El que espera en vano y se cree al comando y no lo está, aunque sentado sobre un trono se vea y teorías de organización sepa al dedillo, que no se engañe más. El no es Emperador. El error vence su armadura. La espada no responde a su mandato. El no comprende; no entiende el Nosotros. Profecía doy sobre la razón fatula y el capricho racionalizado. Para que se vea el control eficaz de la Justicia y el Orden impere sobre los poderes del Caos, zurre la badana frente a la casa de Shiflut, bájese del Trono y obedezca la voz de la burra. Esta es la voz del verdadero Rey (el que humildemente deja su reino para oir la voz del asno, el graznido abajo, el gemido arriba, la voz del nosotros despreciado). Profecía doy al poderoso que no se jactó del cargo, pero subió a él, sin merecerlo, porque no habla para sí el Cerebro Oculto y en organizar no tiene alegría ni voz en la Fuente de Mem. Lo ví antes que él fuera rey en Moab y envié la Luz que vuelve, Or Jozer, y dije con voz de la Mujer Virtuosa, con voz de la Madre, a quien llamé Binah, con voz de la hermana, a la que llamé Isis, con voz de Démeter, a la que llamé Novia, con voz a la que llamé Alegría, con voz de enamorados que se unen en Jet y viajan de Occidente a Oriente para cumplir el decreto de la rectificación, «Vé donde te mando y escucha el consejo de mis Voces, encarna el Nosotros de Mi Voluntad para que seas el Verdadero Rey, mi Tzadik abajo, porque el mundo es División por causa de los fatuos, superficiales, mediocres, negligentes, sordos, ciegos, cojos, apáticos, los que escupen al fuego y los que vomitan las aguas que luego se han de beber». Y te dije: Balaam, ve, para que aprendas el Poder del Cerebro Oculto que encarna la Verdad y tengas Emperatriz a tu lado, Mujer que sea tu Corona entre nosotros; Baalam, ve, porque el poder sin ella y las voces que dan paz en las aguas y en el fuego no son la Verdad del Báculo. Ve por el Falo de mi Espada, ve por el poder organizador, ve por el Mando, porque quiero paz entre Moab e Israel. Profecía tengo para tí, apático de Jet. El trono en que te sientas es de arcilla y la voz que obedeces, legión de cerdos. De la impaciencia sacas tus mandatos y de mugidos de asnos, el sonido de tu Cuerno es. De Madre fértil te apartaste, con yerma imaginación tu ley, porque maldices la Vara de mi poder. En manos de hijos de Belial y contendores pongo los garrotes escondidos, son la ilusión, la fantasmagoría. Siete luces apagaré de tus lámparas y en diálogo con asnos pasarán tus días hasta que vengas a mí, como el obediente al que dí tarea al convidarlo: «Ve donde te mando» y escucha la voz de la Mujer Virtuosa, el consejo de mis voces que habla con la voz de la Madre, a la que llamé Binah, con voz de la hermana, a la que llamé Isis, con voz de Démeter, a la que llame Novia, con voz de quien llamé Alegría, con voz de enamorados que se unen en Jet. 3. Profecía para el hombre arrepentido Del Ojo Samekh que verifica y apuntala traigo mensaje; del Ojo de Ayín el que ata con cadenas flojas y con garrote escondido da recompensa o castigo, mi palabra se ha llenado porque sus torres de arcilla son, así sus tronos, sus instituciones, sus patrias. Arcilla eres, hombre. Arcilla tus Torres y tus prisiones. Arcilla los vasos que llamé Kelim con la promesa de hacerlos de Oro y de Luz. Jai amará a los vivientes porque él es viviente y a los arrepentidos los restaura a la Vida y sólo la vida es dinámica de su Luz. En la pluralidad manifestada, Jai los tiene con el secreto del Poder del Ser y dos son las criaturas que él ve, las que tienen el Opuesto en sí y lo armonizan; las que olvidan el Opuesto y viven sin raíz, sin deseo de recibir la luz. Con agua se ablanda el corazón de la arcilla; con fuego se endurece. Con agua de la Jarra, se ablanda y se endulza la arcilla en el Pozo profundo y el Corazón dice: Tengo sed, sed de luz, sed de Vav hajibur. Con fuego se atiza el barro para que sea una Espada ígnea, voluntad y verdad, solidez, consolidación, la Vasija de Kelim. Profecía de futuro es mi palabra que meditó en Teshuvá el cambio postrero. No conoce la arcilla pasado feliz, pero el Vaso es el futuro y el presente su fragua. Destetados de la arcilla serán los que amen el presente de Teshuvá. Destetados serán los arrepentidos que hoy comen el polvo en la oscuridad y transitan el desierto con sed de agua y de luz; destetados los que pasan por fuego de prueba como Job y aún dicen desde la cutre lepra del dolor, «Aquí estoy», presto para el oro espiritual, presto para ser verificado, apuntalado, rediseñado en raíz. Buenas nuevas traigo del Ojo de Samekh. Buenas nuevas de Jai, el Viviente, que observa, teja abajo, el presente de Teshuvá. 4. Profecía sobre la Fe / Emuná El que busca la Fe deje de buscarla. La fe simple viene sola y es inconsciente y es un placer oculto, un placer puro. La fe es un regalo, una raíz. La fe es la esencia que en todos arde como fuego grato y tranquilizador. No se preocupe más, deje la angustia el que dice que a la fe ignora, que no la siente, que la fe pasó de largo. Que la hubiese querido, pero no la tiene. ¿Es justo que se force a quien obsequia a entregar su presente en la fecha, hora, lugar, condiciones, que nos pegue la gana? Deja que el Autor de la fe la entregue cuando plazca. Quien regala sabrá cuándo lo hace y por qué. De modo que no forces la fe. Es un regalo sorpresa. La fe no te quita nada. No requiere tu acosón. No se paga. No se vende. Es gratis. Es inconsciente. Es pura. 5. Profecía en torno a Pigmalión «Mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado»: Palabras de Afrodita a Pigmalión: Ovidio, La metamorfosis Acerca de la soledad del artista, el sacerdote, el rey, sobre tí, Pigmalión, doy memoria y Chipre aún habla y canta conmigo el milagro de tu fe. Tu vida ha sido el temor necesario, lo divino. Rechazas lo que el mundo da como valioso no siéndolo, por ser miasma y residuo, espectros racionalizados de la Maya. Tú amas la Belleza que es un Bien Oculto, éste es tu mérito, amas con la voluntad que rechaza, con el temor que proteje. Y mereces la felicidad que tú mismo has plasmado, el potencial oculto en lo real, la forma oculta en la materia, Escultor. El pueblo feliz conoce la hermosura de tu Reina, Galatea tiene tu vida sacada de la Luz. Ella es el adorno viviente de tu casa. Nunca más estarás solo. Tú la soñaste, te embarazaste con taavá de tus devociones; para ella hicíste un recipiente de marfil, al que echaste la sinceridad de tu voluntad, tu corazón, tu plenitud. Pudíste conformarte con cualquier mujer y fingir placeres insensatos, no ser serio al caminar hasta el sueño, pudíste ser impulsivo y diezmar tus autorealizaciones y decir: «En misericordia, Jai me dio ésto» y no amar lo que te dio, porque la elegíste como se elije el calzado, el contacto del polvo; el caminar que no camina corazón adentro. Es que eres rey, sacerdote y mago, todo esculpido al mismo tiempo en tu Alma rectificadora y a Jai le place lo Viviente, no lo que finge vida a través de tí, u otras manos, donde el Espíritu falta. Pero Galatea es la prueba del Espíritu y un regalo que se dio por tu fe, regalo sumado al regalo originario que dormía en tu soledad, tu fe. Bendición y alabanza traigo por causa de tu Acción: Quien bendice dio por buena tu Estatua y el marfil será piel y sentirás pulsaciones de sus venas y tibieza en su desnudez, cuya tersura es más dulce y cerosa que la cera del Monte Himeto. Jai completará lo que has hecho. Ve que Afrodita anunció que la Belleza es contigo y que bendita fue en Galatea con potencial de Vida. No has soñado que Galatea vive en tu taller de trastes viejos, hombre de fe, ni que te engañan los sentidos. Vé, con la misma dedicación con que esculpiste su rostro hermoso, su juvenil silueta, vé y díle que te diga el nombre de su Alma. Ella te dirá: «Soy la alegría; soy la humildad de Shiflut, que me ha elegido para su compañía y me dio la talla de su receptáculo». 6. Condena para el que no deseaba la Muerte Ví al hombre que no quería la Muerte, que es la Vida que da cambios, que transforma, que mueve los opuestos. Ví al hombre en la inanidad de sus jactancias y estaba en vivo en dolor, la aflicción de la Maya, la ilusión del fracaso. El se creyó el fundador de Efira, pionero de Corinto y se hizo un símbolo de gloria con el trabajo y el talento de otros. El no era Nadie. Ni tenía el secreto de Nosotros y era avaro, mentiroso, homicida, no conoció la humildad de morir ni restringirse, él todo lo daba por suyo y en su reinado hizo torres de arcilla y prisiones de roca, junto a Mérope. El se creyó el más astuto de los vivientes y no quiso morir, porque, en verdad, ya vivía la muerte y el tiempo humano era su cadáver; él no necesita inframundos; él ya era el inframundo de lo vano donde no hay lucha por la sabiduría, sino el repetirse de una mecanicidad sin misterio, sin retos de nuevas perspectivas. El era el fracaso que sólo se adorna con autojustificaciones. Y yo lo ví, pobre Sísifo, hijo de Eolo, más sombrío que Tánatos en grilletes, engañado, porque cualquier atadura no es cadena para el que abre los mundos desde la Muerte. Y Tánatos mismo le llevó la roca y lo hizo esclavo. Puso la roca sobre sus espaldas. «Sube a la cima con ella... hijo de la Muerte. Díme qué es ser hijo del poder cristalizado». 7. Profecía sobre los que aman el cuerpo Ve como Balaam a la tierra de Moab y los edomitas y escucha al ángel que declara: «No maldigas», porque de gris se está vistiendo el mundo, todo Occidente, toda cosa viva sobre Maljut. Con uniforme de amargura, la generación a la que se ha prometido el Mundo Venidero, se ha vestido. Aún con harapos y cantos de los que has llamado la apelación salvaje, primitiva, hedónica del rock, se ha vestido y cantado. Ve y no desobedezcas, Allan Bloom. Reprende la amnesia cultural y observa lo bueno y lo que en mente oculta de Platón y Sócrates puse; no maldigas la filosofía liberal moderna porque más podrida está la neoderecha y lo que llamas la salvación conservadora. Los tiranos maldicen y se visten con camisas y uniformes de color marrón: todo al estilo de la República de Weimar. Son ellos los que ordenan que vayas a Corea, a Vietnam al Sudeste asiático, que hagas la guerra, no el amor, que estudies el behaviorismo [incluye electrochoques, técnicas de aversión] no la persuación al domar a las fieras. Ve y no desobedezcas porque antes envié a Leo Strauss y se fue a Sitra Ajra, el Otro Lado. Y los niños, en ausencia de Moisés, elevaron sus loas al Becerro de Oro de Ietzer hará, se inclinaron al Lado Destructor, a dioses extraños y se negaron a entregar las vasijas para Tiqquim y el Olam Hatikún. Vasijas cerradas no recibirán luz. Mentes cerradas en desiertos entre fieras quedarán, con siete antiguos reyes de Edom y dirán: «Siendo que sabemos que el Cuerpo externo puede ser perfecto y hermoso, es lo que queremos... » Pero yo te envío y les dirás: ¿No es el Alma Perfecta preferible? ... el alma crecida que se sustenta en fe, el alma que rechaza la esterilidad y la carencia de plenitud, el alma que es luz, anulación del Ego, bitul, combustible de la Corona, luz directa para los tzadikim.... Quienes ante el espejo sus cuerpos hermosos, su ideal de perfección enaltecieron, a luz del Alma no buscaron; prostituyeron el Kelim y con éste negaron su alma. Dijeron: «No existes, Hija del Sacerdote». Fama de simio dieron a su madre y Riqueza, de libído, al progenitor y en espejos de Envidia se miraron y aún compiten. Y de las lujurias no escaparon, Allan Bloom. Mensaje quiero que lleves al barrio de Hayde Park. Profecía que hagas en los predios de la Universidad de Chicago y a donde quiera que vayas, en América y en Europa. En tráfico comercial de reconocimiento, por honores para la externa visión del alma y glorificación de su líbido, morirá el potencial valioso que dí a tu pueblo, a tu generación. Dura tarea que regreses a la luz cuando la fuente es cerrada. The Closing of American Mind. 8. Profecía para del cuerpo canjeado ... porque camisas negras han aceptado e imitaron el paso marcial de los amalecitas como mecánicos entes de hipocresía y violencia y esterilidad intelectual, me escucharás cuando te diga: «Se creen valientes porque van vulgarizando todo; hablan un lenguaje camotero; con imagenes de sexo y voces de sexo, hablan sobre la belleza que nos les durará y el cuerpo perfecto que es sólo su simulacro». Con apariencia de hermosura se esclavizarán y, con su pérdida, verán luto... En vano, se engaña el que humilla a la Hija del Sacerdote, y se burla del Novio, hijo de Rey, en vano será la cirugía que se hará; en vano, el gimnasio al que tendrá que inscribirse; en vano las dietas que habrá de pagar y las vitaminas y las horas en angustia y desvelo cuando el Cuerpo Perfecto pida cuentas y pregunte: ¿Qué hicíste con el kelim, el vaso divino, el cuerpo inicial de mi honra en el Lado Sagrado? Cuando la ancianidad no quiera su adiós con virtud, el cáncer vendrá y doblará lo hermoso, cuerpo de su pretendida salud y perfección; mísero anciano el que morirá con el frágil recuerdo de la Hija del Sacerdote que se fue y dejó solo a su cuerpo, cáscaron de la edad oscura y la vanidad. 