Un adolescente cualquiera, o un estudiante del 'barrio'... Le llamaron El Apache porque tenía hígados de indio. El siente que lo juzgan más cruel que lo que es y que, de circular odios en su cabeza, éstos son conscientes, racionales, justificados, ante odios mayores que observa en su entorno. Antes vivía en Los Angeles y advino como desertor escolar; pero, en los distritros unificados de escuelas en Los Angeles, es lo normal. La deserción a menudo rebasa el 50% de los alumnos. A menudo, 56% En comunidades, como las de El Apache, no se puede estudiar. No se va a la escuela a hacerlo. No se podría salir con éxito del «Examen de Salida» ni tomándolo diez veces. Ahora que mucho se habla de «No Child Left Behind» (NCLB), siente que los poderes interventores, intrusos y caprichosos, del Estado se han metido en si vida y no sólo en el sistema educativo, en si casa, en su vecindario. Cuando tomó en el octavo grado una prueba de medición federal que designan como «National Assessment of Educational Progress», él fue descrito como un imbécil y él se consideraba im adolescente como cualquiera. Le avisaron que él jamás iría, como recluta al Army. Ni aún yendo a una prisión, o acumulando expedientes delictivos, estaría entre esos 9 de cada 100 que el gobierno enlista cuando quiere carne de cañón, delincuentes que mueran por patriotismo, su bandera y las pendejadas que el Gobierno vuelve propaganda para alegar beneficios, tras el «honorable discharge» tras la guerra. Después del octavo grado, el Distrito no lo quiso en Los Angeles y cayó en Santa Ana, donde tenía sus parientes. Fue forzado a mudarse, a través de un programilla o intrusión en su vida qie llaman «Early Intervention Program». El Apache dijo que él era un adolescente normal, uno cualquiera, pero le dijeron lo que él es para el gobierno federal y el Distrito. Un «pandillero» y de la categoría de los ofensores recurrentes crónicos, que se agrupan en el 8% más peligroso de los adolescentes («cronic repeat offenders»). Y a tenor con ese resultado de la prueba, él como aprendiz de inglés corresponde al grupo del 55.8% del alumnado de Santa Ana, a lo que hay que tratarlos como unos que se marginalizaron del Mainstream y sólo hay que darles un «almuerzo» y no quitarles la vista de encima; son potenciales pandilleros del crónico 8% que ni para leña le serviría al Ejército, por indisciplinados. En vano está que diga que él lee el inglés proeficientemente. Lo que sucede es que lee lo que quiere. Por de pronto, no le interesaron las matemáticas ni las ciencias. Donde él vive, se alojan cinco familias. Ninguna es la suya. «Yo soy un chico cualquiera», les dice a los orientadores, esperando que se le explique cómo es posible que se reclasifique de un modo tan rotundo y racista. Racista que lo saquen de Los Angeles. Y él, cuando tuvo a su madre (descanse en paz, dijo), vivió muy pequeñito hasta en un parque, luego en un motel por caridad del agencias de albergue y ayuda a desamparados. «Pues allá en el Condado de Orange, hay casi 2,000 niños en esa situación y, vas de suerte, en promedio, sólo 3 familias viven alojadas en las casas de barrios étnicos, no 5 como en Los Angeles… En la escuela, tendrás tu «lonche» y no te preocupes, si se te pega la gana, aprendes el inglés y lo hablas. Allá los «poer brokers» / a los políticos / les vale muy poco que haga el electorado latino y el fracaso educativo de los jóvenes es cacahuate. Dicen que el latino se concentra en distritos de no votantes y de inmigrantes indocumentados, gente minoritaria y pobre, con pocas ambiciones, canalizadas hacia la educación» «No yo. No yo», grito desde su adolescencia normal, su ego de chico convencional y adolescente común. CARLOS LOPEZ DZUR / CUENTOS
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Un adolescente cualquiera
Un adolescente cualquiera, o un estudiante del 'barrio'... Le llamaron El Apache porque tenía hígados de indio. El siente que lo juzgan más cruel que lo que es y que, de circular odios en su cabeza, éstos son conscientes, racionales, justificados, ante odios mayores que observa en su entorno. Antes vivía en Los Angeles y advino como desertor escolar; pero, en los distritros unificados de escuelas en Los Angeles, es lo normal. La deserción a menudo rebasa el 50% de los alumnos. A menudo, 56% En comunidades, como las de El Apache, no se puede estudiar. No se va a la escuela a hacerlo. No se podría salir con éxito del «Examen de Salida» ni tomándolo diez veces.

