinción. 15. A menudo el ruido de los poetas tiene poco que ver con poesía, así como el ruido de los educadores, poco o nada con la tarea de hacer el mundo vivible y cognoscible. 16. Más vale la grámarica parda del hombre zorruno que el intelecto de los nihilistas posmodernos. 17. Si soy zoolátrico, es por gratitud. Mas honestamente dicho no soy zoolátrico. Sólo observador. 18. A muchos de los animales domesticados los sojuzgó por siglos nuestra propia maldad y para conveniencia dominialista. 19. Mi zorrez no me pertenece como una cosa. Es memoria de amistad pura e indomesticada. Viene a decir que resista y, si es necesario, que muerda. 20. Nunca pedí una mascota. Yo tenía un zorro dentro. 21. No sólo en la infancia, durante la vida entera, uno necesita un zorro. Si los niños, en cualquier rincón del Tercer Mundo. volviesen a orar pidiendo el fin de atropellos y el castigo a los explotadores, como cuando se escuchó a los niños de Tebas, los dioses envirían su versión del zorro Teumesio, el incapturable. 22. La infancia es el tiempo de prueba para la zorrez; en necesidad de sucesivas y pequeñas victorias en las pruebas, se me armó de carlancas. 23. Como ciclo inicial, la infancia nos embellece con dulzura e indefensión. La belleza es un collar con pinchos, hirientes e inhabilitadores, alrededor del cuello. Una carlanca. 24. Si a la mansedumbre se domestica, como se domeña al perro para que obedezca, la dulzura se pierde. 25. Todos hemos vivido la desagradable sensación de estar indefensos y recibir el primer trago amargo que nos lacta. Nos siempre viene una bicha apiadante a darnos de su leche más dulce en los derredores de las colinas de Roma. 26. Para protegerme de los depredadores, el zorro me puso una carlanca en el corazón. 27.¿Quién es el ser más depredatorio sino el hombre? 28. A la edad de 8 años, en la Escuela Ramón María Torres, dos zorritas curiosas, meras cachorrillas, quisieron divertirse con mis vulnerabilidades. Una me metió su dedo del corazón en la boca, con un gesto humillante. «Este es un niño bobo», dijo. Mas, antes que lo intentara otra vez, el zorro me había puesto una carlanca y se hizo zorrera en mi corazón y la segunda vez, el dedo de ella salió corrido de mi boca con pánico. El zorro me dijo: «Múerdela» y lo hice. «Que nadie te vea la cara de pendejo dos veces». 29. Un día, sin tu permiso, te meten el dedo en la boca; si lo permites como burla de tu dignidad, mañana puede que te metan el dedo en el culo. 30. Tarea de poeta: elaboración de carlancas. 31. En antaño, <em>carlanco</em> equivalía a lobo selvático y agresivo.. Cuando más temible que el lobo es ya el hombre mismo, una lobera es una protección, no contra los lobos, o los cánidos depredadores. La 'carlanca' o lobera es la protección contra los hostigados, su virtud y su vitalidad. Las carlancas mientan la resistencia en defensa de los buenos instintos que sofoca el hombre con su civilización. 32. Tengo una lobera por espíritu y una carlanca por canción. 33. Del viejo folclor egipcio, no queda un animal o entelequia capaz de comunicarse con ángeles o demonios. O el Thaloc, que roba robar alma humana, es una civilización petrolera. De la vieja Europa precristiana, ya no hay adoraciones durante los solsticios de primavera e invierno para el zorro. Hay aniquilamientos en nombre del dominio de un Don Nadie más bestial que los perros más bravos y los zorros má sagaces. Los dioses de los bosques, montañas y verdes praderas, ya no tienen aliados humanos. Se ha dejado de creer en la fertilidad y sólo hay dioses de la ganancia y el estupro hedónico y consumista. 34. Cuando escuchen truenos y relámpagos, digan el poeta, como un zorro de fuego, se acerca. 35. En las noches, mis ojos brillan como auroras boreales. 36. La única mujer peligrosa y seductora que daña al género humano no una zorra ni un zorro que se transforma en ella; es la mujer humana que daña al hombre-zorruno. 37. Hay una prostitición colectiva que en nada concierne a un zorro: el instinto de manada de casi todas las bestias. A diferencia de los casi todo los cánidos y de los seres humanos, los zorros rehuyen las manadas. Son solitarios al cazar su alimento y su presa. 38. Un hombre genuinamente solitario, precavido ante sus semejantes, es más zorro que hombre. 39. En el capitalismo, la inmensa mayoría de los seres humanos se adapta como mascota a la burocracia, la forma de manada más sofisticada. 40. Cuando te inviten a las manadas, ténlo por seguro, te exhortan a tu aniquilación. Te entrampan. 41. El único partido en que creo es mi fenotipo. La única tradición, la de Faustolo. 42. Ningún zorro, que se precie como tal, se alimentará del alma de los seres humanos. Esos son cuentos chinos. No lo hará ni por extender su breve vida más allá de los tres años que dura. Bendita sea la zorra-madre que lo parió y la cautela zorreada que lo salva. El no necesita nada más. 43. El lenguaje de un zorro-poeta tiene su propio pantano nutricio y forja sus pezuñas con sus pisadas de vulpeja. Estas son sus verdades y la arcilla de lícuos pezones, su sustento. 44. ¿Quién te coloca al cuello una carlanca protectiva? Díme quién te da el verso, si no es quien te ama... 45. Cuando sales del territorio natural de tu pantano nutricio, prepárate para conocer la hostilidad, la burla, la intolerancia y la escasez. 46. Bendice tu zorreada en la cercanía de tu pantano, aunque huelas a zorrillo. 47. Más vale el perfume de lo propio, que la exquisita sobaquina de los extraños. 48. Hay una mansa dulzura en la indefensión cuando te acuna quien te ama. 49. Bendito sea el ser salvaje que me da naturaleza. Y la cueva entre malezas que llamé mi casa y el olor de pelambre, que he llamado mi refugio. 50. El rostro de lo bello nos los dio la mansa dulzura de la indefensión; pero, a menudo. Dulzura e indefensión se van con los años y la ausencia. En el peor de los casos, queda la indefensión. 51. Cuando no tienes a qué llamar casa o madriguera, quedas en manos de extraños. Tu cotidianidad se vuelve indefensión y vulnerabilidad. 