9. Profecía sobre los tontarrones Ví el hombre y la mujer cuya grosura es física, real, no la de los tiempos de la recompensa; los ví y son el Buey, a veces manso, que dice: «Be nice», «I am nice», y pretende ser la yunta que se doblega, pero su mansedumbre es falsa. Están llenos de sí mismos pidiendo oportunidades iguales de justicia mientras esconden el valor moral de eludir a los dioses extraños y su espacio en Sitra Ajra. Los ví en la esencia de su crisis y ni tienen valores ni sabiduría. Escuché cómo hablaban de apertura (y cavaban el nihilismo en lujosos apartamentos; hablaban de la angustia necesaria, pero, la angustia era sexo y gratificación para cada rincón de sus cuerpos). Vestían con costosa tiranía de mercado. Hablaban como el que es mudo, oían como el que es sordo, indiferente, pero con el gesto simpático: abierto, tan nice... como si a todo hubiese que decir sí. Citaban a Nietzsche para justificar el poder; a Heidegger para destrozar la tecnología, pero la tecnología los destrozaba a ellos, esclavos del celular, esclavos de claves y herramientas que les programó para que jamás tuviesen acceso al Cerebro Oculto, a la red de su Alma. Los contemplé en su república de carteles, letras, pantallas virtuales. En bancada de mercados levantaban sus sinagogas; en antros de oscuridad disparaban relámpagos, fuegos artificiales, ruidosos cohetes y timbales. Y todos decían: «Ay, güey, be nice». Y el olor de la marihuana llenaba todo, olor de semen subía al esplendor. Taanug estaba crucificado, el fluído vital lo drogó y lo puso en jeringas, en pipas, en líneas de coca, en aguas de tacha, en metanfetaminas, en heroína y sustancias de química extramundanal, y el cuerpo perfecto de varón era para otro varón y el cuerpo de la hembra, con senos esplendorosos y asentaderas de magnitud para otra que decía a su compañera: «Be nice, I am nice». Allí estaban los habitantes de las cuevas y conversaban de la Diversidad Cultural y se pintaban tatuajes en medio del ano y como vejigas se ventoseaban, sordinas que dan bemoles al fin del nihilismo y la angustia, cutre discurso sobre el fin de la desigualdad, el temor y el interés propio. 10. Profecía sobre la amnesia cultural y la uniformidad de la tiranía «Homosexual promiscuo; puto de sonoras alaharacas: no escupas sobre tu propio techo». Deja que la generación busque su amor, se manifieste en las calles fuera del Lobo que se come al semejante. A los Niños de Jesod, dejálos que reconozcan la indignación porque en su mundo ya se cosechó la duda y los consoladores son incrédulos, relativistas de su verdad, utilitarios con el lema: «Todos contra todos, porque somos lobos, animales sin alegría, rebaño en represión de Eros, líbido airada»; desde el falso siglo de la Ilustración, con Hobbes a la derecha y Locke y Rousseau y Freud. A la meta de buscar Progreso del Otro lado, desolaré. La Correspondencia es ley. ¿Qué hizo Occidente con la doctrina de los Derechos Naturales? ¿Por qué llamaste a Hobbes seguidor del que dijo que la semejanza e imagen de Dios está en la humanidad? ... vé y dí a John Locke que a genocidio de indígenas no convoqué, que yo soy la verdadera Libertad y la igualdad, la paz y el cosmopolitismo. El que puede hacer la Armonía la hará. A los amnésicos culturales, defíneles vibración, el Que vibra también dio su perfil en la asociación, el ritmo, la generación, lo mismo que la persona en la polaridad. Mi ley es en la causa y el efecto. El que vibra en la Energía envió Alma, Hija de Sacerdote, y en su subjetividad profunda, puso los arquetipos de sus leyes y a sus espaldas está el Velo de Emet, el velo que cuida el fundamento. Entonces, vé mientras estés sobre los pliegues del manto azul y vibre el tiempo; vé porque la Hija ha de ser Madre Fértil y su embarazo es la Imaginación Creativa para tu generación, Allan Bloom. Vé y profetiza el Gran Viaje de la Líbido, homosexual promiscuo, y llama a la que con mis ojos ve y a sus espaldas tiene el Velo descorrido y en tu presencia lo rasgará porque la Amnesia Cultural ha formado la tiranía de lo uniforme en tu mundo. 11. Profecía para la tarea que doy, Carlos Ahora tú sé quien vayas, con el cadáver que has tirado sobre los pliegues del manto azul. Profetices a Allan Bloom sobre sus recetarios y los Grandes Libros y el asco suyo por la libertad hobbeano-lockeana y las falsas aperturas. Vé y díle que la fuerza existe y con ella trabajarás con tu intelecto y con tus emociones, con ella comes y sacias la sed, con ella viajas la ruta hacia el Oriente y sales por la Puerta Estrecha. El Infinito existe y, sin el cobijo de fuerzas del hatillo, el viaje fracasa, se pospone, se trunca y su éxito no se aprende porque lo que lleva a él es incomunicable y nadie lo da, nadie lo enseña, no es cosa de Grandes Libros. Vé y dilo a Allan Bloom. Ninguno verá la paz interior sin conocer la Fuerza que abre el Infinito; no hay liberación ni iluminación sin domar instintos naturales y pasiones, sin abrir las fauces de un León; sin ceñir a su cuello un cinturón de rosas; sin poner un cascabel al gato, siendo un ratón y ésto no se aprende de los Grandes Libros de Allan Bloom. Vé y dílo: Que la experiencia del espíritu es incomunicable y que, por ella, contenido del secreto, se busca destruir lo indestructible y se tortura y se encarcela al que lo tiene; Carlos, aún quien te da el secreto destruye tu nombre, te pone en prueba y dolor. En cárcel estás de Misercordia. No en la torre-prisión de tus negadores, no en la libertad de Hobbes y Locke, no en las tecnologías de los que la Naturaleza subyugan para quitarse la muerte. Muere por mí, yo te doy la ecología del Equilibrio, el poder del qué y el cómo de mi clemencia, porque yo soy Jojma, Koaj Ma y Jesed, la Bondad. El que rompe la Vasija la restaura; yo restauro a mi hijo en Shvirat hakelim. Tú ve, mientras te tenga sobre los pliegues del manto azul, ve audazmente, atrévete, sin temor. Profetiza contra Allan Bloom, el Lado Sagrado de mi bendición. Díle que ya no lees Grandes Libros, sino que escuchas desde el Sitra de Kedushá. 12. Profecía de la Mano de Venus / Hator En misericordia, mi Mano te agarra porque yo te he rotado. Rotación es mi ley. Sorprender es mi Emoción Cósmica, mi ciclo, mi expresión. Bendigo a los que rotan y en lado sagrado hallan Mi Mano y no la menosprecian. Mi mano te giró desde el Big Bang, pero mi Ojo no te perdió la pista en el fragor revolutivo del ciclón. Tú viste en Sísifo la prueba y sobre sus espaldas puse la roca del ciclón y él dijo: «No quiero la muerte». No quiso la involución, ninguno de mis giros quiso, siquiera Mi Mano que detiene lo que gira. Como el más listo de los mortales, me desafió. Sin creer en mí, arguyó que predice las sorpresas que doy y que mis direcciones burla, ubicándose él donde yo no lo quise, porque le dí libertad en el pasado. Quien es la libertad verdadera puso la Roca pesada del ciclón en él, quien dijo: «Yo soy la Sabiduría y el control». En tí, yo pongo la rueda del destino y la visión del Kelim que llenaré con luz directa, con luz limitada. Ante los encuentros inesperados de las vasijas que vuelan a tu alrededor, medita en mí. Algunos de ellos será Mi Mano. Mi mano sostiene y libra de la muerte (la muerte que castiga como a Sísifo: la muerte que es ietzer hará). 13. Profecía de la Mano que detiene la Rueda La Mano que envío para que refrene los destinos que vuelan sobre la noche de Sitra Ajra, llámala como quieras. Entiende, sin embargo, que es Mi Misericordia, el Gran Plan antes de que nacieras, porque no hay Azar (el que te creó el Universo hizo para tí, Kelim / Vasija / vehículo antrópico / te dio promesa). La Mano que te envío desde mi contracción, en dolores de parto, lloró por tu vida y jaló, conmovido, la rueda de tu nacimiento y en lado sagrado te saludó para Hashem. Bendita la Mano que detiene la rueda y de la Rotación de la Luz Infinita hace tu momento y tu fortuna. Llámala como quieras, pero no hagas relativa esta verdad y digas que fortuita es porque la energía de mi palabra crea las cosas materiales y no eventos al azar. Bendice la Mano que acude a tu parto, hijo de las aguas en medio del ciclón porque tu vida lleva al Ojo de Ayín aunque no lo puedas predecir. En el centro del huracán te entrego a salvo para que te llames Afortunado. Sólo mi Mano es Gran Viento y mide el Aliento y pesa el corazón. Y mi Mano es Caf, la Palma de la Nube. Bendito el que cree que mi Eter arquetípico es la palma de Mi Mano y que, desde el Vav de mis conexiones, doy la sílaba: Rota energía, que mi Luz nunca será tragada por nada que no sea mi Sol y mi éter no muere en ninguna oscuridad. ... la Mano que detiene la Rueda para que tú lo entiendas es el Amor Renovado, la Unidad del Nosotros, la Esperanza. Quien sobre sí pone una Roca y no navega por la ruta que doy al centro del ciclón, Vicioso le nombro, hombre sin fe. Pesimista le llamo. Abiótico le digo por su nombre. Ciego en su egoísmo le designo porque, obseso de sí, nos nos ve. 14. Los narcisistas de mi siglo Escuché a los hijos de la cultura del narcisismo, Christopher Lasch. Ellos mismos se ataron y con coyundas hicieron sus vestidos. Ocultaron la suciedad de sus cuerpos y disfrazaron la ignorancia de sus proclamas con leyes de su autoridad. Estaban hambrientos de luz; aún así, llamaron plenitud y abundancia a sus bostezos. La ansiedad fue su libertad. La indiferencia dieron por sabiduría. Thomas Hobbes estaba en medio de sus estrategias y la guerra preventiva guardaba sus ciudades. Para ganancia propia, ellos estructuraron cada ideología e instrumento ejecutivo. Su ley fue el Monstruo que escondía delitos. Aún así, se proclamaron buenos, pulcros, enemigos de la ira, conjuradores de angustia. Obsesiva, hasta los extremos, fue su acumulación (y los billonarios, a su juicio, quitaban la soledad con sus consejos y el pesimismo, con donativos de sus fundaciones y obras de caridad). El dolor lo dejaban como muertos en museo; como piezas de arte, a la posteridad. Escuché a ese pueblo narcisista cuyo hedonismo encabezara desfiles y cenas de manteles largos por su felicidad. Era un porcentaje modesto de la nación, pero la nación creía en ellos a pies juntillas aunque millonadas de seres boquearan y otros se sujetaran en cárceles estatales y prisiones de administración federal. Ví a los viciosos y tentados, todos orgullosos de su lujuria y sexo compulsivo, todos apostando a ser competitivos en tierra donde ser 'looser' es el peor adjetivo. Las criaturas de la futilidad pedían los uniformes del Sueño Americano y cada etnia, en violencia o en virtud, se decía prudente, feliz, autorrealizada. Escuché a Rush Limbaug, dueño de itinerarios radiales que no tenían fin. Hablaba como papagayo, drogado por medicamentos y a su virtud la llamaba Conservadorismo y Jerry Faldwell era igual, fundaba universidades donde se hablaba de Dios con boca llena de besos fornicarios y recostado sobre almohadas ahítas de dólares y donativos y decía mentiras salpicadas de lágrimas. Ví, escuché, asistí a los antros donde la canción lenguaraz se pretendía un himno y la demagogia, un salmo. Cualquiera destilaba, con fama de ícono idolatrado, su derecho a la ira, a la pose rebelde, a la chapucera intención de inautenticidad; la política se convirtió en gesticulación hipócrita, en mafia y así hablaban del que no come y del que sufre, del enfermo y del explotado, del oprimido y del desesperanzado. Con el poder de los débiles se hizo un show, lleno de aplausos, y en medio de la atracción por los cuerpos, el más feo dio su lealtad al hermoso y el más hermoso su lealtad al feocio y los débiles estaban de bruces sobre sus lamentos y su invalidez, pero, con tanta propaganda, eran felices y lo perjuraban por todos los medios de Norte a Sur, del Occidente al Oriente. El narcisimo se había globalizado: «Estamos en el mejor de los mundos y la cultura de este siglo es perfecta y será así por todos los siglos: Amén». 