Ahora que mucho se habla de «No Child Left Behind» (NCLB), siente que los poderes interventores, intrusos y caprichosos, del Estado se han metido en si vida y no sólo en el sistema educativo, en si casa, en su vecindario. Cuando tomó en el octavo grado una prueba de medición federal que designan como «National Assessment of Educational Progress», él fue descrito como un imbécil y él se consideraba im adolescente como cualquiera. Le avisaron que él jamás iría, como recluta al Army. Ni aún yendo a una prisión, o acumulando expedientes delictivos, estaría entre esos 9 de cada 100 que el gobierno enlista cuando quiere carne de cañón, delincuentes que mueran por patriotismo, su bandera y las pendejadas que el Gobierno vuelve propaganda para alegar beneficios, tras el «honorable discharge» tras la guerra.

Después del octavo grado, el Distrito no lo quiso en Los Angeles y cayó en Santa Ana, donde tenía sus parientes. Fue forzado a mudarse, a través de un programilla o intrusión en su vida qie llaman «Early Intervention Program». El Apache dijo que él era un adolescente normal, uno cualquiera, pero le dijeron lo que él es para el gobierno federal y el Distrito. Un «pandillero» y de la categoría de los ofensores recurrentes crónicos, que se agrupan en el 8% más peligroso de los adolescentes («cronic repeat offenders»).

Y a tenor con ese resultado de la prueba, él como aprendiz de inglés corresponde al grupo del 55.8% del alumnado de Santa Ana, a lo que hay que tratarlos como unos que se marginalizaron del Mainstream y sólo hay que darles un «almuerzo» y no quitarles la vista de encima; son potenciales pandilleros del crónico 8% que ni para leña le serviría al Ejército, por indisciplinados.

En vano está que diga que él lee el inglés proeficientemente. Lo que sucede es que lee lo que quiere. Por de pronto, no le interesaron las matemáticas ni las ciencias. Donde él vive, se alojan cinco familias. Ninguna es la suya. «Yo soy un chico cualquiera», les dice a los orientadores, esperando que se le explique cómo es posible que se reclasifique de un modo tan rotundo y racista. Racista que lo saquen de Los Angeles. Y él, cuando tuvo a su madre (descanse en paz, dijo), vivió muy pequeñito hasta en un parque, luego en un motel por caridad del agencias de albergue y ayuda a desamparados.

«Pues allá en el Condado de Orange, hay casi 2,000 niños en esa situación y, vas de suerte, en promedio, sólo 3 familias viven alojadas en las casas de barrios étnicos, no 5 como en Los Angeles… En la escuela, tendrás tu «lonche» y no te preocupes, si se te pega la gana, aprendes el inglés y lo hablas. Allá los «poer brokers» / a los políticos / les vale muy poco que haga el electorado latino y el fracaso educativo de los jóvenes es cacahuate. Dicen que el latino se concentra en distritos de no votantes y de inmigrantes indocumentados, gente minoritaria y pobre, con pocas ambiciones, canalizadas hacia la educación»

«No yo. No yo», grito desde su adolescencia normal, su ego de chico convencional y adolescente común.

CARLOS LOPEZ DZUR / CUENTOS


Ver
Educación / 1
Foto
ver
ECOLOGIA DE LA HIJA QUE SE FUE
A Gabrielita

1.

