LOS PODERES INTERVENTORES / INDICE / POEMARIO / DE LOPEZ DZUR
 
Carlos López Dzur / El arte
Mis aficiones
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Donde los dioses mueren
Mi araña predilecta en el congal
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
Leyendas históricas y cuentos coloraos / Libro de López Dzur
En Israel / Noticias
Estado de alerta y esperanza / INDICE
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador (2)
EN NOTICIAS
POEMAS CHUSCOS PARA IMPAVIDOS
Huertos Caseros: Dáte soberanía alimentaria
Carlos López Dzur / El libro de la guerra
EL LIBRO DE LA GUERRA / POEMAS
Carlos López Dzur / Las Hienas
INDICE: LAS HIENAS, MITOLOGIA COLONIAL BORICUA
Novela / LAS HIENAS
Magia y tragedia de las Gárgolas / De la novela
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria
La Senda Antigua y los enojos de Wanda Rolex
¿QUIÉN PERPETRÓ LA MATANZA EN EL PUEBLO SIRIO DE HOULA?
EL SECRETO DE LA FLOR
¿QUE SABE USTED DEL HAMBRE EN USA?
ELEGIA A MI MADRE / de CARLOS LOPEZ DZUR
Relato posmoderno de Grandes Ilusiones
Poesía política / Textos de Carlos López Dzur
MEDITACION SOBRE GEORGE S. PATTON (1885 - 1945)
Indice / Problematizaciones en torno a lo cotidiano / Heideggerianas
Noticias: Islandia se convierte en la envidia de Europa
EL AGUA DE MAR Y SUS PROPIEDADES CURATIVAS
TETH MI SERPIENTE / Libro en 4 partes
TANTRALIA
TANTRALIA / SELECCIONES
TANTRALIA Y PRAJNAPARAMITA
Gertrudis
Del secreto de la Matría
Los areitos: Narrativa de la transformación
Carlos López Dzur / TRANSCULTURALIDAD DEL DESORDEN
DZUR: ENLACES INTERESANTES
Herramientas terapéuticas / Heideggerianas
Solutos y prosopopeyas / Heideggerianas
EL PUEBLO EN SOMBRAS / INDICE Y COMENTARIOS
SEQUOYAH VIRTUAL
EN CALLADO, EMPUJADO A LA TIERRA DE GESEN
Venga quien canta / EL ARBOL / EL CONSOLADOR
YO SOY LA MUERTE
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador (2)
POESIA POLITICA (4) De C. López Dzur
POESIA POLITICA (5) De C. López Dzur
Margherita Sarfatti recrimina a su amante Mussolini
Consejos para controlar la producción de CO2
DZUR / POEMAS: LOS NORMALES / LOS APESTOSOS
LA PRESENCIA DE LA AMADA / Galatea, presencia biofílica del ser
El Sendero de Lágrimas (o «Trail of Tears» (1831)
COMPARTO ESTA VISION / «ESTE, MI OFICIO»
El logro de Vavilov
Dzur: APOLLYON, EL ANGEL DEL POZO SIN FONDO
Energía eólica / Molinos / El Ojo del Viento
Mis enlaces / 2
CAIN / REFLEXIÓN DESPUÉS DE LA MASACRE
El supremo dolor / López Dzur
Invocación para el Día de los Enamorados / LA MAGIA DEL BESO / Del Arjé
LOS MERCADOS PERVERSOS / DISTRIBUCION DE LA ABUNDANCIA
Tercera parte: Los rivales / INDICE
LA ULTIMA FLECHA / DE LA ESENCIA DEL DESEO
A CESAR GILBERTO TORRES / NACIONALISTA
Las artes musicales e interpretativas en Pepino
Oposición comete crímenes de guerra en Siria
Baila, hombre triste / Optimismo / LA SEPARACION Y LA FORTUNA