52. <em>Extraño:</em> El que desfigura tu belleza y no siente por tí ninguna simpatía. 53. 'Depredador': El extraño que te extingue. 54. Los gozos no son promesas verbalizadas. Son triunfos de la maña sobre el músculo. 55. Ser lobo es tan fácil. Los músculos y la violencia te facilitan el camino a la sobrevivencia. Entre los depredadores, junto al león y al tiburón, pueden jactarse de su omnipotencia; pero, la victoria que depende de sabiduría, habilidad e ingenio, es zorruna y tiene su proceso peculiar, que no es el mero ataque sangriento ni la complicidad en manadas. 56. 'Poder: El disfrute de la autenticidad. 57. 'Instinto': Armonizarse con la carlanca protectiva. 58. Sigilo: Preservar la carlanca. 59. El problema de las bestias es que cualquier rival depredador le engaña, accediendo ellas a que les pongan un cascabel como estrategema para devorarlas, domesticarlas y sujetarlas a esclavitud. 60. ¿Quién pondrá el cascabel gato? Que la carlanca que te pongan no sea manifestacióm visible, cualquiera sea el genotipo. Mantén tu caralanca en invisible silencio. Que sepan de tu morfología observable; pero no de tus propiedades bioquímicas. Evita al que explora en tu fisiología, con mano intrusa y házlles tu comportamiento impredecible. 61. 'Carlanca': En un determinado ambiente, los cazadores dominialistas están pendientes a cada expresión del genotipo y si husmean el fenotipo del zorro negligente, como el de cualquier otra bestia, te tendrán en sus manos agresoras. 62. Es inevitable que se conozcan los rasgos físicos; pero una carlanca fenotípica es también la conducta. Cuídala como un tesoro. Proteje la oreja y el cuello de cualquier cascabel. El hombre tatuado y cascabelero es prácticamente un castrado. 63. Haz tu espíritu como una carlanca: enzima que nadie observa de tu fenotipo. 64. Guárdate los secretos como la identidad de tus alelos. Sé mágico y polifénico en la medida que puedas. Los castrados, plenamente identicados por sus fenotipos, no tienen gramática parda. Escribe sus textos predecibles en el ambientes de sus adversarios y el ego social los atrapa. 65. El rostro de lo bello que hay en tí lo da la mansa dulzura de la indefensión; el tesoro callado de tu fenotipo. Si una bicha zorruna te dio las carlancas, no dejes que el bisturí del castrador, o el pincel del tatuador, te rotule. Tener un cascabel al cuello y la muerte del gato. 66. Un zorro sin carlancas es un zorro genotípico. Un Don Nadie. 67. Por desgracia, ya no abundan los hombres zorrunos. Los fenotipos de los zorros son productos observados y extendidos. Hoy el astuto y el inteligente carece de magia. Se mezcló con la manada de los entes genotípicos. Ya no es viajero en las sombras del crepúsculo. Hay cualquier listillo se llama Zorro y niega el pantano nutricio y a la madre zorra que lo parió. 68. La poesía de la conformidad suele ser un pastel muy decorado, con muy poca dopamina por azúcar. Un producto pegajoso. Con razón, hay tantas moscas sobre él. Y los presuntos sagaces son zorros en el banquete. 69. El zorro verdadero prefiere alimentarse de un saltamontes. 70. En un pastel decorado, con el nombre de poema, se oculta un rata pudrida. 71. ¿Quién prefiere una rata saprógena por alimento si la puede cazar viva? 72. La decadencia del zorro comenzó cuando fue llamado el «gran intermediario» entre el mundo de los espíritus y el mundo material. O comunicador entre las almas de los vivos y las de los muertos. 73. La fama de listillo necesario se consumó como símbolo lo de la vida salvaje y la diplomacia. 74. Está bien que el hombre sea ágil y encantador en la selva verdadera; pero en la selva de la civilización, si el hombre es zorruno, la diplomacia es una trampa y lo encantador una debilidad del carácter. 75. Maniobrar en la oscuridad, o en las horas crepusculares del amanecer, ¿para quién es útil cuando se va en compañía de una manada de depredadores y se le ha vendido a ella el alma por monedas? 78. ¿Que hay un espíritu maligno llamado Kyûbi o Zorro de nueve colas? ¿Que Naruto lo tiene dentro de sí? Sabrá Naruto y su autor que del zorro que hablo, como dentro de mí, él sabe poco. No hay vícunculos. Tampoco creo en Zorras con dos rabos. 79. La Naturaleza, o sus pantanos nutricios, son los que ponen límites a la fantasía y creo que hay criaturas esencialmente nocturnas, alma de zorro, por ejemplo; pero, ¿qué necesidad real hay de un zorro / kitsune / de nueve colas? ¿O de un hombre con diez penes en la espalda y otros tantos vulvas en el estómago o las rodillas? 80. En el 'furry fandom', todo capricho se elucubra. No en la naturaleza. 81. En mi experiencia, mi presa es un poema que puedo cazar en la soledad. 82. La técnica de salto sobre el poema la aprendí desde edad muy temprana, pero, perfeccionarla, me ha llevado a estrellarme de pecho sobre la palabraría. 83. Una intuición es la capacidad de aprehender y matar a una presa raudamente. Sólo puede ser veloz en la soledad. Demasiada luz deslumbra y enlentece. 84. Por fortuna, me puedo identificar con un zorro. Para ser, lobo, chacal o un perros de caza son demasiado pequeño. 85. Prefiero comer frutas y bayas a clavar mis dientes sobre mi prójimo; pero no renuncio a morder en defensa propia. 86. Hocico fino mis labios para el poema; espesa cola, mi memoria y collar con pinchos o agujas punzantes para evitar los mordiscos, mi carlanca fenotípica, el acervo. 87. Más vale maña que fuerza; más vale zorro que matarife armado. 88. Más vale zorro flaco, que mastodonte idiota. 89. Aunque mi primo sea un coyote (que pueda cruzarme allende a mi fronteras); prefiero viajar solo que mal acompañado. 90. En un hemisferio en crisis, los coyotes son los banqueros de Londres y las líneas ferroviarias de Meiggs que han entrado a los Andes. Todo sueño de progreso que pueda tener un zorro queda en suspenso por acción de su primo, el Coyote listo del imperialismo.
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Carlancas / Aforismos / Folclor