Todos, sin faltar ninguno, hemos comido
un grano de granada, tenemos un sabor de frío
y sudor a la distancia, suerte perversa
de apatía, nostalgia que no cesa
cotidianamente hasta sacar
soterrada violencia de sí
y apropiarse de su mitad perdida,
la urgencia de radiancia,
de aceptación, zumo de dulzura renovada.
Lo que se diluyó con el rapto.
Con el distanciamiento.

Mientras tanto... del acoso cotidiano
que ha marcado el dolor, ¡a hacer consignas
o rezos! ¿Que otra cosa, carajo?
De este egoísmo canoso de la escasez
y la lujuria de otros, pucheros
y, si nos sobra hilo para hilvanar recuerdos,
búsquese el conocimiento presuntuoso:
«Fue en el llano de Enna, en Sicilia,
donde el Tío se antojó de comernos
el alma y llevarnos a la Casa de la Separación!

2.

¡Cómo roba ese Tío cuando nos mira
en los jardines del Acontecer
pellizcando hermosura con la puntica de los dedos!
porque, entre los seres humanos,
¿alguno que no haya sentidoalguna vez
que lo más amado se escondió en lo perdido,
alguno que no se vea digno del regreso
tu regreso, amada / y quiera abrazar
a la madre desconsolada
que ha dejado de verse?

Todos, sin faltar uno, tenemos
al Gran Padre cómplice, caprichoso Proveedor
y Distribuidor de la abundancia y la Líbido.
¿Qué se hará con el tiempo en que el placer foguea
(«granada madura, tentación segura»).
y la hermosura es tanta
que se hiende con la uña, y cada cosa,
es tu papaya, Perséfone y tu polla jugosa
de granado, rey del Hades, caimito maduro?

Y es, en la tierra, donde el tiempo
más duele. Acá es que llora el pro-ser
y su madre tiene un tercio del año; con espinas
y, tú, hija mía, allá en lo invisible de las soledades,
donde la mitad.del año es invierno.

3.

¡Cómo de cruel fue el artificio del rapto!
quedarse, tentada por el Hades,
lamiendo una pepita entre mil granos,
la fruta de granada, y si es para imaginar
lo diverso del amor y lo fecundo,
que no se propague este cáncer
o se dupliquen niveles prirteínicos de PSA
en la sangre, mejor contar ovejas y dormirse
y no esperar el otoño que se cuenta por siglos...

Todos, sin faltar ninguno, tenemos
el estómago mental que consume gusanos
obsesión con la muerte y la tragedia.
Llámese Padre / CEO y jefe corporativo
del Orden y el desorden, o llámese
Tío de las bellaqueras otoñales
y el invierno crudo del infierno
y tú, Démeter, que te ausentas
y tu, hija mía, que lamentas la anemia
de todos los anémicos y la soledad
de todos los solitarios
y la tristeza de todos los tristes,
todos tenemos este aparato de vida
que no siempre obtiene al bello Adonis
cuando más lo pide / ni una ninfa que elimine
del espíritu que gime parásitos intestinales
pero la vida tiene el ritmo
y ella habla cuando place
y vendrás, pro-ser, sin espinas.

4.

Hija mía, compártete. Amada Coré,
sál del infierno, tu belleza en el mundo
es sal y se distribuirá con justicia.
Juntos comeremos del Granado.
Sabremos el misterio de las pepas
y con ella mataremos la anemia
y la solitaria, pero todos...
Todos, sin faltar uno, tenemos
necesidad de tu presencia.
La Tierra te llama
mi per-se-fonía.

17-04-2005 / De «Teoría de la sustentabilidad»
ver
Educación y deserción escolar en California

imagen
«MI CORAZON EN EL DOLOR TAN VIEJO» / cuento

«¿Qué tengo yo para ofrecerte? Un verso.
¿Qué doy en cambio de tu amor? Mi pluma».
Ramón María Torres (1867-1903), poeta pepiniano

*

Cuando el Padre Quintín escuchaba a Moncho, sus quejas por tristezas y amores insatisfechos, aquella frase tan manida en sus versos, 'mi corazón en el dolor tan viejo', lo exaltaba: «Pero, ¿qué sabes tú de viejuras, Monchito? Toda tristeza se reduce, en última instancia, y ésto imagino que aplica a penas de amor, al hecho de que una de las partes, en cualquier relación afectiva, no es humilde como la otra».