A MONCHO LIRA Y MARIA CULITO / METAMORFOSIS
A Gloria Trevi / A Jacinta Piñuela
EL ROMANCE DE HERMINIO MENDEZ PEREZ / PEPINIANO
A ELISA SUSTENTABLEMENTE
«Dame 22 letras y muevo el mundo»: López Dzur
Ramón Soto Ríos (1941- 2009). Artista Pepiniano
De los poemas a San Sebastián del Pepino / en Epica
Huertos, Ecología y Sustentabilidad
Nuestra isleña Centauromaquía
ME VOY A PARAR ENCIMA DE TU CABEZA
ANIVERSARIOS / En noticias
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria (2)
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria (3)
Melodía por Eurídice en el infierno / López Dzur
De Cuaderno de amor a Haití / Carlos López Dzur
Radiografías / Etogramas poéticos
Radiografías (2) y etogramas poéticos
Arboles y frutos: poesía ecologista
Consolaciones de Agar / Estéticas mostrencas y vitales
Dr. José A. Franco Soto, pepiniano ilustre
Dr. Miguel Rodríguez Cancio y Vendrell (1860-1941)
Dr. Manuel Pavía Fernández, pepiniano
Dr. Pedro Angel Cebollero (1896-1972), educador
Francisco Méndez Acevedo, revolucionario
ADOLFINA VILLANUEVA / Organizadora social
Tikkum o Tzadik (Anecdotarios)
Escarmiento / La última cena
Pepinianos en la historia / Dzur
Narciso Rabell Cabrero, alcalde y paleontólogo
Extor Henrique Martínez: Indice a Cuentos de López Dzur
Dr. Fermín Sagardía Pérez
Miguel López Ortiz, musicólogo y periodista
José Luis Méndez Muñiz, sociólogo y escritor
Ramón María Torres (1867-1903)
Joaquín Aymat Cardona (1907- ?), poeta
Juan Avilés Medina (1905-1994), poeta
Edgar E. Ramírez Mella
Dr. Segundo Cardona Bosques
Lcdo. Agustín E. Font Echeandía (1891-1972)
Víctor A. Cardona Fuentes
Juan A. Hernández Arvizu, asesor pepiniano de reyes
Pedro E. Pérez Cancio (1920-1975), Fundador del PNP
José González, hamaquero
Juan Orfila Pérez, comerciante
Dra. Marcianita Echeandía Font (1885-1968)
Alfredo Cancel / Miyuca Somoza / Carmelo Aponte Feliciano
Lcdo. Victor Alberty Ruiz / Mariana Robles de Cardona
Nilita Vientós Gastón (1903-1989), abogada y escritora
Ramón Vargas Pérez, educador y poeta pepiniano
Huerto, semillas y cómo usarlas
30 Razones para NO digerir la Carne Líquida...
Isabel Bernal Rosa / Olga Rivera Torres / Alfredo Ocasio
Invocación de los Tantrikas
Teoría de la sustentabilidad / Curso
Epica de San Sebastián del Pepino / Palabras del autor
EPICA / PREVIO
Fijaciones y regresiones
ME VOY A PARAR ENCIMA DE TU CABEZA: DZUR
Una Tarde en el Festival de la Palabra 2012
LOS PODERES INTERVENTORES / INDICE / POEMARIO / DE LOPEZ DZUR
LAS JUDERIAS / NOVELA
LAS JUDERIAS / NOVELA
Dedicatoria / Las juderías / novela de Carlos López Dzur
LAS JUDERIAS / 56 al final
LAS PARAFILIAS DE LOS SERES UMBROSOS
EL TERCER JESUS / Cuento
LA MUSICA Y LA POESIA
Bestias y profetas: Carlos López Dzur
En Memoria de Catana / Novela
4-8
Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur / 2
LOS PODERES INTERVENTORES / INDICE / POEMARIO / DE LOPEZ DZUR
 