15. Bendición del destino y la Rueda Con las Palmas de mi Nube, yo dispongo el Ciclón y roto las ruedas de mi energía. Mi ley es Rotación. Quien te creó mueve la luz, envía el rayo, la vara, las copas de oro para tus consuelos. Yo, Jai, envío a la Hija del Sacerdote a quien haré mi rey, mi Tzadik abajo. Sí. Yo doy el Alma. Yo me presento en la noche del hombre y en lo peor de su oscuridad, alumbro como Estrella hacia el Oriente. No temas al Apophis. Mi Sol vence al Caos y Set es sólo una sombra (a la que inventa el miedo). No temas porque Dios no tiene Adversario y en tu diestra Anubis vive y a tu izquierda Tifón vela; como toda mi fuerza, como mi plexo infinito de posibilidad. Bendíceme porque envío el Mensajero. Aún al que teme morir en el desierto lo envo y aún en la tierra oscura del Valle del Río Nilo, pongo la semilla del renacimiento; bendice a Anubis, porque él mide la valía de quien a su orilla llega como un pedazo negro de sedimento y al Nuevo Reino él abre acceso. Bendice a todo el que pese tu corazón y no robe de él, porque Guardián del Velo lo hago y él abre la boca y ladra a los perros; bendice a la Mujer Virtuosa que dice: «Mi padre es Ra, hija soy de Atum, hija del Tzadik de Arriba soy». En todas las edades, envío a la que llena los sarcófagos y los templos de gozo. Bendice mi Hija, es el Ojo de Ra. La Verdad puso en Ella, el Tercer Ojo. Así pues bendice a Hator y si dice que su nombre es Sekhmet, bendícela, y si su nombre es Serlet, ámala aún más porque es la encarnación del gozo y es la Madre Fértil, y la Amante y la Esposa con que caso al hijo del Rey. Y es la Amiga que yo doy. De la Vía Láctea saqué su estrella y Vaca Celestial la hice sobre el firmamento. Hijo mío, en cinturón puse el Zodíaco y agua de alegría en las Jarras que le dí y nadie fecundará tu Mente Interior como ella hace; ella, cualquiera sea su nombre y cualquiera sea la estrella con que bautice tu alma para que veas la Dicha que trae al hombre cuando rebose el Kelim, la vasija que te dí. Como leche santa te sabrá el agua, como vino será la humedad de sus besos. Deja que Hator te bese y verás que Anubis vive en tí y que eres el protector de tu resurrección. Que tú muerdes la Muerte como un pan y que el Pan de tu Muerte es la Vida y que la arcilla de tu barro es negro sedimento del Nilo que yo, tu Creador, haré resplandecer como un vaso de oro que amaso con las Palmas de Mi Mano... Entonces, ¿por qué has de temer, si la energía de mis ciclones cósmicos detengo? Yo paro la rueda del destino, yo doy la estrella de la felicidad... y sólo te pido: Bendice el mensajero que te doy, bendice tu alma a la que llamé Hija Celestial, hija de Tzadik. __ De 'Yo soy la Muerte'
TuWeb
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Mis aficiones
Mis libros / C. López Dzur
Álbum de Fotos
carlosdzur1998: Mi curriculum
Mis enlaces
El viene de un monte verde
Tantralia
De ANTI-MANUAL PARA MICROEMPRESARIOS
Cuentos de mis libros
Análisis de mundo / Bitácora de C. López Dzur
Poemarios en la red
Profecía del que espera en vano
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
El nuevo libro de Newt
Presentan 'Canto al hermetismo' de López Dzur
Huertos / Siembra de la haba y el achiote
Huerto / El Maíz y siembra de eucalipto
Huerto / Siembra de la calabaza y del frijol
La oscura historia de la experimentación médica
El intelecto cósmico
Beneficio de los árboles
carlosdzur1998: Tres árboles boricuas
El animal-hombre / Cuento
Piratas judíos en el Caribe / Reseña de libro de E. Kritzler
Del poemario HOSTOSIANAS
A Walt Whitman
Un adolescente cualquiera
Del poemario YO SOY LA MUERTE
Sobre el libro LA ZONA DE EMERGENCIA
Carlancas / Aforismos / Folclor
Los niños fumigados de a soja
TRECE MONOGRAFíAS / Historia Pepiniana
Un Historiador con Trascendencia
La sonrisa del siglo XXI / EN TORNO AL PERIODISMO
Función del hipotálamo y la agresividad
La hiena como asesino
La Ley de la Mordaza en Puerto Rico
Primer poeta y el periodista pionero en Borinquén
Aprendizaje del Cashrut y el Shejitá / Poema ecologico
Proceso de concentración del ingreso sin precedentes
El ladrón raptador
La víctima dormida / CUENTO
Lo incompatible / POEMA
Cuento: El hombre que enamoraba las hormigas
Mi pueblito en su épica histórica inicial (1)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (2)
Mi pueblito en su épica histórica inicial (3)
Los poderes interventores / poemario
Economía subterránea prevalece en Puerto Rico
Extranjerización de la tierra
Meditaciones sádicas / al Marquis de Sade (1740 - 1814)
Consignas políticas para tiempos de crisis
La pubertad de la palabra
Yo soy la Nube Roja
Ética a Nicómaco o alguna sapiencia que tenga el corazón: López Dzur
TLANIHUIC / EXISTO
Amonestación a Gilles de Rais
EN ESTA MISMA ISLA
El Señor de los vientos / ECOLOGíA
Te lloro, Princesa
Energía renovable y de sustento
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
El arte permite brotar a la verdad
LA MADRE VERDADERA / LAMIA / ETNOCIDIO
Excluídos del abrazo
Desde la bárbara Troya
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Encontrar un interlocutor
Defiende tu pozo / Ecología
Bitácora de Carlos López Dzur: Nemoroso y la memoria de Elisa
La protección de las bestias del campo
Memorias de la caverna / Frags. poemario
La deconstrucción del modelo protagónico hegeliano
Lección de economía de un delincuente
Crisis alimentaria (2007-2008) e inestabilidad
Soberanía alimentaria: Un Nuevo concepto
Poetas Invitados a mi Website: Fanny Jaretón
Venga quien canta
A Astarté, diosa del Amor
Genocidio y despoblamiento de América
El sentido de comunidad
El feminicidio como patrón en la historia
La mística tántrica: Textos lopezurianos
Foro: De la Guerra: ¿sabía Ud.? / Palestina / López Dzur
Dzur: Del libro «La revolución profunda»
ENLACES INTERESANTES / DZUR / 1
Anexión de California, 1846
Poetas Invitados a mi Website: César Vallejo
Escuelas Libres, Extinción y genocidio
Bitacora comunitaria de Carlos López Dzur
Mi amigo Baudelaire
¿Qué realmente sabe de la corrupción en Puerto Rico?
De Teoría de la sustentabilidad
Escríbanos / Cartas / Enlaces / Amigos
ENLACES DE AMIGOS
Del libro Teth, mi serpiente
Ecología y sustentabilidad: Credos y Principios
Irak, neo-colonia de los EE.UU., al costo de 1.3 millones de civiles muertos
Cómo se templa el espíritu para la Revolución
Presentimiento / cuento
Narcotráfico e imperialismo
Por qué condeno el sionismo de Israel
Poeta Invitado: Rubén Darío
Biografías de Educadores pepinianos: Proyecto de Investigación
Seis compañías judías poseen 96% de los Medios del Mundo
Por qué creo en el socialismo autogestionario
En el Bicentenario de la Independencia Mexicana
Diez razones para dejar la CocaCola
Deseo, sexo, alma y mitología
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Los EE.UU. e Israel
ECOLOGIA Y SUSTENTABILIDAD
Librepensamiento y comunidad
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
«Sin comunidad no hay moralidad»: Tonnies
Poeta Invitado: Charles Baudelaire
Datos sobre el terrorismo en Puerto Rico
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
De Estéticas mostrencas y vitales
Carlos López Dzur / Foro Comunitario
Teoría de la sustentabilidad / Carlos López Dzur
Ecología y sustentabilidad: Enlaces y Teorías
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
El proceso femenino / Poemario / Carlos López Dzur
El proceso femenino / CONT.
El proceso femenino / CONT. / 3
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Amor a la vida
Poetas Invitados a mi Website: Beatriz Ojeda
Foro Comunitario: Propuesta: Cien mil empleos productivos...
Declaración de amor / A Matoaka, alias Pocahontas
LA NADA Y LA POESIA
El capitalismo enfermo
Y LOS BOSQUES SE SECAN
Folclor y mitología zorruna
Mi música / Carlos López Dzur / Bitácora
Sobre la amistad
En días de enfermedad y convalescencia
Mis libros y autores favoritos
Foro Comunitario: Remembranza del ex-diplomático y ex-gobernador
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poesía: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de eco-poemas: Carlos López Dzur / en Galeón
Foro de poemas: Evocación de Orfeo / Galeón
Foro Ambiental: Ideología del Movimiento Ecologista
Index / Artículos de C. López Dzur
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar
Poeta Invitado a mi Website: Jaime Sabines
Organum: Poemas para ecosembradores
Organum: Poemas para ecosembradores / cont.
Organum: Poemas para ecosembradores / 3
La queja de Eros
Las llamas del Ser / De «La Revolución profunda»
Foro político: Carlos López Dzur / Bitácora
Puerto Rico: Proyecto Constitucional de Reforma
Pasión y muerte del Agua
Reflexiones sobre la devastación / Foro de Cuentos
carlosdzur1998: Las cuentas claras del capitalismo en USA
Santidad de la Luna / Carlos López Dzur
Foro Comunitario: Estadísticas concernientes a la prostitución
A Antonio José de Sucre (1795-1830)
A MIS HIJOS DE OTOñO / Carlos López Dzur
Para hablar sobre la libertad con Gabi / Carlos López Dzur
VOMENASAL O LA VIDA COMO UN PUGILATO
Canto a la Libertad / CARLOS LOPEZ DZUR
DE LA ZONAS DEL CARACTER / Los niños
TODOS SOMOS INMIGRANTES / Carlos López Dzur
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Esbozo de declaración poético-ambientalista
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Poetas Invitados a mi Website: Ana Romano
Sesiones / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 1 del Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 2 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 3 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Lección 4 / Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Entrevistas interesantes
Mi currículum antisofista
La ley de la selva en la estatalidad moderna
La puntera / Sociología de los Delitos
Carlos López Dzur / Me voy a parar encima de tu cabeza
Carlos López Dzur / Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
CANTO AL AGUA OXIGENEDA / ECO Y DISONANCIA
Entrevista a Robert Faurisson / por Mourad Ouabass
Huertos: Las Hierbas contra la Depresión
Lo amenazante / Las cosas más feas / Bitácora de Carlos López Dzur
KETUVIM / ESCRITOS / POEMAS DE LOPEZ DZUR
Colaboraciones interesantes: Bitácora / López Dzur
Libro: Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur
Dzur: Proyecto Fortune, Gente del 10 porciento, Cuando el fraude fue de $300 billones
O'Higgins ¿Bisexual? / El Padre de la patria
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED?
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
DZUR / INDICE / BOLIVAR Y YO / A HUGO CHAVEZ
carlosdzur1998: La brutalidad policial en Anaheim desata la furia
DZUR / INDICE / NOTA / sobre Estado de Alerta y esperanza
Huerto: Soja de Monsanto y sus efectos adversos
DZUR / Textos sueltos / Estado de Alerta y esperanza
Victor López Nieves: poeta de SS del Pepino / PR
Cuentos sediciosos y bolivarianos / López Dzur
DEL ALMA BORICUA / CARLOS LOPEZ DZUR
BENDICION DE LA ZORREADA / LOPEZ DZUR
ESTADO DE ALERTA Y ESPERANZA / Indice
Los 25 poemarios de Carlos López Dzur
15 Libros de Narrativa de López Dzur
Huertos: SAUCE (Criollo o Colorado; Bardaguera)
Huerto: EL CULTIVO DE YUCA (Manihot sculenta)
Huerto: La sábila o alóe vera, propiedades medicinales
Remedios populares para curar cataratas del ojo
Huertos: Una revolución en la forma de sembrar (1)
Cuento: LA LEY DE LA PISTOLA Y EL GOBIERNO «PARA SIEMPRE»
Cuento: LA PESADILLA DE TANTON
Cuento: EL PERMISO
Cuento: EL NIETO Y EL MECHON DE PELO
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Cuento: EL DIA UNO
Cuento: LA CRUZ PARLANTE
Cuento: TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
Comparative Statistics On Crime / International
Esto tambien es Israel
 
