Por CARLOS LOPEZ DZUR
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Por CARLOS LOPEZ DZUR


Ver
Bienvenidos
Ver
Estéticas mostrencas y vitales
Ver
Mis aficiones
Ver
Mi curriculum
Ver
Mis libros y autores favoritos
Foto

La editorial Doubleday publicó un libro que ha sido este año una de mis fascinaciones; aunque el tema me ha cautivado, durante dos decenios, por lo menos. El libro en cuestión es «Jewish Pirates of the Caribbean: How a Generation of Swashbuckling Jews Carved Out an Empire in the New World in Their Quest for Treasure, Religious Freedom -- and Revenge». Un largo título para las 324 páginas de texto de Edward Kritzler, su autor, quien es un promotor turístico en Jamaica. No es aquí, en este Caribe, donde él describe evidencia de «genuine piracy» / piratería fáctica / de parte de los judíos. En su lugar, nos presenta un desajustado, pero efusivo recuento del proceso de la Inquisición Española, la expulsión de los judíos de España en 1492 y la huída de refugiados que pasarán a Holanda, Brasil y Jamaica, donde influyeron activamente en el comercio («a growing role in trade») durante los siglos 16 y 17.

Obviamente, el título del libro no hace justicia al contenido específico; no obstante, las historias interesantes que se cuentan en éste. En su intención general, Kritzler nos deja la idea fundamental de que fueron «un pequeño grupo de mercaderes y aventureros judíos, los pioneros del comercio pirata en Jamaica» y quienes «ayudaron a crear un brote de libertad religiosa», al mismo tiempo. Los refugiados judíos, provenientes de Portugal, se establecieron en Jamaica, tan temprano en la época como en 1511, siendo probablemente los primeros agricultores de caña, otros pocos, por lo costoso de la labor bucanera, los primeros piratas. Los británicos están entre los primeros observadores del fenómeno. Así el Almirante William Penn (padre del predicador William Penn, establecido en Filadelfia), invadió la isla de Jamaica, quitándosela a España en 1655, e informó que, en la tarea invasora, tuvo la ayuda de los judíos y marranos locales (crypto-judíos y sefarditas), quienes les permitieron a los ingleses su permanencia en el territorio invadido. Para el año 1720, casi el 20% de los residentes de Kingston fueron judíos.

Más o menos, ese es el pasado jamaiquino; hoy sólo se piensa, en ellos, como una negrada que, en el mejor de los casos, por la voz del finado Bob Marley y el grupo de raggae The Wailers, recuerda las judiadas y su temática religioso-política.

Edward Kritzler trata de explicar por qué Jamaica fue la isla que advino como un lugar seguro y de refugio para los comerciantes judíos y cómo hicieron ellos de ésta «a center of the pirate trade», el corazón del contrabando que originarían más tarde a los llamados boucaniers / buccaneers. Fue España misma la que desencadenó el proceso a finales del siglo XV. Kritzler culpa a la Inquisición que desatara la diáspora. El judío aventurero advendrá como ilícito («freewheeling outlaws») y desafiará la navegación oficial creando barcos con nombres tales como Profeta Samuel, Reina Esther y Escudo de Abraham. Atacarán flotas españolas y harán alianzas con potencias europeas para asegurarse la seguridad. Ya no querrán vivir escondidos ni humillados. A algunos, como dice el subtítulo del libro, les motiva la búsqueda de riqueza, libertad y venganza. El por qué de la venganza tiene un aspecto afectivo. El autor nos recuerda que se habían vivido, antes de la expulsión, «muchos siglos de relativamemte fructífera existencia en Iberia» y con la expulsión, «miles, si no millones, de judíos se hallarán en situación precaria, en tanto que el Imperio Católico se reunificó y reestableció sobre los moros. Los judíos fueron obligados a hacerse conversos o irse y muchos fueron torturados o asesinados por la Inquisición».

Esta situación / romper la convivencia pre-católica en Iberia entre árabes, moros y jidíos, incita a la venganza y explica que haya judíos que se aliaron con la piratería al servicio de árabes y otomanos. Este es el caso de Sinan, quien siendo judía, nació en Turquía.

El éxito, cuando crean las empresas cañeras, en el Nuevo Mundo, aún cuando no cuentan con el comercio de España, se explica en términos de su fidelidad a la comunidad. Esta afirmación de Kritzler es señera: «They survived and were successful because they were their brother's keepers, and remained faithful in their own communities».

Este éxito, en cierto modo, también es debido a la diversidad de recursos que inciden en la comunidad. Hay inversionistas judías, más afuera que adentro de la isla, se compran barcos propios, los marinos sobran; pero hay que cuidarse de soldados y espías enemigos que España tiene. Esta tarea es crucial. Los espías y enemigos pueden ser británicos u holandeses en servicio de España. Las versiones sobre el mundo pirata en el Caribe están muy ficcionalizadas; de ahí la importancia de la bien documentada e investigada presentación de Edward Kritzler cuando nos habla de este aspecto: el espionaje y el choteo del que debe cuidarse un grupo pequeño e históricamente hostilizado.