imagen
Comandante Brooke, del Ejécito interventor norteamericano. Foto de 1898.
INDICE
*
Dedicatoria

Parte Una: Los confrontados

El grito
Agradecimiento
En el lado oscuro del ser
Los perseguidores
Disparando a todos y a nadie
La condición humana y social
El ajetreo secreto
Parasitismo de las Tres Hermanas
El ciudadano mutante
Los rechazados
Declaración de amor de Pocahontas
El fantasma
El ciego no me cree
Meditación sobre la muerte de Ana
Los alacranes
Neutralizan con sus picaduras
Los sitiadores
El nihilista chabacano
Los nihilistas y el circo egoico
A ninguno prometí paraísos
Novus Ordo Seclorum
Los autores de las infestaciones
Aquí lo llaman el Ultraconservador
Orden de dominio social
La Causa perdida
El observador cauteloso
No encubras el poder ilícito
La guerra fría
Los hipócritas
Los divisionistas
Los sofistas del Estado
Todas las brujas envidiosas
La Casa en el Espejo
Custodios del secreto
De la Mano / Hamsa / Rabanan
Jasón y los amuletos
Las parteras necesarias
La verdadera zapatilla
La misión
Te hablaré en torno a Ella
De los desafíos de los trabajadores

*

Parte Dos: Los luchas concretas

La ilusoria seguridad mundial
Todo a la venta
Grumpy Pope
La inmortalidad del huevo
Racismo bioquímico
Con el respeto que usted merece
Los expertos en pasos ajenos
Informe de la CIA en los días
del largo decenio del '60
Chanchulleros de cuarto oscuro
Sé de quien habla
No es un desamparado
Enseñanzas del Papa Loco
El reclutable
Cómo divertir a Lyndie England
Un sofista declarado y en funciones
El arresto del Sospechoso
La pregunta del millón de dólares
Consejos zorrunos a JFK
Al sacerdote Antulio Parrilla Bonilla
El maldecidor
Disciernan entre lo real y la mentira
El poderoso y el profeta
Hablemos de tú a tú, sin hermetismo
El ciego que come espinacas
El difamador
Construyamos un hospital a todo lujo
Pan y circo
La cultura que nada contra la corriente
La máscara de la democracia
Ahorcaron a Bridget Bishop
Norteamérica y el inmigrante
Pesadillas metropolitanas
Y Matoika dijo: «No lo maten»
Esto se llama Londres
Norteños y sureños son igual de criminales
El león fiero
*
Dedicatoria

Con admiración a los pepinianos César G. Torres Rodríguez,
expreso político nacionalista en Atlanta (y poeta fallecido),
Jerónimo Ramírez de Arellano, poeta y maestro, in memoriam,
Oscar López Rivera, preso político del grupo clandestino
Machetero, Rubén Arceley, líder independentista
y José Manuel, mi hermano, Ambos víctimas de los «Carpetazos»,
y al Congresista en Washington por New York, Luis Gutiérrez Serrano
*
Meditación sobre la muerte de Ana

A la primera activista de los derechos de la mujer,
a la primera acusada en una corte de Massachussetts,
juzgada por sedición, exilada y difamada en una sociedad
dominada por los hombres y el apetito de la guerra,

a Ana Marbury Hutchinson

*
¿Qué sería del mundo, cómo su triste porvenir,
si no nacieran mujeres como tú, Ana?
¿Qué sería de la memoria, la historia,
el quehacer, el derecho, si no hubiera
una anita / una Anota / vigorosa, elocuente,
anarca, individualista, azotadora, valiente
como el vientre que en dolor, pare y pare,
una y otra vez, la vida? ... ¡la vida!

¡Vamos, me refiero a la vida espiritual,
a la mujer que observa, a las que oyen
con cuidado profundo, mas carecen
de la voz para expresarse...

2.

Dílo, claro, tú no has tenido miedo jamás.
El Gobernador Winthrop es como los incompetentes
(obispos y ministros de la Iglesia de Inglaterra
por la que tu padre sufrió muchos arrestos)
y se llenó de amargura durante un año
en la celda, en la umbría cárcel...
y hoy, por desgracia, Ana, te toca.

Una corte general que debiera respetarte
por sencilla, amorosa, solidaria,
tolerante, elocuente, educada,
en Massachussetts reunió a los perros:
jauría de 49 poderosos machistas veteranos,
ilustrados en las artes de censura,
en las ciencias de la ventajería y juntos,
estrepitosamente, han ladrado que te vayas.

La ley a las mujeres las doma con silencio.
Obedece, calla, tranquila...
y hay algunas, como tú, que se adhieren
a la fe y una gracia de Dios que da permiso
a que hagas, a que digas, a vivir,
a desafiar el mundo si te place,
a subvertir el orden, si lo quieres.
Dios da permiso y agallas, ¿verdad?
Tú eres de ésas. Desde niña lo sabes.

3.

Tú sí que aprendíste a parir como coneja
niños como palabras y palabras como niñas.
Cualquiera puede comunicarse
directamente con Aquel que nos ama
y no quiere otra cosa, sino el amor reciprocado.

Ana, eleva más la voz y repite estos sermones
que está tu audiencia prendida
y tú la guías del éxtasis a las babas.
Las mujeres te adoran. Dijeron
que a donde vayas, todas se van contigo...