Profecía del que espera en vano
El que espera en vano y se cree al comando
y no lo está, aunque sentado sobre un trono
se vea y teorías de organización sepa al dedillo,
que no se engañe más. El no es Emperador.
El error vence su armadura.
La espada no responde a su mandato.
El no comprende; no entiende el Nosotros.

Profecía doy sobre la razón fatula
y el capricho racionalizado.
Para que se vea el control eficaz
de la Justicia y el Orden impere
sobre los poderes del Caos,
zurre la badana frente a la casa de Shiflut,
bájese del Trono y obedezca la voz
de la burra. Esta es la voz del verdadero Rey
(el que humildemente deja su reino
para oir la voz del asno, el graznido
abajo, el gemido arriba, la voz del nosotros
despreciado). Profecía doy al poderoso
que no se jactó del cargo, pero subió
a él, sin merecerlo, porque no habla
para sí el Cerebro Oculto
y en organizar no tiene alegría
ni voz en la Fuente de Mem.

Lo ví antes que él fuera rey en Moab
y envié la Luz que vuelve, Or Jozer,
y dije con voz de la Mujer Virtuosa,
con voz de la Madre, a quien llamé Binah,
con voz de la hermana, a la que llamé Isis,
con voz de Démeter, a la que llamé Novia,
con voz a la que llamé Alegría,
con voz de enamorados que se unen
en Jet y viajan de Occidente a Oriente
para cumplir el decreto de la rectificación,
«Vé donde te mando y escucha
el consejo de mis Voces, encarna
el Nosotros de Mi Voluntad
para que seas el Verdadero Rey,
mi Tzadik abajo, porque el mundo es División
por causa de los fatuos, superficiales,
mediocres, negligentes, sordos,
ciegos, cojos, apáticos,
los que escupen al fuego
y los que vomitan las aguas
que luego se han de beber».