Lo que el Padre Quintín diga, él lo meditará cuidadosamente, aunque no se atreva a preguntar en frío. «¿Qué puede saber un cura, uno como Quintín Octaviano Perdomo, sobre las ilusiones desvanecidas, el apetito de la carne que se resiente por las vacilaciones del corazón, circundado por «nocturnal negrura» y el miedo al rechazo o la rustración de la envidia:

Díme ¡adiós! si te vas. Ya que te pierdo
y miro mi ilusión desvanecida
que me quede siquiera ese recuerdo
de tu infeliz amarga despedida.

Y, por lo general, el Padre Quintín cada asunto lo lleva a lo económico. La sensación o identificación con la penuria es el origen de las penas. El Dr. Perdomo que la Teología y la Literatura Clásica se las sabe al derecho y al revés) dice que, leyendo a Martín de Azpilicueta, desentrañó este misterio mitológico, cuasi hermético y lo explica sociológicamente:

La griega Penia personifica la pobreza y la necesidad, y la necesidad o es madre de la invención remediativa o, en el peor de los casos, causa inmediata de la automarginación y el sentimiento culpador con que se odian los detalles de penurias, así como a otros que las atestiguan.

Moncho Lira, aprendiz de poeta, enamorado de Isaura Scharrón, piensa que ella atestigua lo peor de su vida. que no tiene nada que ofrecerle. No tiene tierras ni ganado como los Cabrero ni almacenes como los Oronoces. No tiene otra cosa que la fama de bastardo y que sabe leer. Mas no es suficiente, no con una Scharrón.

Es casi un lujo en el siglo que disfrute los mismos libros y autores que el Dr. Perdomo, quien estudió en la Universidad de Salamanca: Cervantes, su Quijote, Gaspar Nuñez de Arce, Espronceda, su favorito. Castelar, Victor Hugo... «Es casi un lujo; pero para ella no significa nada».

En cambio, para explicar los desequilibrios de Pueblo, los prejuicios en sus etapas de nocturnalia y negrura, la hora de Apolonio de Tiana, como dice el fraile cuando saca del anaquel de sus libros el L«Manual de Confesores y Penitentes» (1553) de Azpilicueta, el secreto de la felicidad es dar lo que uno es, lo mejor que tiene.

El ofrece su verso. No hay duda; pero, después vacila. Es como si diera la renuncia a la riqueza que tiene: «¿Qué doy en cambio de tu amor? Mi pluma».

El Padre Quintín lo halló, un pedazo de papel con el poema «Respóndeme» que Ramón María enviarán a esas revistas aguadillamas con que colabora, o tal vez al periódico La Democracia, donde Rodríguez Cabrero y Muñoz le publican.

Cuando Moncho se monta en las nocturnalias y cree que todo el mundo le mira con «negra pupila» y que en su espejo sólo se mira pobreza, mnosprecia que su mentor el culto teólogo le lleva a los tiempos de Martín de Azpilcueta, Doctor navarrus por navarrés de. Barásoain y elvalle de Baztán, como arguye que son los Oronoces del pueblo del Pepino. Hay otros, canarios, que son hijosdalgos y hay otros que son Jaureguízar, y hasta tenían palacios.

Quintín Perdomo, ciudadano, no es strictamente término con que clasifica el tipo de cultura de su natal Coamo, las Vegas del Pepino y, en general, de todo Borinquén. Contrario a los fisiócratas, desde hace rato, no hay un movimiento que armonice a reyes y a súbditos.

Y los intereses individuales de los ciudadanos choca. «Estamos en la época del individualismo».

Tal vez sea su forma de mentar el pecado porque el individualismo es lo que ha irreconciliado el orden natural (lo ideal) y el orden positivo.