El ministro es uno más. Sin ayuda de él,
mujer, reza y pide, así como lavas pañales,
y no te ayuda un hombre, así como curas heridas
y sufres... Todo lo que Dios comunique,
tuyo es como un don, mujer, así lo
ha querido Dios para mí, Ana Hutchinson.

4.

Todo lo habrías esperado menos ésto.
Que te llamen hereje y mala madre.
Has criado 15 críos y mírate,
otra vez esperando...
Que te juzguen por decir lo que sientes.

Que te digan el 22 marzo 1638:
'As a woman, you're not fit for our society'.

Háznos el favor: Véte, véte...
ésto sí ni lo esperabas.

*
Novus Ordo Seclorum
El nihilismo está aquí, exactamente
entre Marx y Rockefeller, en lema declarado
Novus Ordo Seclorum, en continuum
donde el fundamentalismo
prohija sus ladrones
bajo abrigos de coseidad y las sabandijas salen
de los escondites a sumarse al simposium,
maldicen a Darwin, a Marx, a Freud,
mas no son órfico-platónicos, no creen
en nadie, siendo los Nadie mismos y su Don,
no creen en nada, sólo en sus alacranes.

No conocen el reino del Ser, no agradecen
la Madre que los nutre, se amarran los ovarios
en el alma, se depilan los chochos
en reinos de calvice, pero ¡qué
discursos universalizantes! son los suyos:
sostén y encumbramiento del dominio de los otros
y el lobo cada vez más lobo para el hombre.

*
Orden de dominio social
Cuando se necesite el punto de vista
del gesto autoritario, cuente con él.
Siempre fácil que diga hay que dar guerra
por nuestros principos...
[darle mil patadas en el ano
a los maricas y a las marimachas],
matar a obreros, a ecologistas,
a enemigos del capital,
matar al centro, matar a la izquierda,
matar a los anarcos y los inconoclatas,
matar a los roqueros y a los poetas...

Y por eso el Conservador llegará con SDO:
Orden de Dominación social contra la moral verdadera.
El mundo es cínico, cada vez más clamante de relajamiento,
vicio, igualitarismo social y cultura alternativa.
Hay que matar al pordiosero y a todo el que quiera
vivir del Papá Estado.

Hay que matar la Misericordia Social.
Hay que deshacerse malthusianamente de quien no tenga mérito,
el enfermo, el anciano, al tullido, el loco, el incalificado.

Aquí lo llaman el Ultra-conservador y escuche bien:
al parecer defienden el trabajo, el trabajo como norma
de conducta que enriquece al que es rico
y mata con medio pan al que es pobre.

El mundo es cínico y violento
y se evitan muchos discursos inútiles
que, al fin y a la postre,
ninguno oye, cuando llegan ellos. Los Conservadores.

Vendrán con gafas oscuras a endogrupos nacionales.
Siempre son los pintados, primeros
en banquetes, amedallados por su Gran Sí
a medidas de Dominio Social contenidas
en la escala de Sidanius.

Cuente con ello, aunque sean cuatro gatos,
van a robar cámara para sí los Conservadores.

*
*
El observador cauteloso
«Choosing to deny or contradict nature or reality is mysticism, which is an unnatural, irresponsible abuse of the conscious mind»: Frank R. Wallace

*
No vendan humos ni se jacten
que la consciencia humana puede hacerse
vengadora y la idiofrenia es triste y perversa.
Místicos huesos hay que nadie compra.

Baratijas, con deshonestos precios, colocados
por los grandes desleales y gesticuladores.
No todo lo que brilla es oro.

Ni todo pie sabe dónde le aprieta su zapato.
No siempre está la justicia en el negocio.
Ni la paz con su dominio para el orden.

No se puede encapsular en una sola gota
lo que dimensiona una culpa o un letargo.
La burbuja, con leve soplo, se revienta
y suelta el lícuo mal, hostil
e inmoral dimensionado.

No vendan humos, trajineros,
que el mundo puede ser amargo y doler
mucho más que lo meramente verbalista.

En poco tiempo se infla un globo como el hombre.
Con verdad o con mentiras, se glorífica un mataperros
o un canalla, o un charlatán de misticismo vacuo.