Y te dije: Balaam, ve, para que aprendas
el Poder del Cerebro Oculto
que encarna la Verdad y tengas Emperatriz
a tu lado, Mujer que sea tu Corona
entre nosotros; Baalam, ve,
porque el poder sin ella y las voces
que dan paz en las aguas y en el fuego
no son la Verdad del Báculo.
Ve por el Falo de mi Espada,
ve por el poder organizador,
ve por el Mando,
porque quiero paz entre Moab e Israel.

Profecía tengo para tí, apático de Jet.
El trono en que te sientas es de arcilla
y la voz que obedeces, legión de cerdos.
De la impaciencia sacas tus mandatos
y de mugidos de asnos, el sonido de tu Cuerno es.
De Madre fértil te apartaste, con yerma imaginación
tu ley, porque maldices la Vara de mi poder.
En manos de hijos de Belial y contendores
pongo los garrotes escondidos,
son la ilusión, la fantasmagoría.
Siete luces apagaré de tus lámparas
y en diálogo con asnos pasarán tus días
hasta que vengas a mí, como el obediente
al que dí tarea al convidarlo:
«Ve donde te mando»
y escucha la voz de la Mujer Virtuosa,
el consejo de mis voces que habla
con la voz de la Madre, a la que llamé Binah,
con voz de la hermana, a la que llamé Isis,
con voz de Démeter, a la que llame Novia,
con voz de quien llamé Alegría,
con voz de enamorados que se unen en Jet.

3. Profecía para el hombre arrepentido

Del Ojo Samekh que verifica y apuntala
traigo mensaje; del Ojo de Ayín el que ata
con cadenas flojas y con garrote escondido
da recompensa o castigo, mi palabra se ha llenado
porque sus torres de arcilla son, así sus tronos,
sus instituciones, sus patrias.
Arcilla eres, hombre.
Arcilla tus Torres y tus prisiones.
Arcilla los vasos que llamé Kelim
con la promesa de hacerlos de Oro
y de Luz.

Jai amará a los vivientes
porque él es viviente y a los arrepentidos
los restaura a la Vida y sólo la vida
es dinámica de su Luz. En la pluralidad manifestada,
Jai los tiene con el secreto del Poder del Ser
y dos son las criaturas que él ve,
las que tienen el Opuesto en sí
y lo armonizan; las que olvidan el Opuesto
y viven sin raíz, sin deseo de recibir
la luz. Con agua se ablanda el corazón
de la arcilla; con fuego se endurece.

Con agua de la Jarra, se ablanda
y se endulza la arcilla en el Pozo profundo
y el Corazón dice: Tengo sed,
sed de luz, sed de Vav hajibur.
Con fuego se atiza el barro
para que sea una Espada ígnea,
voluntad y verdad, solidez,
consolidación, la Vasija de Kelim.

Profecía de futuro es mi palabra
que meditó en Teshuvá el cambio postrero.
No conoce la arcilla pasado feliz,
pero el Vaso es el futuro y el presente
su fragua. Destetados de la arcilla
serán los que amen el presente de Teshuvá.
Destetados serán los arrepentidos
que hoy comen el polvo en la oscuridad
y transitan el desierto con sed de agua
y de luz; destetados los que pasan por fuego
de prueba como Job y aún dicen
desde la cutre lepra del dolor,
«Aquí estoy», presto para el oro espiritual,
presto para ser verificado, apuntalado,
rediseñado en raíz.

Buenas nuevas traigo del Ojo de Samekh.
Buenas nuevas de Jai, el Viviente,
que observa, teja abajo, el presente
de Teshuvá.

4. Profecía sobre la Fe / Emuná

El que busca la Fe deje de buscarla.
La fe simple viene sola y es inconsciente
y es un placer oculto, un placer puro.
La fe es un regalo, una raíz.
La fe es la esencia que en todos arde
como fuego grato y tranquilizador.

No se preocupe más, deje la angustia
el que dice que a la fe ignora,
que no la siente, que la fe pasó de largo.
Que la hubiese querido, pero no la tiene.

¿Es justo que se force a quien obsequia
a entregar su presente en la fecha, hora,
lugar, condiciones, que nos pegue la gana?
Deja que el Autor de la fe la entregue
cuando plazca. Quien regala sabrá
cuándo lo hace y por qué.
De modo que no forces la fe.
Es un regalo sorpresa.
La fe no te quita nada.
No requiere tu acosón.
No se paga. No se vende.
Es gratis.
Es inconsciente.
Es pura.

5. Profecía en torno a Pigmalión

«Mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo
has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado»:
Palabras de Afrodita a Pigmalión: Ovidio, La metamorfosis

Acerca de la soledad del artista, el sacerdote,
el rey, sobre tí, Pigmalión, doy memoria
y Chipre aún habla y canta conmigo
el milagro de tu fe. Tu vida ha sido el temor necesario,
lo divino. Rechazas lo que el mundo da como valioso
no siéndolo, por ser miasma y residuo,
espectros racionalizados de la Maya.

Tú amas la Belleza que es un Bien Oculto,
éste es tu mérito, amas con la voluntad
que rechaza, con el temor que proteje.
Y mereces la felicidad que tú mismo has plasmado,
el potencial oculto en lo real, la forma oculta
en la materia, Escultor. El pueblo feliz
conoce la hermosura de tu Reina,
Galatea tiene tu vida sacada de la Luz.
Ella es el adorno viviente de tu casa.
Nunca más estarás solo.

Tú la soñaste, te embarazaste con taavá
de tus devociones; para ella hicíste un recipiente
de marfil, al que echaste la sinceridad
de tu voluntad, tu corazón, tu plenitud.
Pudíste conformarte con cualquier mujer
y fingir placeres insensatos, no ser serio
al caminar hasta el sueño, pudíste
ser impulsivo y diezmar tus autorealizaciones
y decir: «En misericordia, Jai me dio ésto»
y no amar lo que te dio, porque la elegíste
como se elije el calzado, el contacto
del polvo; el caminar que no camina
corazón adentro.