1. El folclor que yo respeto es el que honra mi animalidad, esto es, mi zorrez, mi 'doble', o mi 'guenda'. Dicho poéticamente, mi zorrez significará vitalidad y resistencia, poder y sigilo..

2. Entanto tenga consciencia a partir de la carne y mis huesos, tendré la memoria latente del animal que somos. Yo bendecité a mi bestia.

3. Si la educación servirá para algo iiluminador y conscientivo que sea para reconocer cuando, o por qué, o si es cierto que la inteligencia animal dejó de ser útil.

4. Las exaltadas subjetividades nos acercan al animal bravo y violento; las profundas, al animal tranquilo.

5. Todo que lo que castre a un animal. o lo acose o provoque en aras de asesinarlo, debe ser considerado lo que llamamos «civilización».

6. Si la cultura fuese zorruna, en el sentido poético de amparar la vitalidad y abrir los prospectos de resistencia al hombre, yo amitiría públicamente la plenitud de mi zorrería y podría ser el más sociable de los hombres.

7. En las condiciones que valoro, presentes en mi ambiente, el zorro me enseña lo que ya no puede el hombre.

8. Lo mejor de mi soledad es zorruno. Y es una ética en sí y para sí.

9. El zorro, si cumplió bien con su gramática parda, una vez que medita, muerde.

10. Callar es una forma de saberse con los dientes molidos a palos y ser cómplice, una modadlidad de anemia moral.

11. Cada vez que me siento valiente, en lo más oscuro de la condición humana que amenaza, el silencio de un zorro me anima.

12. Las valentías públicas son más alarde que consciencia.

13. El callar del zorro es más profundo que la cultura parlanchina.

14. Para conocer el guenda, o ese animal que somos, hay que sentirse rechazado y verse en el espejo de cada criatura amenazada o en peligro de extinción.

15. A menudo el ruido de los poetas tiene poco que ver con poesía, así como el ruido de los educadores, poco o nada con la tarea de hacer el mundo vivible y cognoscible.

16. Más vale la grámarica parda del hombre zorruno que el intelecto de los nihilistas posmodernos.

17. Si soy zoolátrico, es por gratitud. Mas honestamente dicho no soy zoolátrico. Sólo observador.

18. A muchos de los animales domesticados los sojuzgó por siglos nuestra propia maldad y para conveniencia dominialista.

19. Mi zorrez no me pertenece como una cosa. Es memoria de amistad pura e indomesticada. Viene a decir que resista y, si es necesario, que muerda.

20. Nunca pedí una mascota. Yo tenía un zorro dentro.

21. No sólo en la infancia, durante la vida entera, uno necesita un zorro. Si los niños, en cualquier rincón del Tercer Mundo. volviesen a orar pidiendo el fin de atropellos y el castigo a los explotadores, como cuando se escuchó a los niños de Tebas, los dioses envirían su versión del zorro Teumesio, el incapturable.

22. La infancia es el tiempo de prueba para la zorrez; en necesidad de sucesivas y pequeñas victorias en las pruebas, se me armó de carlancas.

23. Como ciclo inicial, la infancia nos embellece con dulzura e indefensión. La belleza es un collar con pinchos, hirientes e inhabilitadores, alrededor del cuello. Una carlanca.

24. Si a la mansedumbre se domestica, como se domeña al perro para que obedezca, la dulzura se pierde.

25. Todos hemos vivido la desagradable sensación de estar indefensos y recibir el primer trago amargo que nos lacta. Nos siempre viene una bicha apiadante a darnos de su leche más dulce en los derredores de las colinas de Roma.

26. Para protegerme de los depredadores, el zorro me puso una carlanca en el corazón.

27.¿Quién es el ser más depredatorio sino el hombre?

28. A la edad de 8 años, en la Escuela Ramón María Torres, dos zorritas curiosas, meras cachorrillas, quisieron divertirse con mis vulnerabilidades. Una me metió su dedo del corazón en la boca, con un gesto humillante. «Este es un niño bobo», dijo. Mas, antes que lo intentara otra vez, el zorro me había puesto una carlanca y se hizo zorrera en mi corazón y la segunda vez, el dedo de ella salió corrido de mi boca con pánico. El zorro me dijo: «Múerdela» y lo hice. «Que nadie te vea la cara de pendejo dos veces».