Es interesante cuando cuando se explica cómo los herederos de Cristóbal Colón caen en desgracia ante las Coronas de España y de Inglaterra. A fin de contextualizar, el investigador no pierde ocasión de informar sobre la trayectoria de figuras históricas importantes en esa época y el tipo de sus comportamientos: e. g., Oliver Cromwell, Peter Stuyvesant, el capitán Henry Morgan, los Reyes Charles de Inglaterra y Felipe de España, quienes entran en esta historia, «sometimes in surprising, important and even crucial ways».

El historiador Azriel Bibliowicz nos recuerda que «los judíos de las Antillas, especialmente Curazao, apoyaron económicamente la gesta libertadora de Simón Bolívar y entre ellos se destaca Mordechai Ricardo»; pero, pese a esa actitud, cuando reciben el derecho a radicarse en Sur América, especialmente, Colombia y Venezuela, «estos derechos se confirieron con una gran ambivalencia, ya que establecieron restricciones y básicamente a estos judíos sefardíes se les permitiría residir únicamente en la costa del Caribe». Vid. ¿Cuál es la implicación de esa desconfianza, aún pasado el tiempo turbulento de la piratería, si fuese ésta la razón de quererlos aislados?

De entre los judíos de quienes Edward Kritzler nos da cuenta están: Moisés Cohen Henríques, «a Dutch privateer», acreditado por la captura en La Habana de una flota platera en 1628, su hermano Abraham Cohen, traficante de armas, utilizaba su poder económico para ayudar a conseguir lugares de protección para otros judíos en desgracia («a safe havens for other Jews»); Sinan «the Great Jewish Pirate», aliado con los piratas de Barbarrosa, fue su segundo al mando, a mediados del siglo 16. El autor nos cuenta sobre un rabino pirata, Samuel Palache, fundador de una comunidad judía en Holanda, siendo jovenzuelo.

La saga de los judíos en América es, por cierto, la de aquellos sefarditas que desafiaron a sus perseguidores y la de astrónomos y cartógrafos menospreciados por se judíos o «conversos», «malos cristianos», por no ser «viejocristianos» o «puros», según la Inquisición. Cristóbal Colón fue uno y el debate sobre su judaísmo aún sigue. Entre otros piratas judíos que se informan en el libro, mencionables son: Yaakov Koriel, comandante de tres barcos piratas. De sus actividades, mucho más tarde se arrepintió y terminó en Safed como un aprendiz de la Kabbalah de Ari (Rabbi Isaac Luria), cercano a cuya tumba se le enterró. Otro de los mencionables es: el alegado descubridor de la isla de Easter, David Abrabanel, proveniente de una dinastía rabínica española (a la que perteneció el Rabbi Isaac Abrabanel). David se unió a los privateers ingleses después que su familia viajó hacia las costa de Suramérica. Utilizaba el nom de guerre de Captain Davis y comandaba la nave The Jerusalem.

En el caso de Davis

De entre los corsarios judíos en Sur América, Kritzler destaca a los que, en cualquier día, atacaban los barcos chilenos, menos en el día del Shabatt. El alimento en sus naves era kosher y se comunicaban en carta en el idioma hebreo. Uno de esos piratas fue Subatol Deul. En uno de sus viajes, se vio con el hijo del pirata Sir Francis Drake, y lejos de temer a Henry Drake, lo confronta y le pide una alianza anti-española que, en la historia de la piratería, vendría a conocerse como la Fraternidad de la Bandera Negra, Black Flag Fraternity.

Al destacar las hazañas de Moisés Cohen Henriques, asesor del pirata Henry Morgan, «el más famoso de todos los tiempos», nos explica su viaje en 1628, junto al almirante holandés Piet Hein, de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. Piet Hein odiaba a España en cuyas galeras fue esclavo y sirvió como tal por cuatro año en un galeón. Heit y Cohen rebatieron barcos españoles fuera de la Bahía de Matanzas, Cuba, apropiándose de tesoros de plata y oro. Uno de los saqueos más grandes en la historia de la piratería. Cohen Henriques preparaba su viaje desertorio hacia una costa brasileña, donde los judíos pudieran practicar libremente su religión.

Del rabino Samuel Pallache, nacido en La Haya y líder de una comundad judía morocca en Fez, supimos que fue enviado por su padre el principa rabino de Córdoba, y quien terminaría en Morocco. De ahí fue enviado a Holanda por el sultán de Morocco, quien buscaba aliados contra España. Samuel terminará siendo amigo personal del Duque y Príncipe Maurice, quien lo comisionó como privateer. Entonces sirvió, bajo la bandera holandesa, como pirata por años y reclutaba a marranos para su tripulación.