Es que eres rey, sacerdote y mago,
todo esculpido al mismo tiempo
en tu Alma rectificadora y a Jai le place
lo Viviente, no lo que finge vida
a través de tí, u otras manos,
donde el Espíritu falta.

Pero Galatea es la prueba del Espíritu
y un regalo que se dio por tu fe,
regalo sumado al regalo originario
que dormía en tu soledad, tu fe.

Bendición y alabanza traigo por causa
de tu Acción: Quien bendice dio
por buena tu Estatua y el marfil será piel
y sentirás pulsaciones de sus venas
y tibieza en su desnudez, cuya tersura
es más dulce y cerosa que la cera
del Monte Himeto. Jai completará
lo que has hecho. Ve que Afrodita
anunció que la Belleza es contigo
y que bendita fue en Galatea
con potencial de Vida.

No has soñado que Galatea vive
en tu taller de trastes viejos, hombre de fe,
ni que te engañan los sentidos.
Vé, con la misma dedicación con que esculpiste
su rostro hermoso, su juvenil silueta,
vé y díle que te diga el nombre de su Alma.
Ella te dirá: «Soy la alegría; soy la humildad
de Shiflut, que me ha elegido
para su compañía y me dio la talla
de su receptáculo».

6. Condena para el que no deseaba la Muerte

Ví al hombre que no quería la Muerte,
que es la Vida que da cambios,
que transforma, que mueve los opuestos.
Ví al hombre en la inanidad de sus jactancias
y estaba en vivo en dolor, la aflicción
de la Maya, la ilusión del fracaso.
El se creyó el fundador de Efira,
pionero de Corinto y se hizo un símbolo
de gloria con el trabajo y el talento
de otros. El no era Nadie. Ni tenía
el secreto de Nosotros
y era avaro, mentiroso, homicida,
no conoció la humildad de morir
ni restringirse, él todo lo daba por suyo
y en su reinado hizo torres de arcilla
y prisiones de roca, junto a Mérope.

El se creyó el más astuto de los vivientes
y no quiso morir, porque, en verdad,
ya vivía la muerte y el tiempo humano
era su cadáver; él no necesita inframundos;
él ya era el inframundo de lo vano
donde no hay lucha por la sabiduría,
sino el repetirse de una mecanicidad
sin misterio, sin retos de nuevas
perspectivas. El era el fracaso
que sólo se adorna con autojustificaciones.

Y yo lo ví, pobre Sísifo, hijo de Eolo,
más sombrío que Tánatos en grilletes,
engañado, porque cualquier atadura
no es cadena para el que abre
los mundos desde la Muerte.
Y Tánatos mismo le llevó
la roca y lo hizo esclavo.
Puso la roca sobre sus espaldas.
«Sube a la cima con ella...
hijo de la Muerte.
Díme qué es ser hijo
del poder cristalizado».

7. Profecía sobre los que aman el cuerpo

Ve como Balaam a la tierra de Moab
y los edomitas y escucha al ángel que declara:
«No maldigas», porque de gris se está
vistiendo el mundo, todo Occidente,
toda cosa viva sobre Maljut.

Con uniforme de amargura, la generación
a la que se ha prometido el Mundo Venidero,
se ha vestido. Aún con harapos y cantos
de los que has llamado la apelación salvaje,
primitiva, hedónica del rock,
se ha vestido y cantado.

Ve y no desobedezcas, Allan Bloom.
Reprende la amnesia cultural y observa
lo bueno y lo que en mente oculta
de Platón y Sócrates puse;
no maldigas la filosofía liberal moderna
porque más podrida está la neoderecha
y lo que llamas la salvación conservadora.

Los tiranos maldicen y se visten con camisas
y uniformes de color marrón: todo al estilo
de la República de Weimar. Son ellos los
que ordenan que vayas a Corea, a Vietnam
al Sudeste asiático, que hagas la guerra,
no el amor, que estudies el behaviorismo
[incluye electrochoques, técnicas de aversión]
no la persuación al domar a las fieras.

Ve y no desobedezcas
porque antes envié a Leo Strauss
y se fue a Sitra Ajra, el Otro Lado.
Y los niños, en ausencia de Moisés,
elevaron sus loas al Becerro de Oro
de Ietzer hará, se inclinaron al Lado Destructor,
a dioses extraños y se negaron a entregar
las vasijas para Tiqquim y el Olam Hatikún.

Vasijas cerradas no recibirán luz.
Mentes cerradas en desiertos
entre fieras quedarán,
con siete antiguos reyes de Edom
y dirán: «Siendo que sabemos
que el Cuerpo externo puede ser perfecto
y hermoso, es lo que queremos... »

Pero yo te envío y les dirás:
¿No es el Alma Perfecta preferible?
... el alma crecida que se sustenta en fe,
el alma que rechaza la esterilidad
y la carencia de plenitud,
el alma que es luz, anulación del Ego,
bitul, combustible de la Corona,
luz directa para los tzadikim....

Quienes ante el espejo sus cuerpos hermosos,
su ideal de perfección enaltecieron, a luz del Alma
no buscaron; prostituyeron el Kelim
y con éste negaron su alma.
Dijeron: «No existes, Hija del Sacerdote».
Fama de simio dieron a su madre y Riqueza,
de libído, al progenitor y en espejos de Envidia
se miraron y aún compiten. Y de las lujurias
no escaparon, Allan Bloom.

Mensaje quiero que lleves al barrio de Hayde Park.
Profecía que hagas en los predios de la Universidad
de Chicago y a donde quiera que vayas,
en América y en Europa.

En tráfico comercial de reconocimiento,
por honores para la externa visión del alma
y glorificación de su líbido, morirá
el potencial valioso que dí a tu pueblo,
a tu generación.

Dura tarea que regreses a la luz
cuando la fuente es cerrada.
The Closing of American Mind.

8. Profecía para del cuerpo canjeado

... porque camisas negras han aceptado
e imitaron el paso marcial de los amalecitas
como mecánicos entes de hipocresía
y violencia y esterilidad intelectual,
me escucharás cuando te diga:
«Se creen valientes porque van vulgarizando
todo; hablan un lenguaje camotero; con imagenes
de sexo y voces de sexo, hablan sobre la belleza
que nos les durará y el cuerpo perfecto
que es sólo su simulacro».

Con apariencia de hermosura se esclavizarán
y, con su pérdida, verán luto... En vano, se engaña
el que humilla a la Hija del Sacerdote, y se burla
del Novio, hijo de Rey, en vano será la cirugía
que se hará; en vano, el gimnasio al que tendrá
que inscribirse; en vano las dietas que habrá
de pagar y las vitaminas y las horas
en angustia y desvelo cuando el Cuerpo Perfecto
pida cuentas y pregunte: ¿Qué hicíste
con el kelim, el vaso divino, el cuerpo inicial
de mi honra en el Lado Sagrado?

Cuando la ancianidad no quiera su adiós
con virtud, el cáncer vendrá y doblará
lo hermoso, cuerpo de su pretendida salud
y perfección; mísero anciano el que morirá
con el frágil recuerdo de la Hija del Sacerdote
que se fue y dejó solo a su cuerpo,
cáscaron de la edad oscura y la vanidad.

9. Profecía sobre los tontarrones

Ví el hombre y la mujer cuya grosura es física,
real, no la de los tiempos de la recompensa;
los ví y son el Buey, a veces manso,
que dice: «Be nice», «I am nice»,
y pretende ser la yunta que se doblega,
pero su mansedumbre es falsa.
Están llenos de sí mismos
pidiendo oportunidades iguales de justicia
mientras esconden el valor moral
de eludir a los dioses extraños
y su espacio en Sitra Ajra.

Los ví en la esencia de su crisis
y ni tienen valores ni sabiduría.
Escuché cómo hablaban de apertura
(y cavaban el nihilismo en lujosos apartamentos;
hablaban de la angustia necesaria, pero,
la angustia era sexo y gratificación
para cada rincón de sus cuerpos).
Vestían con costosa tiranía de mercado.
Hablaban como el que es mudo,
oían como el que es sordo, indiferente,
pero con el gesto simpático: abierto, tan nice...
como si a todo hubiese que decir sí.

Citaban a Nietzsche para justificar el poder;
a Heidegger para destrozar la tecnología,
pero la tecnología los destrozaba a ellos,
esclavos del celular, esclavos
de claves y herramientas que les programó
para que jamás tuviesen acceso
al Cerebro Oculto, a la red de su Alma.

Los contemplé en su república de carteles,
letras, pantallas virtuales. En bancada
de mercados levantaban sus sinagogas;
en antros de oscuridad disparaban relámpagos,
fuegos artificiales, ruidosos cohetes y timbales.
Y todos decían: «Ay, güey, be nice».
Y el olor de la marihuana llenaba todo,
olor de semen subía al esplendor.
Taanug estaba crucificado,
el fluído vital lo drogó y lo puso
en jeringas, en pipas, en líneas de coca,
en aguas de tacha, en metanfetaminas,
en heroína y sustancias de química extramundanal,
y el cuerpo perfecto de varón
era para otro varón y el cuerpo de la hembra,
con senos esplendorosos y asentaderas
de magnitud para otra que decía
a su compañera: «Be nice, I am nice».

Allí estaban los habitantes de las cuevas
y conversaban de la Diversidad Cultural
y se pintaban tatuajes en medio
del ano y como vejigas se ventoseaban,
sordinas que dan bemoles al fin del nihilismo
y la angustia, cutre discurso sobre el fin
de la desigualdad, el temor y el interés propio.