Con propaganda se vende lo insignificante.
Con avisos publicitarios se pervierte
la consciencia y se hace célebre el tonto.

*
La guerra fría
Aqueos que son los artilugios de ayer y hoy
¡son también el espejo de tus brujas!
Son suplidores de falsa autonomía... el Yo falso
de la Belleza que buscas, la Princesa
de tu Noche de Galas, en la feria del poder
y tus celebraciones!

Pero sufrirás, Pueblo mío,
y verás en ficción desmedida a quiemes elaboran
el obús, las catapultas, las dagas, los cañones,
los misiles, armamento y tribalismo
que perfecciona su creciente alegoría,
su magia audaz de hitos, desfigurantes,
en vías de percepciones subjetivas,
más mentiras, más mitos,
más injurias: Guerra Fría.

*
Los hipócritas
Aqueos, retrógrados, armados del paisaje
bueno o malo de realidades empíricas,
te clavan, te sangran, te abandonan.
Así culminan su fetichismo pragmático,
inconsecuente, su estética de marras,
apremios con puñales. Matará la princesa
que deja sus sandalias, al huir de bacanales.

Son asaltantes que hablan de ternura, sin embargo,
de zapatillas para tiernos y blandos pies
de la inocencia, o las perfectas propagandas
de la paz y la justicia, la virtud del civismo
contra la crueldad, la agresión y los
aqueos / aquellos, saqueos adornados del objeto
del gusto, objeto internalizado, la Cenicienta
de pies dulces y adorables, víctima ideal
para un proceso depredatorio
que a la víctima ultima, para que se aplauda
el simulacro resultante, la satisfacción criminal
de haberla seducido, comiéndose si cuerpo
como miseria del en-sí, con el rico purismo del No.

*

Los divisionistas

Deje de ser usted agente de la burguesía
si de veras simpatiza
con el socialismo liberador:
no divida al obrero.

Búsquelo con fe en la vivencia cotidiana,
no lo venda al Vaticano, no enseñe al ser
asocialidad convenienciera, cobardía, reculamiento.

Si no hay optimismo ya en usted, no sea amargo
por haberme abrazado y aceptado unos besos.
«A la medida humana» reacciona igual que el Führer.

Me ha venido traicionando y el hombre hecho así,
como usted dice, nos desmiente a ambos.
Contradice el principio de las identidades:
o ser-en-sí visibles, o esperar, el no-ser
en la cueva de los buitres.

*
Con el respeto que usted se merece

Presidente, con respeto, lo pido:
Apliquemos el Socialist Worker Disruption Program
a verdaderos enemigos: comecandelas, revoltosos,
izquerdistas, obreristas, comegofios, pizperetos,
inmorales, ambientalistas, ateos, heterodoxos,
herejes, guerrilleros, mariguanos, borrachines,
mentecatos, frijoleros, vende-SIDAs, internacionalistas,
desertores, filosofastros, latinistas, aborteros,
chulos, bohemios, cagarriches, tontos útiles,
llevaidíles, embusteros, utopistas, sospechosos
cresomaníacos e invidentes.

*
Los expertos en pasos ajenos
Se quejarán de sistemas de coerción,
vigilantismo paraestatal,
extracontinental e interno;
pero, por componendas, de quien dijo:
Hagan este favor. Yo no soy
un torturador de tupamaros.
Soy un especialista en conducta humana
y mi misión no es clandestina.

Soy un experto.
Examino a dónde van los pies
de las muchachas, qué medidas tienen
del talón a los dedos, largo y ancho,
cuánta es la tersura de la planta,
el umbral del dolor que resisten
si van pisando brasas del camino
o los abrojos,
cuán fina o ruda es la piel, cuán ágiles, locomotores,
son en cuanto óseos
porque es necesario que sepa:
¡existe una zapatilla cautivante!

Y un pie descalzo.
se metió en el alma de un rey
muy poderoso, todo un príncipe aclamado
por el mundo, todo un jehovítico señor
de los Ejércitos. Un accidente fue:
el azar del zapato no pretendió ser una patada.

El heredero del imperio adeudará su dicha
a quien le diga: a mi pie pertenece esa sandalia,
dámela y me voy, o si la quieres, guárdala de recuerdo.
Mas no es tan fácil que suceda de ese modo.
En asunto de Estado se ha convertido la estética
de su pisada y precipitada fuga de la adolescente.