El historiador judío jamaiquino Kritzler, quien realiza giras privadas por cuevas de piratas judíos en Jamaica, presenta la evidencia de tumbas olvidadas que atañen a ese pasado de piratería. Algunas contienen significativas inscripciones: Estrellas de David y códigos en hebreo,con símbolos piratas como la calavera y los huesos cruzados. Tumbas similares se han encontrado no sólo en Jamaica, sino en las cercanías de Bridgetown en las islas de Barbados y la vieja zona de juderías de Curazao.

Obviamente, él está aún muy lejos de agotar el tema de la piratería en el Caribe y de esa inmigraciones a las que contextualiza en la idea de que la llegada al Nuevo Mundo representó un refugio, tierra de protección y libertad, para judíos «oppressed Jews and other people of Europe» y otras gentes europeas en iguales condiciones, «in those turbulent days of discovery, conquest and exploitation».

Si bien se destaca que el mismo re-descubridor europeo Colón vino a las nuevas tierras americanas, acompañado de algunos judíos, el tema de los judíos y su influencia pobladora, lingüística y político-económica, es novedoso y aún parcialmente estudiado. El escritor domininicano Diógenes Céspedes observa con razón: «Clandestinos o no, procedentes de Portugal, Flandes, Holanda o Países Bajos, Dinamarca e Inglaterra, casi todos estos reinos con posesiones en el Caribe, los judíos comenzaron, disfrazados de católicos (marranos o conversos), a asentarse en estas tierras e incluso de donde vinieron en número mayor fue de la Península».

A diferencia de quienes estudian la llegada del judío al Caribe hispánico y su rol elitista, Kritzler no destaca, quizás por limitaciones para consultar archivos españoles, ese proceso de olas migratorias que acompañaron a los canarios en la fundación de Quisqueya, por ejemplo, y su delicada naturaleza, en dos distintos periodos. «El dominio político y cultural de la burguesía ha estado en manos de una élite sefardí que con contadas excepciones ha tenido conciencia de sus raíces», escribe Diógenes Céspedes, quien es el prologuista del libro Los judíos en el destino de Quisqueya, de Jean Ghasmann Bissainthe. En J. G. Bissainthe, en particular, y en Carlos Esteban Deive, que nos habla de las familias judeoconversas portuguesas en Santo Domingo, es considerable el número de sefardíes que se asocian a las fundaciones de pueblos y asentamiento, a saber, San Carlos, Bani, Samaná, Azúa, Monte Christi y Puerto Plata, entre otras.
Ver
Los piratas judíos / OC Naranja
imagen
Ver
Esto también es Israel
Búsquelo en Indice a la izquierda

imagen
Ver
Foster, John Bellamy: «La ecología de Marx: materialismo y naturaleza»
Traducción de Carlos Martín y Carmen González
Ediciones de Intervención Cultural: El Viejo Topo. Barcelona, 2004

*

La obra de Foster, «la Ecología de Marx», tiene una trascendencia notable, es una vuelta a la lectura menos manipulada (por el economicismo «socialista» posterior) y más fiel a los escritos originales de Marx, en aquel punto en el que el pensamiento crítico anticapitalista y el primer ecologismo eran básicamente lo mismo.

Es un libro enormemente recomendable, y como ocurre con otros grandes historiadores o investigadores anglosajones del campo marxista (Thompson, Hill, Hobsbawm, Linebaugh y Rediker, etc.) es todo lo contrario de un libro pedante. Es un verdadero bestseller, de una amenidad pasmosa, porque sólo al final entiendes quién es el asesino, por supuesto.

Además, incluso para los marxistas más tradicionales contiene materiales que seguro que sabrán apreciar, como informaciones muy al día sobre lo que sabemos de algunos de los mejores filósofos materialistas precedentes. Especialmente sobre el gran Epicuro, el filósofo de la revolución del amor, del que ahora hay más textos disponibles que en la época de Marx (y hace muy poco se han descubierto más...).

Y sobre todo permite comprender el papel que el desarrollo científico -teoría de la evolución, primeras formas de antropología, surgimiento de la química orgánica y la Ecología de Haeckel... tienen en la elaboración del pensamiento de Marx. Ya es hora de que recuperemos nosotrxs a este gran adelantado del movimiento ecopacifista mundial, que ha sido tantas veces tergiversado por los aparatistas de las burocracias socialistas y leninistas, hasta hacerlo irreconocible.

Por supuesto, con un grande como Foster estamos hablando de verdadero pensamiento marxiano. Es decir, de la forma más profunda, ácida y libre, de crítica intelectual conocida. Mejor que se abstengan pues los adictos a simplicidades ideológicas o dogmáticas como lo que la mayoría de la gente entiende por «marxismo», «anarquismo» o «ecologismo».