29. Un día, sin tu permiso, te meten el dedo en la boca; si lo permites como burla de tu dignidad, mañana puede que te metan el dedo en el culo.

30. Tarea de poeta: elaboración de carlancas.

31. En antaño, <em>carlanco</em> equivalía a lobo selvático y agresivo.. Cuando más temible que el lobo es ya el hombre mismo, una lobera es una protección, no contra los lobos, o los cánidos depredadores. La 'carlanca' o lobera es la protección contra los hostigados, su virtud y su vitalidad. Las carlancas mientan la resistencia en defensa de los buenos instintos que sofoca el hombre con su civilización.

32. Tengo una lobera por espíritu y una carlanca por canción.

33. Del viejo folclor egipcio, no queda un animal o entelequia capaz de comunicarse con ángeles o demonios. O el Thaloc, que roba robar alma humana, es una civilización petrolera. De la vieja Europa precristiana, ya no hay adoraciones durante los solsticios de primavera e invierno para el zorro. Hay aniquilamientos en nombre del dominio de un Don Nadie más bestial que los perros más bravos y los zorros má sagaces. Los dioses de los bosques, montañas y verdes praderas, ya no tienen aliados humanos. Se ha dejado de creer en la fertilidad y sólo hay dioses de la ganancia y el estupro hedónico y consumista.

34. Cuando escuchen truenos y relámpagos, digan el poeta, como un zorro de fuego, se acerca.

35. En las noches, mis ojos brillan como auroras boreales.

36. La única mujer peligrosa y seductora que daña al género humano no una zorra ni un zorro que se transforma en ella; es la mujer humana que daña al hombre-zorruno.

37. Hay una prostitición colectiva que en nada concierne a un zorro: el instinto de manada de casi todas las bestias. A diferencia de los casi todo los cánidos y de los seres humanos, los zorros rehuyen las manadas. Son solitarios al cazar su alimento y su presa.

38. Un hombre genuinamente solitario, precavido ante sus semejantes, es más zorro que hombre.

39. En el capitalismo, la inmensa mayoría de los seres humanos se adapta como mascota a la burocracia, la forma de manada más sofisticada.

40. Cuando te inviten a las manadas, ténlo por seguro, te exhortan a tu aniquilación. Te entrampan.

41. El único partido en que creo es mi fenotipo. La única tradición, la de Faustolo.

42. Ningún zorro, que se precie como tal, se alimentará del alma de los seres humanos. Esos son cuentos chinos. No lo hará ni por extender su breve vida más allá de los tres años que dura. Bendita sea la zorra-madre que lo parió
y la cautela zorreada que lo salva. El no necesita nada más.

43. El lenguaje de un zorro-poeta tiene su propio pantano nutricio y forja sus pezuñas con sus pisadas de vulpeja. Estas son sus verdades y la arcilla de lícuos pezones, su sustento.

44. ¿Quién te coloca al cuello una carlanca protectiva? Díme quién te da el verso, si no es quien te ama...

45. Cuando sales del territorio natural de tu pantano nutricio, prepárate para conocer la hostilidad, la burla, la intolerancia y la escasez.

46. Bendice tu zorreada en la cercanía de tu pantano, aunque huelas a zorrillo.

47. Más vale el perfume de lo propio, que la exquisita sobaquina de los extraños.

48. Hay una mansa dulzura en la indefensión cuando te acuna quien te ama.

49. Bendito sea el ser salvaje que me da naturaleza. Y la cueva entre malezas que llamé mi casa y el olor de pelambre, que he llamado mi refugio.

50. El rostro de lo bello nos los dio la mansa dulzura de la indefensión; pero, a menudo. Dulzura e indefensión se van con los años y la ausencia. En el peor de los casos, queda la indefensión.

51. Cuando no tienes a qué llamar casa o madriguera, quedas en manos de extraños. Tu cotidianidad se vuelve indefensión y vulnerabilidad.

52. <em>Extraño:</em> El que desfigura tu belleza y no siente por tí ninguna simpatía.

53. 'Depredador': El extraño que te extingue.

54. Los gozos no son promesas verbalizadas. Son triunfos de la maña sobre el músculo.

55. Ser lobo es tan fácil. Los músculos y la violencia te facilitan el camino a la sobrevivencia. Entre los depredadores, junto al león y al tiburón, pueden jactarse de su omnipotencia; pero, la victoria que depende de sabiduría, habilidad e ingenio, es zorruna y tiene su proceso peculiar, que no es el mero ataque sangriento ni la complicidad en manadas.

56. 'Poder: El disfrute de la autenticidad.

57. 'Instinto': Armonizarse con la carlanca protectiva.

58. Sigilo: Preservar la carlanca.

59. El problema de las bestias es que cualquier rival depredador le engaña, accediendo ellas a que les pongan un cascabel como estrategema para devorarlas, domesticarlas y sujetarlas a esclavitud.

60. ¿Quién pondrá el cascabel gato? Que la carlanca que te pongan no sea manifestacióm visible, cualquiera sea el genotipo. Mantén tu caralanca en invisible silencio. Que sepan de tu morfología observable; pero no de tus propiedades bioquímicas. Evita al que explora en tu fisiología, con mano intrusa y házlles tu comportamiento impredecible.

61. 'Carlanca': En un determinado ambiente, los cazadores dominialistas están pendientes a cada expresión del genotipo y si husmean el fenotipo del zorro negligente, como el de cualquier otra bestia, te tendrán en sus manos agresoras.