*
Plegaria de James Galus Watt

I do not know how many future generations we can count on
before the Lord returns, whatever it is we have to manage
with a skill to leave the resources needed for future generations...
Everything Cheney's saying, everything the president's saying,
they're saying exactly what we were saying 20 years ago, precisely ...
Twenty years later, it sounds like they've just dusted off the old work
James Galus Watt, ex-Secretario del Interior de los EE.UU.

*
En la iglesia, hay una izquierda mentirosa.
Cree que yo escupo sobre la geografía
y me orino en los Grandes Lagos.
Que me lavo los oídos con brea,
Indigna costra de mi algarabía
ante el inmundo eco
de lo que ellos dicen, y que hago gárgaras
con petróleo, alegan por añadidura
y me burlo del hipócrita viejo comunicador,
quien me dio nombramiento para hacer
en su nombre su trabajo sucio.

Pero no es por él que yo me inculpo
[Reagan me importa un bledo]; por tí
es, en plea bargain,
que admito delito más o delito menos.

El cochino teatro de las izquierdas ambientalistas,
jodidos judíos anti-gubernamentales,
sons of a bitches, me perseguien,
cinco años de probatoria han sujetado a mí,
más multas y 500 horas de servicio
comunista obligatorio
[en América USA, Señor, en las tierras
de vaqueros del Green River de Wyoming].

Contra mi persona decretaron 25 delitos
de perjurio felónico. Alegaron que yo obstruyo
la justicia; que soy adicto al petróleo
en el café de la tarde, y que no protejo
ni a gatos ni ratones
porque soy enemigo de las focas-leyes
y las moscas-especies
en peligro de mi mano-de-extinción.

... Y todo porque mando a tu Arquitecto Hiram
a los aserraderos, quiero el árbol frondoso para hacerte
el Arca en la Alianza de los bosques.

Para que reposes, adorno tu almohada,
decoro tu pared y tu cama, con piedras preciosas
de las minas. Soy en Tu Nombre
quien perforo los pozos
y honraré tu energía, quiero que se descubra
el combustible de Tu Aliento
y todo lo pusiste en el subsuelo...

«We will mine more, drill more, cut more timber».
No me importa decir No a quien se oponga.
No me importa conturbar las huestes del socialismo,
sea el que fracasa en la Siberia Roja,
sea el que abrigamos aquí, con mentirosos...
Sí, no dé rubor si lo digo:
don't go to Russia, come to America and go
to the Indian reservations.

Pues, sí... Señor del Cielo, si he de cumplir
esta encomienda, que allá en la iglesia
o en los ceremoniales, me hagan su poquito
de silencio y de honores.

Las bandas de rock me ensordecen,
me aburren. Tienen cierto elemento indeseable.
¡Sabes cómo me deprimen los maullidos
de los gatos! Sácalos fuera y ni siquiera
los suplantes con palomas...
Llévatelos a todos los que se comen sus bigotes
en la sartén del aceite caliente; húndelos en las minas
cuando estalle la pólvora de la industria
con su violenta estampia.

No será jactancia entonces que diga
muertos gatos y perros se acaban
de una vez pulgas y rabias.

Señor, antes que bajes, tal Redentor, al planeta,
yo te administro abajo, rentaremos al menos 4 millones
de km² de costas, queremos explorar las aguas
de tu manto, y los mineros del carbón
a fin dar festejos, te darán el mejor recibimiento.

La industria quiere que haya gasolina suficiente,
independencia petrolera programada para ese día
en que vengas en gloria y preguntes:
¿Qué hicíste con los recursos que te dí,
cómo has utilizado los mares, las bestias,
los bosques, cuántos ranchos en fin
me fabricaste, en fin, supíste sacar
el lucro del ambiente?
No te dí medio ambiente.
Te dí el Ambiente Entero
y la capa de ozono
y el efecto invernadero.

... porque, al parecer, hay unos cuantos perversos
que van a atajar mi paso, cuando vaya
al Juicio final y Tú vengas, oh mi Señor,
mi guardafango, desdeñador de pancartas
de la National Wildlife Refuges, vendrán
con los hostiles a ambientalistas,
a soltar las alimañas cabilderas
de los Verdes intereses y las especies raras.

09-10-2001

*
imagen
Ver
Cuaderno de amor a Haití