Y que no suele ser sino dogmatismo ideológico del más deleznable. Se les caería el libro de las manos y sería una pena.
imagen
Ver
John Bellamy Foster (Kaos. Ecologia) [12.01.2006 08:56]
Mudado
Foto
Ver
La participacion judía en el tráfico de esclavos afroamericanos


La tabla es la que esta publicada y la tienes . Lo que pasa es que ese es el capitulo NORTEAMERICANO de los esclavistas . Tu me enviaste el capitulo ingles. Ambos estaban financiados por la Banca Rothschild de ahi su preferencia de que fueran judios . La Banca Rothschild pidio perdon el año pasado publicamente por su participacion en el trafico de esclavos.

Ergo creo que no necesita certificarse su participacion en ella. Los mercaderes judios de eesclavos quedaron plenamente registrados en los diarios de la epoca como D. Mayer Jacobs & Co., mencionado en el Daily Register,Atlanta, Ga., Abril 30, 1863; Jacob Cohen, el decimo mayor traficante de esclavos de la ciudad en el S.C. Daily Courier,Charleston, Abril 26, 1857; Myer Mosesen el Southern Patriot, Charleston Abril 14, 1815; Ottolengueen el Daily Courier, Charleston Enero. 1, 1857; J. & I. T. Levin en el Daily South Carolinian, Nov. 15, Dic. 2, Dic. 9, Dic. 17 y Dic. 19, 1852; Isaac Joseph en el Daily Register, Knoxville, Tenn., Junio 19, 1832; George Davis en los directorios de Mobile, Ala., 1839 y 1842; S.I. e I.I. Jones, en el Daily Advertiser & Chronicle, Mobile's Feb. 6, 1841; Jacob Hart en el Louisiana Gazette, New Orleans, Julio 8, 1808; Jacob Levy y Lewis Florence en el Directorio de la Ciudad de New Orleans de 1832; E.J. Hart & Co., Levy & Summers, y Hemmingway, Freidlander Co. en el Directorio de la Ciudad de New Orleans de 1855.

Esta lista esta en el libro de Bertram Wallace Korn, «Jews and Negro Slavery in the Old South, 1789-1865 (Elkins Park, Pennsylvania: reform Congregation Keneseth Israel», 1961), en las paginas 41-42

Además de los subastadores y mercaderes a comisión, comerciantes de esclavos judíos a tiempo completo trabajaban en todo el sur, como Solomon Cohen en Atlanta y Augusta, GA.; B. Mardocai en Charleston, S.C., que fue tan exitoso que poseía plumas de esclavos junto con sus almacenes; J. f. Moisés en Lumpkin, GA.; Philip Goldsmith en Mobile, Alabama; Benjamin y Jacob Monsanto en Natchez, Missouri y Nueva Orleans; Levy Jacobs en Nueva Orleans; Abraham Smith en Richmond, Virginia; y Ansley, Benjamin y George Solomon Davis en Perersburg y Richmond, va.

El grupo más grande al parecer se convirtió en los Davises. Harriet Beecher Stowe les mencionó en su obra clave «La Cabaña del Tio Tom».

La familia Monsanto era una familia judia sefaradi rica terrateniente de Missouri, y sus primos provenian de la Guyana Holandesa, puerto de entrada de los judios sefaradies en America. Despues de la abolicion de la esclavitud cambiaron su rol a la industria agricola y agroquimicos en el que estan ahora (ademas de los nefastos transgenicos) Benjamin Monsanto de La Haya y su esposa, Clara, de Curacao eran Marranos (judíos cristianizados). Vivieron en Natchez, Missouri y participaron en el tráfico de esclavos doméstico e internacional (Fuente Jacob Rader Marcus, American Jewry: Documents of the Eighteenth Century(Cincinnati, Ohio: the Hebrew Union College Press, 1959), p. 360, 446-448)

El articulo primo acerca de esto esta en:
http://www.blacksandjews.com/CharsheeMcIntyreJews%26Slavery.html

* * *

Ten cuidado porque los de siempre siempre tildan de «hoax», antisemita, nazi o conspiracion cualquier articulo que los coloque en evidencia, haciendo aun más dificil la investigacion de los temas que los atañen.

Por eso esos articulos deben ser hechos con la mayor de la dedicación y rigurosidad. Ha sido mi triste devenir en los ultimos años. Dedicar mucho mas tiempo del que quisiera a un tema que, aunque interesante, no lo justifica

imagen
Ver
Tlazoteotl / en Muestrarios
Ver
Lope de Aguirre y los paraísos soñados / Indice
Ver
El libro de la amistad y el amor
imagen
Escríbeme / opina...
carloscald.lopez4@gmail.com