62. Es inevitable que se conozcan los rasgos físicos; pero una carlanca fenotípica es también la conducta. Cuídala como un tesoro. Proteje la oreja y el cuello de cualquier cascabel. El hombre tatuado y cascabelero es prácticamente un castrado.

63. Haz tu espíritu como una carlanca: enzima que nadie observa de tu fenotipo.

64. Guárdate los secretos como la identidad de tus alelos. Sé mágico y polifénico en la medida que puedas. Los castrados, plenamente identicados por sus fenotipos, no tienen gramática parda. Escribe sus textos predecibles en el ambientes de sus adversarios y el ego social los atrapa.

65. El rostro de lo bello que hay en tí lo da la mansa dulzura de la indefensión; el tesoro callado de tu fenotipo. Si una bicha zorruna te dio las carlancas, no dejes que el bisturí del castrador, o el pincel del tatuador, te rotule. Tener un cascabel al cuello y la muerte del gato.

66. Un zorro sin carlancas es un zorro genotípico. Un Don Nadie.

67. Por desgracia, ya no abundan los hombres zorrunos. Los fenotipos de los zorros son productos observados y extendidos. Hoy el astuto y el inteligente carece de magia. Se mezcló con la manada de los entes genotípicos. Ya no es viajero en las sombras del crepúsculo. Hay cualquier listillo se llama Zorro y niega el pantano nutricio y a la madre zorra que lo parió.

68. La poesía de la conformidad suele ser un pastel muy decorado, con muy poca dopamina por azúcar. Un producto pegajoso. Con razón, hay tantas moscas sobre él. Y los presuntos sagaces son zorros en el banquete.

69. El zorro verdadero prefiere alimentarse de un saltamontes.

70. En un pastel decorado, con el nombre de poema, se oculta un rata pudrida.

71. ¿Quién prefiere una rata saprógena por alimento si la puede cazar viva?

72. La decadencia del zorro comenzó cuando fue llamado el «gran intermediario» entre el mundo de los espíritus y el mundo material. O comunicador entre las almas de los vivos y las de los muertos.

73. La fama de listillo necesario se consumó como símbolo lo de la vida salvaje y la diplomacia.

74. Está bien que el hombre sea ágil y encantador en la selva verdadera; pero en la selva de la civilización, si el hombre es zorruno, la diplomacia es una trampa y lo encantador una debilidad del carácter.

75. Maniobrar en la oscuridad, o en las horas crepusculares del amanecer, ¿para quién es útil cuando se va en compañía de una manada de depredadores y se le ha vendido a ella el alma por monedas?

78. ¿Que hay un espíritu maligno llamado Kyûbi o Zorro de nueve colas? ¿Que Naruto lo tiene dentro de sí? Sabrá Naruto y su autor que del zorro que hablo, como dentro de mí, él sabe poco. No hay vícunculos. Tampoco creo en Zorras con dos rabos.

79. La Naturaleza, o sus pantanos nutricios, son los que ponen límites a la fantasía y creo que hay criaturas esencialmente nocturnas, alma de zorro, por ejemplo; pero, ¿qué necesidad real hay de un zorro / kitsune / de nueve colas? ¿O de un hombre con diez penes en la espalda y otros tantos vulvas en el estómago o las rodillas?

80. En el 'furry fandom', todo capricho se elucubra. No en la naturaleza.

81. En mi experiencia, mi presa es un poema que puedo cazar en la soledad.

82. La técnica de salto sobre el poema la aprendí desde edad muy temprana, pero, perfeccionarla, me ha llevado a estrellarme de pecho sobre la palabraría.

83. Una intuición es la capacidad de aprehender y matar a una presa raudamente. Sólo puede ser veloz en la soledad. Demasiada luz deslumbra y enlentece.

84. Por fortuna, me puedo identificar con un zorro. Para ser, lobo, chacal o un perros de caza son demasiado pequeño.

85. Prefiero comer frutas y bayas a clavar mis dientes sobre mi prójimo; pero no renuncio a morder en defensa propia.

86. Hocico fino mis labios para el poema; espesa cola, mi memoria y collar con pinchos o agujas punzantes para evitar los mordiscos, mi carlanca fenotípica, el acervo.

87. Más vale maña que fuerza; más vale zorro que matarife armado.

88. Más vale zorro flaco, que mastodonte idiota.

89. Aunque mi primo sea un coyote (que pueda cruzarme allende a mi fronteras); prefiero viajar solo que mal acompañado.

90. En un hemisferio en crisis, los coyotes son los banqueros de Londres y las líneas ferroviarias de Meiggs que han entrado a los Andes. Todo sueño de progreso que pueda tener un zorro queda en suspenso por acción de su primo, el Coyote listo del imperialismo.




Foto

DEL ZORRO Y SUS CARLANCAS / POEMARIO

* * *

ECHANDO AL INTRUSO

Hay que urdir en secreto,
privadamente,
el modo de echarlos de los predios.

Impugnar la cercanía del intruso
que muerde la sustancia
más propia y anhelada
de los sueños con negligencia de truhán.

Me han herido
cuando el ladrido comienza
y callo porque nadie responde.
Cierro mi libro cuando les veo que llegan.

Mi canto continúo cuando ya están lejos.
Voy al exilio más oscuro, más desconocido,
cuando vienen con quincalla de espejuelos
y trance de alabanza y falsas bendiciones.