10. Profecía sobre la amnesia cultural y la uniformidad de la tiranía

«Homosexual promiscuo; puto de sonoras
alaharacas: no escupas sobre tu propio techo».
Deja que la generación busque su amor,
se manifieste en las calles fuera del Lobo
que se come al semejante.

A los Niños de Jesod, dejálos
que reconozcan la indignación
porque en su mundo ya se cosechó la duda
y los consoladores son incrédulos,
relativistas de su verdad, utilitarios con el lema:
«Todos contra todos, porque somos lobos,
animales sin alegría, rebaño en represión
de Eros, líbido airada»; desde el falso siglo
de la Ilustración, con Hobbes a la derecha
y Locke y Rousseau y Freud. A la meta
de buscar Progreso del Otro lado,
desolaré. La Correspondencia es ley.

¿Qué hizo Occidente con la doctrina
de los Derechos Naturales?
¿Por qué llamaste a Hobbes seguidor
del que dijo que la semejanza e imagen
de Dios está en la humanidad?
... vé y dí a John Locke que a genocidio
de indígenas no convoqué,
que yo soy la verdadera Libertad
y la igualdad, la paz y el cosmopolitismo.
El que puede hacer la Armonía la hará.
A los amnésicos culturales, defíneles
vibración, el Que vibra también dio
su perfil en la asociación, el ritmo,
la generación, lo mismo que la persona
en la polaridad. Mi ley es en la causa y el efecto.
El que vibra en la Energía envió
Alma, Hija de Sacerdote,
y en su subjetividad profunda,
puso los arquetipos de sus leyes
y a sus espaldas está el Velo de Emet,
el velo que cuida el fundamento.

Entonces, vé mientras estés
sobre los pliegues del manto azul
y vibre el tiempo; vé porque la Hija
ha de ser Madre Fértil y su embarazo
es la Imaginación Creativa
para tu generación, Allan Bloom.

Vé y profetiza el Gran Viaje de la Líbido,
homosexual promiscuo, y llama
a la que con mis ojos ve y a sus espaldas
tiene el Velo descorrido y en tu presencia
lo rasgará porque la Amnesia Cultural
ha formado la tiranía
de lo uniforme
en tu mundo.

11. Profecía para la tarea que doy, Carlos

Ahora tú sé quien vayas,
con el cadáver que has tirado
sobre los pliegues del manto azul.
Profetices a Allan Bloom sobre sus recetarios
y los Grandes Libros y el asco suyo
por la libertad hobbeano-lockeana
y las falsas aperturas.
Vé y díle que la fuerza existe
y con ella trabajarás con tu intelecto
y con tus emociones, con ella comes
y sacias la sed, con ella viajas
la ruta hacia el Oriente y sales
por la Puerta Estrecha.

El Infinito existe y, sin el cobijo de fuerzas
del hatillo, el viaje fracasa, se pospone,
se trunca y su éxito no se aprende
porque lo que lleva a él es incomunicable
y nadie lo da, nadie lo enseña,
no es cosa de Grandes Libros.
Vé y dilo a Allan Bloom.
Ninguno verá la paz interior sin conocer
la Fuerza que abre el Infinito;
no hay liberación ni iluminación
sin domar instintos naturales
y pasiones, sin abrir las fauces de un León;
sin ceñir a su cuello un cinturón de rosas;
sin poner un cascabel al gato,
siendo un ratón y ésto no se aprende
de los Grandes Libros de Allan Bloom.

Vé y dílo: Que la experiencia del espíritu
es incomunicable y que, por ella,
contenido del secreto, se busca destruir
lo indestructible y se tortura y se encarcela
al que lo tiene; Carlos, aún quien te da el secreto
destruye tu nombre, te pone en prueba y dolor.
En cárcel estás de Misercordia.
No en la torre-prisión de tus negadores,
no en la libertad de Hobbes y Locke,
no en las tecnologías de los que la Naturaleza
subyugan para quitarse la muerte.

Muere por mí, yo te doy la ecología
del Equilibrio, el poder del qué
y el cómo de mi clemencia,
porque yo soy Jojma, Koaj Ma
y Jesed, la Bondad.
El que rompe la Vasija la restaura;
yo restauro a mi hijo en Shvirat hakelim.
Tú ve, mientras te tenga sobre los pliegues
del manto azul, ve audazmente,
atrévete, sin temor. Profetiza
contra Allan Bloom, el Lado Sagrado
de mi bendición. Díle que ya no lees
Grandes Libros, sino que escuchas
desde el Sitra de Kedushá.

12. Profecía de la Mano de Venus / Hator

En misericordia, mi Mano te agarra
porque yo te he rotado. Rotación es mi ley.
Sorprender es mi Emoción Cósmica,
mi ciclo, mi expresión. Bendigo a los que rotan
y en lado sagrado hallan Mi Mano
y no la menosprecian.
Mi mano te giró desde el Big Bang,
pero mi Ojo no te perdió la pista
en el fragor revolutivo del ciclón.

Tú viste en Sísifo la prueba
y sobre sus espaldas puse la roca
del ciclón y él dijo: «No quiero la muerte».
No quiso la involución, ninguno de mis giros quiso,
siquiera Mi Mano que detiene lo que gira.
Como el más listo de los mortales,
me desafió. Sin creer en mí, arguyó
que predice las sorpresas que doy
y que mis direcciones burla, ubicándose
él donde yo no lo quise, porque le dí
libertad en el pasado. Quien es
la libertad verdadera puso la Roca
pesada del ciclón en él, quien dijo:
«Yo soy la Sabiduría y el control».

En tí, yo pongo la rueda del destino
y la visión del Kelim que llenaré
con luz directa, con luz limitada.
Ante los encuentros inesperados de las vasijas
que vuelan a tu alrededor, medita en mí.
Algunos de ellos será Mi Mano.
Mi mano sostiene y libra de la muerte
(la muerte que castiga como a Sísifo:
la muerte que es ietzer hará).

13. Profecía de la Mano que detiene la Rueda

La Mano que envío para que refrene los destinos
que vuelan sobre la noche de Sitra Ajra,
llámala como quieras. Entiende, sin embargo,
que es Mi Misericordia, el Gran Plan
antes de que nacieras, porque no hay Azar
(el que te creó el Universo hizo para tí,
Kelim / Vasija / vehículo antrópico /
te dio promesa). La Mano que te envío
desde mi contracción, en dolores de parto,
lloró por tu vida y jaló, conmovido,
la rueda de tu nacimiento y en lado sagrado
te saludó para Hashem.

Bendita la Mano que detiene la rueda
y de la Rotación de la Luz Infinita
hace tu momento y tu fortuna.
Llámala como quieras, pero no hagas
relativa esta verdad y digas que fortuita es
porque la energía de mi palabra
crea las cosas materiales
y no eventos al azar.

Bendice la Mano que acude a tu parto,
hijo de las aguas en medio del ciclón
porque tu vida lleva al Ojo de Ayín
aunque no lo puedas predecir.
En el centro del huracán te entrego
a salvo para que te llames Afortunado.
Sólo mi Mano es Gran Viento
y mide el Aliento y pesa el corazón.
Y mi Mano es Caf, la Palma de la Nube.
Bendito el que cree que mi Eter arquetípico
es la palma de Mi Mano y que,
desde el Vav de mis conexiones,
doy la sílaba: Rota energía,
que mi Luz nunca será tragada
por nada que no sea mi Sol
y mi éter no muere
en ninguna oscuridad.

... la Mano que detiene la Rueda
para que tú lo entiendas es el Amor Renovado,
la Unidad del Nosotros, la Esperanza.
Quien sobre sí pone una Roca
y no navega por la ruta que doy al centro
del ciclón, Vicioso le nombro,
hombre sin fe. Pesimista le llamo.
Abiótico le digo por su nombre.
Ciego en su egoísmo le designo
porque, obseso de sí, nos nos ve.

14. Los narcisistas de mi siglo

Escuché a los hijos de la cultura
del narcisismo, Christopher Lasch.
Ellos mismos se ataron y con coyundas
hicieron sus vestidos. Ocultaron la suciedad
de sus cuerpos y disfrazaron la ignorancia
de sus proclamas con leyes de su autoridad.
Estaban hambrientos de luz; aún así,
llamaron plenitud y abundancia a sus bostezos.
La ansiedad fue su libertad.
La indiferencia dieron por sabiduría.
Thomas Hobbes estaba en medio
de sus estrategias y la guerra preventiva
guardaba sus ciudades.

Para ganancia propia, ellos estructuraron
cada ideología e instrumento ejecutivo.
Su ley fue el Monstruo que escondía delitos.
Aún así, se proclamaron buenos, pulcros,
enemigos de la ira, conjuradores de angustia.
Obsesiva, hasta los extremos, fue su acumulación
(y los billonarios, a su juicio, quitaban la soledad
con sus consejos y el pesimismo, con donativos
de sus fundaciones y obras de caridad).
El dolor lo dejaban como muertos en museo;
como piezas de arte, a la posteridad.

Escuché a ese pueblo narcisista
cuyo hedonismo encabezara desfiles
y cenas de manteles largos por su felicidad.
Era un porcentaje modesto de la nación,
pero la nación creía en ellos a pies juntillas
aunque millonadas de seres boquearan
y otros se sujetaran en cárceles estatales
y prisiones de administración federal.