Lo que ha sucedido es que la pasión lujuriante por lo terrenal, inclusive ese amor de Moncho por Isaura, se ha transformado en mercancía en contrato.«Ese es el mundo de la realidad: Codicia individualista, alguien que pide y uno que está dispuesto a dar todo, lo único que tiene: versos y pluma.

«Tú eres del viejo mundo natural y vives en el nuevo régimen, sin un libre juego con las nuevas normas del laissez faire, laissez passer, y en la situación en que te ponemos, al renunciar a tu pluma y al culpar, sin soluciones al mundo, resultará inevitablemente que vivas frustrado, con desventajas, a merced de conflictos económicos y la de armonía total».

¿Qué doy en cambio de tu amor? Mi pluma».

«El individualismo es lo que nos deja sin la soga y sin la cabra», filosofa el Padre Quintín, otro que estudió en Salamanca; pero, contrario a él, Martín allí dio cátedra por 14 años antes de ser promovido por Carlos V a una plaza en el Consejo Real de Navarra.

En Salamanca, Martin se vio obligado a doctorarse de nuevo en Cánones, «y ésto es importante. Aquí un sabio que estudió Filosofía y Teología en Alcalá, después Derecho Canónico en la universidad de Toulouse, y lo enseño en Cahors. Y, en su España natal, se le dijo; 'usted no es sabio' y 'aqui no aceptamos grados obtenidos en el extranjero'... Había tomado el hábito de la Orden de Canónigos regulares de san Agustín y se dio el lujo de rechazar cátedras y canonjía en Pamplona, y donde quiera que antes le menospreciaron, también dijo 'tenga y enganche'... Ante el emperador Carlos V disertó acerca del origen democrático del poder. Defendió a los inocentes acusados de herejía y, aquellos que le dijeron 'no eres competente', vieron cómo el rey Juan III de Portugal le concedió la cátedra de Prima de Cánones y una renta anual de ochocientos cincuenta ducados, además de una chantría en la catedral de aquella ciudad. Eso es muy diferente a tener que despedirse después de que alguien nos pidiera todo lo que tenemos...

Ramón María, hijo mío, por ninguna autoridad, sea mujer o sea rey, sea la propiedad o el reino de este mundo, ofrecas ni verso ni pluma, si es lo mejor que tienes... y lo mejor que uno tiene es la libertad y la armonía...

«¿Qué tengo yo para ofrecerte? Armonía.
¿Qué doy en cambio de tu amor? Libertad».

«Este es el punto de vista que tengo como teólogo, yo, tu hermano mayor, Quintín Perdomo que no busco ni usuras ni simonías cuando se trata de ecclesiaticorum redditibus beneficiorum ... dénme sólo el respeto de aceptarme como soy y con lo que tengo, si que lo que traigo se redujo a un poco de versos y mi pluma... Si no tienes tierras ni comercio y tu pluma es tu herramienta de trabajo, no la ofrezcas para quedarte sin nada. Hay quien sólo vive de herencias recibidas, de simonías o de sacar beneficios a un cargo, tú no eres de eso; pero, si tienes el corazón en doklor, es porque no o entiendes o alguien te exije que tengas lo que nunca tendrás... Esa es la enseñanza de Martin / Dr. Navarrus / cuando habla sobre la miseria y el misterio de Penia, la daimon... Le economía moderna, si ha de ser eficaz, no tiene que pedirte que lo ofrezcas todo al que ya tiene demasiado. Esa es la peor prueba de amor que se puede pedir al menesteroso. Por amor házte más pobre'. Camina en rodillas y ábrete las venas. ¿Por qué? Fue en la Escuela de Salamanca que el aprendizaje de mi poca economía me fue instruído por Martín de Azpilcueta, mucho antes que la Economía Clásica de Adam Smith y sus seguidores... y te hablo sobre Martin y sus tiempos, casi los de Maricastaña y Colón, cuando fue tabú defender la licitud del cobro de intereses en préstamos.