12-7-1995

*

EL RUIDO DE LAS COMADRES

Te quitaría los sonidos de la boca, la garganta,
la noción de que oyes y que hablas. Sin embargo,
es tan poco lo que escuchas; es tan pobre
lo que dices... que no... ¡mejor quédatelas!

No soportaría muchas chachalacas
y te ahogaría en ellas, al decirlas.
Ere sólo un grajido de rumores,
eco de los gritos de sirenas,
ruido mundanal de tus comadres.

*

NUEVOS ESCARABAJOS

Se trata de mostrar que aquello que es dominado desborda y constituye lo que domina: Jacques Derrida</strong>

Son subalternos engañados por este devenir
de decadencia; son pedales de gasolina
acelerando la propia permisividad
de sombra / deterioro, luz raída.
Choque aparatoso, aniquilante.

Jactanciosos de estrellarse en el carajo.
Sobrepasan el límite que lee: Jódase
y, ciertamente, se joden, van anómalamente
a la obediencia, no importa un vínculo,
son subalternos engañados
aunque quieran ser excepcionales
(la lucidez hecha estrellitas en el ego).

Son unos pateados en el culo,
masoquistas, narcisados,
por la aviada de una escribiduría
que no es puente para que suba otro
y le ofrezca su mano o su abrazo
o lo que sea.

Estos nuevos coprófagos de ecolalia
tienen su no-existencia, su charlatanería:
son áridos, dispersos, dislocados.
seres de alcantarillas,
sombras de escarabajos.

3-13-2004

*

LA CUEVA DE CLEANTES

Cleantes, estoico entre los solitarios,
muele el trigo. Su estampa es triste
en Assos y en Atenas. Amarga es
en el mundo por los siglos.

¿Qué está diciendo el hombre bueno
que habita en la profunda cueva?
¿Qué hogar reclama o tiene
sino el lóbrego mundo y el silencio?

¿De qué vale la vida productiva,
tornada en ese encierro pordiosero?
¿De qué? ... el festejo de la ciencia
que clama ¡civilizo!, doy progreso,
gesto la técnica que conjura tempestades?

¿De qué vale la norma que fija sus ciudades
en costumbres si el hombre está soñando
al lado de la araña y la mabinga,
próximo al escorpión que hiede la miseria,
heresiarca fiel de lo oscuro?

¿Cómo el Himno a Zeus ha de ser gozo
cómo ajusticiar con las fases dialécticas
del canto el orden del futuro?

Solitario está, deprimido, estoico,
en la Cueva de Cleantes, el filósofo.
¿Cuál es la desgracia pergeñada
en el molino de tu pena, sucesor
de Zenón, buscador de catharsis, silencioso?
¿Qué dolor está contigo que me duele?

7-12-1989

*

LOS NIHILISTAS

El nihilismo está aquí.
Nunca toqué a sus puertas;
ellos sí. Con miserables disimulos
pidieron que llorase por aquellos extravíados
de alas rotas y evangelio vacío, desmemoriados que cayeron a tierra
(sin el mínimo del ser soteriológico).

Caídos o arrojados, quedaron maltrechos
y burlados sus caballos y el auriga
por la senda del kairós, tiempo oportuno,
y poco a poco se mecieron en olvido,
en pasado destituidor-destituyente
y descreyeron todo, hasta el buen caballo
que alguna vez fueronj, por rom¦nticos.

Ahora son los muy publicitados
por su deterioro y su propio hedonismo,
su circo egoico,
su voluntario escarnio.

Con gozo discontínuo,
se recompensa el fracasado y el cínico.

*

NO PROMETI PARAISOS

A ninguno prometí paraísos.
Sólo tiempo, el mejor de los tiempos, Kairós.
Más allá de los huesos pelados
y la cal de las tumbas,
sólo invité a vivir,
vivan, vivan y regresen
con una meta objetiva, les dije.
Vuelvan al mundo, con cauteloso olvido
de lo-sido, pero sin saldo inmundo.

*

'Novus Ordo Seclorum'

El nihilismo está aquí, exactamente
entre Marx y Rockefeller, en lema declarado
Novus Ordo Seclorum, en 'continuum'
donde el fundamentalismo prohija
sus ladrones bajo abrigos de coseidad
y las sabandijas salen
de los escondites a sumarse al simposium,
maldicen a Darwin, a Marx, a Freud,
mas no son órfico-platónicos, no creen
en nadie, siendo los Nadie mismos y su Don,
no creen en nada, sólo en los alacranes.

No conocen el reino del Ser, no agradecen
la Madre que los nutre, se amarran
los ovarios en el alma, se depilan los chochos en reinos de calvice,
pero ¡qué discursos universalizantes!
son los suyos:
sostén y encumbramiento del dominio
de los otros y el lobo
cada vez más lobo para el hombre.

*

ESCATOLOGICOS

Los nihilistas dijeron que, en medio del combate
del capital y la cultura, serán cuasi felices,
bajo la espesura de reinos de escatalogía.

Aventolados por el luto crecerá su germen,
creador de lo infecto en elcaos de las nociones.
Sea en la universalidad y o en etnias tendrán
sus seguidores, polarizarán los disensos.

Ocultarán las reconsideraciones.
Matarán la historia antes de ellos mismos
convertirse en cadáveres.

Escupirán las sendas perdidas, alternativas,
raíces, normativas despreciadas
del historiarse-humano.
No creerá en Nada ni en Nadie.

*

LA NUEVA ULTRADERECHA

Samuel Huntington pidió que se instinguen
los choques de civilizaciones. La nueva ultraderecha, docta, fideísta, criminal, mataría con lluvia ácida,
a falta del láser de Luke Skywalkwer.