Ví a los viciosos y tentados, todos orgullosos
de su lujuria y sexo compulsivo,
todos apostando a ser competitivos
en tierra donde ser 'looser' es el peor adjetivo.
Las criaturas de la futilidad pedían
los uniformes del Sueño Americano
y cada etnia, en violencia o en virtud,
se decía prudente, feliz, autorrealizada.

Escuché a Rush Limbaug, dueño
de itinerarios radiales que no tenían fin.
Hablaba como papagayo, drogado
por medicamentos y a su virtud
la llamaba Conservadorismo
y Jerry Faldwell era igual, fundaba
universidades donde se hablaba de Dios
con boca llena de besos fornicarios
y recostado sobre almohadas ahítas
de dólares y donativos
y decía mentiras salpicadas de lágrimas.

Ví, escuché, asistí a los antros
donde la canción lenguaraz se pretendía
un himno y la demagogia, un salmo.
Cualquiera destilaba, con fama de ícono
idolatrado, su derecho a la ira,
a la pose rebelde, a la chapucera intención
de inautenticidad; la política se convirtió
en gesticulación hipócrita, en mafia
y así hablaban del que no come
y del que sufre, del enfermo y del explotado,
del oprimido y del desesperanzado.
Con el poder de los débiles se hizo
un show, lleno de aplausos,
y en medio de la atracción por los cuerpos,
el más feo dio su lealtad al hermoso
y el más hermoso su lealtad al feocio
y los débiles estaban de bruces
sobre sus lamentos y su invalidez,
pero, con tanta propaganda, eran felices
y lo perjuraban por todos los medios
de Norte a Sur, del Occidente al Oriente.
El narcisimo se había globalizado:
«Estamos en el mejor de los mundos
y la cultura de este siglo es perfecta
y será así por todos los siglos: Amén».

15. Bendición del destino y la Rueda

Con las Palmas de mi Nube, yo dispongo
el Ciclón y roto las ruedas de mi energía.
Mi ley es Rotación. Quien te creó
mueve la luz, envía el rayo, la vara,
las copas de oro para tus consuelos.

Yo, Jai, envío a la Hija del Sacerdote
a quien haré mi rey, mi Tzadik abajo.
Sí. Yo doy el Alma.
Yo me presento en la noche del hombre
y en lo peor de su oscuridad,
alumbro como Estrella hacia el Oriente.

No temas al Apophis.
Mi Sol vence al Caos
y Set es sólo una sombra
(a la que inventa el miedo).
No temas porque Dios no tiene Adversario
y en tu diestra Anubis vive y a tu izquierda
Tifón vela; como toda mi fuerza,
como mi plexo infinito de posibilidad.

Bendíceme porque envío el Mensajero.
Aún al que teme morir en el desierto
lo envo y aún en la tierra oscura del Valle
del Río Nilo, pongo la semilla
del renacimiento; bendice a Anubis,
porque él mide la valía de quien a su orilla
llega como un pedazo negro de sedimento
y al Nuevo Reino él abre acceso.

Bendice a todo el que pese tu corazón
y no robe de él, porque Guardián del Velo
lo hago y él abre la boca y ladra
a los perros; bendice a la Mujer Virtuosa
que dice: «Mi padre es Ra, hija soy
de Atum, hija del Tzadik de Arriba
soy». En todas las edades, envío
a la que llena los sarcófagos y los templos
de gozo. Bendice mi Hija, es el Ojo de Ra.

La Verdad puso en Ella, el Tercer Ojo.
Así pues bendice a Hator y si dice que su nombre
es Sekhmet, bendícela, y si su nombre
es Serlet, ámala aún más porque es
la encarnación del gozo y es la Madre Fértil,
y la Amante y la Esposa con que caso
al hijo del Rey. Y es la Amiga que yo doy.

De la Vía Láctea saqué su estrella
y Vaca Celestial la hice sobre el firmamento.
Hijo mío, en cinturón puse el Zodíaco
y agua de alegría en las Jarras que le dí
y nadie fecundará tu Mente Interior
como ella hace; ella, cualquiera sea
su nombre y cualquiera sea la estrella
con que bautice tu alma
para que veas la Dicha que trae al hombre
cuando rebose el Kelim, la vasija
que te dí. Como leche santa
te sabrá el agua, como vino será
la humedad de sus besos.

Deja que Hator te bese y verás
que Anubis vive en tí y que eres
el protector de tu resurrección.
Que tú muerdes la Muerte como un pan
y que el Pan de tu Muerte es la Vida
y que la arcilla de tu barro
es negro sedimento del Nilo
que yo, tu Creador, haré resplandecer
como un vaso de oro que amaso
con las Palmas de Mi Mano...

Entonces, ¿por qué has de temer, si la energía
de mis ciclones cósmicos detengo?
Yo paro la rueda del destino, yo doy
la estrella de la felicidad...
y sólo te pido: Bendice el mensajero
que te doy, bendice tu alma
a la que llamé Hija Celestial,
hija de Tzadik.

__

De 'Yo soy la Muerte'


Ver
Energía renovable y sustento
Ver
La sustentabilidad y sus contextos: C. López Dzur
Ver
Tantralia / Indice
Foto
Ver
COMO LA VIDA SE DA...
a mi hermanita Rachel y sus mascotas,
Pedro y Trotty

1.

¿Hay quien niega la vida? ¿O crea que realmente
es sueño vaporoso o ilusión de engaño?
No. La vida da su presencia y la interpretamos
como podemos, un poco le tomamos
y le sentimos tal como nos conviene,
y mejor nos cuadra; pero la vida está
«ahí», cerca de la pupila,
como mosca en la oreja,
hedor en las narices
y los demás sentidos...

La vida como contínuo movimiento
cuya mitad se nos pierde de vista;
la vida como evento que retorna al vacío
y desde la vacuidad resurge,
se burla contínuamente
de las expectativas.

Uno puede tener teorías sobre su origen
y es consolador o terrible que se tengan.
Como la vida se da, en su origen, es
cuestión de presencia:
lo más constante y repetido es,
pero no lo entendemos
y siquiera lo pensamos.


2.

¿Hay quien niega la vida? ¿O crea que realmente
es sueño vaporoso o ilusión de engaño?
No. La vida es el pedruzco en el zapato
y cotidiana / siendo cósmica / por alguna parte
rdvapa y apenas ya nos molestamos
en buscar de su origen
transparencia y facetas nuevas
con que reverenciarnos.

Parece que queremos que duela.
Que sea condena.
Que nos haga malditos.
Y parece que nos gusta ser perros de paja
y que así nos trate el Padre Cielo
y la Madre, la Tierra.

En el fondo, no creemos ni putas
que sobre la superficie
haya verdad definitiva,
benevolencia,
dicha, sentido futurizable
que verifique ideas universales
platónico-spinozianas,
razón universal de Hegel..
«La vida es para sufrirse,
agoniarse».

3.

¿Hay quien niega la vida? ¿O crea que realmente
es sueño vaporoso o ilusión de engaño?
Yo no. No. Puede que la vida tenga mucho
de misterio; pero es que soy ignorante
y lo único que me figuro cierto
es que la vida me dio su pizca de presencia
y apenas tengo sus detalles técnicos,
su contenido en concreto.

Sin embargo, no me da lo mismo
entretenerme con la idea de que el Verbo
o la Palabra hizo la vida con el mero decirlo,
«hágase» no me basta. Lo siento.


4. CREATIO EX NIHILO

Equivale a la explicación agustiniana
de la 'creatio ex nihilo', que el mundo sale de la nada.
¿De donde sale Aquel que dijo 'sea hecho',
de dónde se colgaba lo finito
(¡esa spinoziana Sustancia Infinita!)
para ser lo Eterno, en qué memoria
la paradoja vomita eternidades,
si alguna vez no tuvo
partos de presencialidades?

¿Emana la vida por causa del dios innombrable
(«emanatio dei», como lo piensa Plotino)
y se pudo desde El Zohar argumentar
sobre un diseño inteligente divino
y la paradoja del diseñador?

¿Creeré / tan sólo porque en Platón
se informe, la existencia del Demiurgo
en su Timeo
o lo que Aristótele declara
sobre el motor inmóvil?
Ver
5. WU WEI / CAMINO DEL NO ACTUAR
Cómo la vida se dio para que la presenciemos
de este modo ético y político, donde
parecemos ganado, perros de paja
a merced de fuerzas que los dirijen
y pasan por los aramios a lo incierto,
se nos propone un «wu wei», el Tao
de quien no actúa,
el Tao del dejar ser,
Tao del traquilo ser-incomovible...
pero, ¿qué sabe el ganado si la vida
se ordenó divinamente, o sólo por élan vital
se presencia el impulso que nos preserva vivos?

¿Qué voluntad de poder, Nietzsche,
puede dar la vida nacida de Dioniso?
¿De qué caldo de cultivo en el comienzo
se hizo lo que sentimos, se hará
lo que aspiramos?

¿Habrá de veras un gen egoísta?
porque de generación espontánea no nacimos...
¿Fue vientre de la vida el estado estacionario,
o mejor un universo oscilante, cuerdas cósmicas.
de quantum energético?
No sé ni de qué cuerdas nos colgamos,
pero somos presencia.
Existo.

03-09-1983/ Carlos López Dzur
Ver
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Ver
Carlos López Dzur: Teth, mi serpiente

imagen
ESCRIBAME
CLICK
Oprima o presione arriba: click

Foto