La iglesia quería que la usura se entendiera a su modo, pero, con metales preciosos que provienen de las colonias de América, hay que comenzar a repensar la economía. Y pensar a Penia / la Penuria / esformualra una teoría del valor-escasez en los siguientes o como escribía Martin el Navarrés: La capacidad adquisitiva del dinero en los distintos países es relativa y se determina según la abundancia o escasez de metales preciosos que hubiera en ellos... Toda mercancía se hace más cara cuando su demanda es más fuerte y su oferta escasea».

Moncho Lira, poeta y escribiente en el Archivo Parroquial de un villorio tan pobre, lleno de anémicos y descalzos, tiene suerte de que el Padre Quintín anime su amor por el Verso y la Pluma; pero, el fray quien discute con él el futuro de una Teoría Cuantitativa del Dinero, se siente casi ofendido. «Cambias la virtud por una nalgas, confundes el amor con las preferencias temporales de los bienes presentes».

¡Respóndeme por fin! Enfermo y triste
escucharé tu cionfesión extraña.
¡No es la primera vez que en pie resiste
al hórrido aquilón, la débil caña!

El Padre Quintín lo mira fijamente: «No hay una confesión extraña. Tú hablas a los que ya, por seguro, heredaron la riqueza y a sus bienes presentes los valoran más que a los bienes futuros. Respóndeme tú si ella es así, que siendo joven y con porvenir te hace sentir enfermo y triste como 'débil caña' amenazada por el Aquilón... Sentí que te despedías de mí porque yo represento más al amor que ella. amor a quien anima libertad individual y económica. Un poquito de usura no viene mal. Comes y te pago por la escribiduría en la parroquia, porque sí que hacemos milagros con limosnas y algo cobramos de usura, ecclesiaticorum redditibus beneficiorum, y necesitamos algo de separación de Iglesia y Estado, ¿crees que es por diversión que leo a Victor Hugo o Castelar? Yo creo en que Isaura, como toda mujer, abra la boca y diga lo que siente y tenga tantois derechos como el varón, pero, Ramón, que no haga infeliz la despedida, sólo porque no tienes más sueldo y más hacienda que migajas de esta Iglesia y tu cuarto...

Hijo mío, un consejo te doy. No te deshagas la herramienta que creará futuros bienes, el derecho a educarte y pensar por tí mismo. No lo hagas por nadie. Amor no es éso. A quienes no promulguen con leyes y derechos naturales es mejor dejarles quietos y ganar distancia ante ellos. Heredaron propiedades, dinero, esclavos y darán lo mismo como su herencia según el Derecho positivo. Espiritualmente, puede que tengan menos que tú y si el individualismo corruptor es lo que llaman su riqueza, recuerda que con tal riqueza han cometido o permitido las traiciones humanas y vicios que prevalecen: por ejemplo, la esclavitud. Tú, aqui en el Pueblo. donde vivieron Alers, Scharrón, Font, Vélez y otros, vúste sus últimos aleteos. ¿Olvidaste la negrada entre el peonaje en haciendas del campo? ¿el garrote vil del gobierno, el castigo corporal, el maltrato del niño y la madre, opresión y vicio entre obreros? Que no te quiten la pluma ni el rigor en el verso... Martín de Azpilicueta, aún anciano, enseñaba que todavía hay mucho que hacer, que no sólo fue en su caso alimentar a unas sobrinas y protegerlas. Fue dar defensa a Bartolomé de Carranza, arzobispo de Toledo y cardenal primado de España.

Lo acusaron de herejía ante el tribunal de la Inquisición y era inocente, justo que es la mejor inocencia. a Martín le sobraba 'Pluma y Verso' para defender derechos humanos. El Papa Pío V dijo al agustino, según leo: lo sacaste inocente; Martin, supiste tú como hacer milagros; pero no eran milagros, Moncho mío. No. Era un amor más grande que el individualismo.

04-08-2007 / De «Las sendas oscuras del escorpión»

Foto