Crearán las celdas clandestinas, Guantánamos, campos de tortura,
espionajes domésticos.
George W. Bush, Jr. y sus fariseos rezarán
a fin de mentir y arrojar bombas, chantajear,
amenazar y acallantar naciones.

A todo lo llamarán<em> World Security,
seguridad interna.

8-5-1998

*

NO HABRA INDEPENDENCIA JURIDICA

No habrá independencia jurídica,
libertad real
ni embeleco que valga, Puerto Rico,
sin amor puro por el fuego que ofrezco.
La patria muere en las orillas
de tu playa con piratas subterráneos.

¡Cómo se multiplican! Son una plaga.
¡Extérnalos, sin el olvido del tráfico óntico
que los distribuye y los intensifica en la tarea de morder tus entrañas!
¡Ensáñate de veras!
¡Velos cual son! Buitres, pirañas, camaleones, sangüijuelas, vampiros, piojos de La Colchoneta, aliancistas del imperialismo, barbosistas, pitiyankis
sin querencias, bongoseros de la patria boba
y del extranjerismo, estadolibristas, reformistas de colonias en pausa, teodoristas mo(s)cosos
de Alianza para el Progreso,
maniquís de vitrinas caribeñas,
novoprogresistas de la ultra Derecha venenosa,
mameyistas, botellas,
comisionados residentes
de lealtad mezquina, rosellistas de improntus,
metemiedos carpetistas, ferreístas de museo,
chingaqueditos, milenaristas evangélicos, ultramontanos,
subsidistas del agio, izquierdistas de igualas con fondos federales,
eleccionaristas burgueses de todos los colores y partidos,
maromeros de gofio cultural, retoricistas, rimólogos,
puertorriqueñistas de domingo, con endocrinos déficit,
lesbianas y putólogos de amores escindidos
y lealtad extravagante con el género humano,
olvidadores ad hoc, patea-culos por frívolos motivos,
homofóbicos, machistas, inventores de chupacabras,
boleristas de traición, alegreros de la Macarena, torturadores,
caínes, víboras, mandíbulas de alarde desacralizador,
narcistas, nihilistas profesionales, mi pueblo está en sus manos
y cómo se gozan de comer su destino y devaluar la historia.

¡No sean cobardes! ¡Hipócritas, jupiterinos!
no digan que aman al veedor y le manden el águila
al mártir prometeico, al rebelde hermoso, al ladrón sublime
porque ya está en cadenas como Albizu,
rodeado y bombardeado, preso, atado en arrecifes.

*

PARA DESACRALIZARLO TODO

Con el placer demacrado, el dolor viene,
mamparándose en todos los disgustos.
Torcida la noción de Unidad imposible,
en obsesión ante la vil impermanencia
y el Shunyata, la subjetividad ya es mercancía,
o debe serlo y como tal se determina
y niega culturalidades funcionales
y la coronilla sagrada
y la Flor de Loto de mil pétalos.

Ahora claman que el mundo, aquí, el único
que es nuestro con sus balsas menores
de<em> hiyanas, </em>es talega
con inmundos alacranes
y vida nocturna de empresarios
en sociedades permisivas de chantaje.

*

<LOS ANTROS DE LA COMPLICIDAD

Inventaron los antros en complicidad
con lombardos y usureros, esa mousiké
de arañas negras con ponzoñas
que matan al hombre-niño, al niño-viejo
y al proyecto: el Nuevo Hombre.

Alacranes de color céreo, amarillento,
a las hijas de Havvah se acercaron y pidieron
acceso a la Balsa Menor, a nuevos cuerpos,
a sendas que son de musas viajeras de la Dukka
y que úteros llevan adentro,
¡ay! las hijas de Havvah,
robadas como las Sabinas por alacranes
que saben sabotearlas y que las devalúan
una vez que les niegan su alimento.

Cómo maldicen al sol, ahuecan las pinzas
(porque no tienen alas) y se van a lo oscuro.
Desde ahí, por guerra viven, las vigilan
y una vez que juegan a las barajas, se lanzan
a las penumbras, se sumergen bajo las faldas,
rompen el hueso de la luz, el hueso sacro
con que los pastores del Ser hacen sus flautas
y ofrecen un canto conmovido y femenino.

<strong>8-5-1998</strong>

*

LOS ALCARANES Y LAS HIJAS DE HAVVAH

Los alacranes (ellos y ninguno otro)
neutralizan a enérgicos, a resentidos.
Legalizan las irreverencias, tocan la flauta,
a cambio de que nada se tenga
como <EM>Mallum prohibitum, </EM>manzana de discordia,
tabú, fruto prohibido, ¡ay! las hijas de Havvah
son para la noche del stop-club, son para mascar
en el centro vientre, romper sus hímenes y despojar
las pensiones de los Woopies
con estos simulacros de misericordia y amor
(lujuria y sexo), venderlas, esclavizarlas;
¡ay! en el antro-mundo.

El alacrán (ellos y ninguno otro)
clavan el aguijón, pican con el lema:
«Todo está entre nosotros maldito».

*

ORIENTACION

... guided fantasy are useful shortcuts
to intuitive knowledge that is usually unconscious or ignored: Phyllis R. Koch-Sheras, Ph. D.

Por los rastros del zorro,
visualizo el alarido,
su temor que estremece.
Lo hallo en las palabras de la bruma
y enciendo mis ojos como llamas.

Sé la dirección por la que llega,
su avance-resuelto y mi paso
en vela se cuida de otros pasos.

La interpretación de lo visto
se pondera como un como
y divisa lo necesitado,
no a la mano.

<strong>13-4-1975 </strong>

*

COMO UN BUEY PRIETO

Ninguno me ha querido conocer.
De casta aparte soy, prieto buey.
Hijo del dios visible, Kynikos.
¿Por qué torturan mi imaginación?
Soy la santidad, en rutas del agua
vertida en vida, en ser, en entidad.
Dulce y jugosa mi sangre es.
Como el árbol, crezco
y mi raíz es profunda
y hay más paz en mi sombra
que en las suyas, dejadme al menos
pasar hoy y no me vayan a golpear, no.
La autodefensa me atrae,
pero prefiero la tranquilidad.

*

EK HEMISFERIO EN CRISIS

... pero, mira; el desastre,
voy a decirlo a tu oído mágico-sagrado:
J. P. Morgan, de Wall Street,
llevó a la quiebra el gran sueño
de Ferrocarriles Nacionales Mexicanos,
tal como soñaba Juárez y Romero
y William Palmer; se apropió de la industria
y se fundó el fracaso,
la bancarrota, el lamento...

Perú está a merced del saqueo
de una oligarquía directa de banqueros
de Londres y las líneas ferroviarias
de Meiggs, por tí, recomendadas,
apenas entraron a los Andes;
todo sueño de progreso está en suspenso
de México a Perú, de Brasil a los Andes
y, ¿qué quedó, viejo zorro?
ataques financieros del imperialismo,
desequilibro económico
y un escupido final de Teddy Roosevelt
en tu cadáver Zorro santo.

A J. P. Morgan dio
el monopolio de las industrias
del acero, los ferrocarriles
y las plantas eléctricas
y, peor aún, el Corolario
de la Doctrina Monroe:
la democracia del dólar,
el derecho a invadir cada nación
del hemisferio a voluntad
y cobrar deudas y vidas...
sí, Viejo Abraham,
y matar a los zorros...

<strong>3-2-1999 </strong>

*

<strong>La Mano invisible del Manotas</strong>

Y con la Mano Invisible
(¡ay, del neocátaro Manotas)
hurtaron y perfeccionaron la usura
y tradujeron al inglés la Biblia
y supo el lego y el letrado entonces
cómo se han de burlar los Mandamientos.

Herederos del Partido Veneciano,
cónyuges tal por cuales, compinches
de brutalidad normando-veneciana,
se acostaron con las golfas tochas
de la calle, con reinas matreras
del castillo pasaron la noche;
pero a las pulgas de la rata
a la casa atrajeron,
a la piel se les pegó como ácaros
en busca de alimento.

*

RETRATO DEL LUPANAR

Elizabeth I, futura Reina Vírgen,
nació con genitalia deformada
y con diente pudrido asomado
a su boca y el mal aliento
de su padre, Enrique, como cédula.

Y pecosa fue en los pechos y las nalgas
como la reina puta y bruja, La Bolena.

Y queriendo aún al hijo-varón,
su deseado, clon-posible
del Hombre Nuevo de San Pablo,
a diez días de haber matado
a la putísima se casó
con Jane Seymour
quien le dio el hijo del misterio.

Antes de echar el hacha asesina
al cuello de Catherine Howard,
aborreció a Ana de Cleves,
ejecutó a Cromwell, su Primer Ministro.
Howard tuvo dos amantes,
tal para cuales, antes de casarse
con el Papa anglicano y Defensor de la Fe
en los tiempos de Wolsey.

*

UNA MENADE BLASFEMA

Contrario al alacrán que por la noche maldice
y que en la penumbra mata y se procrea
con los gozos de la Sociedad Permisiva
contrario a él que estimula
la alada avispa social y daña lo mismo
que la falta del pan diario.

Ella, en la iracundia bohemia, cumple su parte.
Es una ménade en el antro de nudistas
y pornógrafos; bajo luces, ejecuta su desgarbo
de alegría. Su panal de hiel lo anida
o coloca a los cuatro vientos la alada avispa.

¡Es tan chismosa! Y orugas de abrazo
no permite ni arañas de posibilidad deja vivas.
A vuelos de mariposas las obstruye.

Blasfema a la luz del día.
Y no tiene mejilla en su diestra
con qué santificarse ni una garganta
o puerta para acceder al divino Ser,
vivo y concreto, que a la derecha
su nombre besa en la mejilla.

No fecundan los huevos; pero...
del macho, zanganote, se alimentan
en un apartadijo afótico, de miedos y rencores.

<strong>4-7-1990</strong>

*

<strong>Los chupasangres</strong>

La propaganda del Orden Apolíneo existe.
Desde el comienzo de la historia, los llamó
al sacrificio. Al trabajo, a la obediencia, al deber,
al pago una vez al año.

La espinita se saca sin dolor cuando el partido
les convocan al paseo. Cada año
se premiará el buen esfuerzo
(explotación renal: la cura de la espina).

En el Carro de Febo, uno solo manejará,
el más sabio, laborioso y apto; pasajeros,
pocos van a poder viajar al paraíso,
«pero trabajad, trabajad sin descanso».

*

____


<a href="http://www.carloslopezdzur-carlos.blogspot.com/2010/12/el-zorro-y-sus-carlancas-indice.html">Parte Tres</a>


Estos aforismos de 'Carlancas' sean, no las palabras duras de un perro bravo, o una hiena, salida como un lobo de un bosquecillo. Sean lo que son una carlanca, gesto de protección otorgada, para darla a mis semejantes. Sean el anticipo de abundancia y fe. Carlanca es premio espiritual, luz dispensada y consoladora en un mundo rudo y desafiante que, sin embargo, es la madriguera de la Cura y el Cuidado.



Foto